Qué ver en Bilbao en 1, 2 o 3 días

Visitar la capital vizcaína es siempre un gran acierto, y es que es una de las ciudades más interesantes que conocer en el norte de España. Ya vayas en una escapada exprés, un fin de semana o un puente, te cuento qué ver en Bilbao en 1, 2 o 3 días para que la disfrutes. ¡Toma nota!

Qué ver en Bilbao
Te cuento qué ver en Bilbao durante tu viaje de 1, 2 o 3 días

Qué ver en Bilbao en 1 día

Si solo tienes un día para viajar sola a Bilbao, te recomiendo hacer un recorrido por los lugares imprescindibles. Por supuesto, esto incluye al archiconocido Museo Guggenheim, pero también su centro histórico. El recorrido que te propongo se puede hacer perfectamente a pie, así que ponte un calzado cómodo y ¡a disfrutar!

Museo Guggenheim

Si hay un lugar que ver en Bilbao, ese es el Museo Guggenheim. Es el máximo exponente de la transformación que ha realizado la ciudad en los últimos años, pasando de ser una ciudad completamente industrial a una capital cultural. Fue inaugurado en 1997 y, desde entonces, no deja de recibir miles y miles de visitantes. 

Lo primero que llama la atención es su diseño. El arquitecto canadiense Frank O. Gehry fue el encargado de darle forma y el resultado es una maravilla. Con sus ondulaciones invita a rodearlo por completo, lo cual te invito a hacer pues podrás observar algunas obras de arte de manera gratuita. Entre ellas, la famosa araña gigante Mamá, de Louise Bourgeois, que también está en la National Gallery of Canada de Ottawa, o el perrito Puppy, de Jeff Koons, que se encuentra junto a la entrada.

El Museo Guggenheim es un museo de arte contemporáneo. Dentro podrás ver la colección permanente con obras de pintores y escultores tanto españoles como internacionales, así como exposiciones temporales centradas en artistas o temáticas. La entrada cuesta 13 euros y puedes sacarla online para el día y hora que desees. 

Camino del Norte, Bilbao
Si te preguntas qué ver en Bilbao, ¡comienza por el Guggenheim!

Ría de Bilbao y Puente Zubizuri

Bilbao se levanta en torno a su ría, la desembocadura formada por los ríos Nervión e Ibaizábal y que tiene 23 kilómetros de longitud. Gracias a esta posición fue un importante puerto a comienzos del siglo XX, en pleno desarrollo industrial. 

Hoy en día, la ría es un lugar agradable a su paso por Bilbao, pues se han creado muchos espacios para que la gente pueda disfrutar de ella y pasear. De hecho, desde el Museo Guggenheim puedes caminar hasta el centro de la ciudad recorriendo la orilla de la ría. Otra opción es tomar un barco para hacer un tour navegando por sus aguas.

A lo largo de la ría verás varios puentes que la cruzan, algunos de ellos peatonales. No muy lejos del Museo Guggenheim encontrarás uno de los más famosos, el Puente Zubizuri, diseñado por Santiago Calatrava. Te sugiero que lo cruces y te dirijas al otro lado de la ría para el siguiente punto del recorrido. 

Mirador de Artxanda

Antes de seguir hasta el centro de Bilbao, toca hacer un alto en el camino para subir hasta el Monte Artxanda, donde se encuentra el mejor mirador de la ciudad. Para ello puedes tomar el funicular de Artxanda, un histórico recorrido inaugurado en 1915.

El viaje de ida y vuelta cuesta 4,3€, aunque también puedes tomar solo la ida y bajar caminando dando un paseo si te apetece. Una vez hayas disfrutado de las vistas, puedes seguir recorriendo la ría a pie hasta llegar al siguiente punto de la ruta. 

Mercado de La Ribera

Remontando la ría de Bilbao llegarás hasta el Mercado de La Ribera. Se trata del mercado cubierto más grande de Europa y, cómo no, el principal de la ciudad. Allí encontrarás todo tipo de productos frescos y una zona con 10 gastrobares donde probar esos productos en forma de pintxos. ¡Es una buena idea para hacer una pausa a mediodía!

Viajar sola a Bilbao, mural
Un mural situado en los soportales frente al mercado de la Ribera

Centro histórico y 7 calles

Una vez has repuesto fuerzas, toca perderse por las callejuelas del centro histórico. Para comenzar, te propongo fijarte en la iglesia de San Antón, que está junto al mercado y la ría. Después, simplemente cruza la calle y fíjate en los murales del techo de los soportales de la calle de La Ribera.

Desde allí, siguiendo por la calle Tendería llegarás a la Catedral de Santiago, levantada en el siglo XIV. Está dedicada al patrón de Bilbao, Santiago el Mayor, debido a que el Camino de Santiago pasa justo por ahí. De hecho, yo llegué a Santiago siguiendo el Camino del Norte, el cual recorre toda la costa del Cantábrico hasta Santiago de Compostela. 

La calle Tendería es una de las 3 calles originales de Bilbao junto a Artekale y Goienkale, es decir, que llevan ahí desde la fundación de la ciudad. Más tarde se añadirían también las calles Belostikale, Carnicería Vieja, Barrenkale y Barrenkale Barrena, dando origen a las conocidas 7 calles de Bilbao. No dejes de explorarlas, pues además de llevar ahí desde hace cientos de años, están llenas de bares y tiendecitas. 

Si sigues callejeando por las calles del centro es muy probable que acabes llegando a la Plaza Nueva. Es algo más reciente que las 7 calles originales (aunque ya tiene también sus añitos) y es la principal plaza de la ciudad. Bajo sus soportales hay muchos restaurantes y bares de pintxos, así que es un buen lugar para terminar el día tomando algo. 

¿Quieres sacar el máximo partido a tu visita al centro histórico? Únete a un free tour y descubre toda su historia y secretos.

Qué ver en Bilbao, ría de Bilbao
Una zona de la ría de Bilbao, junto al mercado de La Ribera

Qué ver en Bilbao en 2 días

En caso de haber planeado visitar Bilbao en 2 días, podrás comenzar tu visita con todo lo mencionado más arriba y dedicar el segundo día a conocer otros lugares un poco más alejados del centro. Para ello te recomiendo hacerte con la tarjeta Barik para poder moverte fácilmente en transporte público.

Portugalete y Getxo

El primer lugar que te recomiendo visitar es Portugalete, una de las localidades que se ubican en la ría de Bilbao. Para llegar puedes tomar tanto el metro como el tren de cercanías y tardarás una media hora en llegar. Portugalete es muy conocido por el Puente Vizcaya, el primer puente colgante con servicio trasbordador construido en el mundo.

Se inauguró en 1893 y, gracias a su funcionalidad y ser uno de los pocos puentes que se conservan en el mundo de este tipo, es Patrimonio de la Humanidad desde 2006. Además de este curioso y espectacular puente, no dejes de darte una vuelta por el centro del pueblo, visitando la Basílica de Santa María. Junto a ella se pueden ver los restos de la antigua muralla.

Después, puedes tomar el trasbordador del Puente Vizcaya y cruzar a Getxo para dar una vuelta también por allí. Otra opción es tomar un barco que recorre la ría haciendo parada en los principales pueblos de la costa: Portugalete, Santurtzi y Getxo. Podrás bajarte en todos ellos y estar el tiempo que quieras.

Qué ver en Bilbao, Puente Vizcaya
El impresionante Puente Vizcaya es un icono de la ría

Playa de Plentzia

Si es verano y el tiempo acompaña, una vez estés en Getxo puedes tomar el metro en dirección a Plentzia. Desde la estación de metro puedes cruzar el puente sobre la ría de Plentzia y así llegarás al centro de la localidad. Si quieres, puedes dar una vuelta antes de dirigirte a la playa, que es una de las más extensas de esta zona de la costa vasca.

Ensanche de Bilbao

Después de disfrutar de la costa, toca volver a la ciudad. Para pasar el resto de la tarde, puedes darte un paseo por el ensanche. La Plaza Moyúa es el centro neurálgico y desde allí parten las principales calles comerciales de la ciudad.

Es una zona muy cuidada, con grandes edificios y algún que otro parque y museo que puedes visitar si te apetece. Por ejemplo, el parque de Doña Casilda es muy agradable y junto a él se sitúa el Museo de Bellas Artes

Además de ir de tiendas y museos, es una zona llena de restaurantes y buenos lugares para tomar unos pintxos y así terminar el día dándote un homenaje. Algunos bares conocidos son El Globo, el histórico Iruña o el Periflú. ¡A saborear Bilbao!

Qué ver en Bilbao en 3 días

Si decides visitar Bilbao durante 3 días, además de ser una afortunada podrás recorrer un poco más de los alrededores de la ciudad. Para este tercer día te propongo tomar un autobús e irte a conocer los pueblos de Bakio y Bermeo haciendo una parada en San Juan de Gaztelugatxe. 

Bakio

Bakio es una pequeña localidad costera que cuenta con una extensa playa. Si hace buen tiempo es una buena excusa para disfrutarla, ya sea paseando por la orilla, dándote un baño, practicando surf o tomando el sol. Desde su espigón podrás ver en la lejanía San Juan de Gaztelugatxe. 

Para llegar hasta Bakio puedes tomar el autobús A3518 de Bizkaibus en la Plaza Moyúa de Bilbao. Una vez allí, para ir hasta San Juan de Gaztelugatxe debes tomar el autobús A3524, que es la ruta que conecta con Bermeo. La parada de San Juan de Gaztelugatxe es Gaztelu Begi.

San Juan de Gaztelugatxe

Si eres fan de Juego de Tronos sabrás que este lugar fue una de las localizaciones elegidas en el País Vasco para dar vida a Rocadragón ¡y no te lo puedes perder! Y si no eres fan de la serie, no te preocupes, porque aún así la visita merece mucho la pena. 

San Juan de Gaztelugatxe es un islote unido a la costa a través de una serpenteante escalera de piedra. En lo alto se sitúa la ermita de San Juan, desde donde se tienen unas vistas espectaculares de toda la zona. Así pues, si te gustan los paisajes bonitos, tienes que visitarlo. Eso sí, hay que reservar con antelación. 

Te cuento todo en detalle en el post sobre cómo visitar San Juan de Gaztelugatxe desde Bilbao

Visitar San Juan de Gaztelugatxe, escaleras
¿Te suenan estas escaleras?

Bermeo

Una vez hayas disfrutado de San Juan de Gaztelugatxe, es hora de volver a la parada de autobús para tomar de nuevo el A3524 hacia Bermeo. Se trata de un pueblo tradicionalmente marinero, donde destaca su puerto y todas las casitas que dan a él. 

En Bermeo no hay playa, pero puedes acercarte en tren hasta Mundaka, otra localidad muy conocida por la práctica de surf. Desde allí puedes tomar el tren E4 hasta el casco viejo de Bilbao. Si no vas hasta Mundaka y te quedas en Bermeo, entonces puedes volver con el autobús A3527. 

Espero que el post te ayude a saber qué ver en Bilbao. Además de todo lo dicho, por supuesto te animo a que recorras todas las calles que puedas, que tomes muchos pintxos y que lo disfrutes al 100% porque es una ciudad muy entretenida. Ojalá puedas dedicarle varios días para sacarle al mayor partido a tu visita y, si no, no pasa nada: ¡así tienes excusa para volver! 

Para más información sobre viajar por el País Vasco, por aquí te dejo otros artículos:

Estela Gómez

Viajera, fundadora de #QuieroViajarSola y travel blogger en Viajes e ideas. En 2016 agarré una mochila y me fui de viaje sola por primera vez a recorrer Sudamérica durante 6 meses y, desde entonces, quiero que todas las mujeres viajen solas porque es una de las mejores experiencias que se pueden tener en la vida.


Prepárate para viajar a Bilbao

Transportes
Compara los precios de los vuelos a Bilbao con Skyscanner
Alquila un coche para moverte por España con Autoeurope
Viaja hasta Bilbao en autobús con Flixbus

Alojamiento
Reserva tu alojamiento en Bilbao a través de Booking

Actividades
Reserva tus tours en Bilbao con Civitatis

Seguro de viajes
Contrata tu seguro de viaje a España con Mondo y llévate un 5% de descuento


Código ético: en este post existen algunos enlaces de afiliado, lo que significa que, si haces una reserva o contratas un producto o servicio a través de estos links, me llevo una pequeña comisión. En ningún caso pagarás de más y yo podré seguir manteniendo esta comunidad. Si te lo recomiendo es porque lo he probado, lo utilizo habitualmente y creo que puede serte útil para planificar tu viaje en solitario.

Deja un comentario