Guía para viajar sola a La Paz

Si vas a viajar sola a Bolivia es muy probable que vayas a pasar por la que es una de sus capitales. No sé si la amarás o la odiarás; lo que sí sé es que no te dejará indiferente. Te cuento qué tener en cuenta al viajar sola a La Paz, una ciudad imprescindible en un recorrido por el país.

Viajar sola a La Paz
Hoy te cuento qué tener en cuenta al viajar sola a La Paz

Dónde queda La Paz

La Paz se ubica en la parte occidental de Bolivia, y, aunque de primeras podemos pensar que es la capital del país, no es así al 100%. Aquí están los poderes legislativo y ejecutivo, pero el judicial está en Sucre, capital histórica del país (allí se declaró la Independencia). Es, por tanto, una capitalidad compartida.

Es una de las principales ciudades del país y un lugar de paso obligado al hacer una ruta entre Bolivia y Perú, pues se encuentra bastante cerca del famoso Lago Titicaca y la frontera con su país vecino. Tiene la particularidad de estar encajonada en un valle, por lo que la ciudad sube por las laderas de las montañas, juntándose con la ciudad de El Alto.

Ambas ciudades se encuentran a una elevada altitud, La Paz a más de 3.600 metros sobre el nivel del mar y El Alto a más de 4.000 metros, por lo que la altura es, sin duda, una de las características de la ciudad y hay que tenerlo muy presente al recorrerla. Por este hecho, se la conoce como la capital administrativa más alta del mundo.

Viajar sola a La Paz, Plaza Murillo
La plaza Murillo, donde se sitúan la Asamblea Legislativa y el Palacio de Gobierno

Consejos para viajar sola a La Paz

Viajar sola a La Paz puede ser una auténtica aventura. Yo tengo que reconocer que me estresé bastante, pues se nota mucho la altitud, hay mucho tráfico y contaminación y a veces caminar se hace difícil. Ahora bien, creo que es imprescindible pasar algunos días en ella para decidir si estás entre quienes la aman o la odian. Altitud, tráfico, seguridad… ¿qué hay que tener en cuenta al viajar sola a La Paz?

Mal de altura

El mal de altura, soroche o apunamiento es la falta de oxígeno en nuestro cuerpo debido a la altitud y es muy común sufrirlo en Bolivia. Gran parte del país se sitúa a gran altitud y La Paz está situada a más de 3.500 metros sobre el nivel del mar (y El Alto, a 4.000). Es muy probable que lo notes si no estás acostumbrada y sobre todo si llegas hasta aquí de manera rápida desde altitudes muy inferiores (por ejemplo, pasar de estar un día en la costa y el siguiente en La Paz).

Algunos síntomas son mareos, vómitos, dolores de cabeza o agotamiento, así que si te notas muy cansada cuando visites la paz o no te encuentras bien, tómate el viaje con relax. Descansa mucho, toma mucha agua y hazte con unas hojas de coca (para mascarlas o en té). Son el remedio natural que utiliza la gente local andina desde siempre y lo encontrarás por todas partes.

Tráfico y contaminación

Que no te engañe el nombre de La Paz; la ciudad es más bien un caos. Hay muchísimo tráfico y, derivado de ello, muchísimo ruido y muchísima contaminación. Además, es como si el caos circulatorio se trasladase también a las aceras. Caminar por ellas es casi misión imposible, porque suelen ser el escaparate de las tiendas y el lugar donde las cholitas despliegan todo lo que llevan para vender. Por el caos de tráfico y la invasión de las aceras, tiene un cierto aire a ciudades asiáticas como Hanoi.

Viajar sola a La Paz, tráfico
Una de las avenidas del centro de La Paz

Temperaturas frescas

No esperes 30 grados en La Paz. Al situarse a tanta altitud, las temperaturas son frescas y, al caer la noche, hace frío, ya sea invierno o verano. Además, en los alrededores hay nevados de más de 6.000 metros de altura, por lo que eso siempre hace que las temperaturas se mantengan frescas. Durante el verano se rondan los 20 grados durante el día, pero por la noche no esperes más de 10 (alrededor de 0 en invierno), así que no olvides llevar ropa de abrigo.

Seguridad

Al igual que en el resto del país, hay que andarse con ojo al visitar sola La Paz. En sí la ciudad no es insegura, pero siempre pueden aparecer los indeseados carteristas o los falsos agentes de policía que te revisan la documentación o el bolso (y sin que te des cuenta, se quedan con ello). Por ello, hay que andar vigilando.

A la hora de tomar taxis, mira que sean oficiales (que diga radio taxi a poder ser) y no descuides tu bebida si sales a tomar algo. Si vas a visitar El Alto, que sea de día, ya que de noche es una zona muy insegura (y más si vas sola). En general, hay que tener sentido común.

Te dejo aquí algunos consejos de seguridad en viaje para que los pongas en práctica y un post para saber si es seguro viajar sola por Bolivia para mayor información.

Come en los mercados

Si quieres sumergirte en la cultura boliviana, nada mejor que darte una vuelta por los mercados e incluso comer allí. En ellos, además de las tiendas de frutas, carne, ropa, etc. que puedes encontrar en cualquier otro mercado, hay decenas de “mini restaurantes” en los que las cholitas preparan menús muy completos por apenas 10 o 15 bolivianos.

Estos menús suelen constar de una sopa de fideos como entrante y de un plato principal que puede ser algo típico, carne o papas cocinadas según recetas locales. Se acompañan también con una bebida.

Qué ver y hacer en La Paz

La ciudad de La Paz es muy grande y hay muchos lugares interesantes para conocer. Como es una ciudad con mucho tráfico y que puede agobiar en un primer momento, puede que para una primera toma de contacto te apetezca tomar un tour guiado con el que visitar los principales lugares del centro.

Si decides ir por tu cuenta, no puede faltar la Plaza Murillo, donde están edificios tan importantes como la Asamblea Legislativa y su famoso reloj al revés o la Catedral. La calle más bonita es la Calle Jaén, con edificios de estilo colonial, y tampoco puedes dejar de visitar la Basílica de San Francisco, una de las iglesias más representativas del centro de La Paz. Tras ella, el curioso Mercado de las Brujas

La Paz se sitúa en una especie de olla, así que existen muchos miradores para observarla desde las alturas, como el Killi Killi. Ahora bien, puede que la manera más cómoda de disfrutar de las vistas en la ciudad sean los teleféricos, que además de ser una importante vía de transporte público, conectan toda la ciudad por los aires. Hay incluso un tour por los teleféricos para poder contemplar la ciudad de forma guiada desde sus cabinas.

Aprovechando que vas a viajar sola a La Paz, te recomiendo dedicar varios días para explorar también sus alrededores desde allí. Una excursión muy famosa es la de recorrer la Carretera de la Muerte en bicicleta, que en su día fue una de las rutas más peligrosas del mundo. En un plano más cultural está el sitio arqueológico de Tiwanaku, lugar donde se desarrolló esta cultura preincaica. Además, cerca de La Paz están también el Lago Titicaca, en cuyas orillas se sitúa la ciudad de Copacabana desde la que visitar la Isla del Sol.

En otro post te cuento en detalle qué ver en La Paz y sus alrededores.

Viajar sola a La Paz, mirador Killi Killi
Desde el mirador Killi Killi se ve La Paz y, al fondo, el Nevado Illimani

Cómo llegar a La Paz

Siendo la ciudad más importante, si vas a viajar a Bolivia desde otro país lo más seguro es que llegues a La Paz en avión. No obstante, si ya estás en Bolivia o en el sur de Perú y quieres llegar hasta la ciudad, podrás hacerlo también por carretera. En ese caso, al viajar sola y debido al estado de las rutas, entre otras cosas, te recomiendo no alquilar un auto, sino mejor moverte en autobús.

Llegar a La Paz en autobús

El autobús es una buena manera de recorrer Bolivia. Existen muchas compañías locales de autobús que conectan las principales ciudades y muchos pueblos, por lo que podrás moverte a prácticamente cualquier lugar con este medio de transporte. Ahora bien, viajar en autobús en Bolivia tiene su aquel, pues a veces las rutas son de ripio, en otras ocasiones los conductores no son todo lo responsables que deberían y suele ocurrir que la flota de vehículos suele estar muy anticuada y no ser segura. 

Para viajar a La Paz lo más sencillo es dirigirte a la terminal de autobuses del lugar donde estés y preguntar qué compañías viajan y cuáles son los horarios. Las compañías más baratas suelen ser las locales, que son las que toman por lo general los bolivianos, pero también hay otras empresas más enfocadas al turismo que ofrecen más y mejores servicios (aunque, en consecuencia, son más caras). Mi consejo es que te cerciores de cuál es el estado del autobús y que pagues un poco más por una compañía que te ofrezca un mínimo de comodidad y seguridad. 

La terminal de buses de La Paz está bastante céntrica, a unos 15 minutos caminando de lugares como la Plaza Murillo o la Basílica de San Francisco. Mi recomendación es que elijas tu alojamiento en esta zona para no tener que depender de otros transportes a la hora de llegar a él mientras vas cargada con el equipaje. 

Llegar a La Paz en avión

Para viajar sola a La Paz desde un lugar lejano, como pueda ser otro país o alguna ciudad alejada dentro de Bolivia, lo mejor es tomar el avión, pues será la forma más rápida de llegar. Te recomiendo comparar precios y horarios y así encontrar la mejor alternativa desde tu lugar de origen. Quizá te interese también leer el post donde explico cómo encontrar vuelos baratos

El aeropuerto de La Paz se sitúa en la ciudad de El Alto, por lo que está relativamente cerca del centro de La Paz. Ahora bien, hay que recordar el intenso tráfico de la ciudad. Para llegar hasta el centro puedes tomar un minibús, un taxi o un traslado privado. Si optas por el taxi, mira que sea oficial, y más viajando sola, pues los que se ofrecen más baratos suelen acabar en robo.

Para evitar problemas mayores en caso de robo, pérdida de equipaje, retrasos o accidentes, te recomiendo contratar un buen seguro de viaje

Dónde dormir en La Paz

La Paz es una gran ciudad y, como tal, cuenta con muchísimos alojamientos de todo tipo. En cuanto a la ubicación, como te decía un poco más arriba, mi recomendación es que lo busques en el centro, cerca de la terminal de buses, pues así podrás ir caminando hasta allí.

Yo me quedé en la avenida Ismael Montes, a medio camino entre la terminal de buses y el centro de la ciudad, en un albergue llamado Bunkie Hostel. Se ubica en un edificio antiguo y lo puedo recomendar, pues allí se podía contratar excursiones, tenía bar y una terraza en la azotea con vistas a la ciudad. 

Como ves, si te decides a viajar sola a La Paz vas a estar muy entretenida. Como último consejo, te diría que dediques al menos dos días a la ciudad, y tres o cuatro si te decides a hacer alguna de las excursiones. Puede que no parezca que haya mucho en comparación con otras ciudades o destinos, pero aquí todo va más despacio por la altitud (y los atascos).

Estela Gómez

Viajera, fundadora de #QuieroViajarSola y travel blogger en Viajes e ideas. En 2016 agarré una mochila y me fui de viaje sola por primera vez a recorrer Sudamérica durante 6 meses y, desde entonces, quiero que todas las mujeres viajen solas porque es una de las mejores experiencias que se pueden tener en la vida.


Prepárate para viajar a La Paz

Transportes
Compara los precios de los vuelos a La Paz con Skyscanner
Alquila un coche para moverte por Bolivia con Autoeurope

Alojamiento
Reserva tu alojamiento en La Paz a través de Booking

Actividades
Reserva tus tours en La Paz con Civitatis, DeNomades o Get your guide

Seguro de viajes
Contrata tu seguro de viaje a Bolivia con Mondo y llévate un 5% de descuento

Tarjetas
Paga y saca dinero sin comisiones con la tarjeta de Bnext


Código ético: en este post existen algunos enlaces de afiliado, lo que significa que, si haces una reserva o contratas un producto o servicio a través de estos links (Booking, Civitatis, Amazon, Skyscanner, Mondo…), me llevo una pequeña comisión. En ningún caso pagarás de más y yo podré seguir manteniendo esta comunidad. Si te lo recomiendo es porque lo he probado, lo utilizo habitualmente y creo que puede serte útil para planificar tu viaje en solitario.

Deja un comentario