10 cosas qué ver en Braganza en un día

Mi viaje por Terras de Trás-os-Montes fue toda una sorpresa y me permitió descubrir una región muy cercana y a la vez muy desconocida. Allí se encuentra una de las ciudades más bonitas del norte de Portugal y hoy quiero hablarte precisamente de ella para que tú también puedas conocerla: te cuento qué ver en Braganza, una pequeña capital con aires medievales.

Caminar por las calles de Braganza (o Bragança, en portugués) te hará transportarte a épocas pasadas. En su ciudadela se conservan muy bien su castillo y sus murallas, así como algún que otro edificio de estilo románico. Mientras, en la parte más moderna de la ciudad, abundan las iglesias y antiguos palacios, que hoy han sido reconvertidos a viviendas, comercios y museos de diferente índole.

Qué ver en Braganza
Te cuento qué ver en Braganza (Portugal), una ciudad amurallada muy cerca de nuestro país

Dónde está y cómo llegar a Braganza

Braganza es la capital de la región de Terras de Trás-os-Montes, en el noreste de Portugal. Este territorio limita con nuestro país con las provincias de Zamora y Ourense, siendo muy fácil visitarlas desde el norte de España. La ciudad cuenta con un pequeño aeródromo, aunque la forma más común de llegar hasta ella es por carretera.

Cómo llegar a Braganza en coche

Braganza se ubica, digamos, en un rinconcito de Portugal, a muy pocos kilómetros de España. Por allí pasa la autovía A4, que va desde Oporto hasta la frontera por Quintanilha (conexión a Zamora por la N122) y sería la vía de comunicación más importante, tanto dentro del propio país luso como con el nuestro. Ahora bien, hay otras carreteras menores por las que también podrás viajar a Braganza, como la que la une con Puebla de Sanabria.

Si viajas con tu propio coche debes tener en cuenta que hay un tramo de autopista junto a Braganza que es de peaje, y los peajes en Portugal tienen truco. En este caso, el de Braganza forma parte de los peajes con sistema de pago electrónico, en los que se cobra solamente a través de este sistema con lectores. No podrás pagar en efectivo o con tarjeta porque no hay cabinas, sino que antes de viajar deberás solicitar tu identificación y asociarla a tu matrícula. Si no lo haces así, tendrás que pagar una multa.

Viajar a Braganza en autobús

En caso de que te muevas en transporte público, por suerte Braganza está bien conectada con otros lugares, sobre todo dentro de Portugal. Por una parte, podrás llegar desde prácticamente cualquier punto del país a través de los autobuses de Rede Expressos. Por otra, también hay rutas internacionales para viajar desde ciudades como Zamora o Valladolid y puedes reservar aquí tu billete.

La estación de autobuses de Braganza está situada bastante cerca del centro de la ciudad, al lado de la antigua estación de tren. Ésta ya no funciona (no hay tren a Braganza), sino que ha sido reconvertida para albergar las oficinas de venta de pasajes de las empresas de autobús y una cafetería.

Desde el edificio a las dársenas de los autobuses hay un par de minutos caminando y en el recorrido se ubica el Museo Nacional Ferroviario con antiguas máquinas y vagones de tren. La entrada es gratuita así que puedes darte una vuelta mientras esperas al bus, por ejemplo, cuando regreses a casa.

Vuelos a Braganza

En estos momentos Braganza cuenta con un aeródromo que recibe vuelos chárter nacionales de la compañía Sevenair. Tiene vuelos regulares desde Vila Real y en temporada desde Lisboa o Viseu. Si estás viajando por Portugal y el vuelo coincide con tus fechas, puede que sea una opción rápida para moverte, por lo que aquí puedes reservar tu plaza.

El Camino de Santiago por Braganza

Por último, otra opción para visitar Braganza podría ser realizar el Camino de Santiago. Por la ciudad pasa la variante del Camino Sanabrés conocida como Camino Zamorano Portugués, que sale de Zamora y conecta con el Sanabrés en Verín. Es un camino muy desconocido y poco frecuentado, por lo que no es muy probable que vayas a viajar a Braganza de esta forma, pero nunca está de más saberlo, sobre todo para la gente apasionada del Camino como yo.

Si te interesa la Ruta Jacobea, no te pierdas mi post sobre cómo es hacer el Camino de Santiago sola.

Qué ver en Braganza, Camino de Santiago
Una opción es viajar a Braganza siguiendo las flechas amarillas

Qué ver en Braganza en un día

Una vez hayas llegado a la capital transmontana toca comenzar a recorrerla. Ponte un calzado cómodo y prepárate para subir y bajar cuestas mientras disfrutas de su historia y su cultura. Aunque sea una ciudad pequeña perfecta para visitar en un día, hay muchas cosas interesantes que conocer al visitar Braganza: monumentos históricos, antiguos palacios, museos… Eso sí, ten en cuenta que los lunes cierra todo.

Castillo de Braganza

Uno de los lugares imprescindibles que ver en Braganza es su castillo. El Castelo de Bragança es una fortificación medieval muy bien conservada con orígenes en el siglo XII, cuando en tiempos de la Reconquista se comienza a repoblar esta zona. La construcción que ha llegado a nuestros días es del siglo XV, cuando se construye una fortaleza más grande y robusta sobre la anterior.

Su torre del homenaje se levanta a una altura de 33 metros y alberga el Museo Militar de Braganza, con una colección de armas que repasan la historia de las guerras desde siglos atrás. La entrada cuesta tres euros y desde arriba del todo se tiene una bonita vista 360º de la ciudad y su entorno.

El castillo está rodeado por una muralla perfectamente conservada. Se puede caminar por ella y también podrás observar bonitas vistas de la ciudad, sobre todo al atardecer. Las murallas conforman lo que se llama la ciudadela de Braganza, el corazón de la ciudad medieval, que aún conserva sus antiguas callejuelas estrechas, sus puertas de acceso y algunos monumentos interesantes.

Qué ver en Braganza, Castillo de Braganza
El castillo es el monumento más representativo de Braganza

Iglesia de Santa María de Braganza

Entre esos monumentos a destacar en la ciudadela de Braganza está la iglesia de Santa María. Se ubica junto al castillo y está considerada como la iglesia más antigua de la ciudad. Aunque su fachada esté rematada en estilo barroco, tiene un origen románico. En su interior destacan los frescos del techo que representan la Asunción de la Virgen.

Domus Municipalis de Braganza

Al lado de la iglesia, otro edificio interesante que ver en Braganza. Se trata de la Domus Municipalis, un edificio de estilo románico construido en el siglo XII o XIII y que habría albergado diferentes funciones. Por una parte, sería una cisterna para recoger el agua de lluvia y proveer de agua potable a los habitantes de la ciudadela.

Por otra, sería la Cámara Municipal de Braganza, pues sobre la cisterna hay un salón, que es la parte de las ventanas que adorna la parte superior del monumento. Por esta sala, muchos lo consideran el ayuntamiento más antiguo de Portugal.

Qué ver en Braganza, Domus Municipalis
La Domus Municipalis y la torre de la iglesia de Santa María detrás

Museo Ibérico de la Máscara y el Traje

Antes de abandonar la ciudadela, date una vuelta por este curioso museo. Allí encontrarás una colección de caretas y trajes típicos del Carnaval, tanto de la región de Terras de Trás-os-Montes como de la provincia de Zamora. Esta festividad se vive con mucha intensidad en la zona (los Caretos de Podence, en Macedo de Cavaleiros, son incluso Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO) y llena durante unos días las calles de los pueblos y ciudades de sonido y color.

Antigua Catedral de Braganza

Saliendo de la ciudadela de Braganza, el corazón de la ciudad actual está en torno a la Plaza de la Catedral. Allí se encuentra la iglesia de San Juan Bautista, la iglesia de un antiguo convento jesuita construida en 1545 y elevada al rango de Catedral en el siglo XVII.

Con la construcción de la nueva Catedral de Braganza a comienzos del siglo XXI, vuelve a ser una parroquia. Se puede acceder libremente, tanto al templo como al claustro. Merece la pena contemplar también la bonita cruz que se erige en la plaza.

Qué ver en Braganza, Antigua Catedral de Braganza
Claustro de la Catedral Vieja de Braganza

Centro de Arte Contemporânea Graça Morais

En los alrededores de la Catedral vieja de Braganza encontrarás cafeterías, comercios y varios museos. Uno de los más relevantes es el Centro de Arte Contemporáneo Graça Morais, donde encontrarás una colección permanente de obras de la artista y exposiciones temporales. Graça Morais es una de las pintoras más reconocidas de Portugal y es además de la región, pues nació en Freixiel, uno de los pueblos del concejo de Vila Flor.

Centro de Fotografía Georges Dussaud

Otro lugar que visitar en Braganza si te gusta el arte es el Centro de Fotografía Georges Dussaud. En este caso se expone la obra de este fotógrafo francés, que es un enamorado de la región y lleva décadas retratando a sus gentes, sus costumbres y sus paisajes. Sin duda, un buen lugar para conocer más en profundidad las Terras de Trás-os-Montes.

Qué ver en Braganza, Centro de Fotografía
Los museos son un buen plan para los días de lluvia en Braganza

Museo del Abad de Baçal

Siguiendo en la misma calle que los dos centros expositivos anteriores encontrarás un museo más: el Museu do Abade de Baçal. En esta ocasión es un museo histórico, con una exposición que muestra piezas arqueológicas, numismática y otros objetos antiguos con el fin de dar a conocer el pasado de la región.

El museo está ubicado en el Antiguo Palacio Episcopal de Braganza construido en el siglo XVIII como residencia oficial de los obispos. Lleva el nombre del sacerdote Francisco Manuel Alves, Abad de Baçal, quien siempre se interesó por la historia regional creando así el germen de lo que hoy en día es el museo.

Marron Oficina da Castanha

La región de Terras de Trás-os-Montes se divide en zona fría y zona caliente, y Braganza pertenece a la primera. Mientras en la zona caliente predominan los olivos, en la fría hay castaños, y el fruto más típico del distrito de Bragança es la castaña. Es habitual encontrarlo en las recetas de los restaurantes, pero también puedes conocer mejor sus usos en la Oficina de la Castaña. Se trata de un pequeño museo donde también podrás probar algunos alimentos hechos con este fruto, desde dulces a licores. Aquí puedes comprar la entrada para tu visita y ¡que aproveche!

Río Fervenza y Centro Ciencia Viva

Por último, otro de los lugares imprescindibles que ver en Braganza es su río. El río Fervenza no lleva demasiado caudal, pero sí es un bonito lugar para pasear con vistas, entre otras cosas, al castillo. Hay rincones curiosos, como el jardín de monumentos en miniatura, miradores y también espacios para aprender como el Centro Ciencia Viva.

Este centro tiene dos sedes. Por una parte, un sitio expositivo en el lugar donde hubo una central hidroeléctrica que promueve la energía autosustentable (el edificio produce el 50% de la energía que consume). Por otra, la Casa de la Seda, un antiguo molino donde se recuerda esta actividad que en el pasado fue el motor económico de la ciudad. Hubo unas 200 tintorerías de seda en las márgenes del río; hoy solo queda este museo y una escultura que homenajea a las hilanderas.

Qué ver en Braganza, monumento a las hilanderas
El monumento a las hilanderas en la zona del Centro Ciencia Viva

Pueblos bonitos cerca de Braganza

¿Tienes varios días para hacer una ruta por la zona? Más allá de la ciudad de Braganza hay otras pequeñas ciudades y enclaves naturales muy interesantes en los alrededores de la capital transmontana. A continuación te reseño algunos de ellos, pero no dudes en salirte fuera de ruta para descubrir otras joyas escondidas por la región.

Macedo de Cavaleiros

A algo menos de media hora de distancia de Braganza se ubica Macedo de Cavaleiros. Esta pequeña ciudad en sí no tiene muchas cosas a reseñar, pero sí su concejo. Para empezar, en el pueblo de Podence tienen la fiesta de los Caretos en Carnaval, que como te decía más arriba es Patrimonio Mundial.

En un plano más natural, a pocos kilómetros de Macedo se encuentra la Albufeira do Azibo, un embalse que ha dado lugar a un espacio protegido dentro del Geopark Terras de Cavaleiros. Es un lugar para observar aves, además de poder realizar rutas de senderismo en sus alrededores. Se puede también navegar por el pantano en un barco solar y hay varias playas lacustres catalogadas como algunas de las mejores playas de interior de Portugal.

Te cuento en detalle qué ver en Macedo de Cavaleiros en otro post.

Macedo de Cavaleiros, vista Albufeira do Azibo
La Albufeira do Azibo y su entorno natural

Mirandela

Muy cerquita de allí está Mirandela, otra pequeña ciudad rodeada de montes de olivos. De hecho, allí podrás descubrir un poco mejor la cultura del aceite en el Museo de la Aceituna y el Aceite, donde conocer algunos datos sobre la producción del oro líquido en el país luso que seguro te sorprenderán.

Además, es una ciudad histórica, donde aún se pueden apreciar algunos monumentos históricos de su pasado. Por ejemplo, el Paço dos Távoras, un espectacular palacio de la que fue una de las familias más influyentes del país (hoy es la municipalidad), o el Arco de San Antonio, el único vestigio de la muralla medieval de la ciudad. El río Túa le da mucha vida a Mirandela, así que no dudes en pasear por la orilla o cruzar el puente medieval sobre sus aguas.

Tienes más información en el post donde hablo sobre qué ver en Mirandela.

Qué ver en Mirandela, puente medieval
Cruzando el río con la vista puesta en el centro de Mirandela

Miranda do Douro

Junto a la frontera española hay otro pueblo de los alrededores de Braganza que merece la pena conocer. Se trata de Miranda do Douro, una localidad que también tiene presente su pasado con su castillo, su concatedral o la muralla prerrománica.

Ahora bien, si por algo destaca este destino es por estar situado en un enclave natural espectacular: las Arribes del Duero. El río Duero baja encajonado en esta zona y se puede recorrer con un paseo en barco ecológico para disfrutar de sus bonitos paisajes. Yo lo hice en un viaje anterior en otoño y te aseguro que es muy bonito.

Terras de Trás-os-Montes, Miranda do Douro
El río Duero como un espejo durante el paseo en barco por Miranda do Douro

Puebla de Sanabria

Por último, abandonado territorio portugués, otro lugar que puedes visitar en los alrededores de Braganza es Puebla de Sanabria. Esta localidad zamorana se encuentra a apenas 40 kilómetros de la ciudad y es uno de los pueblos más bonitos de España.

Dentro de su casco histórico te llamarán la atención los edificios construidos en piedra y sus grandes monumentos. A destacar, el castillo de los Condes de Benavente, la iglesia de Santa María del Azogue, del siglo XII y de estilo románico, o la Plaza Mayor, donde está la Casa Consistorial.

Hoteles en Braganza

Para recorrer todos los lugares que ver en Braganza que te acabo de mencionar, la mejor opción es alojarte en la capital. Si vas a conocer también la región con tu coche, también es una alternativa, ya que desde allí tienes buena comunicación por carretera con el resto de concejos de Terras de Trás-os-Montes para hacer visitas durante el día a los pueblos o espacios naturales de la zona.

Cuando yo visité la zona dormí tanto en Macedo de Cavaleiros como en Braganza. En Braganza me quedé en el HI Bragança – Pousada de Juventude, que es un hostel de habitaciones compartidas, pero gracias a que fui en temporada baja tuve la habitación para mi sola con un precio muy económico. Si prefieres otro tipo de alojamientos, aquí puedes echar un vistazo y reservar y te dejo también algunas ideas de hoteles en Braganza bien valorados:

Espero que este post te ayude a conocer qué ver en Braganza en un día y de paso aprovechar para conocer también sus alrededores y así hacer una escapada muy completa. El norte de Portugal siempre sorprende con sus verdes paisajes, sus montes y sus pueblos y ciudades con encanto, y Terras de Trás-os-Montes no es una excepción. ¡Disfruta!

Este post forma parte de la guía para viajar sola a Portugal.

Estela Gómez

Viajera, fundadora de #QuieroViajarSola y travel blogger en Viajes e ideas. En 2016 agarré una mochila y me fui de viaje sola por primera vez a recorrer Sudamérica durante 6 meses y, desde entonces, quiero que todas las mujeres viajen solas porque es una de las mejores experiencias que se pueden tener en la vida.

Prepárate para viajar sola a Portugal

Transportes
Compara los precios de los vuelos con Skyscanner
Alquila un coche con Autoeurope o Rentalcars
Viaja a Portugal en autobús con Flixbus

Alojamiento
Reserva tu alojamiento a través de Booking o Hostelworld

Actividades
Agenda tus tours con Civitatis, GuruWalk y GetYourGuide

Seguro de viajes
Contrata tu seguro de viaje a Portugal con Mondo (15% dto.)

Equipamiento
Compra tu equipamiento viajero en Amazon

Código ético: en este post existen algunos enlaces de afiliado, lo que significa que, si haces una reserva o contratas un producto o servicio a través de estos links (Booking, Civitatis, Amazon, Skyscanner, Mondo…), me llevo una pequeña comisión. En ningún caso pagarás de más y yo podré seguir manteniendo esta comunidad. Si te lo recomiendo es porque lo he probado, lo utilizo habitualmente y creo que puede serte útil para planificar tu viaje en solitario.

Deja un comentario