Qué hacer en Muxía al terminar el Camino de Santiago

Siempre que he llegado a Santiago de Compostela tras pasar semanas caminando he querido más. Por ello, lo que hice (y lo que hacen muchos otros peregrinos) es continuar hasta el Fin de la Tierra. Si también te animas a llegar hasta el Océano Atlántico a pie, aquí te cuento qué hacer en Muxía al terminar el Camino de Santiago. ¡Disfruta de la bonita recompensa que es llegar hasta este pueblecito costero!

Qué hacer en Muxía
Te cuento qué hacer en Muxía cuando termines el Camino de Santiago y otras informaciones de interés

Dónde está Muxía

Muxía es un pueblo de la provincia de A Coruña que se sitúa en la costa atlántica. Pertenece a la comarca de Finisterre en plena Costa da Morte y, aunque apenas cuente con unos 5000 habitantes, son muchos los que se acercan a conocerlo.

¿La razón? Es un bonito pueblo rodeado de un espectacular entorno, entre playas y acantilados, donde además acaba uno de los Caminos de Santiago más recorridos, el Camino de Finisterre y Muxía.

El Camino de Santiago a Muxía

Toda persona que quiera seguir caminando después de llegar a Santiago de Compostela debe saber que es posible. El Camino de Finisterre y Muxía es una continuación en la peregrinación, algo así como un extra a una experiencia única y maravillosa como es el Camino de Santiago. Ahora bien, no por ello es menos espectacular: este Camino también recorre preciosos pueblos y rincones naturales impresionantes.

En lugar de tener un único destino, el Camino de Finisterre y Muxía tiene, como su nombre indica, dos metas. La primera quizá sea la más conocida por ser donde se encuentra el Faro del Fin del Mundo, pero la segunda también merece una visita. Igual que en Fisterra o Finisterre hay un kilómetro 0 junto al faro, en Muxía hay otro kilómetro 0 junto al Santuario de la Virgen de la Barca, el lugar más icónico de la localidad.

Para llegar hasta Muxía hay que recorrer primero parte del Camino conjunto que lleva hasta los dos destinos. Una vez en Hospital es donde hay que tomar la decisión: hacia la izquierda, Fisterra; hacia la derecha, Muxía. Si tomas el desvío hacia la derecha podrás llegar en la misma etapa a Muxía o hacer noche en algunos de los pueblos del recorrido, pero si decides ir primero a Fisterra también podrás llegar unos días después a Muxía recorriendo el sendero que une ambas localidades y que es parte de este Camino.

Tienes más detalles en mi post sobre el Camino de Finisterre y Muxía.

Qué hacer en Muxía, kilómetros desde Santiago
Un mojón con los kilómetros que restan a Fisterra y Muxía a la salida de Santiago

Qué hacer en Muxía al terminar el Camino

Una vez hayas llegado a Muxía ya podrás disfrutar de este bonito pueblo costero. Ya sea que finalices tu recorrido allí o que vayas a seguir a Fisterra el día después, aquí te dejo algunas cosas que hacer para completar tu experiencia y que conozcas lo mejor posible la localidad.

Llegar hasta el kilómetro 0

El Camino de Santiago hasta Muxía no está completo sin llegar hasta su kilómetro 0. En total, unos 87 kilómetros separan Santiago de Compostela de esta pequeña localidad y podrás ir viendo en los mojones durante todo el itinerario cómo esa distancia se hace más y más pequeña a cada paso. El mojón del kilómetro 0 marca el fin de este tramo del Camino y está situado en un lugar increíble: allí donde el Océano Atlántico se extiende con toda su inmensidad hacia el infinito.

Allí, junto al kilómetro 0 te encontrarás con una gran escultura de piedra. Se trata de A Ferida, el monumento que recuerda la catástrofe del Prestige, el barco que se hundió frente a las costas gallegas en diciembre de 2002, vertiendo 77.000 toneladas de crudo a las aguas. Muxía fue el primer lugar donde el vertido tocó tierra, cubriendo de chapapote el precioso entorno que, gracias a la labor de miles de voluntarios, hoy podemos volver a disfrutar.

La verdad es que bajo mi punto de vista el monumento podría estar colocado en otro lugar, un poco más alejado del kilómetro 0, porque se desvirtúa su propósito. Mientras el monumento recuerda uno de los momentos más tristes de la historia reciente de Galicia, el mojón representa la alegría por haber completado el Camino. 

Camino de Finisterre y Muxía, kilómetro 0 Muxía
El kilómetro 0 (la alegría) junto al monumento del Prestige (el recuerdo de lo triste)

Visitar el Santuario de la Virgen de la Barca

Junto al kilómetro 0 y el memorial de la catástrofe del Prestige hay otro lugar destacado que no te puedes perder. Se trata del Santuario de la Virgen de la Barca, muy ligado al Camino de Santiago y construido ya en la Edad Media (aunque el edificio actual es del siglo XVIII).

Cuenta la tradición que el Apóstol Santiago estaba en ese lugar desanimado tras haber predicado sin mucho éxito por estas tierras, cuando se le apareció la Virgen en una barca de piedra para darle ánimos. Las icónicas piedras que se encuentran frente al templo serían los restos de aquella embarcación y por ello es un lugar cargado de simbolismo.

No se podría entender el Santuario de la Virgen de la Barca sin esas grandes rocas. Algunas tienen su propio nombre, como la de Abalar o la de los Enamorados, y muchos les atribuyen incluso propiedades curativas. Más allá de estas creencias, el paisaje que forman es espectacular, sobre todo cuando el oleaje pega fuerte en la costa rocosa. Si el día está claro, es, sin duda, un bonito lugar para ver un atardecer.

Qué hacer en Muxía, Santuario de la Virgen de la Barca
El Santuario de la Virgen de la Barca junto a la inmensidad del Océano Atlántico

Recoger la Muxiana

Una vez hayas llegado al kilómetro 0 y completado tu Camino de Santiago a Muxía puedes recoger la Muxiana. Se trata de un documento que acredita que has realizado los kilómetros correspondientes desde Santiago de Compostela y es un bonito recuerdo para no olvidar tus vivencias y pasos hasta este trocito del antiguo Fin del Mundo.

Para solicitarlo necesitarás una Credencial, la cual puedes solicitar gratis en la Oficina del Peregrino de Santiago de Compostela. Existe una Credencial específica para el Camino de Finisterre y Muxía, aunque también puedes seguir utilizando la Credencial de Santiago si aún te queda hueco.

Lo importante es ir sellando en los lugares por los que vas pasando y, así, poder recoger la Muxiana al final del trayecto. Para hacerlo, puedes acercarte a la oficina de turismo de Muxía, aunque los albergues también la otorgan.

Qué hacer en Muxía, Muxiana
La Muxiana es el certificado que acredita tu peregrinación hasta allí

Subir al mirador del Monte Corpiño

Cuando ya hayas soltado la mochila y descansado un poco, no dudes en acercarte hasta el Monte Corpiño. Se trata de una pequeña elevación que hay junto al centro del pueblo y en la parte más alta tiene una cruz. Desde allí se tienen unas bonitas vistas de Muxía, de la Costa da Morte y de todo el entorno que rodea a este lugar.

Disfrutar de las playas cercanas

Si el día está soleado y hace calor, ¿por qué no descansar tras la caminata en la playa? La Costa da Morte tiene paisajes muy bonitos y junto al pueblo de Muxía hay pequeñas playas perfectas para relajar el cuerpo tras los kilómetros recorridos.

Las más cercanas son la de la Cruz y la de Espiñeirido, aunque si caminas un poquito más llegarás a otros arenales más grandes. Por ejemplo, uno de ellos es la playa de Lourido, junto a la que se pasa al llegar a Muxía por el Camino desde Fisterra y donde se ubica el Parador de la Costa da Morte.

Qué hacer en Muxía, playa de Lourido
La paradisiaca playa de Lourido

Pasear por el puerto de Muxía

Por último, no puedes irte de Muxía sin dar un paseo por su puerto. Tradicionalmente siempre ha sido una localidad de pescadores, aunque en los últimos años se han incorporado a la marina también muchas pequeñas embarcaciones de recreo.

Allí encontrarás la lonja, el lugar donde se subasta el pescado recién traído a puerto, así como varios murales que dan un toque de color a la zona. Uno de ellos es el de Claudina, una señora de Muxía que dedicó toda su vida a la recogida del percebe y que en el mural de Muruzábal aparece como una ninja, saltando de roca en roca mientras hace su faena.

Dónde dormir en Muxía

Para poder disfrutar de todo lo que hacer en Muxía que te acabo de contar al acabar tu Camino, lo mejor es que te quedes a dormir allí. De esta forma tendrás más tiempo para recorrer el pueblo, sus alrededores e incluso contemplar cómo el sol se pone tras el océano al atardecer.

Hay varios albergues en la localidad, aunque yo te puedo recomendar el Bela Muxía. Tiene parte de albergue y también habitaciones privadas si quieres descansar mejor o darte un pequeño capricho en tu última noche del Camino. Es un edificio nuevo y las instalaciones están genial, con cocina, lavadora y secadora entre otras facilidades para el peregrino.

Qué hacer en Muxía, mural de Claudina
El mural de Claudina junto a la longa de Muxía

Cómo ir de Muxía a Santiago de Compostela

Para terminar con este post, te cuento también cómo volver a Santiago de Compostela desde Muxía, una cuestión muy frecuente entre los peregrinos que acaban allí su caminata. Hay básicamente tres formas de ir desde Muxía a la capital gallega: a pie, en autobús o en taxi.

De igual forma que se puede llegar caminando desde Santiago a Muxía, se puede hacer el recorrido a la inversa. Mucha gente hace un itinerario circular, desde Santiago a Fisterra, después a Muxía y, finalmente, llegando de nuevo a Santiago.

Ahora bien, si ya caminaste suficiente o no tienes más días para extender tu aventura, otra opción es tomar el autobús. La empresa Ferrín es la que realiza el trayecto entre Muxía y Santiago (también al revés), aunque siento decirte que solo tiene dos frecuencias al día. Una de ellas es en torno a las 7 de la mañana y la otra por la tarde.

Si los horarios no te encajan, lo que hace mucha gente (y lo que hice yo junto con otros peregrinos del albergue) es llamar un taxi. Suelen cobrar 15 euros por persona y el trayecto se hace en aproximadamente una hora. Aunque sea un pelín más caro que el autobús, es mucho más rápido y te da la libertad de viajar a una hora que te convenga más.

Espero que este post te ayude a conocer mejor qué hacer en Muxía al terminar el Camino de Santiago, así como a planear tu estancia allí y el transporte de vuelta a la capital gallega. Si tienes tiempo y buenas sensaciones en las piernas, te recomiendo mucho hacer el Camino de Finisterre y Muxía. Los paisajes son muy bonitos y terminar la peregrinación en un lugar como el Santuario de la Virgen de la Barca es una experiencia que recordarás toda la vida.

Estela Gómez

Viajera, fundadora de #QuieroViajarSola y travel blogger en Viajes e ideas. En 2016 agarré una mochila y me fui de viaje sola por primera vez a recorrer Sudamérica durante 6 meses y, desde entonces, quiero que todas las mujeres viajen solas porque es una de las mejores experiencias que se pueden tener en la vida.

Prepárate para viajar sola a España

Transportes
Compara los precios de los vuelos a España con Skyscanner
Reserva vuelos baratos en España con Vueling
Alquila un coche para moverte por España con Autoeurope
Viaja por España en autobús con Flixbus

Alojamiento
Reserva tu alojamiento en España a través de Booking

Actividades
Reserva tus tours en España con Civitatis, Get your Guide o GuruWalk

Seguro de viajes
Contrata tu seguro de viaje a España con Mondo y llévate un 5% de descuento

Equipamiento
Compra tu equipamiento viajero en Amazon

Código ético: en este post existen algunos enlaces de afiliado, lo que significa que, si haces una reserva o contratas un producto o servicio a través de estos links (Booking, Civitatis, Amazon, Skyscanner, Mondo…), me llevo una pequeña comisión. En ningún caso pagarás de más y yo podré seguir manteniendo esta comunidad. Si te lo recomiendo es porque lo he probado, lo utilizo habitualmente y creo que puede serte útil para planificar tu viaje en solitario.

Deja un comentario