Qué hacer en Whistler (Canadá) y sus alrededores

Canadá es un país fascinante para los amantes de la naturaleza, así que hoy te propongo descubrir un destino imperdible. Te cuento qué hacer en Whistler, una pequeña ciudad rodeada de montañas y lagos que cuando llega el frío se convierte en el paraíso de los deportes de invierno.

Pude visitar Whistler durante mi primer viaje por Canadá en 2017 y fue el colofón a varias semanas recorriendo las provincias del oeste del país. Pasé allí un par de días y, aunque no tuve muy buen tiempo, sí tuve una pequeña ventana para hacer algún trek y disfrutar del ambiente del centro con sus calles peatonales. Si puedes, te recomiendo pasar varios días, pues hay muchísimos senderos y atracciones para descubrir rincones de increíble belleza.

Yo contemplando el paisaje en un sendero
Te cuento qué ver en Whistler (Canadá), el corazón de los deportes al aire libre

Qué hacer en Whistler

Si Whistler es conocida por algo, es por sus estaciones de esquí. En invierno es la meca de los esquiadores de British Columbia, y durante el verano, de los mountainbikers y senderistas. Es una pequeña ciudad típicamente de montaña, que podría estar sacada de los mismos Alpes por su estética y arquitectura. Así pues, es un destino perfecto para realizar actividades al aire libre.

Por el centro verás muchos comercios y calles peatonales, así como monumentos que recuerdan hitos importantes, como los Juegos Olímpicos de Invierno de 2010 celebrados en Whistler. Uno de ellos son los anillos olímpicos; otro, el Inukshuk de los pueblos del Ártico. Te recomiendo pasear por las calles y visitar los parques para disfrutar de todos los detalles.

Estatua de los anillos olimpicos
Los anillos olímpicos de Whistler recuerdan el principal evento de los últimos años

Ver Whistler desde las alturas

Quizá una buena forma de comenzar una visita turística a Whistler y su entorno es desde las alturas, ya sea desde lo alto de las montañas o desde el mismo cielo. Para ello puedes subir hasta las estaciones de esquí (también en verano, sin nieve) gracias a los telesillas, que allí se suelen llamar «góndolas». El más famoso es el Peak 2 Peak Gondola («de pico a pico») que une las dos grandes montañas de Whistler: Whistler Mountain y Blackcomb Mountain.

Si prefieres algo con un poco más de adrenalina, otra cosa muy popular en Whistler es tirarse en tirolina. Desde el monte Blackcomb hay una de las tirolinas más largas de América y en el trayecto disfrutarás de increíbles vistas a más de 100 kilómetros por hora. Puedes reservarlo aquí.

Para tener una vista más increíble, también puedes hacer un tour por los aires, observando Whistler, las montañas y los glaciares desde el cielo. Existen tanto paseos en hidroavión como en helicóptero que no llegan a la media hora, pero seguro son muy intensos y te dejarán un recuerdo imborrable.

Hacer senderismo

Gracias a su entorno natural, Whistler posee además muchas rutas de senderismo, en las que llegar, de nuevo, casi hasta el mismo cielo. Por ejemplo, el sendero que recorrí aquí fue el Skywalk, una ruta ideal para perderse en la naturaleza. Después de varios kilómetros de sendero recorriendo un bosque muy húmedo y variado en cuanto a vegetación, y con pequeñas cascadas, se llega hasta el lago del Iceberg, llamado así por los bloques de hielo del pequeño glaciar que se conserva en lo alto de la montaña.

En ese caso se trata de un hiking algo largo, pero si prefieres algo más corto hay otros senderos en los alrededores de la localidad. En la oficina de turismo te darán más información y mapas, pero algunos de los recorridos a pie más populares son:

  • Rainbow Falls: pequeña ruta que llega hasta unas bonitas cascadas en el bosque. Se puede hacer una extensión hasta el lago Rainbow Lake, aunque ahí ya la duración y dureza del trek se incrementan.
  • High Note Trail: ruta en lo alto de la montaña Whistler con vistas de todo el entorno, como el Cheakamus Lake.
  • Train Wreck Trail: un sendero que llega hasta un vagón de tren abandonado y en el que se pasa también por un puente en suspensión (Train Wreck Suspension Bridge).
El glaciar en lo alto de la montaña tras completar el sendero del Skywalk
Así se ve el glaciar al final del sendero Skywalk en Whistler

Esquiar en Whistler

Otra de las mejores actividades que hacer en esta ciudad es esquiar. Si te gustan los deportes de invierno, ¡éste es tu destino! La ciudad es uno de los principales centros de esquí y snowboard de Norteamérica con más de 3.000 hectáreas esquiables. Gracias a ello, albergó los Juegos Olímpicos de Invierno de 2010.

El Whistler Blackcomb Ski Resort está formado por las dos montañas (Blackcomb y Whistler) y albergan 200 pistas de esquí. Hay numerosos remontes, restaurantes y todo lo necesario para pasar un día muy entretenido en la nieve.

Visitar sus museos

Las principales cosas que ver en Whistler están al aire libre, pero si un día amanece con mal tiempo, también tienes lugares para pasar una jornada entretenida a cubierto. El centro de la ciudad está lleno de tiendas, restaurantes y cafeterías y también hay museos muy interesantes, como el Whistler Museum. Es el museo que recoge la historia de la ciudad y en él verás numerosas fotografías, objetos o vídeos que muestran el pasado de este lugar (y todo el entorno).

Tampoco puedes perderte el Audain Art Museum, que se encuentra entre las principales atracciones turísticas de la ciudad. Se trata de una gran colección de arte con piezas de artistas de British Columbia creadas desde el siglo XVIII hasta nuestros días, con un fuerte componente nativo y representación de las naciones que habitaban antiguamente el territorio: Squamish y Lil’wat.

Si quieres aprender sobre estas culturas, el Squamish Lil’wat Cultural Centre repasa las tradiciones de ambas Primeras Naciones de Canadá. En su colección permanente encontrarás objetos, prendas de vestir, obras de arte o canoas, además de contar con exposiciones temporales que profundizan aún más en su legado.

Una plaza en el centro de la ciudad de Whistler
Una de las calles del centro de Whistler

Conocer la vecina Squamish

Este pequeño pueblo puede pasar inadvertido en la ruta por la Sea to Sky highway, pero es una parada más que recomendada. Se sitúa a orillas del Howe Sound y a los pies del Stawamus Chief, una icónica montaña muy conocida dentro del mundo de los escaladores por su pared vertical. Pese a no tener una gran altura, es una de las mejores representaciones que se pueden tener de lo que significa esta carretera: del mar, al cielo.

Si estás en forma, no te pierdas la subida hasta alguna de sus cimas (hay 3). Las vistas deben ser espectaculares, con el Howe Sound de fondo. Digo «deben» porque, pese a que hice este sendero, no vi nada. Ese día llovía y las nubes estaban muy bajas, así que hice todo el trek con niebla y al llegar a la cima todo lo que se veía era blanco. Aún así, las nubes iban y venían, haciendo un pequeño juego dejándome ver parte del paisaje por momentos. ¡Fue, literalmente, estar en las nubes!

Para tener vistas increíbles de esta montaña y de todo el entorno que rodea a Squamish, incluido el fiordo, puedes tomar la Sea to Sky Gondola. Es un teleférico que te sube a la cima de una montaña donde disfrutar de sus miradores, hacer rutas de senderismo o pasar por el puente colgante Sky Pilot. Puedes reservar tu viaje aquí.

A pocos metros del lugar donde se toma el teleférico, tienes también las Shannon Falls. Estas cascadas están en un entorno natural muy bonito, rodeadas de bosque y con una caída de más de 300 metros, convirtiéndolas en las terceras más altas de la provincia de British Columbia.

Cómo llegar a Whistler desde Vancouver

Whistler es una localidad situada en la provincia de British Columbia, en el oeste de Canadá. Está rodeada de montañas y valles, lo que la convierte en un lugar idílico para disfrutar del esquí en invierno y del senderismo y la aventura en verano. La ciudad más conocida de los alrededores es Vancouver, que se sitúa a unos 120 kilómetros al sur y es el principal lugar para llegar hasta este remoto rincón canadiense.

Vancouver – Whistler por tu cuenta

Para viajar desde Vancouver a Whistler puedes hacerlo por libre perfectamente, tanto en coche como en autobús. Si te decantas por la primera opción, puedes alquilar un coche en Vancouver y seguir la ruta 99, conocida como Sea to Sky Highway. La traducción sería algo así como «autopista del mar al cielo», y es que los paisajes primero al lado del fiordo Howe Sound y después entre las montañas del Parque Provincial Garibaldi y el Parque Provincial Tantalus son maravillosos.

En caso de moverte en transporte público, hay diversas compañías de autobús que recorren esa misma carretera. El trayecto dura algo más de dos horas y hay varias frecuencias con compañías como BC Connector, Epic Rides o Skylynx.

Además, hay otra manera menos usual de viajar entre Vancouver y Whistler. Se trata del hidroavión, un medio de transporte que te permitirá disfrutar de los increíbles paisajes de la Columbia Británica desde las alturas. Existen servicios de traslado en ambas direcciones, los trayectos duran unos 45 minutos.

Tour a Whistler desde Vancouver

En caso de no tener mucho tiempo para visitar Whistler o de que no te apetezca organizarlo, también puedes unirte a un tour desde Vancouver. Hay excursiones de día completo con las que visitar la ciudad que hacen también paradas a lo largo de la ruta, como en la Sea to Sky Gondola y el pueblo de Squamish. Aquí te dejo algunas opciones que pueden ser de tu interés:

Panorámica del fiordo How Sound desde la carretera
El fiordo Howe Sound te acompañará durante la primera parte de la ruta 99

Hoteles en Whistler

La ciudad de Whistler es muy turística y por ello existen numerosos alojamientos para todo tipo de viajeros, desde campings hasta hoteles de lujo. Eso sí, ya te advierto de que no hay muchos alojamientos que ofrezcan habitaciones individuales para quienes viajamos en solitario.

Yo me quedé en el Whistler Lodge Hostel, un albergue muy bien preparado, bonito y limpio con zonas comunes y una amplia cocina, entre otras facilidades. La única pega que le pondría es que está en Whistler Creek, que es como si fuera una urbanización, fuera del centro. Por ello, quizá te interese más el Pangea Pod Hotel, que sí está en el centro y también tiene muy buena pinta.

Así pues, ya ves que hay muchas cosas que hacer en Whistler y alrededores. Es una pequeña ciudad con un entorno natural impresionante y donde disfrutar mucho haciendo deporte al aire libre. Sin duda, un complemente perfecto para un viaje a Vancouver.

Este artículo pertenece a la guía para viajar sola a Canadá

Estela Gómez

Viajera y fundadora de #QuieroViajarSola. Desde que comencé a viajar sola en 2016 siempre tuve una inquietud: motivar a otras mujeres a viajar solas. Para ello, decidí crear este blog en 2018, en el que te cuento todos los viajes que he realizado en solitario en estos casi 8 años como viajera independiente y te doy consejos para que puedas organizar tu viaje por libre y disfrutar recorriendo el mundo en solitario.

Estela Gómez, blogger de viajes para mujeres

Por qué puedes confiar en #QuieroViajarSola

En estos 8 años viajando sola por todo el mundo he recorrido muchos países y destinos de los que puedo darte consejos en base a mi experiencia. Puedo recomendarte lugares para visitar, dormir, cómo moverte, etc., y eso es lo que encontrarás en cada artículo de este blog de viajes. Complemento la información con mis redes sociales, sobre todo Instagram, donde puedes ver casi en tiempo real los lugares por los que viajo sola cada vez que estoy en una nueva aventura.

Además, este blog ha sido galardonado en varias ocasiones (entre los premios recibidos está el Premio 20Blogs al Mejor Blog de Viajes en 2021) y he aparecido en numerosos medios de comunicación, tanto en España como en Latinoamérica (El País, La Sexta Noticias, ELLE Argentina, El Sol de México, Radio Marca…).

Código ético

Verás que en los posts del blog recomiendo hoteles, actividades, transportes y otros servicios y productos relacionados con viajar. Si haces clic en ellos, la web te redirigirá al sitio de cada empresa indicando que vas de mi parte y, en caso de que hagas una reserva o compra, yo me llevaré una pequeña comisión. Esto no afecta para nada al precio (es más, en algunos casos tendrás un descuento por leer mi blog), pero es importante para mi porque es la forma en la que tengo de mantener este blog y toda la comunidad en torno a #QuieroViajarSola. Son productos y servicios que yo misma utilizo en todos mis viajes, así que te los recomiendo porque los he probado, son de confianza y creo que pueden serte de utilidad a la hora de planificar tus viajes en solitario.

Deja un comentario