Viajar sola a Sevilla, la ciudad de las maravillas

Algo que me ha pasado con varias ciudades españolas es que las he visitado en algún momento por trabajo y eso no me ha permitido conocerlas bien. Es el caso de Sevilla, una ciudad en la que había estado, pero sin disfrutar de su esencia. Por ello, decidí pasar tres días recorriendo sus calles y visitando sus monumentos y por fin descubrí esa ciudad maravillosa de la que todo el mundo habla. Te cuento cómo es viajar sola a Sevilla para que tú también puedas visitarla algún día porque, como dicen, tiene un color especial.

Viajar sola a Sevilla
Te cuento cómo es viajar sola a Sevilla y varias informaciones para que organices tu viaje

Por qué viajar sola a Sevilla

Sevilla es una de las ciudades más visitadas en España, y no es de extrañar. Situada en el sur del país, es la capital de Andalucía y siempre ha sido un enclave muy importante a lo largo de la historia, en parte por su ubicación junto al río Guadalquivir.

Fenicios, romanos, visigodos y árabes pasaron por allí antes de que en el siglo XIII fuera reconquistada por el reino de Castilla, dentro del cual fue la capital económica por ser el principal puerto de los viajes entre la península y América. De ese rico pasado queda un gran legado por toda la ciudad en forma de monumentos, cultura y tradiciones, así que te aseguro que habrá momentos en que te sientas como en otra época.

Además de poder visitar muchos monumentos y conocer su historia, Sevilla es una ciudad ideal para viajar sola por su vida. Sus calles están siempre muy animadas, hay cientos de planes que hacer y miles de viajeros de todos los rincones del mundo, lo que hace que sea muy fácil conocer a otras personas y hacer amigos. Ahora bien, si prefieres estar más sola, también encontrarás muchas placitas y jardines perfectos para relajarte y escapar del ruido y el bullicio. 

Además, aunque sea una ciudad grande y haya muchas cosas que visitar, lo cierto es que está todo relativamente a mano. Si te alojas en el centro de la ciudad podrás ir caminando a todas partes y eso te permitirá disfrutar de muchos detalles que se esconden en sus calles y barrios más antiguos. Simplemente callejear sin rumbo fijo es una delicia porque siempre habrá algo que llame tu atención: restos romanos, murales azulejados, fuentes, portales bonitos, pequeñas capillas, tablaos flamencos… ¡Sevilla es dejarte sorprender!

Viajar sola a Sevilla, traje flamenca
El folclore sevillano está muy presente en la ciudad y encontrarás referencias a sus ferias y el flamenco en todas partes

¿Es seguro viajar sola a Sevilla?

¡Sí! Además de ser una de las ciudades más bonitas para visitar en España, es también de las más seguras para hacer turismo. En general encontrarás muy buen ambiente en la ciudad y podrás caminar con tranquilidad por sus calles, si necesidad de ir alerta a posibles asaltos.

Lo único a lo que debes prestar atención es a tus pertenencias en los lugares de más afluencia de publico, pues desafortunadamente, como en toda gran ciudad siempre puede haber algún carterista al acecho para quitarte la cartera o el móvil sin que te des cuenta.

En cuanto a la pandemia, en todos los monumentos, alojamientos, restaurantes, etc. se siguen las normas vigentes. Encontrarás gel hidro alcohólico en todas partes y es obligatorio llevar mascarilla en interiores. Si viajas desde el extranjero, recuerda contratar un seguro de viaje con coberturas médicas generales y específicas por COVID-19, como el de Mondo, con quienes tienes un 5% de descuento por leer mi blog.

En mi post con consejos de seguridad en viaje puedes ver algunos tips para disfrutar de una experiencia más segura.

Viajar sola a Sevilla, Giralda de noche
Una de las animadas calles cercanas a la Giralda al anochecer

Cómo llegar a Sevilla

Debido a que Sevilla es una de las grandes ciudades en España, la capital de Andalucía y un destino muy turístico, está muy bien conectada con otras ciudades y regiones españolas, europeas y del entorno. Cuenta con aeropuerto internacional y estación de trenes de alta velocidad para las ciudades más alejadas y numerosas conexiones por carretera con destinos más cercanos.

Cómo llegar a Sevilla en avión

Una de las maneras más rápidas de llegar a Sevilla es en avión. Su aeropuerto recibe vuelos desde muchas ciudades españolas, europeas y del entorno (principalmente, varias ciudades de Marruecos). Por tanto, si tienes pensado hacer un viaje por varias ciudades europeas y de la región, podrás incluir perfectamente Sevilla en tu ruta por avión.

Los vuelos que llegan a Sevilla son tanto de aerolíneas “de toda la vida” (Iberia, Air France, Lufthansa…) como low cost (Ryanair, Vueling…). Para ver cuánto tardarías desde tu ciudad de origen, los precios y la compañía que hace el recorrido, puedes echar un vistazo aquí. Te recomiendo comparar los precios y tener en cuenta los horarios de llegada.

Una vez en tierra, tienes varias opciones para llegar hasta el centro de Sevilla. El aeropuerto se sitúa junto a la ciudad y es fácil y rápido llegar en transporte público. El autobús EA te dejará en poco más de media hora en la Torre del Oro, muy cerca de la zona monumental de Sevilla. Si prefieres ir directamente a tu alojamiento, tienes la opción de tomar un taxi o contratar un traslado de antemano.

Quizá te interese leer mi post sobre cómo encontrar vuelos baratos.

Cómo llegar a Sevilla en tren

Si vives o ya estás viajando en España también te puede interesar ir a Sevilla en tren. Los trenes de alta velocidad son una opción más rápida por no tener que esperar las colas del aeropuerto, aunque no siempre su precio es económico. No obstante, además de trenes de alta velocidad hay otros trenes regionales que también te pueden interesar si ya estás por ejemplo en Andalucía.

La estación de tren de Sevilla se llama Santa Justa y está muy cerca del centro. En unos 20 minutos caminando llegarás a la zona de la Catedral, por lo que es muy conveniente. También puedes utilizar taxi o transporte público para llegar a tu alojamiento, pues por allí pasan varias líneas de autobuses urbanos.

Viajar sola a Sevilla, estación de Santa Justa
Una buena manera de llegar a Sevilla es viajar en tren

Cómo llegar a Sevilla por carretera

En caso de querer viajar en transporte público, pero a precios más económicos, puedes hacerlo en autobús. Hasta Sevilla llegan empresas que cubren rutas tanto regionales como nacionales e internacionales. Lo único que debes tener en cuenta es que hay dos estaciones de autobuses en la capital andaluza: Plaza de Armas y Prado de San Sebastián. Ambas están cerca del centro, pero recuerda ver dónde tienes tu alojamiento para escoger la más cercana.

Por otra parte, si vas a viajar sola a Sevilla en tu propio coche encontrarás que está muy bien conectada por autovías con muchos otros destinos. Desde Madrid y Castilla-La Mancha puedes llegar siguiendo la A4, desde Castilla y León y Extremadura, la A66 (Vía de la Plata), y desde la parte oriental de Andalucía, la A92. Una vez en Sevilla debes tener en cuenta que muchas calles son peatonales, así que te puede interesar más alojarte en una zona externa al casco histórico para poder aparcar bien y no andar pendiente de las restricciones de tráfico.

Cómo moverse por Sevilla

Sevilla es una ciudad bastante grande y extensa. Te será difícil recorrer todo en un día, por lo que yo te recomiendo ir visitando la ciudad por partes, es decir, cada día una zona diferente. De esta manera podrás ir más tranquila y visitar prácticamente todo caminando, pues es una ciudad muy agradable para visitar a pie.

Existen muchos tours por la ciudad y sus barrios por si quieres enterarte bien de toda la historia. Además, son una buena manera de conocer a otros viajeros y recorrer la ciudad acompañada si no te apetece estar todo el tiempo sola y por tu cuenta. Por poner algunos ejemplos, aquí te dejo varios tours interesantes:

Por otra parte, cada vez más gente alquila bicicletas o patinetes eléctricos para recorrer las ciudades en España. En Sevilla hay muchas zonas preparadas con carril bici y empresas de alquiler de bicis y patinetes. También es posible hacer tours en bicicleta y en patinete eléctrico o utilizar las bicicletas públicas de la ciudad, Sevici.

Si prefieres utilizar el transporte público, no existe el metro subterráneo como en otros grandes ciudades, pero sí existen líneas de autobús urbano por toda la ciudad y una línea de tranvía llamada Metrocentro.

Otra opción si no tienes mucho tiempo para recorrer la ciudad es tomar el autobús turístico. Tiene varias paradas por toda la parte turística de la ciudad y podrás llegar a sitios más alejados, como las sedes de las Exposiciones Universales del 29 y del 92. Por último, también existen barcos para navegar el río Guadalquivir con los que podrás disfrutar de las vistas panorámicas de la ciudad a ambos lados del cauce.

Viajar sola a Sevilla, tranvía
Un tranvía pasando junto a la Catedral de Sevilla

Mejor época para viajar sola a Sevilla

Sevilla siempre está repleta de viajeros que acuden a visitarla desde cualquier parte del mundo. Ahora bien, para disfrutarla como se merece no vale cualquier momento del año. Mi recomendación es que la visites en primavera u otoño, por ser los momentos del año con mejor temperatura.

Debes tener en cuenta que Sevilla se sitúa en el sur de España y, especialmente en esta provincia, hace mucho calor en verano, habiendo días en que se superan los 40 grados de temperatura. Este calor extremo no es agradable para pasear por la ciudad o tener que hacer colas para visitar un monumento, además de que hace que dormir por la noche sea difícil.

Otra cosa a tener en cuenta son las horas de luz. Probablemente en invierno sea cuando haya menos afluencia de gente en la ciudad y puedas visitar sus monumentos con mayor tranquilidad, pero también es cierto que sobre las 5 de la tarde ya se hace de noche, por lo que no podrías disfrutar tanto de la ciudad como en otros momentos en los que anochece mucho más tarde.

Por tanto, mi consejo es que visites Sevilla en abril, mayo, junio, septiembre u octubre. Las temperaturas son más agradables que en el verano y hay suficientes horas de luz como para aprovechar bien los días. Yo la visité a mediados de octubre y me pareció el momento perfecto. Anochecía sobre las 8 de la tarde y había unos 30 grados de temperatura durante el día.

Viajar sola a Sevilla, calle comercial
En las calles comerciales verás toldos para evitar el calor del sol

Qué ver en Sevilla

A la hora de viajar sola a Sevilla te recomiendo ir sin prisas. Lo mejor es dedicar varios días para poder recorrer la zona céntrica y para poder vivir ese ambiente mágico que tienen sus calles. Te recomiendo ponerte calzado cómodo y ropa bonita para poder patear bien toda la ciudad y hacerte muchas fotos en un montón de sitios bonitos. ¡Todo en Sevilla es fotogénico!

Por supuesto, no puedes perderte los imprescindibles. El monumento más famoso de Sevilla es la Giralda, la torre de la Catedral. Puedes subir a ella y tener unas fantásticas vistas de la ciudad, y aprovechar para visitar la Catedral por dentro, porque es preciosa.

Junto a ella encontrarás el Real Alcázar de Sevilla, un conjunto de palacios y jardines construidos a lo largo de varias épocas y que te harán viajar en el tiempo a la época árabe. Además, allí se grabó Juego de Tronos, así que si te gusta la serie, muchos rincones te resultarán conocidos.

Imperdible también pasear por el barrio de Santa Cruz (la antigua judería) y sus laberínticas calles, llenas de curiosidades y placitas con encanto. Te recomiendo caminar sin rumbo e ir encontrándote cosas, como fachadas preciosas, palacios, patios, restos romanos, tiendecitas coquetas, etc.

También caminando podrás llegar a la zona comercial de la ciudad, con la conocida calle Sierpes llena de negocios antiguos, a las Setas de Sevilla o a la iglesia de la Macarena, la virgen más conocida de la ciudad. Si te gusta la historia quizá te apetezca visitar el Archivo de Indias, y si quieres relajarte encontrarás muchos parques y jardines.

Además, no puedes dejar de pasear por el río Guadalquivir, donde entre otras cosas verás la Torre del Oro, ni cruzar sus puentes hacia el barrio de Triana, cuna del flamenco y la cerámica. En sus orillas también están los lugares donde se celebraron las Exposiciones Internacionales del 29 y del 92. Algunos de sus pabellones aún están en pie, aunque quizá el monumento más conocido de estos eventos sea la Plaza de España, otro de los rincones más fotografiados de Sevilla.

Como la ciudad da para mucho, te cuento en otro post qué ver en Sevilla con más detalle.

Qué ver en Sevilla, Real Alcázar
El Patio de las Doncellas del Real Alcázar de Sevilla te hará viajar en el tiempo

Dónde dormir en Sevilla

La ciudad de Sevilla es preciosa y tiene muchas cosas que ver por todos sus rincones. Así pues, te alojes donde te alojes, tendrás cerca algo que visitar. Mi consejo es que busques algún lugar céntrico, a ser posible cerca de la Giralda o la Plaza Nueva. Es una zona donde tienes los principales monumentos a mano y también está cerca de las estaciones de tren y autobuses y de algunas paradas del autobús del aeropuerto.

Como es una de las ciudades más visitadas en España no te costará encontrar un hospedaje que se ajuste a tu tipo de viaje. Hay hoteles, apartamentos, pensiones, hostels… Aquí puedes echar un vistazo y reservar. A mi me gusta quedarme en hostels cuando viajo sola, pues son una buena manera de conocer a otros viajeros y de viajar barato.

En mi viaje a Sevilla me quedé en el Hostel One Catedral, en pleno barrio de Santa Cruz y a pocos pasos de la Giralda, la Catedral o el Real Alcázar. A parte de por su ubicación, es un buen hostel porque todas las tardes hacen actividades para que los huéspedes se conozcan. Unos días se realiza algún paseo por alguna zona de la ciudad, otros se sale a cenar y tomar algo, etc. Hay habitaciones solo para mujeres por si no estás del todo cómoda compartiendo habitación con desconocidos, cocina para poder prepararte tus comidas y así ahorrar algo de dinero y una terraza en la azotea con unas bonitas vistas de la Giralda. ¡Te lo recomiendo!

Si nunca te has quedado en un alojamiento de este tipo, quizá te interese leer mi post con consejos para elegir un hostel.

¡Espero que este post te ayude a viajar sola a Sevilla! Es realmente una ciudad preciosa, llena de vida, muy segura y agradable para recorrer. Esta ciudad es para ti tanto si te apetece conocer su historia, como pasarlo bien o sumergirte en su cultura. Hay mil detalles curiosos en sus calles y estoy segura de que, en cuanto te pierdas en ellas, querrás volver una y otra vez. ¡Sevilla te espera!

Estela Gómez

Viajera, fundadora de #QuieroViajarSola y travel blogger en Viajes e ideas. En 2016 agarré una mochila y me fui de viaje sola por primera vez a recorrer Sudamérica durante 6 meses y, desde entonces, quiero que todas las mujeres viajen solas porque es una de las mejores experiencias que se pueden tener en la vida.

Prepárate para viajar sola a España

Transportes
Compara los precios de los vuelos a España con Skyscanner
Reserva vuelos baratos en España con Vueling
Alquila un coche para moverte por España con Autoeurope (25% dto.)
Viaja por España en autobús con Flixbus
Busca y compra tus billetes de autobús en España con Movelia

Alojamiento
Reserva tu alojamiento en España a través de Booking (30% dto.)

Actividades
Reserva tus tours en España con Civitatis, Get your Guide o GuruWalk

Seguro de viajes
Contrata tu seguro de viaje a España con Mondo (15% dto.)

Equipamiento
Compra tu equipamiento viajero en Amazon

Código ético: en este post existen algunos enlaces de afiliado, lo que significa que, si haces una reserva o contratas un producto o servicio a través de estos links (Booking, Civitatis, Amazon, Skyscanner, Mondo…), me llevo una pequeña comisión. En ningún caso pagarás de más y yo podré seguir manteniendo esta comunidad. Si te lo recomiendo es porque lo he probado, lo utilizo habitualmente y creo que puede serte útil para planificar tu viaje en solitario.

Deja un comentario