Viajar sola es una excelente oportunidad para pasar tiempo contigo misma. Decides dónde quieres ir, qué hacer, resuelves por ti misma los problemas que puedan surgir… y, sobre todo, tienes tiempo de reflexionar sobre lo que te gusta y deseas y lo que no. Si necesitas una escapada tranquila para conocerte mejor, el turismo rural puede ser tu mejor aliado. 

Caldera de Taburiente
Hacer turismo rural sola te conectará con la naturaleza. Caldera de Taburiente, isla de La Palma

Turismo rural para viajar sola

Solemos asociar el viajar sola con viajes largos de mochilera o escapadas cortas a otras ciudades, pero lo cierto es que hay tantos tipos de viajes en solitario como personas. Muchas veces tenemos demasiados miedos antes de viajar solas; otras, simplemente pensamos que una aventura en solitario en otro país simplemente no es para nosotras o entraña demasiada dificultad, pero lo cierto es que no hace falta ni irse lejos ni por mucho tiempo para viajar sola.

Si nunca has viajado sola, una buena manera de lanzarte a ello puede ser disfrutar de un fin de semana de turismo rural en tu propio país. De esta manera serán solo un par de días en solitario, cerca de casa y en la misma cultura a la que estás acostumbrada. De igual manera, si ya has viajado sola anteriormente, ésta es una perfecta idea para desconectar, descansar y reflexionar. 

Al fin y al cabo, el turismo rural es aquel que se practica en zonas de campo, lejos del ajetreo de las ciudades. Puedes visitar un pueblito con encanto, pasar unos días junto al mar o perderte por algún sendero entre preciosos paisajes de montaña. ¿Qué hay mejor que eso para estar contigo misma, escucharte y conocerte?

Gracias al turismo rural puedes conocer cómo es la vida en pueblos pequeños y descubrir sus encantos. En la foto, Besalú, uno de los pueblos más bonitos de Girona

Cómo reservar una casa rural

En países como España hay muchísimas oportunidades para disfrutar de unos días de turismo rural. Una vez hayas decidido qué entorno te atrae más (mar, montaña, cultura, gastronomía…), es hora de planear el viaje. 

Si nunca has ido de turismo rural, te cuento que a la hora de buscar alojamiento verás principalmente dos tipos de hospedaje: alquileres de casas enteras o habitaciones tipo hotel rural. Es evidente que no necesitas una casa para ti sola, ya que suelen ser muy grandes y estar pensadas para alquilárselas a grupos de amigos. Por ello, lo mejor es buscar aquellas casas donde se ofrezcan habitaciones, y no la casa entera. 

Para buscar casas rurales existen portales especializados como Ventederural. Ahí puedes seleccionar tu destino, las fechas de tu viaje, si quieres una casa entera o solo habitación y ver qué alojamientos hay disponibles. Una vez te salgan los resultados, podrás ver fotografías, dónde se encuentran las casas exactamente, de qué servicios disponen y leer comentarios de otros huéspedes, algo que es muy importante. 

Viajar sola a Ibiza, des Cavallet
Si te gusta el mar, una de las playas con las aguas más cristalinas de España es ésta, la de des Cavallet, en Ibiza.

Beneficios del turismo rural

Puede ser que nunca te hayas planteado el turismo rural como alternativa para viajar sola y que ahora tengas dudas de si será para ti o no. Por ello, voy a hablarte de sus beneficios: 

  • Es ideal para desconectar y relajarte. Los entornos rurales son calmados y tranquilos, así que, si deseas disfrutar del silencio, de tus pensamientos y escapar del estrés, es lo más indicado. 
  • Estarás en contacto con la naturaleza. Podrás respirar un aire más puro, sentir la energía de las montañas o el mar, pasear entre bosques… Y en definitiva, darte cuenta de lo bonito que es nuestro planeta. 
  • Podrás experimentar cómo es la vida rural. Si estás acostumbrada a vivir en ciudad y viajas sola a un pueblo pequeño, podrás observar el ritmo de vida tan diferente que lleva la gente. No hay prisas, atascos o lugares de moda, y tendrás la oportunidad de conectar de una manera más cercana con la gente lugareña.
  • Estarás contribuyendo a recuperar pueblos en riesgo de desaparecer y zonas naturales en peligro. Gracias al turismo rural en los últimos años se han restaurado muchas casas viejas, se han salvado pueblos del abandono total y se han comenzado a tomar medidas para proteger muchos espacios naturales.
  • En esa misma línea, estarás contribuyendo a que se creen puestos de trabajo en entornos donde no hay grandes oportunidades laborales, ni industrias ni muchos servicios.
  • Además, como las casas rurales suelen ser alojamientos ubicados en entornos naturales, en muchas ocasiones cuentan con programas de ayuda al medioambiente, lo que hace que el turismo rural sea una opción más sostenible con el planeta a la hora de viajar. 

Como ves, el turismo rural tiene muchas ventajas para viajar sola, además de para los entornos que visitas. Te animo a probarlo escapándote un fin de semana, ya sea tu primera vez viajando en solitario o la enésima, y a que me cuentes qué tal la experiencia. Sin duda, ¡será muy diferente a otros viajes!

Estela Gómez

Viajera, fundadora de #QuieroViajarSola y travel blogger en Viajes e ideas. En 2016 agarré una mochila y me fui de viaje sola por primera vez a recorrer Sudamérica durante 6 meses y, desde entonces, quiero que todas las mujeres viajen solas porque es una de las mejores experiencias que se pueden tener en la vida.


Código ético: contenido patrocinado por Ventederural.

Deja una respuesta