Qué hacer en Lake Louise, la joya de las Montañas Rocosas

Las Montañas Rocosas canadienses esconden muchísimos tesoros naturales y paisajísticos. Sus montañas, glaciares, lagos, ríos y bosques son los absolutos protagonistas. Eso sí, por suerte hay algunos pueblos por aquí y por allí para poder recorrerlas de una forma un poco más fácil, así que hoy te cuento qué hacer en Lake Louise, uno de esos lugares desde los que explorar algunos de los rincones más bellos y famosos de todo Canadá.

Qué hacer en Lake Louise
Te cuento qué hacer en Lake Louise, uno de los rincones más bellos de Canadá

Dónde está Lake Louise y cómo llegar

Lake Louise (o Lago Louise traducido) es un pequeño pueblo, pedanía más bien, situado en la provincia canadiense de Alberta. Está encajado en el valle del río Bow, en plenas Montañas Rocosas de Canadá, y los atractivos con los que cuenta lo convierten en una parada ineludible en la carretera Icefields Parkway, entre Banff y Jasper. Es parte del Parque Nacional de Banff, el primer Parque Nacional declarado en Canadá, y es conocido por sus lagos (Lake Louise y Moraine Lake), sus pistas de esquí y sus rutas de senderismo.

Como es una zona montañosa las comunicaciones se hacen principalmente por carretera, así que para llegar desde algún lugar lejano, primero debes viajar a Banff o Calgary (acceso por el sur), a Jasper (acceso por el norte) o a Kamloops (acceso por el oeste).

Te invito a leer mis posts sobre qué ver en Jasper y qué hacer en Banff para conocer cómo llegar a estas localidades.

Cómo llegar a Lake Louise por tu cuenta

Muchos de los viajeros que recorren Canadá lo hacen por su cuenta. Es un país en el que hay buenas comunicaciones para moverte de un lugar a otro y donde muchos atractivos solo son accesibles con vehículo propio. Es por ello que una de las opciones más convenientes es la de alquilar un coche o autocaravana.

Como te decía, Lake Louise se ubica entre Jasper y Banff, por lo que para llegar en coche no tienes más que seguir las indicaciones. Desde Jasper debes seguir la ruta de la Icefields Parkway, un autovía que recorre de norte a sur gran parte de las Rockies canadienses. Mientras, desde Banff y Calgary desde el sur, y desde Kamloops desde el oeste puedes seguir la Ruta 1, conocida como Transcanadiense porque recorre gran parte del territorio del país de este a oeste. Ambas rutas se encuentran, de hecho, en Lake Louise.

Es fácil llegar a Lake Louise en coche, pero lo cierto es que no es tan fácil aparcar, sobre todo en temporada alta. Es por ello que desde hace unos años la administración del Parque Nacional de Banff, donde se sitúa, promueve el transporte alternativo.

Existe una zona donde puedes dejar tu vehículo llamada Park & Ride, a varios kilómetros de Lake Louise. Desde allí existe un shuttle gratuito para ir a Lake Louise pueblo (no va a los lagos) y dos shuttles de pago hasta los lagos Louise y Moraine entre mayo y octubre (no paran en el pueblo). También hay varias líneas de autobús de la compañía Roam Transit desde el pueblo de Banff que funcionan durante todo el año. La línea X8 tiene parada en Lake Louise pueblo.

Sé que es algo lioso, así que aquí te dejo la información oficial del Parque Nacional de Banff. Ahí podrás ver todas las líneas que existen y reservar tu plaza en los shuttles y autobuses a través de los links oficiales facilitados.

Cómo visitar Moraine Lake, shuttle
Los shuttles en Canadá a veces son antiguos buses escolares

Tours para visitar Lake Louise

Además de esos autobuses desde Banff, si no vas a alquilar un coche y dependes de los transportes colectivos también puedes visitar Lake Louise con excursiones. Existen varias maneras de poder llegar tanto desde Jasper como desde Banff.

Si planeas viajar desde Jasper, existe un tour que es traslado a la vez. Se trata de una excursión lineal, es decir, que no vuelve a su punto de origen, sino que termina en Lake Louise o Banff, por lo que es ideal para utilizarlo como medio de transporte. Como entre ambas localidades hay varias decenas de kilómetros de apabullante naturaleza, el viaje tiene varias paradas para disfrutar de los puntos turísticos de la ruta Icefields Parkway, como las Cascadas o el glaciar de Athabasca. Puedes reservarlo aquí.

Mientras, para visitar Lake Louise desde Banff puedes unirte a un tour de medio día que te llevará a ver los dos lagos, Lake Louise y Moraine Lake. Si quieres ver más lugares, otra opción es unirte a la excursión de día completo por los lagos Louise, Moraine y Emerald y las cascadas Takakkaw o tomar el autobús turístico del Parque Nacional de Banff estilo hop on – hop off para visitar Lake Louise y otros puntos de interés de la zona.

En caso de visitar la zona en invierno, quizá te interese otro tour, que también sale de Banff, con el se visitan el Cañón Marble y Lake Louise lago, haciendo una ruta de raquetas de nieve. Puedes reservarlo aquí.

Qué hacer en Lake Louise

El pueblo toma el nombre de su lago más famoso, que se sitúa a apenas 4 kilómetros. Además de su agua de color verdoso, la vista desde la orilla es increíble por las montañas que lo rodean y sus glaciares. ¿Y sabes qué? ¡Que no es el único lago de la zona! Además, para disfrutar más de ello si cabe, en la zona hay algunos senderos de esos que no te puedes perder por nada del mundo. ¿Tienes lista la mochila?

Visitar el lago Louise

Compartiendo nombre, es obvio que lo primero que tienes que hacer en Lake Louise es ir a conocer este bonito lago. Es uno de los más famosos de las Montañas Rocosas de Canadá y no es para menos, ya que su color llama mucho la atención.

Está encajonado por montañas y sobre ellas descansa el glaciar Victoria que, aunque está en retroceso como muchas otras masas de hielo en el mundo, aún se puede contemplar desde la orilla del lago. Hay senderos que te permiten bordear el lago y, si viajas acompañada, podrás alquilar una canoa y remar por sus tranquilas aguas.

La vista principal del lago y el glaciar se tiene desde la zona turística, donde hay un gran mirador y donde se ubica también el hotel más famoso de la zona. Se trata del Fairmont Château Lake Louise, un hotel de lujo donde pasar la noche y despertar con vistas al lago debe ser una auténtica pasada. Yo no me quedé allí, pero si tú quieres pegarte el capricho, puedes reservarlo aquí.

Cómo llegar al Lago Louise

El lago Louise no está junto al pueblo, sino que se encuentra a unos kilómetros. Por tanto, si viajas por tu cuenta se hace imprescindible ir en coche o en shuttle. Existe un gran aparcamiento en las inmediaciones del lago, pero en temporada alta se llena muy pronto y lo mejor es ir en autobús. La línea 8X de Roam Transit que cubre el trayecto entre Banff y el lago tiene parada en Lake Louise pueblo. Consulta aquí sus horarios.

Otra opción para visitar Lake Louise en coche es aparcar en el Park & Ride, a varios kilómetros del pueblo, junto a la ruta 1, y desde allí tomar el shuttle al lago. La línea se llama Park & Ride Connector y va directa sin parar en el pueblo. Puedes ver más información aquí.

Viajar sola a las Montañas Rocosas de Canadá, Lake Louise
Así verás el lago Louise desde su parte frontal, con el glaciar al fondo

Hacer la ruta del Big Beehive

En los alrededores del lago Louise hay varias rutas de senderismo que merece la pena realizar, y el Big Beehive es uno de sus recorridos estrella. El sendero recibe su nombre de un mirador desde donde se tienen unas vistas impresionantes. Eso sí, llegar allí requiere de cierto esfuerzo.

El recorrido hasta la parte más alta de la ruta son unos 4,5 kilómetros, pero hay más de 500 metros de desnivel que salvar. Una vez arriba podrás volver al Lake Louise por el mismo lugar, o hacer una vuelta circular por el lado del lago (de esta manera el sendero tiene unos 10 kilómetros). Esto puede cambiar si se hacen otras variantes (como el Little Beehive) y el tiempo final dependerá mucho de las paradas que hagas en el recorrido, porque querrás contemplarlo todo con calma, te lo aseguro.

Lagos Mirror y Agnes

Para comenzar este sendero hay que partir de orillas del Lake Louise. El camino sale casi frente al hotel Fairmont Château y desde el principio comienza a subir. El agua del lago irá cambiando de color a cada paso, haciéndose más intenso, y tras 2,7 kilómetros, llega la primera parada: Mirror Lake.

Aquí querrás tomarte unos minutos para descansar. No solo hay un pequeño lago muy fotogénico, sino que la montaña que tendrás frente a ti es el Big Beehive. Y sí, tendrás que subir hasta allí arriba si quieres tener las bonitas vistas que te mencionaba. Si decides comer algo aquí, ten cuidado con los chipmunks (especie de ardillas), ¡porque están al acecho!

Cuando retomes el camino y, tras apenas medio kilómetro, comenzarás a escuchar el sonido procedente de una casada: se trata de las aguas del lago Agnes que caen montaña abajo. Unos pasos más arriba, te encontrarás con él y su teahouse. No solo las vistas son espectaculares, sino que hay una pequeña cafetería donde puedes planificar otra pausa para coger fuerzas.

Ahora toca bordear el Lake Agnes, pero no estarás sola porque allí también hay chipmunks entre las rocas y saldrán a saludarte. Al final de este tramo, hay una serie de rocas en las que también puedes hacer una parada contemplativa. No lo dudes y siéntate unos momentos a descansar. Llega la parte más dura.

Qué hacer en Lake Louise, Lake Agnes
El lago Agnes es uno de los que podrás ver en la ruta del Big Beehive

Subida al Big Beehive

El camino se hace cada vez más y más vertical y comienza a zigzaguear. Parece no tener fin, y solo ves gente más arriba que tú y piensas “¿En serio tengo que subir hasta ahí?”. No queda otra más que tomárselo con calma.

Una vez superada esta gran prueba para tus piernas, en lo alto hay un cruce de caminos. No bajes aún. Ve hacia la izquierda hasta que encuentres el mirador. ¡Vas a alucinar tanto que se te olvidará de golpe todo el sufrimiento de la subida! Tómate tu tiempo, tu esfuerzo merece ser recompensado, pero no dejes que los chipmunks se coman tu comida. De verdad, están por todos lados.

Continuando el camino

Como te comentaba más arriba, puedes volver por el mismo lugar o realizar una vuelta. Al volver al cruce de caminos desde el mirador, ve hacia la izquierda y comienza el descenso (¡no vuelvas por el mismo lugar!). Tras un rato llegarás a otro cruce de caminos, en el que, te sugiero, tomes el de la derecha.

Éste es el que va hasta el Plain of the Six Glaciers, aunque no tienes por qué completar este otro sendero entero. Simplemente caminarás durante menos de un kilómetro hasta el desvío que te indicará “Plain of the Six Glaciers” a la derecha y “Lake Louise” a la izquierda. Toma el camino de la izquierda, que es un conector que te llevará durante un kilómetro hasta dar con el otro sendero. Gira a la izquierda de nuevo y camina en dirección al lago y el hotel. Toda esta parte final es prácticamente plana, así que aunque sean unos cuantos kilómetros se hace rápido. Además, ¡merece mucho la pena ver el Lake Louise del otro lado!

Qué hacer en Lake Louise, Lake Louise desde el valle
Así luce el lago Louise desde el fondo

Hacer la ruta Plain of the Six Glaciers

Otra gran ruta de senderismo que puedes hacer desde el lago Louise es el Plain of the Six Glaciers, un trek que se adentra en un valle montañoso en el que solo habrá glaciares a tu alrededor (de ahí su nombre). Puedes realizarla desde dos puntos. Por una parte, desde la parte frontal del lago, siguiendo el sendero que lo bordea hasta el otro lado y dirigiéndote siempre hacia el corazón del valle. Por otra, como prolongación de tu aventura por el sendero del Big Beehive que te acabo de describir más arriba.

Si te decides por esta opción añadirás unos 6 o 9 kilómetros a la ruta previa, dependiendo de hasta dónde quieras llegar, ya que hay “dos puntos de destino”. La mayoría de gente llega hasta la teahouse, pero los que se quedan con ganas de más continúan hasta el mirador del final.

Para realizar este enlace, en el cruce de caminos que te mencionaba más arriba como “Plain of the Six Glaciers” a la derecha y “Lake Louise” a la izquierda, toma el de la derecha. El camino se volverá ascendente de nuevo y notarás más frío, ya que los glaciares cada vez estarán más cerca. El paisaje es completamente diferente al que se puede ver realizando la ruta del Big Beehive, y es, sin duda, mucho más desolador. Una vez llegas a la teahouse, puedes volver de nuevo a Lake Louise o seguir hasta el mirador.

Para volver hasta la parte frontal del lago y el hotel, solamente tienes que dar la vuelta y verás tu objetivo todo el tiempo, ya que se encuentra al final del valle. Una de las cosas que más me sorprendió de este sendero es que al llegar al lago desde el valle hay una especie de playa y una vista completamente diferente a la que se tiene desde la otra orilla.

Qué hacer en Lake Louise, sendero Plain of the Six Glaciers
Tramo del sendero Plain of the Six Glaciers

Visitar el lago Moraine

Otra de las cosas que hacer en Lake Louise tiene que ver con otro lago, su vecino Moraine Lake. Es uno de los lugares más bellos del planeta y fue una de las principales razones por las que decidí viajar sola a Canadá. Desde que vi una fotografía de este lugar hace años era mi gran sueño viajero y pude, por fin, hacerlo realidad.

Igual que el lago Louise, el lago Moraine está rodeado de imponentes montañas y glaciares. Es lo que se conoce como Valley of the Ten Peaks (Valle de las Diez Cimas), por ser diez las montañas que lo rodean. Sus aguas son de un color azul intenso y te recomiendo verlo en diferentes momentos del día, porque el paisaje y el tono del lago van cambiando con la luz. Si tienes compañero o compañera de viaje, también hay un servicio de alquiler de canoas.

Puedes quedarte todo el tiempo del mundo contemplando el lago en la Rock Pile, una montaña de rocas que se ha convertido en un mirador, aunque hay también un sendero para bordearlo, así que te sugiero que te des un paseo. ¡Es una zona preciosa!

Cómo llegar a Moraine Lake

Moraine Lake está aún más alejado del pueblo que Lake Louise. Hay aproximadamente unos 14 kilómetros de recorrido, por lo que de nuevo necesitarás coche o tomar un shuttle. La zona de aparcamiento en el lago Moraine es incluso más reducida que la de Lake Louise, por lo que te recomiendo ir con los shuttles.

Desde el aparcamiento Park & Ride junto a la ruta 1 puedes tomar un shuttle que va directo a Moraine Lake. Mientras, desde Banff hay una línea de autobús de Roam Transit (línea 10) que te lleva directamente. Para visitar Moraine Lake desde Lake Louise pueblo tienes dos opciones. Por una parte, podrías tomar un shuttle gratuito desde el pueblo al Park & Ride y desde allí tomar el shuttle a Moraine Lake y, por otra, tomar el shuttle de Mountain Parks Transportation, que es más caro por ser una compañía privada. Para ver la información con más detalle, te aconsejo visitar la web del Parque Nacional de Banff.

Te cuento con más detalle cómo visitar Moraine Lake en otro post.

Viajar sola a Canadá, Lake Moraine
El color del lago Moraine es sencillamente espectacular

Hacer la ruta del Consolation Valley

Junto a Moraine Lake puedes hacer una ruta de senderismo bastante sencillita para conocer otro lugar. Se trata de los lagos del Consolation Valley, que aunque no formen una postal tan inolvidable como la del Moraine, seguro que también te gustará.

El sendero sale desde la zona de observación del lago Moraine (detrás de la Rock Pile) y se adentra en el bosque junto a un riachuelo. Al rato el sendero gira como hacia la derecha mientras estás aún en el bosque y transcurre durante varios cientos de metros más hasta salir al claro formado por el lago. Para llegar hasta la orilla tendrás que saltar por las rocas. ¡Es parte de la aventura!

Está todo bien señalizado y el sendero bien marcado, y hay gente caminando por allí, así que no tengas miedo de hacer el trek tú sola. Para volver, simplemente toma el camino de vuelta.

Cómo visitar Moraine Lake, Consolation Lakes
Uno de los lagos del Consolation Valley

Consejos para visitar Lake Louise

La zona de Lake Louise es muy bonita y es una de las más turísticas de Canadá. Si no tienes muchos días podrás visitar brevemente los dos lagos en el mismo día, pero si quieres hacer senderismo necesitas quedarte algún día más. Yo estuve dos días completos, uno visitando Lake Louise y haciendo las rutas del Big Beehive y Plain of the Six Glaciers y otro visitando Moraine Lake con el sendero de Consolation Valley.

Si este es tu plan, el de ir a patear la zona, debes tener en cuenta algunas cosas. La primera de ellas es que debes prepararte para las rutas que vas a hacer. Aunque no sean excesivamente largas, hay partes más duras que se te harán muy cuesta arriba (nunca mejor dicho) si no estás en forma. Así pues, antes de viajar, acostúmbrate a caminar por diferentes terrenos y desniveles.

También es importante conocer la previsión meteorológica. Si la previsión es buena, será perfecto para recorrer la zona, pero si el tiempo es malo, es mejor no salir, sobre todo a las rutas de senderismo. No olvides que es una zona montañosa y una lluvia fuerte o tormenta puede ser peligrosa.

Además, debido a que al salir a la naturaleza siempre existe un cierto riesgo de accidente, como por ejemplo sufrir una caída, conviene contar con un buen seguro de viaje. Yo te recomiendo Mondo por su buena relación calidad-precio y porque, entre otras ventajas, tienes la posibilidad de consultar cualquier duda médica con un doctor 24h al día. Para terminar de convencerte, por leerme tienes un 5% de descuento.

No te pierdas mi post sobre hacer senderismo en solitario para leer más consejos.

Qué hacer en Lake Louise, chipmunk
Los chimpmunks me encantan y son súper curiosos

Qué llevar para hacer senderismo

Cuando salgas de excursión lleva contigo una pequeña mochila y mete agua suficiente para todo el día y algo de comida. Hay cafeterías en algunos puntos, pero mejor llevar tus propias cosas para comer en cualquier lugar que te apetezca.

Es importante llevar unas zapatillas de senderismo ya utilizadas y que sepas que son cómodas, así como ropa cómoda, ligera y transpirable. No olvides una gorra, las gafas de sol y el protector solar incluso en días nublados, porque puede salir el sol en cualquier momento, ni un pequeño botiquín por si te haces alguna herida. Recuerda llevar batería suficiente en el móvil (incluso una batería externa para recargar) y, si puedes, hazte con un mapa de los senderos en la información turística para tener claro hacia dónde vas. Está todo bien señalizado, pero a veces unos senderos se cruzan con otros y puedes llegar a dudar.

Además, es importante que al comienzo del sendero prestes atención a los paneles de información. En Canadá hay animales salvajes, entre los que se encuentran los osos, y pueden ser peligrosos en caso de encuentro inesperado con ellos. En general, en los senderos más turísticos de Lake Louise como los que te menciono en este post, no hay problema, pues suelen estar muy concurridos y los osos no se acercan, pero conviene saber cuál es la situación antes de adentrarte en su territorio. Si existe un peligro real, suele estar indicado en estos carteles prohibiendo el acceso o recomendando hacer el sendero en grupo y con un spray anti osos (sí, eso existe).

Por último, recuerda llevarte tu basura de vuelta contigo y no alimentar a los animales salvajes (como los chipmunks). Si se habitúan a ese sustento fácil, cuando otra persona no les da comida se vuelven agresivos, además de que puede resultar perjudicial para el equilibrio del hábitat natural.

Dónde dormir en Lake Louise

Si decides quedarte finalmente una o varias noches en Lake Louise para hacer varias rutas y recorrer la zona en profundidad, deberás planificar con tiempo tu itinerario. Existen varios hoteles en la zona de Lake Louise, pero el alojamiento económico escasea, y viajar a Canadá es caro en general.

Yo me quedé en el albergue Alpine Center, que está en el centro del pueblo. Es bastante grande y en general está bien. Si el presupuesto no es problema aquí tienes otras opciones, entre las que se incluye el ya mencionado hotel Fairmont a orillas del lago.

Este destino es un remanso de paz, así que aunque haya muchas cosas que hacer en Lake Louise y sea uno de los lugares más visitados de Canadá, no te lo puedes perder si deseas conectar con la naturaleza. Los paisajes son preciosos y descubrirlos caminando por sus rutas o contemplando los intensos colores de los lagos hará que se queden para siempre guardados en tu retina. ¡Disfruta de este lugar!

Estela Gómez

Viajera, fundadora de #QuieroViajarSola y travel blogger en Viajes e ideas. En 2016 agarré una mochila y me fui de viaje sola por primera vez a recorrer Sudamérica durante 6 meses y, desde entonces, quiero que todas las mujeres viajen solas porque es una de las mejores experiencias que se pueden tener en la vida.

Prepárate para viajar sola a Canadá

Transportes
Compara los precios de los vuelos a Canadá con Skyscanner
Alquila un coche para moverte por Canadá con Autoeurope

Alojamiento
Reserva tu alojamiento en Canadá a través de Booking

Actividades
Reserva tus tours en Canadá con CivitatisGetYourGuide

Seguro de viajes
Contrata tu seguro de viaje a Canadá con Mondo y llévate un 5% de descuento

Tarjetas
Consigue un 5% de descuento en tu SIM de Holafly

Equipamiento
Compra tu equipamiento viajero en Amazon

Código ético: en este post existen algunos enlaces de afiliado, lo que significa que, si haces una reserva o contratas un producto o servicio a través de estos links (Booking, Civitatis, Amazon, Skyscanner, Mondo…), me llevo una pequeña comisión. En ningún caso pagarás de más y yo podré seguir manteniendo esta comunidad. Si te lo recomiendo es porque lo he probado, lo utilizo habitualmente y creo que puede serte útil para planificar tu viaje en solitario.

Deja un comentario