Cómo preparar las maletas para cada tipo de viaje

El equipaje es uno de los preparativos que más dudas nos generan a la hora de preparar un viaje. Nos preguntamos qué tipo de maleta o mochila llevar, cuáles son las dimensiones permitidas en los aviones, cómo hacer que quepa la mayor cantidad de cosas posibles, etc. Para ayudarte a preparar tu próxima aventura, te cuento cuál es el mejor equipaje para cada tipo de viaje.

Viaje de fin de semana

Si has decidido hacer un viaje corto de fin de semana, puedes apañártelas con una mochila pequeña. Quizá esto te rompa los esquemas, pero si vas a viajar en avión es importante, ya que muchas compañías ya cobran por llevar una maleta de mano en la cabina de pasajeros. Se puede llevar una mochila de hasta 20 litros que quepa bajo el asiento delantero y, créeme, es perfecta para un fin de semana fuera.

Puedes llevar puesto lo que ocupe más (el calzado, unos vaqueros, un jersey) y el resto llevarlo en la mochila. Esto puede ser unas chanclas o zapatillas para estar en tu alojamiento cómodamente, la ropa interior y un par de camisetas para cambiarte, además del pijama y las cosas de aseo. Para dos días puedes utilizar perfectamente los mismos vaqueros y los mismos zapatos, y esa es la clave para que te entre todo el equipaje en la mochila.

maletas para cada tipo de viaje

Escapada de 3 o 4 días

Si te has decidido a viajar sola durante un puente o unos días festivos, entonces quizá la mochila de 20 litros se quede algo pequeña. En este caso lo mejor es preparar una maleta de cabina, que va genial para viajar en cualquier tipo de transporte. Eso sí, en el avión puede que tengas que pagar por llevarla contigo en cabina.

El equipaje de mano suele tener unas medidas en torno a 55 x 40 x 25 centímetros y ahí te caben bastantes cosas. Puedes llevar más cambios de camisetas, un jersey y algún pantalón o falda extra, incluso otro par de zapatos y algunos complementos. La clave es mirar la previsión del tiempo, saber qué actividades realizarás y pensar bien qué vas a necesitar esos días.

Si tienes dudas sobre qué maleta es la mejor, las medidas de cada aerolínea o si es mejor que sea una maleta rígida o flexible, te recomiendo echar un vistazo a Viaje con maletas, ya que tienen muchísima información.

Una o dos semanas de vacaciones

Mucha gente opta por preparar maletas y maletas cuando se va de vacaciones por una o dos semanas, pero ¿realmente es necesario? Para no pasarte de equipaje (y acabar pagando un extra en el aeropuerto), viajar lo más ligera posible y, sobre todo, que puedas transportar tu propio equipaje si viajas sola, lo mejor es hacer las maletas con cabeza.

Para una semana puedes pasar con una maleta de mano. Puede ser algo justo, pero si tu destino es de playa o en época veraniega, ten en cuenta que la ropa te ocupará menos y podrás llevar más cosas que en otras épocas del año.

Si el viaje es de dos semanas (o incluso algo más), entonces lo mejor es preparar una maleta grande, de las de 23 kilos. Revisa con tu aerolínea (si viajas en avión) cuáles son las dimensiones y peso permitidos y haz los preparativos en consonancia. Si ves que no te cabe todo lo que necesitas, en lugar de hacer una segunda maleta, intenta meter cosas también en una mochila de 20 litros que puedas llevar contigo en la cabina. De esta forma, no tendrás que pagar un extra.

Viaje de mochilera

Por último, si vas a hacer un viaje largo y por muchos destinos diferentes, lo mejor es viajar con mochila. No todos los países están preparados para pasear maletas por sus calles, por lo que la mochila es lo más efectivo, pues te la cuelgas a la espalda y da igual el terreno sobre el que tengas que transitar.

Si nunca has viajado de mochilera seguro que te surgen mil dudas para llevarte tantísimo equipaje para un viaje largo, pero en este caso lo mejor es ir ligera (unos 40-50 litros). Piensa que vas a llevar tus cosas a cuestas, así que cuanto menos lleves, mejor. También debes pensar que, al ser un viaje largo, no es necesario llevar un modelito para cada día, sino ropa que sea fácil de combinar entre sí, que no se arrugue y que ocupe poco.

El truco para viajar de mochilera de forma ligera es lavar tu ropa cada semana. Así, no necesitarás muchas cosas y tendrás espacio para las cosas de aseo y otros complementos que puedas necesitar como adaptadores o un saco de dormir. Si llevas cosas frágiles, como un portátil, te recomiendo llevar dos mochilas: la grande a la espalda y una pequeña en el pecho donde meter este tipo de cosas y tus enseres más importantes (dinero, documentación, etc.).

Ya ves que existe un equipaje ideal para cada tipo de viaje. Es importante viajar ligera, no solo por las posibles tasas de las aerolíneas, sino para que te sea más fácil moverte de un lado para otro, especialmente al viajar sola. A veces puede parecer que nos van a faltar cosas, pero si preparas tus maletas (o mochila) con tiempo, verás que no necesitas tanto. Y ahora, ¡a disfrutar de tu viaje!

Estela Gómez

Viajera, fundadora de #QuieroViajarSola y travel blogger en Viajes e ideas. En 2016 agarré una mochila y me fui de viaje sola por primera vez a recorrer Sudamérica durante 6 meses y, desde entonces, quiero que todas las mujeres viajen solas porque es una de las mejores experiencias que se pueden tener en la vida.

Código ético: este contenido está patrocinado por Viaje con maletas.

Deja un comentario