Si tienes pensado visitar Bolivia, te recomendamos enormemente viajar sola a Sucre. ¡Es la ciudad más bonita del país! Con su aire colonial y sus edificios blancos, es un destino perfecto para sumergirte en su historia y disfrutar de su cultura.

Viajar sola a Sucre
Te recomendamos muchísimo viajar sola a Sucre por cosas como las vistas desde San Felipe Neri

Sobre Sucre

Si leíste nuestro post sobre viajar sola a La Paz, ya sabrás esto: Sucre es una de las capitales de Bolivia. Aquí está concretamente el Poder Judicial (el Legislativo y Ejecutivo están en La Paz) y fue el lugar donde nació Bolivia, el 6 de agosto de 1825.

Fue siempre una ciudad muy importante y por suerte ha conservado su seña colonial. Puede apreciarse perfectamente el plano de la ciudad, con la Plaza de Armas de forma cuadrada en el centro, así como la arquitectura de muchas casas de la época. Además, para guardar ese aire colonial, todos los edificios del centro son blancos, lo que le vale el sobrenombre de Ciudad Blanca y ser Patrimonio de la Humanidad desde 1991.

Actualmente es una ciudad de tamaño medio y el centro histórico puede recorrerse fácilmente a pie. Con un día deberías tener suficiente para verlo todo, aunque es una ciudad tan bonita y con tan buen ambiente que te recomendamos quedarte al menos dos días para disfrutarla más pausadamente.


Qué ver y hacer en Sucre

Tener un pasado tan interesante es sinónimo de mucho por conocer. Su pasado colonial y la declaración de independencia seguro te van a resultar muy interesantes, pero además hay muchas más cosas que descubrir al viajar sola a Sucre.

Pasear por la Plaza 25 de Mayo

El centro de toda ciudad colonial era su Plaza de Armas y, en el caso de Sucre, sigue siéndolo hoy en día. Debe su nombre al llamado Primer grito libertario de las Américas, y es que en Sucre, el 25 de mayo de 1809, la llamada a la Revolución caló muy hondo y supuso el comienzo de las luchas para proclamar su independencia de España.

Viajar sola a Sucre - Casa de la Libertad
La Casa de la Libertad es el lugar más importante de la historia boliviana

Esta plaza es un buen punto de partida para visitar Sucre porque en ella y sus alrededores hay muchos lugares interesantes, como la Catedral o el edificio del Gobierno del departamento de Chuquisaca. La plaza está arbolada y en el centro se erige Simón Bolivar, revolucionario y padre de la patria (de hecho, el nombre Bolivia es en honor a Bolívar).

Conocer la historia de Bolivia en la Casa de la Libertad

Uno de los edificios que se encuentran en la Plaza 25 de mayo es la Casa de la Libertad, y es el museo en el que podrás conocer en detalle la historia de Bolivia. En su gran salón fue donde se firmó el 6 de agosto de 1825 la constitución de Bolivia como nación, y se puede incluso observar el manuscrito.

Ese gran salón es muy bonito, y es en parte porque en su día fue la capilla de la Universidad San Francisco Xavier, fundada por los jesuítas en 1624 y de la que se conversa su sillería y coro. En la visita además verás muchos objetos de la época y podrás conocer la historia de la sucreña Juana Azurduy, una de las guerreras más famosas en esas luchas por la independencia cuya historia es fascinante.

Juana luchaba con su marido Manuel Padilla y cuentan que se llevaba a sus 4 hijos a la batalla. Llegó a ser Teniente Coronel y tener a su cargo a 6.000 hombres, y el mismísimo Bolívar reconoció que el país no debería honrarle a él con su nombre, sino a ella o su marido por ser los verdaderos artífices de la independencia de Bolivia. Pese a sus logros, murió pobre y enterrada en una fosa común muchos años después, hasta que la Historia hizo justicia y se le reconocieron sus méritos, siendo honrada no solo en Bolivia, sino también en Argentina.

Juana Azurduy
En las calles de Sucre hay muchos poemas, algunos de ellos dedicados a Juana Azurduy

El horario de visita de la Casa de la Libertad es de 9 a 12 y de 14:30 a 18:30. Los lunes está cerrado, así como los domingos por la tarde. La entrada son 15 bolivianos (2€) para los extranjeros y 10 para los nacionales.

Pasear por las terrazas del Templo de San Felipe Neri

Uno de los lugares más bonitos que ver en Sucre es San Felipe Neri. Se trata de una de las basílicas más antiguas de la ciudad, aunque lo más interesante no es la iglesia, sino el claustro y sus terrazas. ¡Las vistas desde arriba son impresionantes! Para entrar debes acceder por el colegio María Auxiliadora y allí las monjas te cobrarán la entrada. Solo abre cuando no hay clase (por las tardes).

Viajar sola a Bolivia, Sucre
El claustro de San Felipe Neri es precioso y, las vistas, impresionantes

Subir al Mirador de Recoleta

Si te gustan las vistas desde San Felipe Neri, seguro que te gustarán también las del mirador de La Recoleta. Para subir hay una calle en cuesta, pero una vez arriba verás que el esfuerzo merece la pena. Se llama así por el Convento de la Recoleta, situado en la misma plaza que el mirador y que también se puede visitar. Si quieres tener un momento de paz, hay un café bajo el mirador donde tomarte algo con muy buenas vistas.

Admirar la bolivianita en el Museo del Tesoro

Uno de los museos más interesantes de Sucre es el del Tesoro. Allí verás una gran colección de platería y orfebrería, pero sobre todo, podrás ver un montón de piedras preciosas dando vida a muchísimos objetos y joyas. Entre esas piedras preciosas, la bolivianita, una piedra bicolor, morada y amarilla, que solo se encuentra en Bolivia y es preciosa. La visita es guiada y vas a aprender muchísimo.

Los horarios de apertura son de 09 a 12:30 y de 15 a 18:30, y la entrada son 25 bolivianos (3,2€). Al finalizar la visita pasarás por la tienda donde puedes comprar (o no) la bolivianita y otras joyas.


Comer chocolate

Puede parecer curioso, pero Sucre es algo así como el templo del chocolate de Bolivia. Hay dos marcas que tienen aquí sus fábricas, Para ti y Taboada, y encontrarás tiendas en el centro de la ciudad donde probar sus dulces y bombones de todo tipo de sabores, incluso algunos bien bolivianos, como los sabores a quinoa o coca.

Salir de fiesta

En las calles aledañas a la Plaza 25 de Mayo hay muchísimos restaurantes y bares con menús y ambiente internacional, y son precisamente estos los que ofrecen una gran variedad de alternativas en el plano del ocio nocturno. Desde música en directo hasta discotecas en hostels, en Sucre te lo puedes pasar muy bien.

Algunos lugares muy conocidos son la microcervecería Goblin, el Café Florín (donde también hay cerveza de la casa), el KulturCafe Berlin, que es un hostel y discoteca (recomendado para salir, pero quizá alojarte no sea buena idea si quieres descansar) y el Joy Ride, también para tomar algo de noche. Por cierto, no suele faltar el happy hour, así que aprovéchalo, porque los precios en estos lugares son elevados para los estándares de Bolivia.

Viajar sola a Sucre, calle colonial
Las calles de Sucre están llenas de balcones de madera de estilo colonial y muchos bares donde pasártelo bien

Por qué viajar sola a Sucre es una gran idea

Como ves, al viajar sola a Sucre no te vas a aburrir. Además de todo lo mencionado, hay muchas iglesias, plazas o parques que encontrarás por la ciudad y que merecerán tu atención. Es una ciudad preciosa y bien merece una parada en un viaje por Bolivia. Además, te aseguramos que hay muchos rincones ideales para hacerte fotos 😉 .

Es una ciudad bastante segura e incluso caminar en el centro histórico de noche no se siente peligroso. Esto en parte es porque es una ciudad muy cuidada y turística, y ese es otro punto a favor cuando viajas solas. La ciudad está llena de hostels donde puedes alojarte y conocer a otros viajeros. Por cierto, si no sabes qué considerar al alojarte, aquí te dejamos una guía para elegir un hostel adecuadamente.

Así que, ¿qué nos dices? ¿Te animas a viajar sola a Sucre? Ya te avisamos de que será uno de tus lugares favoritos en Bolivia e incluso corres el riesgo de querer quedarte a vivir allí.

Estela Gómez

Viajera, fundadora de #QuieroViajarSola y travel blogger en Viajes e ideas. En 2016 agarré una mochila y me fui de viaje sola por primera vez a recorrer Sudamérica durante 6 meses y, desde entonces, quiero que todas las mujeres viajen solas porque es una de las mejores experiencias que se pueden tener en la vida.

Detrás de #QuieroViajarSola, Estela Gómez

Código ético: en este post hay algunos enlaces de afiliado de empresas en las que confiamos para realizar nuestros viajes (vuelos, alojamiento, actividades…). Cuando hagas una reserva a través de estos links, nos llevamos una pequeña comisión. En ningún caso tú vas a pagar de más y nosotras podemos seguir manteniendo esta comunidad.

Deja un comentario

Cerrar menú

Encuentra lo que necesitas

Toda la información por destinos