Barcelona es uno de los destinos más visitados del mundo y no es para menos, ya que es una ciudad muy bonita, multicultural y con mil planes para hacer. Este post es una completa guía con toda la información que necesitas para viajar sola a Barcelona, desde qué sitios no te puedes perder hasta si es un lugar seguro para las viajeras. ¡Toma nota!

Viajar sola a Barcelona
Te traemos una guía para viajar sola a Barcelona y descubrir lugares como la Carretera de les Aigües (en la foto)

Qué ver en Barcelona

Barcelona es un lugar con muchísimos lugares por ver y no puede faltar en tu itinerario al viajar sola a España. Lo mejor es tomarse 3 o 4 días para ver toda la ciudad, y aún así seguro que te quedarán rincones por descubrir. Para darte una idea de lo que ver en Barcelona, aquí te contamos cuáles son tanto los lugares más conocidos como nuestros favoritos. 

Principales calles y plazas

Algunos de los lugares más emblemáticos de Barcelona no son monumentos, sino plazas y grandes avenidas. La mayor parte del año tienen mucho tráfico y están llenas tanto de turistas como de gente local yendo a trabajar o de compras, pero también son escenario de competiciones deportivas, como la maratón, o de manifestaciones.

La Plaza de Catalunya es el corazón de Barcelona. Es el punto neurálgico de la ciudad y desde donde parten algunas de las calles más importantes, como Las Ramblas. Éstas conectan precisamente la Plaza de Catalunya con el puerto y son un lugar muy popular entre los turistas porque hay muchas tiendas, restaurantes o museos, y se encuentra en las inmediaciones de lugares como el Mercado de la Boquería o el barrio Gótico.

Otra calle importante que puedes recorrer desde Plaza de Catalunya es el Paseo de Gracia, principal calle comercial y donde se sitúan algunas de las obras modernistas más importantes de la ciudad. Al otro lado de la plaza, frente al Paseo de Gracia, se sitúa el Portal del Ángel, otra zona comercial importante.

Viajar sola a Barcelona
Las principales calles y plazas del centro de Barcelona son escenario de competiciones deportivas y manifestaciones, tanto políticas como sociales. Un ejemplo es el 8 de marzo (¡no dudes en unirte si estás allí ese día!)

La Plaza de España es otro de los centros neurálgicos de la ciudad, y es que es una de las puertas de entrada a la ciudad, además de a la montaña de Montjuic. Al otro lado de la ciudad, la Plaza de las Glorias Catalanas, donde se sitúa la famosa Torre Agbar. Para conectar ambas, existe la Gran Vía de las Cortes Catalanas que recorre nada más y nada menos que 13 kilómetros. Por Glorias también pasa la Avenida Diagonal, otra kilométrica vía que conecta con numerosos barrios de la ciudad.

Las obras de Gaudí

Es imposible entender Barcelona sin el Modernismo y aquella mirada atrevida de Gaudí hacia la arquitectura. Sus obras cambiaron la estética de la ciudad y han dejado un legado maravilloso que hoy nos hace disfrutar al máximo de la ciudad.

No cabe duda de que su obra más importante es la Sagrada Familia. El templo lleva en construcción desde 1882 y se prevé que tarde aún varios años en completarse. Poco a poco va tomando forma y, aunque esté inconclusa, es posible visitarla por dentro e incluso subir a sus torres. Ir a Barcelona y no visitar la Sagrada Familia es como no haber estado, así que compra tu entrada online con antelación para asegurarte de que puedes visitarla (puedes comprar la entrada normal o con subida a las torres). Nuestro consejo: que la visita sea en las horas centrales del día para que puedas apreciar cómo los colores de las vidrieras lo inundan todo.

Viajar sola a Barcelona, Sagrada Familia
Ir a Barcelona y no ver la Sagrada Familia es como haber estado

También muy conocido es el Parc Güell, donde Gaudí desplegó todo su ingenio integrando las construcciones perfectamente en la naturaleza. La parte de la escalinata es de pago, pero también puedes recorrer gran parte del parque y disfrutar de estupendos miradores de manera libre y gratuita.

Además de grandes monumentos y parques, Gaudí diseñó muchas casas para la alta burguesía catalana de la época. La primera casa que ideó fue la Casa Vicens, situada en el barrio de Gracia y poco conocida aún, que destaca por sus vivos colores, las formas de la naturaleza y los detalles de inspiración árabe. Tampoco se conoce demasiado la Torre Bellesguard, en el barrio de Pedralbes. Tiene un aire de castillo, y es que está inspirada en la fortaleza de Martí I El Humano, que vivió aquí.

Las que sí son más conocidas son la Casa Batlló y la Casa Milá (La Pedrera), situadas en el Paseo de Gracia. Son dos de los edificios más característicos de Gaudí y de los más visitados de Barcelona. Lo mejor es que reserves tu entrada con antelación, ya que suele haber muchas colas, especialmente en la temporada alta. Por último, al lado de las Ramblas encontrarás el Palau Güell, otra de las casas obra de Gaudí que merece la pena visitar. 

Para visitar las 4 obras principales (Sagrada Familia, Parc Güell, Casa Batlló y La Pedrera), existe un tour de Gaudí en el que conocerlas y visitar 3 de ellas por dentro con guía.  


Otras obras modernistas

Gaudí no fue el único arquitecto modernista que esculpió Barcelona a base de elementos decorativos de gran belleza.

Lluís Domènech i Montaner fue otro de los nombres propios de este movimiento. Suyo es el diseño del Hospital de Sant Pau, una joya modernista situada no muy lejos de la Sagrada Familia que ha funcionado como hospital hasta hace pocos años y ahora se puede visitar. También el Palacio de la Música Catalana, en el centro de la ciudad, lugar por el que han pasado grandes artistas como Montserrat Caballé o José Carreras, o el Castillo de los 3 Dragones en el Parc de la Ciutadella.

Por su parte, Josep Puig i Cadafalch diseñó numerosas casas por toda Barcelona y alrededores, siendo las más conocidas en la capital la Casa Amatller, pegada a la Casa Batlló (en nuestra opinión merece mucho la pena, pues conserva los muebles originales) y la Casa de les Punxes, en la Avenida Diagonal.

Viajar sola a Barcelona
Si tienes que elegir solo una casa modernista para visitar, te recomendamos la Casa Amatller

El barrio Gótico

Pasear por el barrio Gótico es revivir la historia más antigua de Barcelona. Es uno de los barrios que conforman la ciudad vieja y entre sus calles hay numerosos monumentos y edificios que no puedes perderte.

Quizá el más importante de todos ellos sea la Catedral de Barcelona, dedicada a Santa Eulalia, patrona de la ciudad. Cuenta la leyenda que esta joven sufrió 13 martirios, tantos como la edad que tenía, y por ello hay 13 ocas en el patio de la Catedral en su honor. Muy cerca de allí se encuentra la Plaza del Rey, donde se ubica el Museo de Historia de Barcelona. Hablando del pasado, en esta zona hay restos romanos, como parte de las murallas y las columnas del Templo de Augusto.

También en este barrio son importantes la Plaza Sant Jaume, donde se encuentran el ayuntamiento de la ciudad y el gobierno de la comunidad, y la Plaza Real. Aunque sin duda, lo mejor, es callejear y perderse para dejarse sorprender.

Los barrios de El Born y la Barceloneta

El barrio Gótico tiene unos vecinos muy interesantes y con un espíritu algo diferente. Si en el Gótico se respira historia, en El Born todo es más bohemio y La Barceloneta es sinónimo de mar.

La via Laietana separa el Gótico del Born, donde se encuentra el Palau de la Música, del que ya te hemos hablado. Además, hay museos interesantes, como el del chocolate, el Picasso o el de las Culturas del Mundo. Si te gustan los mercados aquí encontrarás el de Santa Caterina y el antiguo mercado del Born que ahora es un espacio de memoria y exposiciones. Ahora bien, para nosotras, los dos lugares más destacados de este barrio son la imponente Basílica de Santa María del Mar y el Parc de la Ciutadella.

Viajar sola a Barcelona
El Parc de la Ciutadella es un perfecto refugio en pleno centro de la ciudad

La Barceloneta, por su parte, es un barrio muy peculiar. Sus calles están trazadas en perfectas líneas rectas y en ellas se suceden edificios muy similares que, antaño, eran las casas de los pescadores. El barrio se transformó por completo para recibir los Juegos Olímpicos en 1992 y, desde entonces, de un lado del barrio está la playa, muy frecuentada en verano por locales y sobre todo turistas, y, del otro, el puerto viejo, donde atracan los yates más lujosos, algo que contrasta enormemente con el carácter popular de la Barceloneta.

La montaña de Montjuic

Barcelona es mar, pero también montaña, y Montjuic es un enclave fundamental para la ciudad. Se trata de una pequeña montaña junto al mar que ha destacado en la historia especialmente por dos acontecimientos. El primero, la Exposición Internacional de 1929, cuando se construyeron los pabellones que hoy acogen a la Feria de Barcelona y el Museo Nacional de Arte de Catalunya (imprescindible visitar su colección románica). El segundo, los Juegos Olímpicos de 1992, que no solo transformaron la Barceloneta, sino también esta montaña siendo el centro de la actividad deportiva con el Estadio Olímpico, el Palau Sant Jordi o las piscinas.

Montjuic está lleno de parques y jardines y, escondidos entre tanto verde, puedes encontrar el Teatro Griego (que no es de la época griega, pero se utiliza, por ejemplo, como escenario principal del Festival de teatro Grec) o las Escaleras del Generalife, inspiradas en los jardines del mismo nombre de Granada. Hay museos interesantes como el de la Fundació Miró y en las noches de verano no puedes perderte el espectáculo de luz, agua y sonido de la Fuente Mágica. Además, en lo alto de la montaña se encuentra el Castillo de Montjuic, que también merece la pena visitar por sus vistas de la ciudad, y no puedes dejar de acercarte a los jardines del mirador.

Los mejores miradores

Y hablando de vistas y miradores, además de subir a la montaña de Montjuic para tener unas buenas vistas de la ciudad, hay otros miradores que te recomendamos porque son gratuitos y te permitirán admirar Barcelona desde diferentes puntos de vista.

Cerca de Montjuic, en Plaza de España, se encuentra el centro comercial Las Arenas. Lo reconocerás porque parece una plaza de toros, y es que en el pasado lo fue. En el exterior existe un ascensor para subir al mirador de la última planta, pero te cobran 1€, así que te recomendamos no tomarlo y dirigirte al interior del centro comercial. Allí, subiendo por las escaleras mecánicas, podrás acceder de manera gratuita.

El mirador que está de moda últimamente en Barcelona es el de los Búnkers del Carmel. Se trata de unas antiguas baterías antiaéreas situadas en el barrio del Carmel que ofrecen una buena vista 360º de la ciudad. Es especialmente popular al atardecer. Para llegar, toma el autobús 119 hasta la parada Turó de la Rovira.

Más arriba, en el parque de Collserola, se sitúa el parque de atracciones del Tibidabo y el templo del Sagrado Corazón de Jesús. Se trata del punto más alto de Barcelona, a 500 metros de altura, y desde allí tendrás las vistas más espectaculares de la ciudad. Si está nublado no te recomendamos subir porque puede que incluso encuentres niebla, pero si está soleado, ¡adelante! Para llegar toma el autobús 111 o el funicular del Tibidabo (7,70€ ida y vuelta).

Además, en esta misma montaña hay un lugar que aún no está muy frecuentado por turistas y que es un auténtico remanso de paz. Se trata de la Carretera de les Aigües y es un camino que recorre toda la montaña de un lado a otro con unas vistas espectaculares de la ciudad. Es un lugar donde es habitual ver a la gente local practicando deporte, así que si te apetece correr o pasear en un marco incomparable, no lo dudes: éste es tu sitio. Para llegar, toma el Ferrocarril (FGC) S1 o S2 en Plaza de Catalunya hasta Peu del Funicular. Allí toma el funicular y baja en la parada del medio, que se llama Carretera de les Aigües.


Cómo llegar a Barcelona

Para poder disfrutar de todos esos lugares tan interesantes, primero has de llegar hasta la ciudad, así que aquí te contamos las diferentes opciones.

Vuelos a Barcelona

La forma más común de llegar a Barcelona es el avión. El aeropuerto de Barcelona (El Prat, ahora renombrado Josep Tarradellas) es uno de los principales aeropuertos de España y está conectado a nivel internacional con muchísimos destinos de todo el mundo. Si quieres comprobar cuáles son los mejores trayectos, horarios y precios para tu viaje no te olvides de echar un vistazo a Skycanner (te contamos cómo encontrar vuelos baratos con ellos en este post). 

Viajar sola a Barcelona en avión
Al hacer el check-in, intenta reservar tu asiento en la ventana derecha. ¡Las vistas aterrizando son de escándalo!

Cómo llegar del aeropuerto al centro de Barcelona

Las dos terminales del aeropuerto de Barcelona están muy bien conectadas con el centro de la ciudad. Por una parte existe la Línea R2 de Rodalíes que conecta la terminal 2 con las estaciones de Sants y Paseo de Gracia por tren. Tarda apenas 30 minutos en llegar, por lo que es una opción muy rápida y económica.

Por otra, existen autobuses para ir al centro y volver al aeropuerto. Uno de ellos es el Aerobús, un autobús pensado justo para este trayecto y que tarda una media hora desde el centro. Tiene paradas en Plaza Catalunya y Plaza España, y existen dos líneas diferentes, una para la T1 y otra para la T2. Estos buses cuestan 5,90€ por trayecto. Como es una opción algo cara, te recomendamos tomar el autobús 46 que finaliza en Plaza de España. 

Por último, tienes la opción de tomar la línea 9 de metro, aunque no pasa por el centro de la ciudad y deberás hacer trasbordo para llegar a los lugares más turísticos. 

Si vas a estar varios días y te vas a mover en metro o autobús urbano, te recomendamos comprar la tarjeta de transportes T10. Cuesta unos 10€ y te valdrá para realizar 10 trayectos dentro de la zona 1 (aunque ten en cuenta que no es válido para llegar en metro al aeropuerto o salir de él ni para el Aerobús). Con ella puedes hacer trasbordos para tomar autobuses, metro, tranvía y trenes hasta 90 minutos.


Tren a Barcelona

Otra forma de llegar a Barcelona es el tren, ya sea desde otras ciudades españolas o desde Francia. Existe conexión de alta velocidad en ambos casos con las principales ciudades, y también trenes de media distancia que conectan Barcelona con ciudades y localidades españolas a las que no llegan los trenes más rápidos.

La estación de tren principal de Barcelona es Sants y está en plena ciudad. Para llegar hasta otros puntos de la capital puedes tomar autobuses urbanos, metro o trenes de cercanías que te llevarán en apenas 5 minutos a lugares como el Paseo de Gracia o la Plaza de Catalunya.

Autobús a Barcelona

Por último, también puede ser que llegues hasta Barcelona en autobús desde otros puntos de España o Europa. En este último caso, Flixbus es la mejor opción porque tienen trayectos para moverte por el continente desde 4,99€.

Ya llegues desde Europa o desde España, tu destino es la estación de Barcelona Nord. Está pegada al Arco del Triunfo y, por tanto, muy cerca del Born y el centro histórico de la ciudad. Si tu alojamiento está más alejado, podrás moverte en la línea 1 de metro o autobuses urbanos.

Para mayor información sobre los transportes en España, lee el post «Cómo moverte por España por tierra, mar y aire«.

Dónde dormir en Barcelona

En una ciudad tan grande y con tantos alojamientos como Barcelona puede resultar complicado elegir el mejor lugar para dormir. Nuestra recomendación es que hagas un balance entre lo que quieres visitar y la cercanía/conexión con el medio de transporte con el cual llegarás a la ciudad y te irás.

Toda la zona del Eixample es de las mejor comunicadas, especialmente las zonas próximas al Paseo de Gracia o a la Plaza de España. Ya llegues desde el aeropuerto, Sants o la estación de autobuses, estas zonas están bien comunicadas por metro, autobuses urbanos y trenes. Además, te será muy fácil moverte desde aquí a cualquier punto de la ciudad porque son centros neurálgicos.

Para reservar te recomendamos mirar en Booking, ya que tienen un gran inventario y buenos precios. Al viajar sola ya sabes que nosotras siempre te recomendamos alojarte en hostels porque son una buena manera de conocer gente, así que aquí te dejamos algunas recomendaciones en el centro de la ciudad:

  • Safestay Passeig de Gracia, en pleno Paseo de Gracia, a una manzana de la Casa Batlló y frente a la estación de metro y tren (30 minutos al aeropuerto). Lo mejor es la ubicación y que tienen habitaciones mixtas y femeninas con baños, taquilla y bastantes enchufes, además de bar y terraza en la 7ª planta. Lo peor es que no incluye desayuno y que cobran 3€ por dejar el equipaje el día de salida.
  • Loft Hostel: muy cerca del Paseo de Gracia y la Pedrera. Lo mejor es que en las habitaciones tienes un cajón para guardar tus cosas y cortina en la cama para mayor privacidad, además del patio y de que hay cocina, por lo que puedes ahorrar en comidas. Lo peor es que los baños necesitan mayor limpieza.
  • Buba House: también en el Eixample, está cerca del Paseo de Gracia y la estación de tren y metro. Es un hostel mucho más pequeño y familiar que los anteriores y se nota en el trato, además de que el desayuno está incluido y puedes dejar tu equipaje el día de salida de forma gratuita. Lo peor es el ruido que entra de la calle.



¿Es seguro viajar sola a Barcelona?

En términos generales sí es seguro viajar sola a Barcelona, aunque, como en todas las grandes ciudades, deberás prestar atención a algunas cosas.

Carteristas

Uno de los mayores riesgos de viajar sola a Barcelona es que andes desprevenida por la calle y algún carterista te robe el móvil o la cartera. Es muy común que roben a los turistas en el centro de la ciudad (mención especial a las Ramblas) y la playa. Así pues, mucho ojo y, en caso de robo, no dudes en acudir a la policía para poner una denuncia.

Viajar sola a Barcelona, Catedral
Muchos lugares del centro, como la Catedral, harán que te quedes embobada admirándolos, pero recuerda que los carteristas están al acecho de los turistas despistados

Terrorismo

Las Ramblas se convirtieron también en noticia tristemente en el verano de 2017, cuando una furgoneta arrolló a varias personas por toda la calle asesinando a 15 personas y dejando 131 heridos. Desde entonces las medidas antiterroristas se han reforzado en la ciudad, aunque la alerta, como en toda Europa, sigue siendo muy elevada.

Conflicto político

A nivel político existe un conflicto de plena actualidad: la independencia de Cataluña. Es un tema muy complejo, pero para resumir, actualmente la sociedad catalana está dividida entre las personas que quieren que la comunidad sea un país independiente y las que quieren que permanezca siendo parte de España. Aunque a priori esto no afectará tu seguridad, debes estar atenta a las noticias por si se producen hechos relevantes que puedan acabar de forma violenta, así como evitar las manifestaciones que se producen a menudo de uno y otro signo.

Zonas a evitar

En general la ciudad es segura, pero te recomendaríamos evitar caminar sola de madrugada por cualquier parte de la ciudad, así como por el barrio de El Raval en cualquier momento del día. Es un barrio conflictivo y, aunque ha tenido una época tranquila, parece que los problemas vuelven a sus calles, principalmente por los problemas con los narcopisos. 

Te dejamos nuestro post con consejos de seguridad en viaje para que los pongas en práctica y el post «¿Es seguro viajar sola por España?«. Te recordamos además que, si vienes desde otro país, es importante viajar con seguro de viajes. Nosotras confiamos en Mondo, el mejor seguro de viaje, y para que pruebes sus servicios te dejamos un 5% de descuento.

En conclusión, te animamos a viajar sola a Barcelona porque es una ciudad muy completa, con mucha historia, diferentes ambientes, mar, montaña… Es perfecta para viajar sola porque no vas a aburrirte y podrás conocer a muchísima gente. No te olvides de echar un vistazo a Meetup y Couchsurfing para ver si hay algún evento que te apetezca; son buenas maneras de conocer gente o apuntarte a planes que quizá no harías sola, como yoga en la playa o salir de fiesta. ¡Que te diviertas!

Estela Gómez

Viajera, fundadora de #QuieroViajarSola y travel blogger en Viajes e ideas. En 2016 agarré una mochila y me fui de viaje sola por primera vez a recorrer Sudamérica durante 6 meses y, desde entonces, quiero que todas las mujeres viajen solas porque es una de las mejores experiencias que se pueden tener en la vida.

Detrás de #QuieroViajarSola, Estela Gómez
Código ético: en este post existen algunos enlaces de afiliado de empresas en las que confiamos para realizar nuestros viajes. Esto significa que, si haces una reserva a través de estos links, nos llevamos una pequeña comisión. En ningún caso tú vas a pagar de más y nosotras podemos seguir manteniendo esta comunidad.

Deja un comentario

Cerrar menú

¿Viajas sola?

Te presentamos La comunidad de #QuieroViajarSola, donde compartir dudas y experiencias de viaje y contactar con otras viajeras de todo el mundo.

¡Únete!