España es uno de los países más afectados por el coronavirus. Se ha decretado el estado de alarma, que impone restricciones a la libertad de movimiento y obliga al cierre de locales de ocio, eventos y actividades. Se han cerrado las fronteras terrestres y se han prohibido los vuelos y ferries entre península y las Islas Baleares. Además, debes saber que muchos países están imponiendo cuarentenas o prohibiendo la entrada a viajeros procedentes de España o que hayan estado en el país en los últimos 14 días, sea cual sea su nacionalidad.

Una de las zonas más bonitas de España es la costa de la provincia de Girona, en el norte de Cataluña. Está llena de pueblos con encanto, acantilados que dan paso a preciosas calas con aguas de mil azules y parques naturales, así que es perfecta para pasar unos días de desconexión. En este post te cuento a grandes rasgos qué puedes encontrar al viajar sola a la Costa Brava, pero lo mejor es que vayas ¡y lo descubras por ti misma!

Viajar sola a la Costa Brava
Anímate a viajar sola a la Costa Brava, ¡te va a encantar!

Por qué viajar sola a la Costa Brava

La Costa Brava es un destino que lo tiene todo: buen tiempo, playas preciosas, naturaleza, pueblos con encanto, buena gastronomía, senderos, actividades en el mar… Así que la primera razón que te daría para viajar sola a la Costa Brava es que no te vas a aburrir

Es además un destino que cambia según la temporada del año, así que puedes visitarla en el momento que mejor te encaje. Si te gusta la playa, en verano puedes disfrutar de sus cientos de calas y hacer deportes en el mar. En caso de que te gusten los planes más relajados, como visitar los pueblos con calma y disfrutar de la gastronomía, es ideal para visitarla en primavera u otoño, cuando no hay tantos turistas y todo está mucho más tranquilo.  

Además, si te gusta el senderismo estás de suerte, ya que todos los pueblos de la Costa Brava están conectados por el sendero GR-92 que sigue los antiguos caminos de ronda. Puedes, por tanto, recorrer toda la costa en un viaje largo o ir haciendo diferentes viajes para ir completando sus etapas. 

Viajar sola a la Costa Brava, Sant Feliu de Guixols
Así son los paisajes de la Costa Brava. ¡Naturaleza en estado puro!

Lugares destacados en la Costa Brava

La Costa Brava es el nombre que se le da a toda la costa de Girona y tiene en total 214 kilómetros entre Blanes y la frontera con Francia. Aquí voy a mencionar los lugares que, creo, son más destacables, pero en un recorrido por el litoral hay muchísimos lugares de interés que podrás descubrir una vez allí. 

Blanes

Como digo, aquí comienza la Costa Brava. Concretamente, en la roca llamada Sa Palomera, que divide las playas de la localidad. Además de este hito, en Blanes destaca su castillo de Sant Joan, desde donde hay unas increíbles vistas de todo el pueblo y la costa. 

Viajar sola a la Costa Brava, Blanes
Blanes desde el Castillo de Sant Joan

Lloret de Mar

Aunque Lloret tiene muchos visitantes extranjeros durante el verano, es también un pueblo muy agradable con varios lugares que merece la pena visitar. Por ejemplo, los preciosos Jardines de Santa Clotilde, con unas preciosas vistas al mar, sus edificios Indianos (de aquellos que emigraron a América a hacer fortuna y volvieron millonarios), el Castillo de la playa o el poblado íbero de Turó Rodó.

Tossa de Mar

Entre los pueblos más bonitos de la Costa Brava está Tossa de Mar, que es el que mejor conserva su sistema de murallas en toda Cataluña. Por supuesto, debes visitar su castillo y recorrer las callejuelas históricas, pero no olvides investigar sobre su historia con Ava Gardner. Sin duda, te sorprenderá. 

Viajar sola a la Costa Brava, Tossa de Mar
Así se ve Tossa de Mar desde el camino de ronda. ¡Precioso!

Sant Feliu de Guíxols

Otro de los pueblos a visitar al viajar sola a la Costa Brava es Sant Feliu de Guíxols, donde destacan su monasterio o la ermita de Sant Elm, desde donde hay unas vistas increíbles de toda la costa. Junto a Sant Feliu también encontrarás S’Agaró, otro lugar muy agradable para pasear junto a la playa y el mar. 

Platja d’Aro

Más que Platja d’Aro como lugar turístico, lo que destacaría de esta parada en el recorrido de la Costa Brava serían las calas en sus inmediaciones. Hay una sucesión de pequeñas playas separadas por acantilados a cada cual más bonita, como la Cala Sa Cova, la cala del Pi, la cala Belladona o la cala del Cap Roig. ¡Un paseo para descubrirlas todas es imprescindible!

Viajar sola a la Costa Brava, Platja d'Aro
La playa de Cap Roig, cerca de Platja d’Aro

Palamós

Una de las localidades más grandes de la Costa Brava es Palamós. Allí destaca sobre todo el centro, con sus callejuelas llenas de restaurantes, el Museo de la Pesca y el parque con los restos del convento de los Agustinos. No muy lejos está la playa de cala Castell, una de las más espectaculares de la zona, con las ruinas de un poblado ibérico. 

Calella de Palafrugell

Calella de Palafrugell es uno de los pueblos que mejor resume la esencia de la Costa Brava: casitas blancas junto al mar, con un pasado pesquero y un presente dedicado a un turismo de calidad. Las calles del centro del pueblo merecen un paseo, así como sus caminos de ronda y los jardines de Cap Roig. 

Viajar sola a la Costa Brava, Calella de Palafrugell
El bonito pueblo de Calella de Palafrugell

Llafranc

Junto a Calella, Llafranc, otro precioso pueblo situado en una pequeña bahía con su playa y sus casitas blancas. No dejes de subir al Faro de San Sebastián, desde donde tendrás unas vistas muy bonitas de la costa. 

Begur

Siguiendo hacia el norte continúan las calas, como Tamariu o Aiguablava, lo que te indica que estás acercándote a Begur. Además de ver sus calas, merece la pena llegar hasta el pueblo antiguo para ver su castillo y las calles aledañas.

Viajar sola a la Costa Brava, Aiguablava
Uno de los rincones de la costa de Begur, en Aiguablava

Pals

Desde Begur merece también la pena hacer un desvío algo más hacia el interior para llegar hasta Pals, uno de los pueblos más bonitos de toda la provincia de Girona. Su castillo, sus iglesias y sus casas de piedra te enamorarán. 

L’Estartit

Siguiendo el camino hacia el norte llegarás de nuevo hasta un lugar muy especial de la costa. Se trata de L’Estartit, una pequeña población que cuenta con buenas vistas, ya que frente a ella se sitúan las Islas Medas, a las cuales puedes acercarte con algún tour náutico.

L’Escala

El siguiente destino de la ruta es algo atípico, y es que además de tener playa, casitas blancas y acantilados, como los del Parque Natural del Montgrí, también cuenta con unas valiosas ruinas. Empúries es el único sitio arqueológico en la Península Ibérica donde conviven restos griegos y romanos. ¡Imperdible!



Roses

El pueblo que da nombre al golfo de Roses es también de los más grandes y en él destacan su ciudadela y los dólmenes encontrados en sus alrededores, restos de los primeros pobladores de esta zona. Junto a Roses, otro pueblo muy curioso: Ampuriabrava. La llaman la Venecia española y es que en lugar de calles cuenta con nada menos que 25 kilómetros de canales navegables.

Cadaqués

Seguro que te suenan muchos de los pueblos mencionados hasta ahora, pero si hay un lugar por el que la Costa Brava es célebre, ése es Cadaqués. El hogar de Dalí atrae a miles de visitantes cada año y es que, además de encontrarse allí su museo, es un pueblo blanco precioso en un entorno natural sin igual. De hecho, se sitúa junto al Cap de Creus, el punto más oriental de la Península Ibérica y una zona de especial belleza y valor geológico. 

Cadaqués
El pueblo de Cadaqués. Fuente: web de turismo de Cadaqués

Más hacia el norte se sitúan otros pueblos, como Port de la Selva o Portbou, que marca la frontera con Francia. Puedes incluso continuar camino y llegar hasta preciosos pueblos franceses como Collioure o la ciudad de Perpiñán y lanzarte a recorrer el sur de Francia (si tienes tiempo, claro está 😉 ).

Cómo llegar a la Costa Brava

Llegar a la Costa Brava no siempre es todo lo sencillo que cabría esperar de un destino con tanta fama. Si tienes coche lo tienes más fácil, ya que todo es accesible por carretera. Ahora bien, si dependes del transporte público, la cosa se complica, ya que aunque muchos destinos sí están conectados con Barcelona o Girona, no todos los pueblos están conectados entre sí.

En coche

La mejor manera de llegar a la Costa Brava tanto desde Barcelona como desde Girona es en coche. Te dará libertad para recorrer los lugares que quieras visitar y podrás moverte fácilmente entre pueblos. En verano, eso sí, puede que tengas problemas de aparcamiento, ya que hay mucha gente visitando los pueblos y playas, y el acceso a Cadaqués, por ejemplo, es algo problemático. 

En tren

Llegar hasta la Costa Brava en tren es posible de forma parcial. No hay un tren que recorra los pueblos, aunque sí se puede llegar desde Barcelona en tren de cercanías hasta Blanes. La línea de Rodalíes R1 conecta la capital catalana con el comienzo de la Costa Brava en unas dos horas. Actualmente este servicio se encuentra afectado tras un temporal que destrozó las vías, por lo que el tren llega hasta Malgrat de Mar y desde allí hay un autobús hasta Blanes. 

Para llegar hasta otros pueblos más al norte desde Barcelona tienes la opción de tomar un tren hasta Girona o Figueres y desde allí tomar un autobús al destino. 

En autobús

Como alternativa, tienes también la opción de viajar en autobús desde Barcelona con Sarfa (incluso desde el aeropuerto de El Prat). Podrás llegar hasta Lloret de Mar, Tossa de Mar, Sant Feliu de Guixols, Platja d’Aro, Palamós, Begur, Pals, L’Estartit, L’Escala, Roses y Cadaqués cómodamente en unas 2 o 3 horas (depende del destino).

Del mismo modo, existen líneas de autobús que conectan Girona y Figueras con las diferentes zonas de la Costa Brava. Por poner algunos ejemplos, la línea 5 conecta Girona con Palamós, Platja d’Aro o Sant Feliu de Guixols, y la línea 12 conecta Figueras con Roses y Cadaqués.

En tour

Si no terminas de atreverte a viajar sola a la Costa Brava y moverte por tu cuenta entre los diferentes pueblos, también tienes la opción de hacer excursiones desde Barcelona o Girona. Estos tours visitan varios pueblos en un día, por lo que puedes llevarte una primera idea de cómo es esta zona. Ahora bien, no la disfrutarás con calma como si dedicases todo un viaje a descubrir sus destinos. 

A continuación te dejo algunas opciones:

A pie: camino GR-92

Una última opción, si en tu caso eres todo lo contrario y te gusta ir a tu aire, es viajar sola a la Costa Brava para caminar. Como te decía al comienzo del post, existe un sendero, el GR-92, que conecta todos los pueblos del litoral por los antiguos caminos de ronda y es una ruta de senderismo muy popular entre los amantes de la naturaleza

Son muchos kilómetros y evidentemente necesitarás varios días para completarla. Ahora bien, ¡merece mucho la pena! Si no tienes días suficientes de vacaciones para recorrerla entera, puedes hacerlo por etapas e ir recorriendo unos pocos pueblos de cada vez

De esta manera podrás ver todos los atractivos naturales que ofrece la zona, pero también detenerte en los pueblos el tiempo que quieras y visitar sus lugares de interés. Yo he hecho varios tramos en diferentes viajes y me han encantado. ¡Estoy deseando volver y completar los tramos que me quedan! 

Viajar sola a la Costa Brava, Caminos de ronda
Uno de los caminos de ronda de la Costa Brava por los que pasarás si sigues el GR-92

Así pues, te animo a colgarte la mochila y viajar sola a la Costa Brava. Ya sea que te guste caminar, la playa o comer bien, es un destino muy completo, bonito, tranquilo, seguro y, sobre todo, placentero para los sentidos. Ponlo en tu lista de deseos viajeros, porque, de verdad, merece mucho la pena.

¿Necesitas más información sobre otros destinos en España? Aquí te dejo otros posts que pueden ayudarte:


Estela Gómez

Viajera, fundadora de #QuieroViajarSola y travel blogger en Viajes e ideas. En 2016 agarré una mochila y me fui de viaje sola por primera vez a recorrer Sudamérica durante 6 meses y, desde entonces, quiero que todas las mujeres viajen solas porque es una de las mejores experiencias que se pueden tener en la vida.


Código ético: en este post existen algunos enlaces de afiliado, lo que significa que, si haces una reserva o contratas un producto o servicio a través de estos links, nos llevamos una pequeña comisión. En ningún caso pagarás de más y nosotras podemos seguir manteniendo esta comunidad. Si te lo recomendamos es porque lo hemos probado, lo utilizamos habitualmente y creemos que puede serte útil para planificar tu viaje en solitario.

  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Deja una respuesta