5 lugares que ver en Santander en un día o dos

Para disfrutar de unos días en solitario no hace falta irse a la otra punta del mundo. Hoy te hablo de varias cosas que ver en Santander en un día o dos, un destino perfecto para escaparte un fin de semana y disfrutar con su historia, sus bonitos paisajes y sus playas.

He podido visitar Santander en solitario en un par de ocasiones y me parece un buen sitio para pasar unos días culturales y de relax. La primera vez fue haciendo el Camino del Norte en el verano de 2020 y la segunda, en una escapada estival en 2022. La ciudad es muy agradable y está rodeada por una naturaleza espectacular, con el mar Cantábrico rodeándola y las montañas de fondo. Así pues, si estás buscando un destino para evadirte por unos días, ¡toma nota!

Que ver en Santander
Te hablo de varios lugares que ver en Santander que no te puedes perder, como la zona del Sardinero

5% descuento Holafly

Lugares imprescindibles que ver en Santander

Santander es la ciudad ideal para hacer una escapada en el norte de España. Cuenta con interesantes museos, es una capital muy agradable para pasear y su entorno natural la convierte en una de las más bonitas. Además, está bien conectada para que puedas aprovechar al máximo tu visita.

Santander tiene un tamaño medio, por lo que te será muy fácil recorrerla a pie, aunque también puedes utilizar los autobuses urbanos para llegar hasta rincones algo más alejados. Puedes pagar en efectivo o con tarjeta al montarte y cada trayecto cuesta 1,30€.

Centro histórico de Santander

Para empezar, te recomiendo mucho darte una vuelta por el corazón de la ciudad. Allí te encontrarás con algunos de los principales lugares que ver en Santander, como la plaza Porticada o la plaza Pombo, el Ayuntamiento, la sede del Banco Santander (que será un nuevo centro de arte) o el edificio de Correos.

Tampoco debes perderte la Catedral de Santander o el bonito Mercado del Este, e incluso no dudes en acercarte a ver el edifico del Parlamento de Cantabria, antiguo hospital, y el mural de la villa marinera que hay al lado. Encontrarás muchas tiendas en las calles del centro, bares y restaurantes para salir a tomar algo y cenar.

Si te fijas bien verás que prácticamente todos los edificios son muy nuevos, y es que en 1941 hubo un inmenso incendio que destruyó toda la parte antigua de la ciudad, el famoso incendio de Santander. Se perdieron edificios históricos y muchísima gente perdió sus negocios y sus casas. A partir de este hecho se tuvo que reconfigurar todo el entramado urbano.

Para poder enterarte bien de toda la historia de la ciudad y cómo aquel hecho lo cambió todo, puedes unirte a un free tour o incluso hacer una visita guiada sobre el incendio en concreto. Recorrerás gran parte del centro de Santander y te llevarás mucha información para poder continuar con tu visita después por tu cuenta. Además, los tours pueden ser una buena oportunidad para conocer a otros viajeros si así lo deseas.

Viajar sola a Santander, plaza Porticada
Vista de la plaza Porticada en el centro de Santander

Paseo marítimo de Santander

Junto al centro de la ciudad te toparás con los jardines de Pereda, que ya se asoman a la bahía junto al Paseo Pereda. Allí hay también varios de los lugares de interés que visitar en Santander, entre los que se encuentra el Centro de Arte Botín, un espacio de arte moderno y contemporáneo inaugurado hace pocos años que ya es todo un referente de la escena cultural regional.

El edificio tiene una arquitectura muy llamativa y podrás subir libremente hasta su terraza, desde la que se tienen muy buenas vistas de la ciudad. Ya en su interior, podrás ver varias exposiciones artísticas y cuenta también con una cafetería con vistas al mar.

Una vez hayas visitado el Centro Botín, te aconsejo dar un paseo junto al mar. Desde el propio espacio cultural podrás recorrer el paseo marítimo, disfrutando de las vistas al mar, del puerto deportivo y de curiosas esculturas, como la de Los Raqueros. Más adelante llegarías hasta el Museo Marítimo del Cantábrico, algunas playas y la Península de la Magdalena.

Santander, por decirlo de alguna manera, tiene dos lados de la ciudad pegando al mar, separados por esa península. Por una parte estaría el de la Bahía y por otro, el lado más abierto al Cantábrico. En ambos casos hay playas y un paseo para poder caminar junto al mar, por tanto, puedes aprovecharlo también para salir a pasear o hacer un poco de deporte.

Viajar sola a Santander, Los Raqueros
La escultura de Los Raqueros es uno de los puntos de interés que ver en Santander

Playas de Santander

Ya al final del paseo comenzarás a ver playas. Refugiadas en la Bahía de Santander hay varios arenales, como el de Los Peligros o el de La Magdalena, aunque no son los únicos. Muy cerca de allí está la playa del Camello y la playa más famosa de Santander, la playa del Sardinero. Ésta es la más grande y extensa de la capital y es posible recorrerla también paseando por su paseo marítimo y sus jardines.

Se divide en dos, primera playa del Sardinero y segunda playa del Sardinero, separadas por los jardines de Piquío. Allí pude ver además la fiesta de los Baños de Ola, que se celebra a mediados de julio con gente vestida de época y numerosas actividades para rememorar los comienzos del turismo en la ciudad. En frente de la playa se sitúa el Gran Casino del Sardinero, que es uno de los edificios más llamativos de Santander, y, al final de la segunda playa, encontrarás las letras de Santander.

Ya fuera del centro tienes dos playas en un entorno más natural. Se trata de la playa de los Molinucos y la playa de Mataleñas, a las que se puede llegar caminando junto al mar con bonitas vistas. Además, no te olvides de visitar los cabos Menor y Mayor para contemplar cómo las olas rompen en los acantilados, así como el Faro de Cabo Mayor, convertido en Centro de Arte.

Una cosa a tener en cuenta es que, si es verano y te quieres dar un chapuzón, pero el día sale nublado, da igual: ponte el traje de baño porque en cualquier momento el tiempo puede despejar y salir el sol para disfrutar de la playa. El tiempo en el Cantábrico es muy cambiante. Ten en cuenta también que las mareas se dejan notar bastante; deberás estar atenta para no mojarte si estás cerca y el nivel del agua comienza a subir.

Quizá te interese conocer más playas de Cantabria, algunas cercanas a Santander.

Que ver en Santander, playa de Mataleñas
La playa de Mataleñas y su entorno entre acantilados

Palacio de La Magdalena

Separando los arenales de la bahía de aquellos más expuestos al oleaje del Cantábrico hay una pequeña península rocosa, la de La Magdalena. Se trata de uno de los lugares más bonitos que ver en Santander, así que no dejes de pasear por allí, admirar las vistas al mar y visitar el palacio.

El Palacio de la Magdalena es uno de los edificios más importantes de Santander. Fue construido a principios del siglo XX como residencia de verano del rey Alfonso XIII y lo utilizarían como tal hasta la proclamación de la República. Ahora pertenece a la ciudad y se puede visitar para conocerlo por dentro (puedes reservar la entrada aquí). Como curiosidad, fue escenario de la serie de televisión Gran Hotel (2011).

Camino del Norte, Santander
El Palacio de la Magdalena es uno de los lugares imprescindibles que ver en Santander

Somo y El Puntal

Por último, no puedes dejar de disfrutar de las vistas de la ciudad desde otra perspectiva. Del otro lado de la bahía de Santander se encuentra la localidad de Somo y cuenta con una playa espectacular. Allí podrás tomar el sol, darte un baño o dar clases de surf, una de las actividades más populares de la zona.

Desde Somo sale una lengua de tierra que se adentra en las aguas de la bahía santanderina y es conocida como El Puntal. Se trata de un complejo dunar y es un pequeño paraíso donde disfrutar de la playa en un entorno natural con increíbles vistas. Por una parte, tienes vistas a la ciudad de Santander, desde el centro histórico hasta el Palacio de la Magdalena. Por otra, podrás ver las montañas que hacen de esta región una de las más bonitas.

Para cruzar a Somo y El Puntal puedes tomar los barquitos de Los Reginas. Salen desde el paseo marítimo, estando cada uno de ellos a un lado del Palacete del Embarcadero. Hay muchas frecuencias al día durante el verano y si compras el billete de ida y vuelta te sale muy económico. En mi caso compré ida y vuelta a El Puntal, pero finalmente hice la vuelta desde Somo pagando un suplemento. Los precios en el verano de 2022 son los siguientes:

  • Santander – Playa del Puntal:
    • Solo ida: 3 euros
    • Ida y vuelta: 4,80 euros
  • Santander – Somo:
    • Solo ida: 3,10 euros
    • Ida y vuelta: 5,50 euros
  • Suplemento para hacer la vuelta desde el otro embarcadero: 0,70 euros.
Que ver en Santander, playa del Puntal de Somo
Vistas de Santander desde la playa del Puntal de Somo

5% descuento Holafly

Por qué viajar sola a Santander

Hay ciudades que lo tienen todo para pasar un día o un fin de semana estupendo y Santander es una de ellas. Gracias a que se sitúa a orillas del Cantábrico, el mar está muy presente y puedes disfrutar de muchas playas. Además, la montaña también está cerca, así que tendrás unas bonitas vistas del entorno desde muchos puntos de la capital.

Santander también es una ciudad bonita y elegante, muy agradable para pasear. En los últimos años se ha apostado mucho por la cultura, así que es uno de los mejores destinos del norte del país si lo que te apetece es conocer un poquito de arte y tener muchas actividades donde elegir.

A la hora de moverte puedes caminar tranquilamente por sus calles. El centro está lleno de bares, restaurantes y tiendas, por lo que no te faltarán opciones para salir a tomar algo y cenar. Santander es bastante segura y, como tiene un tamaño medio, es muy manejable a la hora de recorrerla a pie. Ahora bien, si te cansas de caminar también tienes autobuses urbanos para las distancias más largas.

Creo que un fin de semana es el tiempo ideal para viajar sola a Santander, pues te dará tiempo de recorrerla y visitar sus principales monumentos y rincones, pero si tienes más tiempo, no es un problema, porque sus alrededores también tienen mucho que ofrecer. Paisajes bonitos, extensos arenales, montaña… Como te decía antes, ¡es un destino muy completo!

Que ver en Santander, vistas Centro Botín
Las vistas del entorno de Santander desde la terraza del Centro de Arte Botín

Cómo moverte por Santander

Para visitar Santander a tu aire te recomiendo dos formas de moverte. La primera es caminando, y es que el centro histórico es fácil de recorrer a pie, además de que puedes pasear por toda la línea costera disfrutando de las vistas al mar.

La segunda es con los autobuses urbanos. Existen numerosas líneas de autobús para moverte por toda la ciudad, aunque seguramente las que más vayas a usar sean las que recorren la costa. Por ejemplo, las líneas 1, 2, 3, 4, 7, 13 y 15 conectan el centro con las playas del Sardinero (el 15 llega incluso hasta la zona del Faro de Cabo Mayor).

Puedes descargarte la app TUS (Transportes Urbanos de Santander) y ver dónde están las paradas, cuál es el recorrido de las líneas o cuánto falta para el siguiente bus. Las paradas Ayuntamiento, Correos o Paseo de Pereda son las que te dejan en el centro, mientras que La Magdalena es la más cercana al palacio y Plaza de Italia y Parque Piquío son las que te dejan en la zona del Sardinero. El billete cuesta 1,30€ por trayecto y lo puedes comprar en el mismo autobús tanto en efectivo como con tarjeta.

Otra opción para recorrer Santander es tomar el autobús turístico. Hace un recorrido circular por los principales puntos de interés de la ciudad y te irán explicando algunos detalles históricos y curiosidades a su paso por ellos. Puedes subir y bajar tantas veces como quieras y puede ser una buena opción si no tienes mucho tiempo para visitar la ciudad.

Dónde dormir en Santander

Como te decía más arriba, la primera vez que visité Santander fue mientras hacía el Camino del Norte. Pasé allí una tarde y me alojé en el albergue de peregrinos. La segunda vez pasé varios días y me alojé en el Hostel & Co. Se ubica en la estación de tren, por lo que es muy conveniente si viajas en transporte público y está muy cerca del centro de la ciudad y el frente marítimo de la bahía.

Si prefieres otro tipo de alojamiento, te dejo además algunas ideas de hoteles con habitaciones individuales para quienes viajamos en solitario:

Que ver en Santander, faro de Cabo Mayor
Además de cultura, Santander tiene un entorno natural increíble, como el Faro de Cabo Mayor

5% descuento Heymondo Seguros

Dónde está Santander y cómo llegar

La ciudad de Santander es la capital de la comunidad autónoma de Cantabria, en el norte de España. Es una de las más importantes de todo el litoral norte y el mar está muy presente en ella, pues se sitúa junto al Cantábrico rodeada de bonitos paisajes de montaña, playa y acantilados.

Volar a Santander

Al ser la capital de la región y atraer mucho turismo, Santander es un destino bien conectado para poder viajar sin complicaciones. Para empezar, tiene aeropuerto y recibe tanto vuelos nacionales como internacionales desde lugares como Madrid, Sevilla o Londres. Puedes comparar los precios de los vuelos y reservar aquí.

El aeropuerto de Santander está bastante cerca del centro, así que tienes varias alternativas para llegar. Por un lado, puedes tomar el autobús de ALSA que conecta el aeropuerto con la estación de autobuses, en el centro de la ciudad. Hay varias frecuencias al día, tarda apenas 15 minutos y cuesta menos de 3 euros.

Por otra, tienes la opción de tomar un taxi o contratar un traslado, que son alternativas más caras, pero te permiten llegar hasta tu alojamiento rápidamente. También puedes alquilar un coche en caso de que vayas a viajar a Santander durante varios días y quieras hacer un recorrido por la provincia.

Llegar a Santander por tierra

Si te encuentras más cerca de la ciudad, entonces puedes viajar por tierra. En caso de moverte en transporte público, podrás viajar a Santander tanto en autobús como en tren. Ambas estaciones están junto al centro histórico, una en frente de la otra, lo que es muy conveniente.

En caso de tener tu propio coche puedes seguir las autovías A8, que recorre toda la costa Cantábrica, o la A67, que llega a Santander desde la meseta castellana. Una vez en Santander hay varias autovías y carreteras de acceso para llegar hasta la parte de la ciudad donde te vayas a alojar. Te recomiendo mirar en Google Maps cuál es la mejor alternativa.

Más allá de estas opciones, puedes llegar a Santander caminando, y es que por allí pasa el Camino del Norte, el Camino de Santiago que recorre el litoral norte desde la frontera con Francia hasta llegar a Santiago de Compostela. Así fue cómo visité Santander la primera vez, siendo final de etapa desde Güemes.

Si quieres más información, te dejo por aquí los posts sobre el Camino del Norte y cómo hacer el Camino de Santiago sola.

Llegar a Santander por mar

Siendo una capital costera, además de llegar por aire y tierra también es posible llegar navegando. Por una parte hay ferris que conectan algunas ciudades del sur de Reino Unido con Santander. Por otra, como la ciudad se encuentra en un rincón de la bahía, existe un servicio de barco (Los Reginas) que cruza hacia el otro lado.

Así, si estás en la localidad de Somo puedes tomarlo para cruzar cómodamente en unos 25 minutos. Si haces el Camino del Norte, utilizar este servicio te puede ahorrar dos días de caminata alrededor de la Bahía de Santander.

Que ver en Santander, llegada en barco
Así se ve Santander al llegar en el barco de Los Reginas

Espero que este post te ayude a planificarte y a conocer qué ver en Santander en un día o dos. Tienes también imágenes en mis stories del viaje en Instagram. Si vas en verano puedes aprovechar la playa y el mar, mientras que en cualquier otra época del año tienes muchas actividades culturales. Es una ciudad muy bonita en un entorno precioso, así que reserva un fin de semana o un puente y ¡a disfrutar!

Este artículo forma parte de las guías para viajar sola por España y hacer el Camino del Norte

Estela Gómez

Viajera y fundadora de #QuieroViajarSola. Desde que comencé a viajar sola en 2016 siempre tuve una inquietud: motivar a otras mujeres a viajar solas. Para ello, decidí crear este blog en 2018, en el que te cuento todos los viajes que he realizado en solitario en estos casi 8 años como viajera independiente y te doy consejos para que puedas organizar tu viaje por libre y disfrutar recorriendo el mundo en solitario.

Estela Gómez, blogger de viajes para mujeres

Por qué puedes confiar en #QuieroViajarSola

En estos 8 años viajando sola por todo el mundo he recorrido muchos países y destinos de los que puedo darte consejos en base a mi experiencia. Puedo recomendarte lugares para visitar, dormir, cómo moverte, etc., y eso es lo que encontrarás en cada artículo de este blog de viajes. Complemento la información con mis redes sociales, sobre todo Instagram, donde puedes ver casi en tiempo real los lugares por los que viajo sola cada vez que estoy en una nueva aventura.

Además, este blog ha sido galardonado en varias ocasiones (entre los premios recibidos está el Premio 20Blogs al Mejor Blog de Viajes en 2021) y he aparecido en numerosos medios de comunicación, tanto en España como en Latinoamérica (El País, La Sexta Noticias, ELLE Argentina, El Sol de México, Radio Marca…).

Código ético

Verás que en los posts del blog recomiendo hoteles, actividades, transportes y otros servicios y productos relacionados con viajar. Si haces clic en ellos, la web te redirigirá al sitio de cada empresa indicando que vas de mi parte y, en caso de que hagas una reserva o compra, yo me llevaré una pequeña comisión. Esto no afecta para nada al precio (es más, en algunos casos tendrás un descuento por leer mi blog), pero es importante para mi porque es la forma en la que tengo de mantener este blog y toda la comunidad en torno a #QuieroViajarSola. Son productos y servicios que yo misma utilizo en todos mis viajes, así que te los recomiendo porque los he probado, son de confianza y creo que pueden serte de utilidad a la hora de planificar tus viajes en solitario.

Deja un comentario