Qué ver en Albí en un día, una sorpresa cerca de Toulouse

Una de las mayores sorpresas de mi viaje sola por Occitania en 2017 fue descubrir Albí. Esta pequeña ciudad es una joya medieval y es prácticamente desconocida para la mayoría de la gente que visita esta región francesa. Por ello, en este post te quiero contar qué ver en Albí para que disfrutes de un día muy completo.

Qué ver en Albí
Te cuento qué ver en Albí, una bonita ciudad cercana a Toulouse

Newsletter #QuieroViajarSola

Qué ver en Albí

Si bien es cierto que Albí es perfecta para una escapada de un día, tiene bastantes cositas para ver. En mi caso fui y volví en tren desde Toulouse en el mismo día, e incluso en una sola tarde me dio tiempo para verlo todo. Ahora bien, para visitar Albí hay que tener en cuenta los horarios, ya que las atracciones turísticas (e incluso la oficina de información turística) cierran a mediodía (al menos cuando yo fui). De 12h a 14h todo estaba cerrado, hora a la que abrían para volver a cerrar sobre las 18h.

De todos modos, si los monumentos están cerrados, siempre es una buena idea darse una vuelta por sus callejuelas medievales. Como en Toulouse y otras poblaciones de la zona, los edificios se han construido tradicionalmente de ladrillo y en las calles de Albí se pueden ver rincones muy bonitos.

La Catedral de Albí

El primero lugar que ver en Albí es, sin duda, su Catedral de Santa Cecilia. Construida entre los siglos XIII y XV es probablemente una de las Catedrales más bonitas de toda Francia. Por fuera tiene un aire de fortaleza y, a primera vista, destaca la entrada, ya que está mucho más labrada que el resto del edificio, construido en ladrillo (como todos los edificios antiguos de esta región).

Por dentro la cosa cambia y atrae a muchos visitantes por su Coro y el Tesoro, además del gran mural bajo el órgano que representa el Juicio Final. Todas las paredes conservan sus pinturas en muy buen estado, así que, en conjunto, esta Catedral es una maravilla. Por ello fue declarada Patrimonio de la Humanidad junto a la Ciudad Episcopal de Albí en 2010.

Qué ver en Albí, Catedral
Interior de la Catedral de Albí con el mural del Juicio Final

Museo de Toulouse-Lautrec

Uno de los personajes más famosos que ha dado Albí a la historia es Toulouse-Lautrec. El pintor se convirtió en uno de los más famosos cartelistas de la vida nocturna de París a finales del siglo XIX y, cómo no, su ciudad natal le ha dedicado un museo.

El edificio que alberga el Museo de Toulouse-Lautrec no es menos impresionante que la Catedral. Se trata del Palacio de la Berbie, que hacía de esta zona el centro social, religioso y económico en la época medieval. La Catedral y el Palacio de la Berbie conforman la conocida como Ciudad Episcopal de Albí, que se ha conservado muy bien con el paso de los siglos.

En el museo se expone una colección de pinturas y bocetos de Toulouse-Lautrec, repasando su vida artística, pero además se puede visitar también una colección permanente con obras de otros artistas coetáneos del pintor, como Édouard Vuillard, o Pierre Bonnard.

Qué ver en Albí, Jardines del Palacio de la Berbie
Jardines del Palacio de la Berbie y la vista desde ellos

Jardines del Palacio de la Berbie

Además del museo, no hay que perderse una visita a los jardines del Palacio de la Berbie, muy bonitos y desde los que se tiene una bonita vista sobre el otro lado del río. Bajo estos jardines discurre una pequeña ruta de senderismo a orillas del río Tarn, que también es muy recomendable hacer si se tiene tiempo.

Hoteles en Albí

Aunque no sea una ciudad tan conocida como otras del entorno, Albí es bastante turística. Por ello, cuenta con muchos hoteles y apartamentos turísticos donde puedes pasar la noche. No puedo recomendarte ninguno en concreto, pues visité Albí desde Toulouse en el día, pero aquí te dejo tus opciones:

Iglesia Colegial y Claustro de Saint-Salvi

Otro importante lugar que ver en Albí es la Iglesia Colegial de Saint-Salvi, que se comenzó a construir en el siglo XI sobre lo que se creía era la tumba del santo. Es la iglesia más antigua de la ciudad y, además de visitarla por dentro, no puedes perderte su bonito claustro.

Este claustro está un poco escondido entre callejuelas, pero una vez lo encuentras, es algo así como una pequeña recompensa a la búsqueda. Parte del claustro se conserva y en ella se pueden observar aún los capiteles románicos y góticos, decorados y esculpidos con personajes bíblicos. Lo más curioso es que se ha convertido en un jardín público lleno de flores y plantas comestibles que cualquier visitante puede recoger en temporada.

Qué ver en Albí, claustro de Saint Salvi
El claustro de Saint-Salvi es un pequeño oasis en la ciudad

Puente Viejo y barrio de la Madeleine

Como toda villa medieval que se precie, Albí tiene un puente antiguo de piedra que cruza el río Tarn. Es de lo más antiguos de Francia y desde él tendrás una increíble vista, tanto del Palacio de la Berbie, la Catedral y toda la ciudad antigua, como del barrio de la Madeleine, al otro lado.

No dudes en cruzar el puente y darte una vuelta por este barrio. Antiguamente se convirtió en el barrio obrero, pues muchas fábricas se instalaron allí para utilizar la corriente de agua del río. Hoy en día quedan algunos vestigios de aquella época, pero es un barrio residencial más de la ciudad. Allí puedes visitar la iglesia de la Madeleine y disfrutar con las vistas a la ciudad antigua.

Qué ver en Albí, barrio de la Madeleine
El barrio de la Madeleine al otro lado del río Tarn

5% descuento Holafly

Dónde está Albí y cómo llegar

Albí es una ciudad de unos 50.000 habitantes situada en la región de Occitania, en el sur de Francia. Es menos conocido que otros destinos turísticos de la región, como Carcassonne, pero no por ello es menos interesante. ¡Al contrario! Es una ciudad de aire medieval muy bonita, perfecta para visitar a modo de excursión en un día desde Toulouse.

Al ser un destino pequeño no cuenta con aeropuerto, pero sí es accesible por carretera y en tren. Está bien conectada con transporte público y con carreteras a otras ciudades cercanas también bonitas, como Castres o Montauban, y cómo no, a la capital regional, Toulouse.

Seguro de viaje

¡No olvides contratar tu seguro de viaje al ir a Francia! Por si no lo sabes, tienes siempre al menos un 5% de descuento en Heymondo Seguros para ponértelo un poco más fácil.

Cómo ir a Albí desde Toulouse

Para ir a Albí lo más fácil es llegar primero a Toulouse. Para ello puedes tomar un avión, pues su aeropuerto es internacional, y, una vez allí, alquilar un coche para moverte por la región o tomar el transporte público. Si no dispones de vehículo, lo más sencillo y cómodo es usar el tren, pues existe una línea regional del TER desde Matabiau, que es la principal estación de Toulouse. El trayecto dura más o menos una hora.

Mientras, si te decides por la opción del coche, puedes tomar la autopista A68. Hay unos 75 kilómetros, así que más o menos llegarás en una hora, aunque debes tener en cuenta que hay peajes. Por ello, y sobre todo si viajas sola, el tren es una opción mucho más económica.

Para más información:

Qué ver en Albí, centro histórico
Las callejuelas del centro histórico de Albí te transportarán a otra época

Ya ves que hay bastantes cosas que ver en Albí, así que ya sabes, si en algún momento te planteas viajar a Toulouse, Carcassonne o la región de Occitania en general, no te olvides de pasar por allí. ¡Seguro que te va a sorprender!

Este post pertenece a la guía para viajar sola a Francia

Contenido relacionado para seguir viajando sola:

Estela Gómez

Viajera y fundadora de #QuieroViajarSola. Desde que comencé a viajar sola en 2016 siempre tuve una inquietud: motivar a otras mujeres a viajar solas. Para ello, decidí crear este blog en 2018, en el que te cuento todos los viajes que he realizado en solitario en estos casi 8 años como viajera independiente y te doy consejos para que puedas organizar tu viaje por libre y disfrutar recorriendo el mundo en solitario.

Estela Gómez, blogger de viajes para mujeres

Por qué puedes confiar en #QuieroViajarSola

En estos 8 años viajando sola por todo el mundo he recorrido muchos países y destinos de los que puedo darte consejos en base a mi experiencia. Puedo recomendarte lugares para visitar, dormir, cómo moverte, etc., y eso es lo que encontrarás en cada artículo de este blog de viajes. Complemento la información con mis redes sociales, sobre todo Instagram, donde puedes ver casi en tiempo real los lugares por los que viajo sola cada vez que estoy en una nueva aventura.

Además, este blog ha sido galardonado en varias ocasiones (entre los premios recibidos está el Premio 20Blogs al Mejor Blog de Viajes en 2021) y he aparecido en numerosos medios de comunicación, tanto en España como en Latinoamérica (El País, La Sexta Noticias, ELLE Argentina, El Sol de México, Radio Marca…).

Código ético

Verás que en los posts del blog recomiendo hoteles, actividades, transportes y otros servicios y productos relacionados con viajar. Si haces clic en ellos, la web te redirigirá al sitio de cada empresa indicando que vas de mi parte y, en caso de que hagas una reserva o compra, yo me llevaré una pequeña comisión. Esto no afecta para nada al precio (es más, en algunos casos tendrás un descuento por leer mi blog), pero es importante para mi porque es la forma en la que tengo de mantener este blog y toda la comunidad en torno a #QuieroViajarSola. Son productos y servicios que yo misma utilizo en todos mis viajes, así que te los recomiendo porque los he probado, son de confianza y creo que pueden serte de utilidad a la hora de planificar tus viajes en solitario.

4 comentarios en «Qué ver en Albí en un día, una sorpresa cerca de Toulouse»

  1. Hola! Gracias por tu clarísima información. Pienso visitar Albi en enero desde Toulouse, supongo que iré en tren, porque me da temor alquilar un auto en esa época por si hay nieve o hielo en la calzada. Si me podés sugerir qué es mejor, te lo agradezco. Viajo con mi familia (somos 4).
    Muchas gracias!!!!
    Silvia (desde Argentina)

    Responder
    • Hola Silvia,
      No creo que tengas problemas en las carreteras por nieve y hielo. A no ser que venga una ola de frío puntual, es una zona donde no hace excesivo frío. De todos modos, el tren funciona bien así que es una buena opción, lo único que si queréis visitar más lugares el coche te da más libertad.
      Saludos.

      Responder

Deja un comentario