La Cumbrecita, el pueblo peatonal de estilo alemán en Argentina

Muchas localidades de Argentina fueron fundadas por colonos alemanes, llevando un aire centroeuropeo a sus calles con sus construcciones típicas de madera y algunas de sus tradiciones, como los chocolates o la cerveza. Uno de ellos es La Cumbrecita (Córdoba), un pequeño pueblo con muchísimo encanto rodeado de una bonita naturaleza y del que te quiero hablar en este post. ¿Preparada para conocerlo?

La Cumbrecita es uno de los destinos más visitados en las Sierras de Córdoba, en el centro de Argentina. Pude conocerlo durante mi viaje por el país y me encantó encontrar un pueblo tan pintoresco en mitad de una preciosa naturaleza. Es perfecto para realizar actividades al aire libre y desconectar caminando por el bosque y sus paisajes.

La Cumbrecita
Te hablo de La Cumbrecita, un curioso pueblo de estilo alemán en las Sierras de Córdoba

Dónde queda La Cumbrecita y cómo llegar

La Cumbrecita es un pueblo de apenas 1.000 habitantes que recibe cientos de miles de turistas cada año. Se sitúa a unos 120 kilómetros al sur de la ciudad de Córdoba, en el Valle de Calamuchita, cerca de otros destinos turísticos de las Sierras como Villa General Belgrano o Alta Gracia. Por ello, la mayoría de la gente lo incluye en su itinerario cuando visita esta zona de la provincia de Córdoba, en el centro de Argentina.

Este pequeño pueblo es un lugar imperdible al viajar a Córdoba, así que te recomiendo mucho salir de la ciudad y armarte un itinerario para conocerlo junto con los pueblos de los alrededores. Está conectado con Córdoba capital por carretera, así que podrás llegar a La Cumbrecita fácilmente por tu cuenta en autobús o con tu propio vehículo, además de poder realizar un tour.

Recuerda contratar tu seguro de viaje antes de viajar. Por leerme tienes mínimo un 5% de descuento en Heymondo Seguros, con coberturas médicas y logísticas en todo el mundo.

5% descuento Holafly

Excursiones a La Cumbrecita

Si solo tienes un día para visitar las Sierras de Córdoba, la opción más fácil es sin duda tomar un tour. De esta manera no tendrás que preocuparte de cómo llegar ni de horarios, además de que estarás acompañada si ir sola te da reparo.

Existe una excursión de día completo con la que visitar La Cumbrecita desde Córdoba incluyendo sus principales atractivos y también la localidad cercana de Villa General Belgrano. Además, también tienes otro tour de día completo desde Villa Carlos Paz, con el que puedes visitar La Cumbrecita y Villa General Belgrano, así como Alta Gracia de manera opcional en una misma jornada.

Newsletter #QuieroViajarSola

Cómo llegar a La Cumbrecita por tu cuenta

Si prefieres ir sola por tu cuenta y tienes tu propio vehículo, no tienes más que tomar la ruta provincial 5 hacia el sur. Antes de llegar a Villa General Belgrano sale la ruta 109, que es la que asciende al pueblo de La Cumbrecita. La ruta está asfaltada por completo. A la entrada del pueblo encontrarás el área donde estacionar, que es de pago y el dinero recaudado sirve para poder ofrecer servicios de todo tipo al visitante.

En caso de moverte en transporte público podrás llegar a La Cumbrecita en los autobuses de la compañía Pájaro Blanco, que realiza la ruta desde Santa Rosa de Calamuchita pasando por Villa General Belgrano. Ésta es la opción que yo elegí, pues me alojé en Santa Rosa de Calamuchita, el pueblo desde el que exploré esta zona de las Sierras. A modo de excursión (por mi cuenta) visité La Cumbrecita por la mañana y Villa General Belgrano por la tarde, volviendo a Santa Rosa a dormir.

Esta opción es conveniente si estás en uno de esos dos pueblos, pero si deseas viajar a La Cumbrecita en autobús desde Córdoba, deberás viajar primero a Villa General Belgrano y, allí, hacer el cambio de línea, pues no existe línea directa entre la capital y la localidad.

La Cumbrecita, calle principal
La calle principal de La Cumbrecita

Cómo es La Cumbrecita

La Cumbrecita es un pueblito muy particular. Fue fundado por alemanes en los años 30, cuando el Dr. Helmut Cabjolsky se trasladó desde su país hasta Argentina por trabajo. En busca de un lugar donde vacacionar compró un terreno en el lugar donde hoy se ubica el pueblo.

A su familia se unieron pronto sus cuñados, que comenzaron a trabajar para abrir un camino y reforestar la zona, y poco a poco el lugar suscitó interés entre los amigos de la familia, quienes se alojaban allí. Nació así la idea de crear una hostería y, de ahí, surgió la villa turística que hoy en día se puede visitar.

Aquellos pioneros realizaron las primeras construcciones del pueblo en un estilo que recordaba a su Alemania natal, dándole ese aspecto alpino que lo hace tan pintoresco. Además de sus casitas tan cuidadas, el pueblo tiene la particularidad de ser enteramente peatonal, de ahí que los vehículos deban aparcar en un lugar delimitado. Así se preserva el entorno natural en el que se encuentra y se mantiene una cierta tranquilidad.

Las calles de La Cumbrecita están llenas de bonitos alojamientos, ya sean hoteles, apartamentos o hostels, así como restaurantes y cervecerías de temática alemana. Ten en cuenta que para recorrer sus principales atracciones turísticas no necesitas pagar nada, pero no hay banco ni cajero automático, así que si piensas comer allí o comprar cualquier recuerdo, necesitarás llevar algo de efectivo contigo.

La Cumbrecita, capilla
La Capilla es uno de los edificios con encanto que ver en La Cumbrecita

Qué hacer en La Cumbrecita

Entre los principales atractivos de La Cumbrecita está el caminar por sus calles y admirar sus edificios para sentirte por un momento como en el centro de Europa. Allí podrás probar una buena cerveza de estilo alemán y probar su gastronomía típica, pero este pueblo también es muy conocido por sus atractivos naturales.

Desde la oficina de información turística te orientarán para hacer un recorrido de unas tres horas en el que descubrir los lugares más interesantes del pueblo dando un paseo. Siguiéndola podrás conocer la Plaza de los Pioneros, la Plaza del Ajedrez o la Capilla, así como la Olla y el Lago de las Truchas, dos lugares donde es muy común que la gente se dé un chapuzón, así que, si visitas La Cumbrecita en verano, no te olvides del traje de baño para meterte al agua.

Además de este recorrido existen algunos senderos de diferente dificultad para conocer otros atractivos naturales algo más retirados del centro del pueblo. El más fácil e imprescindible porque es muy bonito es el de la Cascada Grande, a la que se puede acceder tras una corta caminata de unos 30 minutos (y donde la gente también se baña en verano, por cierto).

Otros senderos de La Cumbrecita son más largos y entrañan más dificultad, por lo que se recomienda hacerlos con guías que se pueden contratar en el pueblo, como el mirador del Indio o el Cerro Wank. Hay además un parque temático con actividades de aventura llamado Peñón del Águila.

La Cumbrecita, río
En verano, cualquier lugar es bueno para refrescarse en el entorno natural de La Cumbrecita

Hoteles en La Cumbrecita

Como te decía un poco más arriba, La Cumbrecita está llena de alojamientos turísticos, así que podrás quedarte a dormir allí si así te apetece. Hay algunos hostels, cabañas y hoteles, así que aquí te dejo el enlace a Booking, el mayor portal de alojamientos del mundo donde seguro que encuentras algún lugar perfecto para tu estadía en este pequeño pueblo con encanto.

No puedo recomendarte un lugar concreto porque yo solo visité el pueblo durante una mañana desde Santa Rosa de Calamuchita. Allí estuvo mi «base de operaciones» y desde allí exploré también otros pueblos de la zona, como Villa General Belgrano y Alta Gracia.

Espero que este post te ayude a planear tu visita y a conocer qué hacer en La Cumbrecita. Es un pueblo precioso entre sus casitas de madera y la naturaleza que lo rodea, así que merece mucho la pena dedicar un tiempo a pasar por allí si vas a visitar la ciudad o la provincia de Córdoba. ¡Seguro que te encanta!

Este artículo pertenece a la guía para viajar sola a Argentina

Estela Gómez

Viajera y fundadora de #QuieroViajarSola. Desde que comencé a viajar sola en 2016 siempre tuve una inquietud: motivar a otras mujeres a viajar solas. Para ello, decidí crear este blog en 2018, en el que te cuento todos los viajes que he realizado en solitario en estos casi 8 años como viajera independiente y te doy consejos para que puedas organizar tu viaje por libre y disfrutar recorriendo el mundo en solitario.

Estela Gómez, blogger de viajes para mujeres

Por qué puedes confiar en #QuieroViajarSola

En estos 8 años viajando sola por todo el mundo he recorrido muchos países y destinos de los que puedo darte consejos en base a mi experiencia. Puedo recomendarte lugares para visitar, dormir, cómo moverte, etc., y eso es lo que encontrarás en cada artículo de este blog de viajes. Complemento la información con mis redes sociales, sobre todo Instagram, donde puedes ver casi en tiempo real los lugares por los que viajo sola cada vez que estoy en una nueva aventura.

Además, este blog ha sido galardonado en varias ocasiones (entre los premios recibidos está el Premio 20Blogs al Mejor Blog de Viajes en 2021) y he aparecido en numerosos medios de comunicación, tanto en España como en Latinoamérica (El País, La Sexta Noticias, ELLE Argentina, El Sol de México, Radio Marca…).

Código ético

Verás que en los posts del blog recomiendo hoteles, actividades, transportes y otros servicios y productos relacionados con viajar. Si haces clic en ellos, la web te redirigirá al sitio de cada empresa indicando que vas de mi parte y, en caso de que hagas una reserva o compra, yo me llevaré una pequeña comisión. Esto no afecta para nada al precio (es más, en algunos casos tendrás un descuento por leer mi blog), pero es importante para mi porque es la forma en la que tengo de mantener este blog y toda la comunidad en torno a #QuieroViajarSola. Son productos y servicios que yo misma utilizo en todos mis viajes, así que te los recomiendo porque los he probado, son de confianza y creo que pueden serte de utilidad a la hora de planificar tus viajes en solitario.

40% descuento GetYourGuide

Deja un comentario