Alojarte en un hostel es una de las mejores maneras de conocer gente cuando viajas sola y de ahorrar bastante en tu presupuesto, aunque muchas veces tenemos ciertas reticencias a alojarnos en este tipo de establecimientos.

Tenemos aún la idea de que los hostels son sitios cutres, sucios, donde la gente duerme hacinada, etc., pero estamos en la era de Instagram y hoy en día hay hostels que son una monada y no tienen nada que envidiarle a un hotel. Hoy te contamos qué debes tener en cuenta a la hora de elegir un hostel,  desde la seguridad al tipo de habitación que más te conviene, pasando por qué servicios debe ofrecer. Así que ya sabes, cuando estés buscando un hostel, ten a mano este post para elegir bien ;).

Cómo elegir un hostel
Te contamos cómo elegir un hostel para que tu viaje sea perfecto

¿Cómo es un hostel hoy en día?

Además de haberse unido a la revolución de los “lugares instagrameables”, los hostels han invertido no solo en diseño, sino en calidad. Hoy en día muchos hostels tienen sofás cómodos y de diseño en sus zonas comunes, camas con todo tipo de detalles, mucha limpieza y medidas de seguridad.

Siguen siendo lugares sociales, en el sentido de que sigue habiendo habitaciones compartidas, suele haber zonas comunes, incluso bar y restaurante en algunos de ellos, y hacen actividades para los huéspedes, pero también han sabido adaptarse a los viajeros que buscan más privacidad.

En la mayoría suele haber habitaciones privadas (aunque suelen ser bastante más caras), las habitaciones tienen menos camas, hay habitaciones para solo mujeres o solo hombres, e incluso hay algunos que tienen una cortina en la cama para tener mayor privacidad y tranquilidad.

Qué debe tener la habitación de hostel

A la hora de elegir un hostel, es muy importante elegir bien la habitación, ya que aquí es donde descansarás y tendrás tus cosas. Para nosotras es importante comprobar que haya lo siguiente:

Una taquilla o armario en el que puedas dejar tus cosas, tanto de valor como ropa y demás enseres, que se pueda cerrar con candado.

Enchufes, a ser posible muchos y mejor si hay al menos uno por cama para poder cargar tus cosas mientras estás ahí.

Luz de lectura al lado de la cama, que suele venir siempre que hay enchufe.

Cortinas en la cama, para tener mayor privacidad y que al dormir no te entre luz (al compartir es frecuente que alguien llegue a la habitación tarde o se levante muy pronto).

Ventana que se abra, para ventilar. En algunos hostels hemos visto que las ventanas tienen llave y solo pueden abrirlas quienes forman parte del personal de limpieza.

Que haya un espejo (a ser posible de cuerpo entero).

– Que por lo general haya espacio para moverse.

Puedes comprobar todas estas cosas en la descripción, pero también revisando las fotos y leyendo los comentarios de otras personas que ya pasaron por ahí.

Tipos de habitaciones de hostel

Dicho esto, siempre surgen dudas a la hora de escoger una habitación u otra. Normalmente suele haber estos tipos de habitación:

Habitación mixta de 4, 6, 8, 10, 12, 14, 16, 20 o incluso hasta 24 camas. Será por norma general la habitación más barata, y a más camas, menor precio. Eso sí, también tendrás más posibilidades de que te toque alguien que ronque, un grupo de amigos o amigas que llega tarde y se pone a hablar a cualquier hora como si solo estuvieran ellos, alguien cuya ropa o zapatos huelen mal… No tiene por qué pasar, pero cuánta más gente, más probabilidades. Cuestión de números.

Habitación femenina o masculina de 4, 6, 8 o 10 personas. Si no te sientes del todo cómoda con eso de dormir con desconocidos, en muchos hostels tienes la oportunidad de compartir habitación solo con chicas. Eso sí, que sean chicas no evita que alguna ronque y demás cosas explicadas antes.

Habitación privada: es la más cara, aunque por otro lado estarás tú sola. Aquí tienes que decidir si te compensa más la privacidad a un alto precio o pagar menos y reducir un poco la calidad de tu descanso. Hay ciudades en las que la diferencia de precio no es insalvable, pero en las más turísticas las habitaciones privadas suelen tener precios similares a las habitaciones dobles de hoteles de 3 y hasta 4 estrellas. ¡Compara bien!

Cómo elegir un hostel en Booking.com
Cadenas como Generator cambiaron para siempre la estética de los hostels. Así es una ficha de hostel en Booking.com

Cómo elegir un hostel por sus servicios

Una vez que tienes claro qué habitación prefieres, te sugerimos mirar el resto de servicios que ofrece el hostel.

– Mira que tenga sala común donde puedas compartir un rato conociendo a otras personas, trabajando con tu portátil o simplemente descansando.

– Si quieres ahorrar en tu viaje, lo mejor es que tenga cocina para que puedas prepararte tus comidas. Normalmente tienes un armario donde guardar tus cosas y puedes dejar comida en el frigorifico etiquetándola. Suele haber sal, azúcar y cosas así, incluso cosas que van dejando otros viajeros. Lo mejor, antes de ir al súper, es echar un vistazo a la cocina. 

Que ofrezcan actividades como tours por la ciudad o cenas/fiestas/karaokes en el propio hostel para que puedas conocer gente y pasarlo bien.

– Que tengan recepción 24 horas, porque así, sea la hora que sea cuando llegues, habrá alguien disponible para cualquier consulta.

Que tengan un cuartito donde dejar tus cosas si, por ejemplo, el día que te vas tu vuelo, bus o tren sale tarde y quieres aprovechar el día para recorrer el destino sin ir cargada.

La situación. Mira que esté en el centro para aprovechar bien tu tiempo si es una gran ciudad, que no se encuentre en un barrio conflictivo, que no esté cerca de una estación de tren o autobuses porque suelen ser zonas más feas (léase, sensación de inseguridad), que en el barrio haya servicios como bancos, supermercado, etc.

Que tenga servicio de lavandería o lavadora y secadora para hacerlo tú. Al estar en un viaje largo esto es importante para no tener que andar con tu ropa a cuestas hasta una lavandería y tener que esperar un día o dos a que te la entreguen.

– Que tenga parking si viajas en coche y que esté cerca de paradas de metro o autobús si te mueves en transporte público.

Que tenga wifi y que funcione bien en todas partes.

Que no te cobren por las sábanas ni por las toallas (aunque es raro que estas últimas estén incluidas).

Que incluya desayuno, aunque lo más normal es que lo cobren aparte. Algunos cobran 2 o 3 euros por día, otros más. Según el destino, si te cobran más de 3 euros, quizá sea mejor idea comprar en el supermercado o incluso salir a desayunar a una cafetería.

¿Cuánto cuesta dormir en un hostel?

Esto depende mucho del destino al que vayas. Los alojamientos están tirados de precio en Asia, pero Europa es por lo general muy cara y eso se nota también en los hostels. En Francia se llega a pagar unos 20-25€ por noche de media, aunque si hablamos de París, encontrar un hostel bueno y bonito por este precio será complicado y habrá que gastar algo más.

En general, como todo, los precios de los hostels bajan de precio en temporada baja, cuando no hay tanta afluencia de turistas en el destino.

Además de lo mencionado con el desayuno, debes tener en cuenta que en muchas grandes ciudades se cobra además una tasa turística. Puede ser de céntimos o de 1 o 2 euros por noche, y es un dinero que, aunque lo pagues al alojamiento, va directamente al ayuntamiento. Lo lógico es que te lo cobren en el propio hostel al hacer el check-in.

¿Dónde puedo reservar un hostel?

Nosotras te recomendamos dos páginas que nos encantan por el gran inventario que tienen, su usabilidad y que puedes ver muchísimos comentarios que te dan una información más fiable que la del dueño del hostel.

La primera es Booking, el mayor portal de reserva de alojamientos. Tienen desde hoteles de lujo a apartamentos y, por supuesto, hostels y albergues. Existe un filtro por el que puedes buscar solo este tipo de alojamientos en el destino, y también puedes ordenar los resultados por precio o por valoración de los usuarios. 

La segunda es Hostelworld, que está especializada en hostels. De igual modo, puedes ordenar los resultados y aplicar filtros para afinar en tu búsqueda.

Cómo elegir un hostel
Ésta es la portada de Hostelworld, el portal especializado en hostels

Nuestra recomendación a la hora de buscar en estas webs es que no te dejes llevar solo por la nota media, sino que leas los comentarios. Una nota por debajo de 8 ya da qué pensar.

Por último, otra opción más analógica es la de llegar a tu destino y darte una vuelta para ver qué alojamientos hay y cuánto cobran. No te lo recomendamos en Europa, ya que prácticamente todos los alojamientos están en plataformas online como Booking, pero sí por ejemplo en Sudamérica, donde muchos hospedajes no están en la red.

Últimos consejos para tener una estancia de 10 en un hostel

Si es tu primera vez en un hostel puede que no sepas muy bien cómo comportarte. Lo mejor es que seas tú misma y que, si no sabes algo, preguntes. La gente de recepción está para ayudarte, así que si algo no te queda claro, que te lo expliquen de nuevo. Además, recuerda que una sonrisa abre miles de puertas 🙂 .

Te recomendamos llevar una toalla de microfibra, ya que como decíamos no suelen dar toallas. Las de este tejido ocupan poco en el equipaje y se secan rápido. Si no sabes muy bien dónde colagarla, puedes hacerlo en la propia litera o en los colgadores de la habitación (siempre suele haber alguno).

También te recomendamos llevar chanclas. Es el calzado estrella de los hostels por la comodidad y para las duchas compartidas. Sí, aunque sean instagrameables no te olvides de que por allí pasa mucha gente.

Siguiendo con el tema baño, no te olvides de tus artículos de aseo. Un hostel no es un hotel así que no hay amenities. En cuanto al secador de pelo, en algunos tienen, solo tienes que preguntar en recepción. Si te cabe en el equipaje y tienes dudas de si habrá o no, llévatelo de casa.

Por último, recuerda llevar candados para la taquilla y las mochilas en general, y tapones para los oídos y antifaz si te sueles despertar con el más mínimo ruido o claridad.

Y ahora que ya sabes cómo elegir un hostel y qué debes llevar, cuéntanos, ¿dónde te irás de viaje? 🙂

Estela Gómez

Viajera, fundadora de #QuieroViajarSola y travel blogger en Viajes e ideas. En 2016 agarré una mochila y me fui de viaje sola por primera vez a recorrer Sudamérica durante 6 meses y, desde entonces, quiero que todas las mujeres viajen solas porque es una de las mejores experiencias que se pueden tener en la vida.

Detrás de #QuieroViajarSola, Estela Gómez

Código ético: verás que en este post hemos añadido algunos enlaces de afiliado, lo que significa que, si haces una reserva en Hostelworld o Booking a través de nuestros links, nos llevamos una pequeña comisión. Tú no pagarás nunca de más y nosotras podremos seguir manteniendo esta comunidad. Te recomendamos estas páginas porque las hemos probado, las utilizamos regularmente y creemos que pueden serte útiles para planificar tu viaje sola 🙂 . 

Deja un comentario

Cerrar menú