Qué ver en Salobreña, un paraíso en Granada

Andalucía no deja de sorprenderme. Aunque siempre piense que la conozco bien porque tiene muchísimos sitios populares, aún quedan enclaves que logran dejarme con la boca abierta. Hoy quiero hablarte precisamente de uno de ellos: te cuento qué ver en Salobreña, una localidad de la Costa Tropical de Granada que es un auténtico paraíso.

En esta ocasión no fue un viaje que hice sola, sino con otros compañeros bloggers de viaje. Aún así, te aseguro que es un lugar que puedes visitar perfectamente en solitario y por libre, pues es un destino seguro, tranquilo y lleno de gente amable. Es, además, ideal tanto para pasar unos días de relax y escapada cultural como para visitarla a modo de excursión desde la ciudad de Granada si es que te planteas hacer un viaje allí. ¡Vamos al lío!


  • Viaje: escapada a Salobreña
  • Fechas del viaje: septiembre – octubre 2022
  • Post actualizado: 10/10/2022
Qué ver en Salobreña
Te cuento qué ver en Salobreña (Granada), uno de los destinos más sorprendentes de la Costa Tropical

Dónde está y cómo llegar a Salobreña

Salobreña es una localidad situada en la Costra Tropical. Es uno de los pueblos más bonitos de la provincia de Granada gracias a su casco antiguo encaramado a una roca y sus calles estrechas repletas de casitas blancas.

Se encuentra a orillas del Mar Mediterráneo y por ello cuenta también con extensas playas e increíbles paisajes de acantilados. Además, completan la postal las cumbres de Sierra Nevada que pueden verse nevadas durante gran parte del año y los tonos verdes de la vega de Salobreña a orillas del río Guadalfeo.

Viajar a Salobreña en coche

Gracias a su ubicación en la confluencia de las autovías A7 y A44, Salobreña está muy bien conectada no solo con la capital provincial, la ciudad de Granada, sino también con otras ciudades y destinos turísticos cercanos de las provincias de Málaga y Almería. Así, si viajas en coche (o planeas alquilar uno para hacer una ruta por la zona), no tienes más que seguir una de estas dos vías.

Visitar Salobreña en autobús

En caso de que dependas del transporte público, si ya estás en Andalucía puedes optar por moverte en autobús. La empresa ALSA tiene rutas hasta Salobreña desde numerosos puntos de la región y puedes sacar aquí tu billete.

La parada de autobús está en la parte baja de la ciudad, no muy lejos del casco histórico, lo que es conveniente si te alojas allí. Eso sí, tendrás que tomar un taxi para llegar a tu alojamiento si está en la parte alta de la localidad o en la costa.

Trenes y aeropuertos más cercanos a Salobreña

Si vas a visitar la costa granadina desde un poquito más lejos, lo más rápido será tomar un vuelo o un tren de alta velocidad hasta alguna de las ciudades más cercanas. Una vez allí, puedes tomar un autobús como te comentaba en el apartado anterior para llegar hasta tu destino final.

Los aeropuertos y estaciones de tren más cercanos son los de Granada, Málaga y Almería (puedes reservar tu vuelo aquí y tu billete de tren, aquí). Una vez allí, tendrás que ir del aeropuerto o estación a la terminal de autobuses y tomar tu siguiente transporte hasta Salobreña. Otra opción sería contratar un transfer privado, aunque es una opción más cara.

Excursiones a Salobreña

Por último, otra opción para visitar Salobreña es hacerlo con una excursión desde Granada. Existen tours como éste que recorren la Costa Tropical, visitando Salobreña y también Almuñécar y Nerja, con sus famosas cuevas. Se trata de una excursión de día completo, en la que compartirás la actividad con otros viajeros e irás acompañada de un guía que te contará la historia de todos los lugares al detalle.

Qué ver en Salobreña, castillo
Salobreña es un destino fácil de visitar por sus buenas comunicaciones

Cómo es Salobreña

Como digo en el título del post, la localidad de Salobreña es un pequeño paraíso. Sus callejuelas están llenas de rincones con encanto, los paisajes del entorno son muy bonitos y hay muchos miradores para maravillarte con panorámicas del mar y la montaña.

Podríamos decir que está dividido en diferentes zonas. La parte más monumental es el casco antiguo, la parte edificada en torno al castillo sobre la roca. A sus pies tenemos las playas, a través de las que llegar a lugares como el barrio de La Caleta y los acantilados. Por último, si nos adentramos hacia la sierra tenemos la vega con sus extensas fincas de productos hortofrutícolas, y la localidad de Lobres, también pertenciente al municipio.

Más allá de eso, cuenta con más de 300 días de sol al año y una temperatura media de 20ºC. Así pues, el clima es muy agradable para visitarla en cualquier momento del año, sobre todo cuando en el resto de la Península Ibérica comienza a hacer frío.

Además, es aún un destino turístico tranquilo. Pasear por sus calles o sus playas es un auténtico placer porque allí no te encuentras con la masificación de otras localidades costeras. Aquí la vida es más relajada, así que es el lugar perfecto para pasar unos días, dejarte llevar y desconectar de la rutina.

Qué ver en Salobreña, cala Pargo
Algo que tienes que hacer en Salobreña sí o sí es darte un baño en sus playas

Cómo moverte por Salobreña

Salobreña es una localidad manejable en el sentido de que tiene zonas bien diferenciadas para armarte tus rutas a la hora de visitarla. Hay muchos lugares que ver en Salobreña de lo más interesante, como te contaré un poco más abajo, y podrás conocerlos casi todos moviéndote a pie.

En caso de que vayas a viajar a Salobreña en coche te recomiendo dejarlo aparcado tanto para poder disfrutar de los paisajes con calma como para subir al centro histórico. Su entramado de calles estrechas y laberínticas en cuesta puede ser un quebradero de cabeza, así que mejor subir caminando o en autobús.

En Salobreña existen tres rutas de autobuses urbanos con los que desplazarte entre sus diferentes núcleos de población. Hacen rutas circulares y puedes consultar aquí sus recorridos. Las rutas son:

  • Línea 1: La Caleta – playas de Salobreña
  • Línea 2: Subida al Castillo de Salobreña
  • Línea 3: Salobreña – Lobres

Hoteles en Salobreña

A la hora de quedarte a dormir en Salobreña tienes numerosas opciones entre hoteles, casas y apartamentos turísticos. Algunos de ellos están en las zonas más céntricas (casco antiguo, playas, La Caleta…), pero otros están ya más alejados y, por ejemplo, si no viajas con coche, dependes de tomar taxi para moverte al centro y volver.

Qué ver en Salobreña, Hotel Salobreña Suites
Las vistas desde el Hotel Salobreña Suites

Hotel Salobreña Suites

Yo me quedé en el Hotel Salobreña Suites y uno de sus puntos fuertes son sus increíbles vistas. Se ubica en lo alto de una zona de acantilados, por lo que tienes una panorámica preciosa del mar y el pueblo al fondo.

Las habitaciones son amplias y tienen una decoración agradable, y muchas de ellas tienen un balconcito con vistas al mar. Cuenta también con restaurante y piscina, aunque quizá algo mucho más llamativo es la torre vigía nazarí de los siglos XIII-XV que se levanta dentro del recinto del hotel.

Hotel Miba Salobreña

Otro precioso alojamiento en Salobreña es el Hotel Miba, un pequeño hotel boutique decorado con muy buen gusto. También cuenta con unas vistas maravillosas hacia toda la zona de playas y el casco viejo de la localidad.

Además de poder disfrutar de esos paisajes desde las habitaciones, también podrás hacerlo desde su piscina y Sky Bar en la azotea y desde su restaurante. Allí podrás degustar platos elaborados con el producto local como base, pero con un toque vanguardista.

Qué ver en Salobreña, Hotel Miba
La piscina del Hotel Miba y sus preciosas vistas a Salobreña

Dónde comer en Salobreña

Ya que hablamos de comer, debes saber que además del restaurante del Miba hay muchísimos otros restaurantes donde disfrutar con la gastronomía salobreñera. Los ingredientes principales de la zona son el pescado, por ser localidad costera, y los frutos tropicales, pues la Costa Tropical está especializada en su producción.

Así, podrás comer muy bien a base de ensaladas, pescadito frito, espetos de sardinas, pulpo al estilo de Salobreña, arroces con marisco, diferentes tipos de pescados, crema de mango y un largo etcétera. Los lugares donde yo comí y que te puedo recomendar son Restaurante Manolo (La Guardia), Restaurante La Botica (plaza del ayuntamiento), Chiringuito La Bahía (junto al Peñón) y el ya mencionado Miba (carretera N340).

Dónde tapear en Salobreña

Si ya has viajado a Granada sabrás que lo de ir de tapas es una de las actividades más populares. Pues bien, en Salobreña ocurre lo mismo. En caso de que no te apetezca pegarte una comilona o quieras disfrutar del ambiente de ir de bar en bar, también puedes prepararte una ruta para tapear.

La zona de tapeo se concentra en la zona baja de Salobreña. Allí estuve en un par de bares, el Antaño y El Cuesta, que están entre los más frecuentados y mejor valorados por la gente local. Con tu consumición puedes elegir una tapa, y además suelen tener raciones y tostas por si quieres comer algo más.

Qué ver en Salobreña, gastronomía
Algunos de los platos que podrás comer en los restaurantes de Salobreña

Qué ver en Salobreña

Y ahora sí, vamos con todas aquellas cosas que no te puedes perder en una escapada a Salobreña. Si no conoces mucho de esta localidad de antemano quizá pienses que con unas horas es suficiente, pero lo cierto es que más allá del casco histórico y sus playas también hay rincones muy bonitos y lugares de lo más interesante para conocer la historia y la realidad de la zona.

Mi recomendación es que comiences tu ruta con una visita guiada por Salobreña. Este free tour guiado te permitirá recorrer todo el casco histórico (incluido el castillo) y sus miradores de la mano del guía Manuel, un granadino enamorado de la localidad.

Después es hora de visitar las playas y toda la costa de Salobreña, disfrutando tanto de las vistas como de diferentes actividades acuáticas, así como del entorno que rodea a la villa. Las cosas que ver en Salobreña que te reseño a continuación son las que yo conocí, pero hay mucho más, así que no dudes en pasarte por la Oficina de Turismo de Salobreña para añadir más planes a tu viaje.

Castillo de Salobreña

Si hay un lugar que visitar en Salobreña, ese es su castillo árabe, levantado sobre una roca a orillas del Mediterráneo. Tenía una clara función defensiva y también fue palacio real, y es que está muy ligado a la Alhambra de Granada, pues hasta aquí se desplazaba la familia real a pasar los inviernos gracias al suave clima de la costa.

Ya se tiene constancia de la existencia de esta fortaleza en el siglo X, pero no se han conocido muchos detalles de la residencia real hasta que se han llevado a cabo investigaciones arqueológicas. Así, por ejemplo, han salido a la luz el antiguo aljibe y el baño nazarí, una perfecta muestra de los tradicionales baños árabes que quedó ocultada por las reformas crisitanas posteriores a la toma de Granada.

Sus torres funcionan hoy en día como perfectos miradores, y es que la ubicación estratégica del castillo de Salobreña permite observar todo el entorno en 360º. Es un lugar perfecto para divisar desde las cumbres de Sierra Nevada hasta el mar Mediterráneo, sobre todo al atardecer, cuando la luz se torna especial y el cielo cada día regala a sus visitantes una postal diferente.

Entre las murallas de la fortaleza de Salobreña hay muchas historias escondidas, y es que también fue prisión real. Se sabe por las crónicas de la época que allí se encerraba a aquellos miembros de la familia real que podían ser una amenaza para alguno de los regentes.

Qué ver en Salobreña, entrada al castillo
El castillo es uno de los lugares emblemáticos que ver en Salobreña

Historias y leyendas del Castillo de Salobreña

Un buen ejemplo de ello fue Yusuf III, encarcelado por su hermano y sentenciado a muerte. Cuando el alcaide del castillo le comunicó la noticia, le pidió jugar una partida de ajedrez que se alargó durante horas. Justo al terminar la partida llegó un mensajero con la noticia de la muerte de su hermano, Muhammed VII, por lo que el juego no solo le salvó la vida, sino que acabó proclamándose sultán.

Otras historias tienen más de leyenda, como la Leyenda de las Tres Princesas recogida en el libro Cuentos de la Alhambra de Washington Irvin, publicado en 1832. Según dice esta historia, Zaida, Zoraida y Zorahaida eran las hijas del sultán Muhammad el Zurdo, quien consultó a sus astrólogos por el futuro de las pequeñas tras su nacimiento. Le advirtieron que tuviera cuidado con ellas cuando llegaran a edad casamentera, así que para evitarles peligros, decidió enviarlas al castillo de Salobreña para que crecieran allí.

Cuando pensó que el peligro había pasado, mandó que volvieran a la Alhambra. Lo que no sabía el sultán era que sus hijas se habían enamorado perdidamente de tres soldados cristianos que un día llegaron en barco a Salobreña. Aquellos soldados fueron conducidos a Granada, y así fue cómo sus vidas se cruzaron con las de las princesas.

Una noche, los soldados acudieron bajo la torre de las princesas para que se escaparan con ellos a tierras cristianas y allí casarse. Zaida y Zoraida no lo dudaron, pero Zorahaida decidió quedarse. Mientras Zaida y Zoraida fueron felices, Zorahaida murió de pena muy joven, y se dice que en las noches de luna llena es posible escuchar aún sus lamentos en la torre.

Qué ver en Salobreña, buganvillas
Un rincón muy colorido del centro de Salobreña

Casco histórico de Salobreña

Si el castillo de Salobreña es una joya, no lo es menos todo lo que lo rodea. Fuera de sus murallas se fueron creando los arrabales y ello dio como resultado un entramado de estrechas callejuelas laberínticas. En ellas es fácil perderse, pero esto no es malo, sino que de hecho es de lo mejor que te puede pasar. ¿Por qué? ¡Porque estas calles son de lo más pintoresco!

En ellas verás muchas flores y rincones adornados con buganvillas, lo que da mucho color en contraste con las casas blancas que conforman los diferentes barrios del casco antiguo de Salobreña. Esos rincones son ideales para hacer fotos y también para descubrir bonitos detalles arquitectónicos en puertas y ventanas o pequeñas galerías de arte.

Monumentos y rincones imprescindibles

Entre los monumentos más importantes que ver en Salobreña en esta zona está la iglesia de Nuestra Señora del Rosario, cuyo campanario sobresale por encima de las casas. Se levantó sobre la antigua mezquita en estilo mudéjar en el siglo XVI y en su interior se halla la patrona de la localidad. Ahora bien, quizá lo que más te llame la atención es su puerta lateral, decorada por un arco carpanel doble y azulejos.

A pocos pasos de allí te encontrarás con la plaza del antiguo Ayuntamiento, donde se encontraba la Casa Consistorial hasta que se levantó la nueva en la zona baja. Dentro hay una pequeña exposición con restos arqueológicos encontrados en varias zonas del entorno, en especial en el Peñón de Salobreña. Más allá del edificio, la plaza es de las más bonitas del centro histórico y cuenta con varias placas en el suelo con poemas dedicados al pueblo.

Desde la plaza del Ayuntamiento no puedes dejar de pasar por la calle Bóveda, que es de las más curiosas. Se trata de un pasaje construido en bóveda de cañón bajo la iglesia que comunica el barrio del Albaycín con la antigua Medina. Se apoya a su vez en un tramo de la antigua muralla, visible en algunas partes.

Qué ver en Salobreña, plaza del Ayuntamiento
La iglesia de Salobreña vista desde la plaza del antiguo ayuntamiento

Ruta de los miradores de Salobreña

Más allá de encontrarte con monumentos y calles curiosas y repletas de color, el centro histórico de Salobreña se caracteriza por ser un excelente mirador al entorno que rodea la villa. Al estar construido en lo alto de una roca, se tienen bonitas vistas tanto al mar Mediterráneo y sus playas como a los campos de cultivo y las montañas de Sierra Nevada.

El castillo es sí mismo posee numerosos miradores, pero entre las calles estrechas de Salobreña destacan algunos puntos panorámicos más. Un ejemplo es el mirador de Enrique Morente, dedicado a uno de los artistas granadinos más conocidos. En este caso, podrás apreciar toda la costa salobreñera.

Otro de ellos es el mirador del Postigo, que se ubica donde estaba la puerta de la ciudad medieval que daba acceso al puerto, y es que aunque hoy en día el mar se encuentre lejos, en épocas anteriores llegaba hasta la misma roca sobre la que surgió la localidad. Desde este punto tendrás vistas a Sierra Nevada y el emblemático pico Mulhacén, el más alto de la península.

Además, no te puedes perder el Paseo de las Flores, una bonita zona ajardinada a los pies del castillo medieval desde la que contemplar desde la sierra hasta el mar a medida que vas caminando. Te permitirá además contemplar la fortaleza de una manera diferente.

Qué ver en Salobreña, mirador Enrique Morente
Vistas desde uno de los miradores de Salobreña

Peñón de Salobreña

Desde el centro puedes darte un paseo y bajar las cuestas hasta la zona baja de Salobreña y acercarte hacia la línea de costa. Allí te encontrarás con otra formación rocosa, conocida como el Peñón, que antaño era un islote, cuando las aguas del Mediterráneo llegaban unos metros más adentro.

Hoy en día este Peñón divide las playas de la localidad y es un increíble mirador. Puedes subir fácilmente por un senderito y una vez arriba contemplar tanto las playas y el mar como la roca del casco histórico con su castillo en lo alto y Sierra Nevada de fondo.

Playas de Salobreña

Y hablando de costa, vamos con otra de las cosas imprescindibles que ver en Salobreña. Como buen destino en el litoral Mediterráneo, cuenta con extensas playas para tomar el sol y darte un baño, así como calitas más escondidas para sentirte como en un auténtico paraíso.

Junto al Peñón están las playas más céntricas. Si miramos hacia el mar y vamos a la izquierda está la playa de la Charca, de arena oscura y en la que hay varios chiringuitos para pasar un perfecto día de veraneo. Esta playa termina en la desembocadura del río Guadalfeo, pero si la cruzas te encontrarás con otro arenal completamente diferente, la playa Punta del Río, un rincón mucho más natural por estar más alejado de la zona urbanizada.

Mientras, hacia el lado derecho del Peñón se extiende la playa de La Guardia, que llega hasta el barrio de La Caleta – La Guardia. Al final de esta playa comienza la zona de acantilados y allí, entre las rocas, hay algunas calas de aguas cristalinas, como la playa del Caletón y las Calas del Cambrón y de Pargo.

Qué ver en Salobreña, playa La Guardia
La playa de La Guardia vista desde el Peñón de Salobreña

Actividades acuáticas en Salobreña

Si además de tomar el sol te apetece hacer un poco de deporte, existen empresas que ofrecen actividades acuáticas, como el kayak o el paddle surf. Yo practiqué kayak con The Guardian Sea Club (La Guardia) y en la ruta pude disfrutar de la zona de acantilados, conocer mejor cómo es la zona de protección ambiental y la fauna que habita en ellos y darme un baño en la cala Pargo. Aunque el agua estaba fría por ser ya octubre, darse un baño allí es espectacular.

Otra opción es acercarte hasta el 18 Nudos Surf Club (Punta del Río), donde practicar surf, windsurf o kitesurf, entre otras actividades. Allí tienen además un restaurante food truck con buena música en directo y un gran ambiente para tomarte algo.

La Caleta – La Guardia

La zona de La Caleta y La Guardia está separada del centro. Surgió a raíz de la construcción de la antigua Azucarera del Guadalfeo a finales del siglo XIX, pero también es un barrio de pescadores por situarse junto al mar y protegida por los acantilados.

Sus casitas son encaladas como las del casco histórico y las calles se abren paso entre la pendiente de la ladera, por lo que también aquí hay rincones muy pintorescos para hacer bonitas fotos. Las vistas al mar y al resto de Salobreña son espectaculares, así que merece mucho la pena darse una vuelta por allí.

Qué ver en Salobreña, La Caleta
Entre los rincones más bonitos que ver en Salobreña se encuentra La Caleta

Senda mediterránea de Salobreña

Además, aprovechando tu visita a La Caleta puedes realizar también un poco de senderismo. Desde allí parte la senda mediterránea, una rutita corta que te llevará por los acantilados de Salobreña para disfrutar de los bonitos paisajes.

Esta senda conecta Salobreña y Almuñécar, aunque si no quieres caminar tanto puedes llegar solamente hasta alguna de las calas que te mencionaba (Caletón, Pargo…) o hasta el Hotel Salobreña Suites. Allí, como te comentaba más arriba, aún se levanta una torre vigía de época nazarí, que es la más antigua que se conserva en el entorno de la localidad.

Esta zona de acantilados y sus fondos marinos son una ZEC (Zona de Especial Conservación) y se conoce como Tesorillo de Salobreña. Se protege así su biodiversidad, que incluye fauna y flora tanto terrestre como marina, como el arbusto espinoso o pequeños moluscos como las lapas. Por tanto, respeta el sendero y no olvides llevarte de vuelta contigo la basura que puedas generar para mantener este espacio libre de contaminación.

Qué ver en Salobreña, kayak
El kayak y el senderismo son actividades perfectas para admirar los acantilados del Tesorillo de Salobreña

Ruta arqueológica de Lobres

Y hablando de rutas de senderismo, otra de las cosas que visitar en Salobreña es la ruta que conecta Salobreña y Lobres. Se trata de un itinerario de 17 kilómetros de recorrido para conocer los parajes en los que se encontraron los primeros restos arqueológicos de la villa. Puedes comenzarla en Salobreña, aunque al ser una ruta larga, puedes acercarte a Lobres para disfrutar de un tramo tanto en coche como con la línea 3 de autobús urbano.

Allí podrás ver por ejemplo la Cueva del Capitán, uno de los puntos de mayor interés por estar entre los principales yacimientos arqueológicos del neolítico costero. Además, al ser una zona en alto tendrás bonitas vistas a la vega de Salobreña y quizá te sorprendan las cabritas pastando por el monte.

La ruta está en proceso de señalización, aunque se puede hacer sin problemas porque se bien por dónde va el camino. Además, puedes ayudarte de recorridos como el de Wikiloc para no perderte.

Qué ver en Salobreña, ruta arqueológica Lobres
La zona donde se encuentra la Cueva del Capitán en la senda arqueológica

Azúcar y ron en Salobreña

Un poco más arriba mencionaba la Azucarera del Guadalfeo en la zona de La Caleta, y es que el hecho de que existiese una fábrica de azúcar en Salobreña no es casual. En esta zona se cultivaban las cañas años atrás y había numerosas fábricas que las transformaban en azúcar o en alcoholes para producir ron.

Aunque esta fábrica se cerró en 2006, la tradición no se ha perdido del todo y hay bodegas que aún fabrican ron. Una de ellas es la Bodega de Ron El Mondero, elaborado de forma artesanal con aguardiente de caña, alcohol de caña y agua, conservándose en barricas para que el paso del tiempo le dé su sabor tan característico. Para visitarla debes tener en cuenta que se ubica en la zona de Lobres y necesitarás coche para llegar hasta allí. Contacta con ellos previamente para concertar una visita.

Qué ver en Salobreña, Ron El Mondero
¿Sabías que en Andalucía se produce ron? Yo no hasta que visité Salobreña

Vega de Salobreña

Seguramente una de las cosas que más te llamen la atención de los paisajes de Salobreña es el verdor. Esta zona tiene un clima muy particular, con mucho sol y agua proveniente de los deshielos de la sierra. Por ello, es muy propicia para los cultivos hortofrutícolas, en especial el de los frutos tropicales. ¡No hay que olvidar que estamos en la Costa Tropical de Granada!

Así pues, durante tu viaje verás grandes extensiones de árboles frutales y es posible visitar alguna de ellas. Yo estuve en la Finca Ecológica Matagallares y allí conocí un poco mejor cómo es el cultivo del aguacate, el mango, la papaya, la chirimoya, la guayaba o el plátano basto. La visita incluye una degustación de las frutas con unas vistas preciosas de la vega y puedes concertarla contactando con unos días de antelación. También necesitas coche para llegar hasta aquí (Cuesta de las Burras).

Qué ver en Salobreña, finca ecológica Matagallares
Degustando frutas tropicales en la Finca Ecológica Matagallares

Espero que te animes a conocer la zona, pues ya ves que aunque no sea tan conocido como otros pueblos de la costa andaluza, hay muchos lugares que ver en Salobreña. A mi me sorprendió muchísimo, y es que tiene una mezcla perfecta de historia, naturaleza y paisajes gracias al enclave donde se ubica. Es, sin duda, un pequeño paraíso de la Costa Tropical y puedes comprobarlo en mis stories del viaje en Instagram.

Este post forma parte de la guía para viajar sola por España.

Estela Gómez

Viajera, fundadora de #QuieroViajarSola y travel blogger en Viajes e ideas. En 2016 agarré una mochila y me fui de viaje sola por primera vez a recorrer Sudamérica durante 6 meses y, desde entonces, quiero que todas las mujeres viajen solas porque es una de las mejores experiencias que se pueden tener en la vida.

Prepárate para viajar sola a España

Transportes
Compara los precios de los vuelos con Skyscanner
Reserva vuelos baratos con Vueling
Alquila un coche con Autoeurope o Rentalcars
Consigue tus billetes de tren y autobús con Omio
Viaja a España en autobús con Flixbus

Alojamiento
Reserva tu alojamiento a través de Booking o Hostelworld

Actividades
Agenda tus tours con Civitatis, GuruWalk o Get your Guide

Seguro de viajes
Contrata tu seguro de viaje a España con Mondo (5% dto.)

Seguro de viajes
Consigue tu eSIM Holafly España (5% dto. código «quieroviajarsola»)

Equipamiento
Compra tu equipamiento viajero en Amazon

Código ético: este viaje fue posible gracias a la invitación de Turismo de Salobreña para conocer el destino turístico. Además, encontrarás algunos enlaces de afiliado con compañías que recomiendo y con las que me llevo una comisión si realizas una reserva (Amazon, Mondo, Booking, Civitatis, etc.) para así poder seguir publicando en este blog.

2 comentarios en «Qué ver en Salobreña, un paraíso en Granada»

Deja un comentario