Qué ver en Óbidos, la villa de las Reinas de Portugal

En Portugal hay muchos pueblos preciosos que merece la pena conocer y hoy quiero hablarte de uno de ellos. Con origen medieval y convertida en un polo cultural en la región centro del país, te cuento qué ver en Óbidos, la conocida como Villa de las Reinas.

Llevaba mucho tiempo queriendo visitar Óbidos y al fin pude hacerlo durante uno de mis viajes en solitario por el país vecino. Es uno de los pueblos más bonitos de Portugal y pasear por sus calles te hace retroceder en el tiempo gracias a lo bien conservados que están su castillo y sus murallas. En este post te cuento qué es lo que no te puedes perder y cómo puedes acercarte a conocerlo. ¡Toma nota!


  • Viaje en solitario: Lisboa y centro de Portugal
  • Fecha del viaje: mayo 2022
  • Post actualizado: 23/09/2022
Qué ver en Óbidos
Te cuento varias cosas que ver en Óbidos (Portugal), una villa medieval imperdible

Dónde está y cómo llegar a Óbidos

La villa de Óbidos se sitúa en la región Centro de Portugal, en la subregión del Oeste. Es uno de los pueblos más visitados del país, en parte por su historia y belleza, y en parte por su proximidad a otros destinos turísticos como Peniche, Nazaré o Fátima.

Unos 85 kilómetros separan a Óbidos de Lisboa, la capital del país, así que es frecuente visitar la tanto en una excursión desde la ciudad como incluyéndolo en una ruta por esta zona de Portugal. Está bien conectada con otros destinos turísticos, ya sea por carretera o ferrocarril, así que tienes muy fácil el ir a conocerla por tu cuenta, sea cual sea la forma en que te muevas.

Cómo llegar a Óbidos en coche

Si viajas en tu propio vehículo o si tienes pensado alquilar un coche puedes llegar rápidamente a Óbidos desde Lisboa. Por la villa pasa la autopista A8 que conecta Lisboa y Leiría, además de la A15, que une Santarém en con Óbidos. Eso sí, ten en cuenta que para circular por algunas autopistas en Portugal necesitas registrar tu coche y matrícula previamente para evitar multas, pues hay peajes que no son de cabina, sino que se controlan a través de cámaras. Una vez en Óbidos, puedes dejar el coche en los diferentes aparcamientos que hay fuera de las murallas.

Ir a Óbidos en autobús y tren

En caso de que prefieras moverte en transporte público, puedes viajar a Óbidos tanto en autobús como en tren. La empresa ferroviaria Comboios de Portugal tiene una estación cercana al pueblo, aunque los trenes que llegan hasta allí son regionales y, por ejemplo, para viajar desde Lisboa se demora mucho por tener que cambiar de tren en una o varias ocasiones (dependiendo de la combinación por horario).

Bajo mi punto de vista, es mejor moverse en autobús (así me moví yo durante todo mi viaje). Hasta allí llega la compañía Rodoviária do Oeste desde Lisboa y algunas ciudades cercanas, como Peniche o Caldas da Rainha. La parada se ubica a pocos pasos de la puerta principal del centro histórico, así que es un medio de transporte muy conveniente. Los billetes no se puede comprar online, pero sí en las taquillas donde haya estación (por ejemplo en Peniche) o si no directamente en los autobuses (en este caso solo en efectivo).

Excursiones a Óbidos

Si no tienes mucho tiempo para visitar la zona o si prefieres no complicarte con la logística y que alguien organice el viaje por ti, puedes también hacer una excursión. De esta manera podrás hacer una visita guiada por Óbidos con otros viajeros además de conocer otros destinos cercanos. Aquí te dejo algunos tours con diferentes puntos de salida para que veas tus opciones:

Qué ver en Óbidos, rua Direita
La calle principal de Óbidos con sus colores y comercios

Hoteles en Óbidos

Óbidos es un destino muy visitado en el Centro de Portugal. La mayoría de la gente suele ir en excursiones desde Lisboa, pero también hay posibilidad de quedarse a dormir. Hay muchos apartamentos turísticos y hoteles en Óbidos, así como algún que otro hostel. Aquí puedes reservar tu estancia.

Yo me quedé en el hostel Argonauta, un pequeño alojamiento con una habitación compartida y una habitación privada. Es una antigua casa, así que cuenta con un salón como zona común en la planta baja. Se encuentra fuera del recinto amurallado de Óbidos, pero a un paso de una de las puertas de la villa, así que su ubicación es conveniente.

Si prefieres alojarte en un hotel, aquí te dejo algunas sugerencias encontradas en booking.com con habitación individual para quienes viajamos en solitario:

Qué ver en Óbidos

Óbidos es una pequeña villa que se puede disfrutar en unas horas paseando. Pese a que fue muy afectada por el terremoto de 1755, conserva muy bien su patrimonio y sus calles tienen mucho encanto, con pequeñas casas encaladas y pintadas de alegres y variados colores. A continuación te menciono los puntos de interés que creo que son más importantes, pero hay muchos rincones fotogénicos y es fácil entretenerse en sus cientos de rincones, así que no dudes en recorrer todo lo que puedas.

Puertas y murallas de Óbidos

La villa de Óbidos está amurallada por completo y por ello se ha convertido en una de las más bonitas y visitadas de Portugal. Los altos muros que la protegían en la época medieval aún se conservan y es posible recorrerlos al completo paseando por ellos. Además, desde lo alto hay unas vistas preciosas del pueblo y su entorno.

Para entrar al casco histórico, podrás hacerlo por alguna de las puertas de la ciudadela, que llaman la atención por tener pequeñas capillas. La más importante es la Porta da Vila (traducido como Puerta de la Villa), que posee una bonita decoración de azulejos en blanco y azul, pero tampoco te puedes perder la Puerta de la Señora de Gracia.

Qué ver en Óbidos, Porta da Vila
La ornamentada Porta da Vila será una de las primeras cosas que te sorprendan de Óbidos

Castillo de Óbidos

Dentro de la muralla de Óbidos quizá el monumento más representativo que visitar es su castillo. Data de la época árabe, aunque fue remodelado en el siglo XII y ampliado en épocas sucesivas. Eso ha hecho que la fortaleza posea una mezcla de estilos arquitectónicos, como el románico, el manuelino o el gótico. Fue declarado Monumento Nacional en 2007.

Con el terremoto de Lisboa sufrió muchos daños y el siglo pasado estaba en ruinas, pero por suerte se reconstruyó. Hoy en día alberga la Pousada Castelo de Óbidos, un hotel perteneciente a la cadena Pousadas de Portugal que fue el primer establecimiento hotelero en un edificio histórico en el país. Por tanto, no se puede visitar turísticamente, aunque puedes pegarte un capricho y dormir con una reina de Óbidos por un día.

Qué ver en Óbidos, castillo
El castillo de Óbidos es el principal monumento del pueblo, aunque no se puede visitar por dentro

Iglesia de Santiago

Como buena villa medieval, Óbidos posee muchos templos, aunque hay uno que te llamará mucho la atención: la iglesia de São Tiago. Se ubica junto al castillo y fue fundada en el siglo XII, aunque de su pasado religioso hoy queda poco, pues ha sido transformada en una librería. En la parte del coro hay una pequeña muestra del arte del encaje de bolillos, muy tradicional en la zona.

Ésta no es la única librería que hay en Óbidos. Hay varias y se celebran varios eventos relacionados con los libros y las letras a lo largo del año, lo que le ha valido la declaración como Ciudad Literaria por la UNESCO. Me recuerda en cierto modo a Urueña, la primera Villa del Libro en España.

Qué ver en Óbidos, iglesia de Santiago
La iglesia de Santiago, convertida en librería

Rúa Direita

Nada más bajar los escalones de la iglesia de Santiago se extenderá ante ti la rúa Direita, la calle principal de Óbidos. Ésta conecta la principal entrada a la villa con el castillo y está repleta de pequeños comercios, restaurantes y tiendas de artesanía. Es posible degustar el chocolate típico de la localidad y la Ginja de Óbidos o Ginjinha de Óbidos, un licor hecho a base de cerezas cuya producción se remonta al siglo XIX.

Museu Municipal de Óbidos

Durante tu paseo te recomiendo hacer una parada en el Museo Municipal, uno de los lugares más interesantes que visitar en Óbidos si quieres conocer un poco mejor su historia. En él encontrarás una colección de cuadros de los siglos XVI y XVII donde destacan las obras de André Reinoso y Josefa de Óbidos, pintora española afincada en la villa.

Josefa de Óbidos nació en Sevilla y fue una de las artistas más reconocidas de la época. Pintaba bodegones junto a su padre y escenas religiosas, y consiguió tener independencia económica, algo inusual para la época. Además del arte, durante su vida intentó motivar a otras mujeres a conseguir esa independencia y cuando murió dejó su herencia solamente a la rama femenina de su familia.

Qué ver en Óbidos, iglesia de Santa María
El monumental interior de la iglesia de Santa María de Óbidos

Iglesia de Santa María de Óbidos

Caminando por la calle principal llegarás a la plaza de Santa María, otro de los lugares que ver en Óbidos. Es la plaza principal del pueblo y allí se ubican la picota donde se juzgaba a los reos (pelourinho en portugués) y la iglesia del mismo nombre (igreja de Santa María), que también es el principal templo.

Esta iglesia fue construida sobre la antigua mezquita árabe tras la conquista de la localidad en el siglo XII por Afonso Henriques, primer rey de Portugal, y ha sido remodelada en numerosas ocasiones gracias a las diferentes reinas a las que ha pertenecido la villa, en especial a la reina Leonor y la reina Catalina de Austria. Óbidos se conoce como Villa de las Reinas porque desde que en el año 1210 el rey Alfonso II donase la villa a su esposa, esto se convirtió en tradición durante siglos.

Lo más llamativo quizá sea el interior, pues sus paredes están forradas por un bonito trabajo de azulejado del siglo XVIII y el techo es de madera pintada del siglo XVII. Además, hay obras de arte de Josefa de Óbidos, como el retablo de 1611 representando a Santa Catalina.

Acueducto de Óbidos

Saliendo del casco antiguo de Óbidos hay otro monumento interesante que ver. Se trata del acueducto, una obra de ingeniería proyectada y pagada por la reina Catalina de Austria para llevar agua a las fuentes de la localidad en el siglo XVI. Se extiende durante unos 3 kilómetros y se puede contemplar junto a la carretera de acceso al pueblo, donde se puede ver también un mural de inspiración local.

Qué ver en Óbidos, acueducto
El acueducto de Óbidos y el mural que te comento

Santuário do Senhor da Pedra

Un último lugar que ver en Óbidos es el Santuario do Senhor da Pedra, ubicado a un kilómetro de la villa medieval en la carretera que va a Caldas da Rainha. Se levantó en el siglo XVIII a petición del rey João V y es uno de los principales monumentos del Barroco en Portugal con una curiosa planta hexagonal.

Se dice que su existencia se debe a una leyenda, según la cual la zona atravesaba unos años de malas cosechas. Un buen día, un campesino se encontró entre unas zarzas una escultura de piedra de Cristo crucificado que le pidió que se le venerase. Así se hizo y volvieron las lluvias, acabándose la mala racha en el campo y levantándose este santuario para albergarla.

Qué ver en los alrededores de Óbidos

Si te quedas con ganas de más o tienes tiempo para recorrer otros lugares en la región, te recomiendo que tomes nota de estos sitios que te comento a continuación. Se trata de otros destinos interesantes en los alrededores del pueblo a los que puedes llegar fácilmente en coche o autobús por situarse muy cerca.

Caldas da Rainha

El más cercano de todos ellos es Caldas da Rainha, una pequeña ciudad surgida a raíz del Hospital Termal fundado por la Reina Leonor en el siglo XV. Durante un viaje entre Óbidos y Batalha la comitiva real pasó por un lugar donde había varias personas bañándose en aguas de mal olor, y la reina quedó sorprendida. La gente le comentó que aquellas aguas eran curativas, así que dice la leyenda que ella mismo comprobó que era verdad y decidió fundar un hospital para que todas aquellas personas que tuvieran dolencias pudieran curarse gracias a estas aguas termales.

Durante los siglos el hospital fue teniendo cada vez más renombre y fue ampliándose y adaptándose a las nuevas modas y corrientes médicas. Hoy en día siguen funcionando y se ha creado también un pequeño museo que repasa tanto la historia de las termas como la figura de la reina Leonor.

La ciudad no tiene muchos más grandes monumentos para visitar, aunque sí puedes darte una vuelta por el centro del pueblo. En la plaza de la Fruta se pone todos los días un mercadillo de frutas y verduras que es el único mercado hortofrutícola del país.

Qué ver en Óbidos, Caldas da Rainha
Antiguos pabellones del Hospital Termal de Caldas da Rainha

Peniche

Otro lugar que te recomiendo mucho visitar en los alrededores de Óbidos es Peniche. Se trata de una pequeña ciudad costera, situada en una península que se adentra en el océano Atlántico. Allí destacan su fortaleza y sus murallas defensivas, el Museo del Encaje de Bolillos y los paisajes de acantilados en torno al Faro del Cabo Carvoeiro. Además, es conocida como la Capital de la Ola por sus buenas condiciones para practicar surf.

Frente a las costas de Peniche se encuentra la Reserva Natural de las Islas Berlengas, un pequeño archipiélago protegido de bonitos paisajes. Desde el puerto salen todos los días excursiones hasta Berlenga Grande, la única isla visitable, donde poder disfrutar del entorno, las cuevas marinas y el Fuerte de São João.

Te cuento qué ver en Peniche en otro artículo.

Islas Berlengas Portugal, playa
Un rincón de las Islas Berlengas, uno de los principales lugares que ver en los alrededores de Óbidos

Foz do Arelho y Lagoa de Óbidos

Por último, no muy lejos de Óbidos se sitúa la localidad de veraneo de Foz do Arelho. En ella hay varias playas ideales para practicar surf y windsurf, como la playa do Bom Sucesso, y es el punto en el que se comunica la Laguna de Óbidos con el océano. Se trata de un sistema lagunar de agua salada muy frecuentado por pescadores y bañistas, que agradecen sus aguas calmadas frente a la bravura del Atlántico.

Espero que este post te ayude a conocer las principales cosas que ver en Óbidos y a planificar tu viaje por la zona. Esta localidad es sin duda una de las más bonitas del país y merece mucho la pena hacer una parada para recorrer sus calles. Como no es muy grande, es perfecta para visitar en el día con otros destinos, así que ya sabes: ¡a planear tu ruta! Si quieres ver más imágenes, por aquí te dejo los stories de Instagram del viaje.

Este post forma parte de la guía para viajar sola a Portugal.

Estela Gómez

Viajera, fundadora de #QuieroViajarSola y travel blogger en Viajes e ideas. En 2016 agarré una mochila y me fui de viaje sola por primera vez a recorrer Sudamérica durante 6 meses y, desde entonces, quiero que todas las mujeres viajen solas porque es una de las mejores experiencias que se pueden tener en la vida.

Prepárate para viajar sola a Portugal

Transportes
Compara los precios de los vuelos con Skyscanner
Alquila un coche con Autoeurope (10% dto.) o Rentalcars
Viaja a Portugal en autobús con Flixbus

Alojamiento
Reserva tu alojamiento a través de Booking o Hostelworld

Actividades
Agenda tus tours con Civitatis, GuruWalk y GetYourGuide

Seguro de viajes
Contrata tu seguro de viaje a Portugal con Mondo (5% dto.)

Equipamiento
Compra tu equipamiento viajero en Amazon

Código ético: en este post existen algunos enlaces de afiliado, lo que significa que, si haces una reserva o contratas un producto o servicio a través de estos links (Booking, Civitatis, Amazon, Skyscanner, Mondo…), me llevo una pequeña comisión. En ningún caso pagarás de más y yo podré seguir manteniendo esta comunidad. Si te lo recomiendo es porque lo he probado, lo utilizo habitualmente y creo que puede serte útil para planificar tu viaje en solitario.

Deja un comentario