¿Quién no ha soñado con viajar en globo por la Capadocia? ¿Con visitar las impresionantes mezquitas de Estambul o perderse en sus bazares? ¿Con pasear entre las ruinas de ciudades históricas como Éfeso? Si estás planteándote viajar sola a Turquía para cumplir todos esos sueños, ¡estás en el lugar correcto!

Viajar sola a Turquía
Te traemos una completísima guía para viajar sola a Turquía. ¡Ya no tienes excusa!

Guía para viajar sola a Turquía

Turquía es un extenso país del que, en realidad, conocemos bastante poco. Más allá de los lugares mencionados poca gente sabe de la cantidad de sitios arqueológicos que existen por todo su territorio, de sus playas, de sus altas montañas o de su rica gastronomía. ¡Y no saben lo que se pierden!

A través de los siguientes posts te invitamos a que conozcas a fondo una gran selección de destinos en Turquía que merece la pena visitar. En ellos te hablamos de los lugares que visitar, pero también de otros temas como dónde alojarte, cómo moverte por todo el país y llegar a cada lugar o de la seguridad:

Además, aquí te hablamos de algunas informaciones prácticas que te vendrán muy bien para viajar sola a Turquía y de algunas curiosidades sobre este fascinante país.

Datos prácticos para viajar sola a Turquía

A continuación, te damos toda la información práctica que necesitas para planificar tu viaje.

Documentación necesaria para entrar a Turquía

Cualquier persona que quiera entrar a Turquía debe estar en posesión de un pasaporte válido para al menos 6 meses. Si eres española, entonces también puedes entrar con tu DNI, que debe tener vigencia también para los siguientes 6 meses desde tu llegada al país, siempre que no entres desde las fronteras de Siria, Irán o Irak, debido a los conflictos en esas zonas (se desaconseja totalmente transitar por estas fronteras).

En cualquier caso, utilices el pasaporte o DNI, todos los viajeros españoles deben sacarse un visado para visitar el país, así como los viajeros de muchos otros países. El proceso es muy sencillo y puede hacerse fácil y rápidamente online a través de la web de la e-visa del Ministerio de Asuntos Exteriores de Turquía. Está en castellano, así que no tendrás problemas para seguir los pasos.

Ahí puedes consultar directamente si necesitas sacar la visa o no. Hay ciudadanos de algunos países que sí están obligados a sacarla, como España o México, pero muchos otros no la necesitan (Argentina, Chile, Perú, Colombia, Ecuador, Bolivia…). En caso de que no la necesites te lo dirá y podrás abandonar el proceso, y en caso afirmativo te indicará cuál es el periodo de validez de la misma.

Para completar el proceso, primero hay que introducir nuestros datos personales, número de pasaporte, fechas de viaje… y en un segundo paso realizar el pago de la tasa. Cuesta 20 dólares (unos 17 euros) y puede pagarse introduciendo los datos de la tarjeta de crédito. No olvides poner tu email para que te la envíen una vez finalizado el proceso. También la podrás descargar una vez hagas el pago. No es necesario imprimirla, pero tenla a mano en tu móvil por si te la piden en la entrada o salida.


Capital y principales ciudades y destinos

Aunque la ciudad más conocida de Turquía es Estambul, no es la capital. Lo fue en el pasado, de los imperios romano, bizantino y otomano, pero perdió esa condición en la década de 1920. Desde entonces, la capital se sitúa en Ankara.

Los principales destinos en Turquía son Estambul y Capadocia, mientras que el sitio arqueológico más visitado es Éfeso, situado en Selçuk, provincia de Izmir. Por toda Turquía existen cientos de restos de ciudades antiguas, aunque la mayoría se sitúan cerca de la costa mediterránea, donde los griegos y romanos tuvieron gran influencia.

Toda la costa es muy visitada por nórdicos y centroeuropeos en busca de sol, así que es un destino de playa muy masificado durante los meses de verano, especialmente en zonas como la costa Licia (Fethiye, Ölüdeniz, Kas) y Antalya y Alanya.

En estas zonas de playa es muy común hacer parapente para ver desde el aire los increíbles paisajes montañosos que se funden con el mar. Tierra adentro, también es común hacer parapente en Pamukkale. Allí está comenzando a despuntar el vuelo en globo, siendo una gran alternativa a la Capadocia, donde es la actividad estrella. Por último, aunque no es apenas conocido entre los turistas extranjeros, entre los turcos está muy de moda tomar el tren Dogu Ekspresi, que recorre entre grandes paisajes la distancia entre Ankara y la remota Kars.

Viajar sola a la Capadocia, volar en globo
La experiencia de volar en globo en la Capadocia es realmente única

Distancias y transporte

Turquía es un país muy extenso y su particularidad es que se sitúa en dos continentes. Parte de su territorio está en Europa, aunque la mayor extensión está en Asia, en la península de Anatolia. Ambos continentes están separados por los estrechos de Dardanelos, en la zona de Çanakkale, y del Bósforo, en Estambul. Dardanelos conecta el mar Egeo con el mar interno de Mármara, mientras que el Bósforo conecta Mármara con el mar Negro.

Para cruzar esos estrechos existen ferrys y es un país muy bien conectado en general por autovías, red ferroviaria y vuelos internos. Eso sí, hay que tener en cuenta que las distancias son muy grandes y se tarda bastante en ir de un lugar a otro. Si no tienes prisa, te recomendamos viajar en autobús o tren porque los paisajes de este país son muy bonitos. Además el servicio es muy bueno, con cafetería a bordo (tren) y snacks y bebidas (autobús). Si, por el contrario, no tienes muchos días para recorrer Turquía, entonces lo mejor es que tomes vuelos a aquellos lugares que vayas a visitar (por ejemplo Estambul-Capadocia).

Fronteras y seguridad

Al ser un país tan extenso, hace frontera con muchos países. En la parte europea limita con Bulgaria, Grecia y Chipre, mientras que en la parte asiática tiene frontera con Siria, Irak, Irán, Azerbaiyán, Armenia y Georgia. Como sabes, algunos de estos países sufren conflictos bélicos, por lo que se desaconseja visitar los territorios turcos más cercanos a ellos. También se desaconseja totalmente cruzar las fronteras de Siria, Irak, Irán y Azerbaiyán por riesgo de atentados y la frontera turca con Armenia se encuentra cerrada de manera permanente por tensiones entre ambos países. Si quieres hacer un itinerario hacia Asia Central, la única posibilidad es cruzar a Georgia, cuya frontera sí está abierta y es segura.

Las tensiones en las fronteras han dado como resultado algunos atentados en otros puntos del país y por ello la alerta terrorista es elevada, pero que esto no te asuste, ya que es completamente seguro viajar por gran parte del país, especialmente las zonas más turísticas. Te contamos más en el post «¿Es seguro viajar sola a Turquía?«.

Recuerda viajar con seguro por lo que pueda pasar (un robo, una cancelación, un accidente…). Te recomendamos Mondo, el mejor seguro de viaje, y te regalamos un 5% de descuento en sus seguros para que los pruebes y descubras su buen precio, buen servicio y buenas coberturas.


Idiomas

El único idioma oficial de Turquía es el turco, aunque hay regiones en las que se hablan dialectos y otras lenguas como el kurdo, la segunda en importancia. En las ciudades más turísticas podrás manejarte en inglés, pues mucha gente lo habla, y en la costa de Antalya también en alemán, pues tienen mucho turismo de este país.

Ahora bien, en lugares más remotos como Kars, los que tienen menor turismo, como Konya, o los que reciben mayoritariamente turismo turco, como Çanakkale, te será difícil encontrar gente que hable inglés.

Palabras turcas para comunicarte

La mejor manera de comunicarte en esas situaciones es llevar el traductor de Google a mano, Google Maps cargado y con conexión GPS para saber en todo momento dónde estás y conocer algunas palabras clave con las que comunicarte con los locales. Te dejamos algunas de ellas y otras palabras que te ayudarán en tu viaje:

  • Hola: merhaba
  • Gracias: teşekkürler
  • Sí: evet
  • No: hayır
  • Ok/De acuerdo: tamam
  • Oficina de turismo: turizm bürosu
  • Aeropuerto: havalimanı
  • Puerto: limanı
  • Estación de autobuses: otogar
  • Minibús: dolmuş
  • Taxi: taksi
  • Estación de tren: istasyonu
  • Horarios: saatleri
  • Castillo: kale
  • Mezquita: cami
  • Iglesia: kilise
  • Museo: müzesi
  • Playa: plaj
  • Restaurante: restoran
  • Té: çay
  • Café: kahve
  • Cerveza: bira
  • Agua: su
  • Desayuno: kahvaltı
  • Platos principales: ana yemekler
  • Ensaladas: salatalar
  • Postre: tatlı
  • Baño: tuvalet
  • Hospital: hastane
  • Policía: polis

Moneda

La moneda de Turquía es la lira turca y el cambio está a 1€=6,6TL. Es común y seguro pagar con tarjeta de crédito y encontrarás cajeros por todas partes, tanto en bancos como en bloques de varias terminales de las diferentes entidades bancarias.

Nuestra recomendación es que te hagas con la tarjeta de Bnext, ya que no cobra comisiones ni por sacar dinero en un cajero extranjero (hasta 3 retiradas al mes) ni por pagar en otras divisas (hasta 2.000 euros al mes). No es un banco, sino que es una tarjeta monedero en la que puedes meter el dinero que crees que te vas a gastar (y si necesitas más, te lo pasas desde otra de tus tarjetas en un momento con la app). Pedirla es muy sencillo, te la envían a casa en 24 horas y además por leernos te llevas 10€ al activarla. (Solo para residentes en España).

Precios

En cuanto a precios, es un país bastante barato, aunque se nota que en las zonas turísticas todo está más caro que en lugares menos visitados por extranjeros. Comer puede salirte por menos de 5 euros, aunque en lugares como Göreme éste es el precio de un plato barato, costando todo entre 5-10 euros o más, según el restaurante.

En cuanto a las bebidas, una botella de agua pequeña en cualquier tienda te sale por 1 lira, el té entre 3 y 6 liras y el café en torno a 10-12 liras. Los turcos beben mucho té y por ello el café es más caro. La cerveza está prohibida en los lugares próximos a las mezquitas y, en los lugares donde la tienen, es cara teniendo en cuenta otras cosas, puesto que los impuestos al alcohol son altos. Normalmente cuesta en torno a 15 liras, pero en Estambul puedes llegar a pagar 5 euros.

Los transportes son muy baratos, tanto el autobús como el tren. Un trayecto de tres horas en autobús puede salirte por unos 4 euros en compañías muy buenas. A nivel local, los dolmus son muy baratos (2, 5, 10 liras, dependen del trayecto) y el transporte público está en torno a 2 liras el trayecto, aunque necesitarás comprar una tarjeta de transporte. Te contamos más en el post «Cómo moverte por Turquía«.

El alojamiento también es muy barato. Puedes encontrar hostels por 5-10 euros que están muy bien y hoteles en torno a 15 euros que, si bien son básicos, tienen todas las comodidades y suelen incluir desayuno.

Lo más caro son las actividades. Volar en globo ronda los 200€, hacer parapente los 100€, y los tours de día completo están en torno a 30-50 euros. Los museos más visitados cuestan 60 liras (unos 10 euros), como pueden ser Topkapi, Santa Sofía o Éfeso.


Gastronomía

¡En Turquía se come muy bien! Aunque fuera de sus fronteras solo conocemos el kebab en versión comida rápida, lo cierto es que tienen muchos platos típicos muy ricos.

Para empezar, hay muchas variedades de kebab y no suelen venir en bocadillo, sino en plato. Por ejemplo, el Adana kebab se presenta en forma alargada sobre pan o el Testi kebab (típico de Capadocia) viene en una olla y es tipo estofado con sus verduritas. Es muy común también la carne y el pescado a la brasa y el köfte, que es una carne a medio camino entre la hamburguesa y las albóndigas. Los platos se suelen acompañar de verduras, arroz y pan de pita.

Los desayunos son contundentes, con huevos, verduras, fruta, panes… Como comida rápida, por todas partes encontrarás pide, la pizza turca, gözleme, que es una masa fina rellena, y, cómo no, los kebabs en su versión internacionalizada. La pasta típica en Turquía se llama manti y se suele acompañar de salsa de tomate y salsa de yogur. De postre, no puede faltar la baklava, el künefe (a base de queso) o el lokum, las delicias turcas.

Como bebida, se bebe sobre todo té, pero a la hora de comer tienes que probar el ayran, que es un yogur líquido. El café típico de Turquía es el café turco, que es muy fuerte, y también se bebe durante los meses de invierno salep, bebida caliente hecha a partir de orquídeas.

Si tienes alergias a algún tipo de alimento, no puedes tomar gluten o eres intolerante a la lactosa, tendrás que preguntar en todos los restuarantes qué platos puedes tomar. No está indicado en las cartas de los restaurantes y hay muchas comidas que llevan harinas de trigo, pan, productos lácteos… En cualquier caso, siempre te quedarán algunas ensaladas y la carne o pescado a la brasa.

Viajar sola a Turquía, comida turca
Algunos de los platos que se pueden comer en Turquía

Cómo vestirte siendo mujer

En general, Turquía es un país muy abierto y esto es porque Atatürk, primer presidente, separó los poderes del estado y la religión al fundar la República de Turquía. Es, por tanto, un país democrático y laico.

Eso no quita que la gente sea religiosa a nivel personal y que la mayoría de la población sea musulmana. Por todo el país verás mezquitas, que suelen estar muy concurridas, y escucharás la llamada al rezo varias veces al día.

Todas las mezquitas se pueden visitar de forma gratuita, aunque en las más turísticas (como la Mezquita Azul de Estambul) solo podrás entrar en horas de visita, es decir, no podrás acceder en horario de rezo. La forma de vestirse para visitar cualquier mezquita o mausoleo es de forma discreta, cubriendo piernas, hombros, pecho y, en caso de las mujeres, pelo. Por ello, llévate siempre un pañuelo en el bolso. En las mezquitas más visitadas te prestarán uno, pero en otras no hay, así que si no llevas el pelo cubierto no te dejarán entrar. También hay que descalzarse.

Verás, en general por todo el país, que muchas mujeres no se cubren la cabeza y que, incluso algunas de las que lo hacen, siguen la moda occidental. No hay que olvidar que Turquía está entre dos continentes y siempre ha tenido muy buenas relaciones con Europa, de ahí esa influencia.

Roaming

En cuanto a la conexión a internet, puedes despreocuparte si tienes Vodafone, ya que es la única compañía (que sepamos) que opera en España y que incluye el roaming en Turquía. Por tanto, con Vodafone puedes navegar por internet con tus datos como si estuvieras en España sin pagar nada.

Ahora bien, el resto de compañías cobran (y bastante) por cada mega consumido, así que nuestra recomendación es que te hagas con una tarjeta SIM turca. Las tres compañías principales son Türk Telekom, Türkcell y Vodafone y encontrarás sus stands nada más salir a la zona de llegadas del aeropuerto. Pregunta en ellas qué ofertas tienen y contrata allí mismo la que más te convenza, pues de otro modo estarás incomunicada hasta llegar a tu alojamiento. El wifi en lugares públicos brilla por su ausencia y los aeropuertos no son una excepción (al menos Sabiha Gokcen).

Los paquetes suelen incluir un mínimo de 8 gigas, así que tendrás más que suficiente para navegar durante tu viaje sola por Turquía. En cuanto a los precios, de 20 euros para arriba. En caso de no querer complicarte allí, puedes pedir tu SIM de datos de Holafly para Turquía y que te la envíen a casa antes del viaje.


Censura en internet

Aunque algunas veces el Gobierno ha cerrado Twitter durante algunas protestas, las redes sociales están abiertas y funcionan, así que tranquila, podrás subir tus fotos y contar todo tu viaje al momento 🙂 .

Ahora bien, hay algunas páginas que sí están cerradas o que tienen sus servicios limitados y dos de ellas son importantes a la hora de viajar. La primera es Wikipedia, a la que es imposible acceder. Parece ser que el Gobierno la cerró porque hay informaciones erróneas y para la gente que viaja por libre es una faena, porque es una gran fuente para conocer la historia o ciertos datos de los lugares que vamos a visitar.

La segunda es Booking. Sí, ¡Booking! El buscador de alojamientos de referencia para muchos (incluidas nosotras) funciona a medias en Turquía. Si has hecho tus reservas antes de viajar, no te preocupes, porque puedes acceder a ellas, pero si estás en Turquía y quieres reservar un alojamiento dentro de Turquía simplemente no podrás. ¿Es un problema? Realmente no, porque puedes reservar con otras agencias, como Agoda, que a veces tiene incluso mejores precios que Booking. ¡No hay mal que por bien no venga!

Curiosidades de Turquía. ¿Sabías qué…?

…son muy fans de La casa de papel?

La serie española está causando furor en muchos países y Turquía no es una excepción. Es frecuente que si les dices que eres española te hablen de ella, así que no dudes en ver la serie antes de viajar a Turquía; puede ser una buena oportunidad de entablar conversación con los locales. 

…Turquía cuenta con 18 lugares Patrimonio de la Humanidad? 

Algunos de esos lugares protegidos seguro que te suenan porque te hemos hablado de ellos en otros posts: Éfeso, Pérgamo, Pamukkale, las ruinas de Ani, el Parque Nacional de Göreme, en la Capadocia, las ruinas de Troya o la parte histórica de Estambul. 

Los menos conocidos son los que completan la lista: la Gran Mezquita y Hospital de Divrigi, Hatusa, el monte Nemrut, Xanthos, Safranbolu, Mezquita de Selimiye, Çatalhöyük, Bursa, Diyarbakir, Afrodisias y Göbleki Tepe.

Además, también cuenta con varias tradiciones incluidas en la lista de Patrimonio Cultural Inmaterial. Algunas de ellas son el café turco y el Sema, la danza de los derviches giróvagos que puedes ver, por ejemplo, en Konya. 

Viajar sola a Izmir, Éfeso
La Biblioteca de Celso se ha convertido en una de las postales más famosas de Turquía

…toda Turquía está llena de perros y gatos?

Se trata de perros y gatos callejeros, pero que no están abandonados, sino que todo el mundo cuida de ellos. Es frecuente ver en las calles recipientes con comida y bebida para ellos y no tienen miedo de acercarse a los humanos. Algunos de ellos llevan un chip en la oreja, lo que significa que están vacunados y controlados en cierta medida para que no suponga un riesgo para la salud pública. 

Además, es frecuente que en las casas e incluso los hoteles y restaurantes tengan gatos como mascota. Si eres alérgica seguro que no te hace demasiada gracia, pero si eres la loca de los gatos, ¡entonces te encantará su compañía! 

…los tulipanes vienen de Turquía?

Todo el mundo asocia los tulipanes con los Países Bajos, pero ¡sorpresa! No son originarios de allí, sino de Turquía. Su llegada a los Países Bajos se cree que fue motivada por un regalo del emir y, al ser considerada una planta exótica, enseguida causó furor y se convirtió en símbolo de status allá por el siglo XVI.

Actualmente, aunque no ubiquemos el tulipán como turco, en realidad es todo un símbolo en este país. En abril todos los parques se llenan de estas flores que marcan el inicio de la primavera y se puede ver en muchas señaléticas oficiales, como el propio logo de Turismo de Turquía. 

Dicho todo esto, ¡esperamos que te animes a viajar sola a Turquía! Es un gran destino para ir en solitario, pues la gente es muy amable, es muy seguro, muy fácil moverse de un lado para otro y económico. Si tienes cualquier duda, deja tu comentario y te ayudaremos. 

Estela Gómez

Viajera, fundadora de #QuieroViajarSola y travel blogger en Viajes e ideas. En 2016 agarré una mochila y me fui de viaje sola por primera vez a recorrer Sudamérica durante 6 meses y, desde entonces, quiero que todas las mujeres viajen solas porque es una de las mejores experiencias que se pueden tener en la vida.

Detrás de #QuieroViajarSola, Estela Gómez

Código ético: en este post hay algunos enlaces de afiliado de empresas en las que confiamos para realizar nuestros viajes (alojamiento, actividades, vuelos, tarjetas). Esto significa que, si haces una reserva a través de estos links, nos llevamos una pequeña comisión. En ningún caso tú vas a pagar de más y nosotras podemos seguir manteniendo esta comunidad.

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Hola, excelente tu blog, pero quiero comentar, que al ser tan amables, uno se dispone a conversar e inmediatamente te invitan a salir, los hombres turcos son demasiado lanzados. Por lo tanto tener precauciones para no pasar un mal momento si no es la intención

    1. Hola Silvina,
      No me pasó, pero supongo que con decir no y explicarles que no es tu intención debería ser suficiente para cambiar de tema, y si se ponen pesados, pues es momento de irse.

Deja un comentario

Cerrar menú

¿Nos lees desde México?

Dentro de poco llegará Bnext, una tarjeta ideal para viajar al extranjero y no pagar comisiones.

Haz clic en la imagen para informarte