Cómo ir a Sirmione, qué ver en la joya del Lago de Garda

¿Qué te viene a la cabeza al pensar en Italia? ¿Monumentos? ¿Naturaleza? ¿Localidades con encanto? Para disfrutar de todo, nada mejor que ir a Sirmione, uno de esos pequeños pueblos preciosos rodeados de un paisaje de postal.

Puede que no conozcas este destino, pero si te digo Lago de Garda probablemente ya hayas oído hablar de él. Se sitúa en el norte de Italia y es uno de los enclaves que ver sí o sí en una ruta por esta zona. Yo lo visité en mi ruta por la zona desde Bérgamo y lo cierto es que me quedé con ganas de más. ¡Te cuento cómo puedes disfrutarlo!

Ir a Sirmione
Te cuento cómo ir a Sirmione, el pueblo más bonito del Lago de Garda

Sobre Sirmione y el Lago de Garda

El Lago de Garda es el lago más grande de Italia. Se trata de un lago de origen glaciar y tiene una forma muy peculiar, ya que es muy alargado, midiendo más de 50 kilómetros de largo y apenas 17 de ancho en su parte más abierta. Quizá por ello es tan famoso, y es que los paisajes del lago encajonado al pie de los Alpes son preciosos.

Dentro de esa forma hay otra peculiaridad, y es que en la parte sur hay una estrecha península, una lengua de tierra adentrándose en el lago para ofrecer una increíble vista. Es allí donde se sitúa Sirmione, y su ubicación es una de las razones para visitarlo, aunque no la única.

Con unos 8.000 habitantes en la actualidad, Sirmione ha sido siempre un territorio poblado. Se tiene constancia de que ya varios siglos antes de Cristo en esta zona había asentamientos, aunque su fama le llegó durante la época romana, cuando se convirtió en villa de veraneo de las clases altas.

Con el paso de los años llegó su fortificación y, aunque el castillo llegó a quedar en ruinas, hoy en día se ha recuperado y podemos tener una idea de cómo ha sido Sirmione a lo largo de la historia.

Cómo ir a Sirmione

Para llegar hasta este precioso enclave histórico tienes varias opciones. Por una parte, si optas por alquilar un coche podrás llegar a Sirmione de forma cómoda y con libertad para visitar también otros pueblos del lago. Ahora bien, al viajar sola no siempre es fácil alquilar coche, porque al final sale caro o porque no terminas de atreverte a conducir en otro país. En ese caso siempre puedes llegar en transporte público o reservar un tour desde las ciudades cercanas.

Ir a Sirmione desde Brescia

Brescia es una de las ciudades más cercanas al Lago de Garda. Desde allí tienes dos opciones para llegar hasta el centro histórico de Sirmione en transporte público por tu cuenta.

Por una parte, puedes hacer una combinación en tren y autobús. Para ello puedes ir en tren desde la estación central hasta Desenzano del Garda o Peschiera del Garda, cualquiera de las dos localidades, y allí tomar el autobús LN026 hasta Sirmione.

Por otra parte, puedes ir a Sirmione en autobús de línea. Ésta fue la opción que elegí para no tener que hacer trasbordo, aunque tarda algo más que la combinación de tren y bus. Para tomarlo, debes acercarte a la estación de autobuses que hay junto a la estación de tren. Allí encontrarás la oficina de venta de billetes, donde comprarlo y ver desde qué plataforma sale el autobús. El autobús es el LN034 y cuando yo viajé salía desde la plataforma A2. El precio del billete era de algo menos de 5 euros por trayecto.

Ir a Sirmione en autobús
Si optas por el autobús de línea, tienes la parada a unos metros del castillo

Ir a Sirmione desde Bérgamo

En caso de viajar a Bérgamo y querer hacer una excursión a los alrededores, puedes ir a Sirmione también en transporte público. Bastaría con ir primero hasta Brescia y desde allí seguir las instrucciones descritas en el apartado anterior. Visitar tanto la ciudad como Sirmione en el mismo día es posible, aunque debes planificarlo con antelación para cuadrar los horarios.

Si prefieres no complicarte ni depender de horarios, tienes un tour (en inglés) desde Bérgamo con el que puedes visitar Verona y Sirmione. Aquí no visitarías Brescia, pero sí la ciudad de Romeo y Julieta. Puedes reservarlo aquí.

Ir a Sirmione desde Verona

En caso de estar visitando Verona tienes también la opción de ir a Sirmione tanto en transporte público como en tour. Si optas por el transporte público, tienes el autobús de línea LN026 que te lleva hasta Sirmione en una hora desde el centro de la ciudad.

En caso de preferir ir acompañada y con todo organizado, tienes la opción de tomar un tour (en inglés) bien por la mañana o bien por la tarde para recorrer Sirmione y navegar por el Lago de Garda. Puedes reservarlo aquí.

Ir a Sirmione desde Milán

Por último, si estás visitando Milán, aunque sea una ciudad más alejada, también es posible hacer una excursión a Sirmione. En este caso puedes llegar por tu cuenta tomando un tren en Milano Centrale, la estación principal, hasta Desenzano del Garda, y, una vez allí, combinar con el autobús LN026.

Para ir desde Milán hasta Desenzano del Garda hay dos tipos de trenes: el Frecciarossa, que es el de alta velocidad, y el regional. El primero es más rápido (tarda la mitad), pero es más caro. El segundo tarda más, pero el trayecto cuesta bastante menos. Aquí puedes comprobar los precios y horarios y reservar.

De igual forma que desde otras ciudades, también desde Milán puedes hacer un tour, en este caso que te lleve hasta Verona y Sirmione. En este tour (en inglés) podrás conocer Verona por la mañana y Sirmione por la tarde, con entradas y paseo en barco opcionales. Puedes reservarlo aquí.

En mi caso, fui desde Bérgamo. Me planteé la excursión de manera que pudiese ver Brescia por la mañana y Sirmione por la tarde y, si cuadras bien los horarios de los trenes, es posible hacerlo. Dependiendo de la época del año en que vayas podrás hacer la visita a Sirmione más o menos relajada.

Yo fui a principios de diciembre, cuando atardece a las 4 de la tarde y tengo que reconocer que vi las cosas un poco justa de tiempo. Por eso creo que lo ideal sería hacerlo en primavera, cuando los días ya son más largos, aún no hace mucho calor y no hay tantos turistas como en verano.

Sirmione
Así se ve Sirmione desde lo alto del castillo

Hoteles en Sirmione

Al ir a modo de excursión durante el día no me quedé a dormir en Sirmione, por lo que no puedo recomendarte un hotel en concreto. Eso sí, puedes ver qué alojamientos tienen disponibilidad y reservar aquí. Es una zona con muchos hoteles, pero mi consejo es que sea dentro de la península, en el casco antiguo, para así estar cerca de los principales lugares que ver en Sirmione.

Por si te sirve de ayuda, aquí te dejo algunos hoteles bien situados y valorados:

Qué ver y qué hacer en Sirmione

Pese a ser un pequeño pueblo, Sirmione cuenta con varios atractivos fruto de su historia y su ubicación. Es un lugar perfecto para visitar en una tarde a modo de excursión. Eso sí, es un lugar muy muy concurrido, especialmente en verano, así que te aconsejo visitar Sirmione fuera de temporada si puedes, porque además de estar más tranquilo será algo más económico. En cualquier caso, aquí van algunas actividades que no te puedes perder.

Navegar por el Lago de Garda

Cuando llegues, antes de adentrarte en el casco histórico de Sirmione, ¿por qué no dar un paseo en barco por el Lago de Garda? Existen tours para contemplar ya no solo las montañas que rodean al lago, sino el precioso pueblo de Sirmione desde otra perspectiva, la del propio lago. Puedes reservar uno aquí.

Subir a la torre del castillo

Una de las señas de identidad de Sirmione es su castillo medieval, conocido como Rocca Scagliera. Te toparás con él nada más llegar al centro, así que tu segunda parada, después del barco, puede ser subir a la torre. Como decía antes, el castillo estuvo abandonado, así que lo que hay ahora es una reconstrucción y dentro no hay nada.

Lo más destacado es su torre, a la que se puede subir por unas escaleras nuevas. Desde arriba la vista 360º es espectacular. Podrás ver el pueblo a tus pies y el Lago de Garda en todo su esplendor, con los Alpes de fondo, frente a ti. La entrada cuesta 6 euros.

Ir a Sirmione, castillo
El castillo de Sirmione ofrece una de las postales más bonitas del pueblo

Callejear por sus calles

Las callejuelas de Sirmione tienen un aire antiguo que las hace muy agradables para pasear. Están llenas de tiendecitas, así que el paseo puede ser muy entretenido. También hay lugares muy curiosos, como un punto para besarse, y otros panorámicos, como un paseo a orillas del lago que te llevará hasta el puente de Sirmione, un muelle de madera desde el que tener unas vistas impresionantes del lago.

Visitar los restos romanos

En la punta de la península de Sirmione puedes viajar atrás en el tiempo, y es que allí se encuentra la Cueva de Catulo (Grotte di Catullo en italiano). Ésta no es en realidad una cueva ni perteneció a Catulo, sino que es un área arqueológica donde puedes visitar los restos de una lujosa villa romana del siglo I a.C.

Además de pasear entre los restos romanos, podrás conocer un poco mejor sobre ellos en el museo. La entrada cuesta 8 euros y abre todos los días excepto los martes.

Darse un baño en las aguas termales

Para terminar la tarde, ¿qué tal relajarte en las termas? El agua de Sirmione es rica en azufre y en el centro del pueblo hay unas termas, el Aquaria Thermal Spa, con unas bonitas vistas al lago. Tienen varios tipos de pase, tanto de día completo como a partir de las 5 de la tarde, así que quizá te apetezca darte un relajante baño mientras contemplas el atardecer.

En definitiva, te recomiendo mucho ir a Sirmione, merece la pena. Como digo, es un pueblo muy agradable, tiene lugares interesantes que ver y está enclavado en un entorno precioso. Si quieres ver más imágenes de Sirmione, puedes ver mis stories de Bérgamo, donde están incluidas. ¡No dejes de ponerlo en tu ruta de viaje!

Este artículo forma parte de la guía para viajar sola a Italia.

Estela Gómez

Viajera, fundadora de #QuieroViajarSola y travel blogger en Viajes e ideas. En 2016 agarré una mochila y me fui de viaje sola por primera vez a recorrer Sudamérica durante 6 meses y, desde entonces, quiero que todas las mujeres viajen solas porque es una de las mejores experiencias que se pueden tener en la vida.

Prepárate para viajar sola a Italia

Transportes
Compara los precios de los vuelos a Italia con Skyscanner
Alquila un coche para moverte con Autoeurope o Rentalcars
Reserva tus billetes de autobús y tren con Omio
Viaja a Italia en autobús con Flixbus

Alojamiento
Reserva tu alojamiento a través de Booking o Hostelworld

Actividades
Reserva tus tours con Civitatis, GuruWalk o GetYourGuide

Seguro de viajes
Contrata tu seguro de viaje a Italia con Mondo (5% dto.)

Tarjetas
Consigue tu eSIM Holafly Italia (5% dto. código «quieroviajarsola»)

Equipamiento
Compra tu equipamiento viajero en Amazon

Código ético: en este post existen algunos enlaces de afiliado, lo que significa que, si haces una reserva o contratas un producto o servicio a través de estos links (Booking, Civitatis, Amazon, Skyscanner, Mondo…), me llevo una pequeña comisión. En ningún caso pagarás de más y yo podré seguir manteniendo esta comunidad. Si te lo recomiendo es porque lo he probado, lo utilizo habitualmente y creo que puede serte útil para planificar tu viaje en solitario.

Deja un comentario