10 cosas que hacer en Banff (Canadá) y su Parque Nacional

Las Montañas Rocosas de Canadá esconden lugares con mucho encanto y belleza entre sus valles. Un viaje allí es sinónimo de admiración por la naturaleza y los paisajes y hoy te quiero contar qué hacer en Banff, su destino estrella. ¿Te apetece conocerlo? ¡Vamos allá!

Que hacer en Banff
Te hablo de 10 cosas imprescindibles que hacer en Banff, uno de los destinos más importantes de Canadá

Dónde queda Banff y cómo llegar

Banff es un pueblo situado en la provincia canadiense de Alberta. Pese a ser un enclave relativamente pequeño, para muchos es el corazón de las Montañas Rocosas de Canadá, una zona de extraordinaria belleza y muy visitada por los amantes de la naturaleza. En torno al pueblo se creó en 1885 el Parque Nacional de Banff, que fue el primero de Canadá. Ahora, junto con otros Parques Nacionales de la zona, también es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Gracias a su ubicación entre montañas y ríos, Banff es uno de los destinos más visitados de Canadá. Aunque Banff no cuenta con aeropuerto, su cercanía a Calgary lo hace posible, pues desde allí es fácil llegar hasta el pueblo. Además, está conectado por carretera y tren con otros destinos muy conocidos. Así pues, imposible no incluirlo en una ruta por el oeste de Canadá.

Que hacer en Banff, Cascada of Time Garden
El edificio de la administración del Parque Nacional de Banff y el bonito jardín que lo rodea

Cómo llegar a Banff desde Calgary

El aeropuerto más cercano a Banff es el de Calgary, a unos 140 kilómetros. La forma más fácil y rápida de visitar Banff y las Montañas Rocosas es volando hasta allí. Hay muchísimos vuelos internos desde decenas de ciudades, como Vancouver, Montreal, Ottawa, Victoria o Toronto, y aunque el aeropuerto recibe vuelos internacionales, si viajas desde el extranjero, casi con toda probabilidad, tendrás que hacer escala en alguna gran ciudad canadiense. Puedes comparar precios y reservar aquí.

Calgary es la principal puerta de entrada al Parque Nacional de Banff, por lo que esa distancia entre el aeropuerto y el pueblo se puede cubrir fácilmente por carretera. Si te decides a alquilar un coche o autocaravana podrás hacerlo allí o reservarlo y recogerlo al llegar (lo cual te recomiendo hacer aquí con antelación). Para ir a Banff no tienes más que seguir la Ruta 1, conocida como Transcanadiense.

Si prefieres moverte en transporte público, tienes un montón de shuttles que conectan a diario el aeropuerto y Banff. Puedes consultar sus webs y horarios en la página del aeropuerto. Además, también tienes la posibilidad de recorrer el Parque Nacional de Banff en un tour de 4 días desde Calgary, visitando Banff y Lake Louise. Puedes reservarlo aquí.

Cómo llegar a Banff desde Lake Louise

En caso de estar ya en las Montañas Rocosas y querer visitar Banff, tendrás que viajar por carretera. Lake Louise es uno de los puntos más visitados del Parque Nacional de Banff, así que es muy probable que vayas a pasar por allí también.

Así pues, si viajas en coche, desde Lake Louise no tienes más que seguir la Ruta 1. Ambos pueblos están a unos 60 kilómetros de distancia. Mientras, si dependes del transporte público, tienes la línea de autobús X8 de Roam Transit, que conecta Lake Louise y Banff a diario con varias frecuencias. Puedes ver aquí los horarios.

Para más información de este pueblo, no te pierdas mi post sobre qué hacer en Lake Louise.

Cómo llegar a Banff desde Jasper

Otro lugar importante de las Montañas Rocosas canadienses es Jasper, situado en su zona norte y corazón del Parque Nacional del mismo nombre. Si has planeado visitarlo y después quieres ir a Banff, tendrás que viajar por carretera.

La ruta que debes seguir en coche es la Icefields Parkway (ruta 93), una autovía que atraviesa paisajes increíbles entre montañas, glaciares, valles, ríos y lagos. Al llegar a Lake Louise, la carretera se une a la Ruta 1 y ésta es la que tendrás que seguir hasta Banff si no haces parada en el pueblito.

En caso de ir en transporte público, no hay una línea regular de autobús, sino que se hace necesario tomar un transfer. Existe un shuttle de Sundog que es a la vez excursión de solo ida entre Jasper, Lake Louise y Banff. Yo lo tomé y me encantó, porque se visitan varios puntos de interés a lo largo del día, como las cascadas y el glaciar Athabasca o la plataforma transparente Glacier Skywalk. Puedes reservarlo aquí.

Quizá te interese leer mi post con las cosas imprescindibles que ver en Jasper.

Cómo llegar a Banff desde Vancouver

Por último, si estás planeando visitar Banff desde Vancouver lo primero que debes saber es que la distancia aumenta considerablemente con respecto a los anteriores destinos. Hay 950 kilómetros de distancia por carretera, por lo que, si no tienes mucho tiempo, quizá prefieras tomar un avión a Calgary.

Si la distancia no te asusta y vas a alquilar un coche para hacer un roadtrip por British Columbia, no tienes más que seguir de nuevo la Ruta 1, que comienza en Vancouver y pasa por Banff en su camino hacia el este del país. En caso de utilizar transporte público, la compañía de autobús Rider Express realiza el trayecto, que dura todo el día.

Además, si quieres darte un capricho, también es posible viajar de Vancouver a Banff en tren, a bordo del Rocky Mountaineer. Es un tren turístico que hace este trayecto con paradas en Kamloops y Lake Louise.

Por último, otra posibilidad para visitar Banff desde Vancouver es haciendo un tour de varios días por British Columbia y Alberta. Con este tour visitarás Kamloops, Jasper, Lake Louise, Banff y Calgary, por lo que es una buena opción si no tienes demasiado tiempo o no quieres pasar tiempo organizándolo por tu cuenta. Puedes reservarlo aquí.

Cómo moverte por Canadá, autobús
Cuando yo visité Canadá hice la ruta inversa, de Canmore a Vancouver pasando por Kamloops en autobús de Greyhound (esta empresa ya no existe)

Qué hacer en Banff

Si decides quedarte varios días en Banff no te van a faltar los planes. Como recibe muchos visitantes es un lugar muy animado, con muchos restaurantes y tiendas, atracciones turísticas en el pueblo y sus alrededores y repleto de viajeros de todos los rincones del mundo.

Subir a la Sulphur Mountain

El pueblo de Banff está rodeado de montañas, pero quizá la más conocida de todas sea Sulphur Mountain. La razón es la facilidad de acceso hasta su cima, desde la que hay unas extraordinarias vistas y una cafetería y tienda, donde además en algunas ocasiones hay eventos (yo atendí a una clase de yoga una mañana de domingo).

Para subir a la Sulphur Mountain hay básicamente dos opciones. La primera es a pie, siguiendo el sendero que lleva hasta la cima a lo largo de unos 5 kilómetros de subida en zigzag. La segunda, con la Góndola de Banff, un teleférico que sube hasta los 2.281 metros de altitud donde se sitúa la estación de la cima. El trayecto dura 8 minutos y las vistas son increíbles durante el recorrido. Puedes reservar tu plaza aquí.

Tanto la estación inferior de la Góndola de Banff como el inicio del sendero a la cima de la Sulphur Mountain están alejados del centro del pueblo. Puedes llegar dando un paseo, pero también hay un parking por si viajas en coche y una parada de autobús urbano para quienes se mueven en transporte público. Si es tu caso, debes tomar la línea 1 de Roam Transit desde el centro del pueblo.

Qué hacer en Banff, Sulphur Mountain
Vistas de Banff y su entorno desde la Sulphur Mountain

Relajarte en las Banff Upper Hot Springs

La montaña se llama Sulphur Mountain (Montaña del Azufre) porque de ella brotan aguas termales. En la parte inferior de la gran mole de roca el agua sale a una temperatura entre 37ºC y 40ºC, por lo que allí se ha creado el único balneario del Parque Nacional de Banff.

Se trata de las Upper Hot Springs, así que una de las cosas más apetecibles que hacer en Banff es darse un baño relajante en sus piscinas al aire libre. El acceso cuesta menos de 10 dólares canadienses, así que merece totalmente la pena. Para llegar, el camino es el mismo que hasta la Góndola de Banff, pues ambos lugares están uno junto al otro.

Que hacer en Banff, Banff Upper Hot Springs
Disfrutar de las aguas termales es otra de las cosas que hacer en Banff

Pasear por el centro de la localidad

Si te vas a quedar varios días, otra de las cosas que hacer en Banff es la de pasear por el centro del pueblo. Como te decía brevemente más arriba, gracias a ser un destino turístico muy visitado hay mucha vida en sus calles principales.

El pueblo se articula en torno a la Banff Avenue, la avenida principal, en la que encontrarás muchas tiendas y restaurantes, la oficina de Turismo y edificios muy monos que le dan un estilo que recuerda al de las casitas de los pueblos de los Alpes. Todo está muy cuidado, y hasta las alcantarillas son bonitas, con relieves de los animales más icónicos de las Montañas Rocosas en los cruces de las calles que llevan sus nombres, como Caribou Street o Buffalo Street.

Al final de la Banff Avenue (en dirección a la Sulphur Mountain) hay un pequeño jardín muy bonito que te recomiendo no perderte: Cascade of Time. Además de lo cuidado que está, allí verás el edificio de la administración del Parque Nacional de Banff, también muy bonito, construido en estilo neotudor, por lo que te recordará a muchos palacios y castillos del Reino Unido de la época de los Tudor.

Que hacer en Banff, centro
Un edificio típico en la calle principal de Banff

Subir a la Tunnel Mountain

Junto al centro de Banff hay una pequeña montaña a la que también puedes subir. Se trata de Tunnel Mountain, que tomó su nombre porque en el pasado se proyectó realizar un túnel para hacer una línea ferroviaria por el valle del río Bow. Nunca se llegó a hacer, pero el nombre quedó, aunque hay quien también la conoce como la montaña del Búfalo Dormido por la forma que tiene, que se asemeja a este animal.

Como el pueblo rodea gran parte de la montaña y no es tan elevada como otras en la zona, existe un sendero muy popular para llegar hasta la cima. No es complicado y tiene poco más de 4 kilómetros entre ida y vuelta, por lo que es perfecto para pasear durante una tarde.

Admirar las cascadas del río Bow

También cerca del centro, a los pies de la Sulphur Mountain y las Banff Upper Hot Springs, está el valle formado por el río Bow, junto al que se levanta el pueblo. A su paso junto a éste, el río crea unas pequeñas cascadas que son otro punto de interés escénico. Es posible observarlas desde varios miradores y hay dos senderos a ambos lados del río para poder contemplarlas.

Que hacer en Banff, cascadas Bow
Las cascadas del Bow se pueden admirar desde ambos lados del río

Hacer senderismo en el lago Minnewanka

Si te gusta el senderismo, otra de las cosas que hacer en Banff es ir hasta el lago Minnewanka. Es el más largo de los lagos de las Montañas Rocosas de Canadá y desde sus orillas hay unas vistas muy bonitas con las montañas que lo rodean. Gracias al sendero Lake Minnewanka Trail podrás disfrutar de ellas mientras paseas por un bonito bosque. Además, en la parte inicial de ese sendero se cruza el Cañón Stewart sobre un puente, lo que le añade otro punto de interés más.

En caso de que no te apetezca caminar mucho (aunque te recomiendo ir al menos hasta el puente del Cañón Steawart), puedes hacer una navegación por el lago. Los barcos salen del embarcadero principal, situado cerca del aparcamiento de coches. Si viajas en transporte público, puedes tomar la línea 6 de Roam Transit desde el centro de Banff (solo operativa en verano).

Quizá te interese leer mi post para hacer senderismo en solitario.

Qué hacer en Banff, Minnewanka Lake
El sendero del Lago Minnewanka te permitirá disfrutar de las vistas

Visitar Lake Louise y Moraine Lake

Banff da nombre al Parque Nacional más antiguo de Canadá, que se extiende por los alrededores del pueblo. Dentro de sus límites hay muchas montañas, glaciares, ríos y lagos que conforman el paisaje, estando algunos de ellos entre las atracciones turísticas más visitadas del país.

Un gran ejemplo son los lagos Louise y Moraine, en las cercanías del pueblo de Lake Louise. Sus aguas de un azul intenso procedentes de los glaciares de las montañas junto a ellos llaman mucho la atención y los convierten en auténticas joyas naturales. Para disfrutarlos puedes alquilar una canoa o hacer senderismo en sus inmediaciones.

Puedes llegar hasta ambos lagos en coche, aunque debido a la limitación de plazas y a la gran demanda de turistas se recomienda aparcar en el Park & Ride junto a la Ruta 1. Desde allí hay shuttles para ir hasta los lagos con varias frecuencias al día. Si vas en transporte público, puedes tomar el autobús 8X para llegar a Lake Louise (lago y pueblo) y el autobús 10 para ir a Moraine Lake. Ambos son de Roam Transit y van directos desde Banff.

Además, también hay una opción con la que podrás ver también el Cañón de Johnston (te hablo de él justo debajo). Se trata de un autobús turístico que sale desde Banff por la mañana y que tiene un sistema Hop on – hop off, es decir, puedes subir y bajar en las paradas que te interesen. De este modo, podrás visitar las principales atracciones turísticas del Parque Nacional de Banff en un solo día. Puedes reservarlo aquí.

Tienes más información en los posts sobre qué hacer en Lake Louise y cómo visitar Moraine Lake.

Viajar sola a Canadá, Lake Moraine
Moraine Lake es uno de los lagos más conocidos de Canadá

Visitar Johnston Canyon

Otra excursión que hacer en Banff es al Cañón Johnston. Situado en el camino hacia Lake Louise, junto a la Ruta 1, se trata de un cañón erosionado por el agua, que crea cascadas en su recorrido. Hay un sendero en dos partes para visitar tanto las cascadas bajas como las de la parte más alta de la montaña, con diferentes longitudes y dificultades, por lo que te recomiendo visitar uno u otro dependiendo de tu forma física. En invierno, como el agua se congela, se puede hacer escalada en hielo y hay excursiones desde Banff.

Para llegar durante el verano podrás hacerlo con tu coche (hay aparcamiento) o con el autobús 9 de Roam Transit, que va directo desde Banff. Además, también puedes utilizar el autobús turístico del Parque Nacional de Banff que te mencionaba más arriba y que puedes reservar aquí.

Caminar por el glaciar Athabasca y el Glacier Skywalk

Ya un poco más alejado se sitúa el glaciar Athabasca. Es uno de los glaciares más importantes de la zona y da nombre al río que da forma al valle hasta el pueblo de Jasper. Visitable durante el verano, sin duda es una de las principales atracciones de las Montañas Rocosas canadienses.

El glaciar se puede visitar desde el Centro de Descubrimiento de los Campos de Hielo Columbia, en la carretera Icefields Parkway. Además, allí también podrás visitar el Glacier Skywalk, una plataforma con suelo transparente suspendida sobre un valle a 300 metros de altitud. Puedes ir con tu coche por tu cuenta (aquí puedes comprar la entrada al Glacier Skywalk) o hacer un tour desde Banff con el que visitarás también otros puntos de interés en la carretera.

Viajar sola a las Montañas Rocosas de Canadá, Glacier Skywalk
La pasarela del Glacier Skywalk. ¿Te atreverías a caminar por ahí?

Conocer la vecina Canmore

Por último, si tienes tiempo suficiente, otra de las cosas que hacer en Banff es visitar Canmore. Es otra localidad a apenas 25 kilómetros rodeada por un entorno espectacular. El río Bow también pasa por ella y hay varios senderos para disfrutar de las montañas y lagos cercanos muy interesantes, como los Grassi Lakes.

El centro está repleto de tiendecitas y está muy animado, así que te recomiendo darte una vuelta para conocerlo o incluso pasar algunos días allí. Puedes llegar en coche conduciendo por la Ruta 1 o en transporte público con la línea 3 de Roam Transit.

Dónde dormir en Banff

Ya ves que hay muchas cosas que hacer en Banff y en su Parque Nacional, así que mi recomendación es que te quedes algunos días en el pueblo para disfrutarlo. Es un destino muy turístico, así que no tendrás problemas para encontrar algún lugar para dormir. Puedes ver aquí los alojamientos con disponibilidad.

Yo me quedé en el Samesun Hostel Banff, un alojamiento de tipo compartido en el centro de la localidad. Es un buen lugar para conocer a otros viajeros, pues hay muchos mochileros de otros lugares del mundo que se alojan allí al visitar Banff. Además, tienen habitaciones solo para mujeres, por lo que es muy conveniente si no te sientes del todo segura al compartir alojamiento con desconocidos.

Quizá te interese leer mi post sobre cómo elegir un hostel.

Espero que este post te ayude a conocer qué hacer en Banff y a planear tu viaje a este bonito destino de las Montañas Rocosas canadienses. Es, sin duda, uno de los principales lugares que ver en Canadá, así que no puedes dejar de pasar unos días allí. ¡Estoy segura de que te encantará!

Estela Gómez

Viajera, fundadora de #QuieroViajarSola y travel blogger en Viajes e ideas. En 2016 agarré una mochila y me fui de viaje sola por primera vez a recorrer Sudamérica durante 6 meses y, desde entonces, quiero que todas las mujeres viajen solas porque es una de las mejores experiencias que se pueden tener en la vida.

Prepárate para viajar sola a Canadá

Transportes
Compara los precios de los vuelos a Canadá con Skyscanner
Alquila un coche para moverte por Canadá con Autoeurope

Alojamiento
Reserva tu alojamiento en Canadá a través de Booking

Actividades
Reserva tus tours en Canadá con CivitatisGetYourGuide

Seguro de viajes
Contrata tu seguro de viaje a Canadá con Mondo y llévate un 5% de descuento

Tarjetas
Consigue un 5% de descuento en tu SIM de Holafly

Equipamiento
Compra tu equipamiento viajero en Amazon

Código ético: en este post existen algunos enlaces de afiliado, lo que significa que, si haces una reserva o contratas un producto o servicio a través de estos links (Booking, Civitatis, Amazon, Skyscanner, Mondo…), me llevo una pequeña comisión. En ningún caso pagarás de más y yo podré seguir manteniendo esta comunidad. Si te lo recomiendo es porque lo he probado, lo utilizo habitualmente y creo que puede serte útil para planificar tu viaje en solitario.

Deja un comentario