La ciudad de Montreal (Canadá) está rodeada de una increíble naturaleza y una de las excursiones preferidas por los locales es la de visitar el Parque Nacional de Mont Tremblant. ¿Te gustaría visitarlo pero no te atreves a ir sola? No te preocupes, en este post te cuento todo lo que debes saber para preparar esta aventura por tu cuenta si vas a viajar sola a Montreal.

Visitar el Parque Nacional de Mont Tremblant
Te cuento cómo visitar el Parque Nacional de Mont Tremblant

Sobre el Parque Nacional de Mont Tremblant

El Parque Nacional de Mont Tremblant es uno de los más antiguos de Canadá. En 2020 cumplirá 125 años y su misión sigue siendo la misma: proteger el maravilloso entorno natural de esta zona. Al contrario que en otras zonas de Canadá, aquí no hay grandes montañas, sino más bien colinas y montes con frondosos bosques, 400 lagos y varios ríos que cruzan su territorio, creando un habitat natural para decenas de especies de plantas y animales.

Uno de los mayores temores al visitar el Parque Nacional de Mont Tremblant y otros espacios naturales de Canadá es encontrarse con un oso. Pues bien, aunque sí hay osos en este Parque Nacional, suelen habitar en lugares aislados, lejos de las rutas frecuentadas por los turistas. Los animales con los que te cruzarás sí o sí son las ardillas, los mapaches y puede que, con un poco de suerte, puedas ver algún ciervo. Eso sí, para ver a estos tranquilos mamíferos tendrás que alejarte un poco de las rutas más transitadas.

Visitar el Parque Nacional de Mont Tremblant, ciervo
Entre los animales que podrás ver en el Parque Nacional están los ciervos

Cómo visitar el Parque Nacional de Mont Tremblant

El Parque Nacional de Mont Tremblant se sitúa a unos 140 kilómetros al norte de la ciudad de Montreal. Para llegar, especialmente si vas tú sola, lo mejor es tomar un shuttle bus que te lleva hasta el parque por la mañana y te trae de vuelta por la tarde.

Yo visité el parque precisamente con uno de ellos, el de Navette Natour, una pequeña empresa fundada por Catherine y Sarah, dos amigas de Montreal apasionadas por la naturaleza. El servicio que ofrecen es el de transporte a diferentes Parques Nacionales de la zona tanto durante el verano como en el invierno.

Para visitar el Parque Nacional de Mont Tremblant te recogen a las 8 de la mañana en la plaza Dorchester, en el centro de la ciudad, con un típico autobús escolar de esos amarillos (como el de Los Simpson 😀 ). El trayecto dura unas dos horas, haciendo una parada a la ida. Sobre las 10 de la mañana se llega al centro de descubrimiento y tienes varias horas para explorar el parque por tu cuenta. A las 16:30 debes estar puntual de vuelta en el autobús, ya que es la hora a la que vuelve hacia Montreal, llegando sobre las 19 a la ciudad.

Para reservar tienes que hacerlo obligatoriamente a través de la web. Te llegará la confirmación al email y el día anterior te enviarán una hoja informativa con algunas cosas a tener en cuenta. El traslado (ida y vuelta) cuesta 49 dólares canadienses, que al cambio son unos 33 euros, y ya incluye la entrada al Parque Nacional (los Parques Nacionales son de pago en Canadá). Ahora mismo no hay ninguna salida programada porque ha terminado la temporada de verano-otoño, pero ya puedes consultar las salidas desde enero a los Parques Nacionales de la zona de Montreal.

School bus de Navette Natour
Para ir al Parque Nacional Navette Natour utilizan los buses escolares típicos de Norteamérica

Qué hacer en el Parque Nacional de Mont Tremblant

La zona del Parque Nacional que se visita con Navette Natour es la del lago Monroe, un área preciosa. Existen numerosos senderos para explorarla, aunque la ruta que te propongo para aprovechar el día al máximo es la siguiente.

Sendero de La Roche

Es el sendero estrella de esta zona del parque, y es que no tiene una gran dificultad y ofrece una vista panorámica sobre todo el lago Monroe impresionante, a unos 250 metros de altitud. Dependiendo de tu paso podrás llegar en unos 45 minutos-1 hora hasta el mirador y durante la ruta caminarás por el bosque viendo riachuelos.

El sendero sale desde el centro de descubrimiento (donde te deja el autobús) y tiene una longitud de 5,4 kilómetros ida y vuelta, aunque te sugiero que, en lugar de volver por el mismo lugar, extiendas el paseo a los siguientes senderos.

Sendero de La Coulée

Este sendero sale desde un poco antes de llegar al mirador de La Roche. Desde aquí es principalmente de bajada, por lo que es buena idea hacer el camino en este sentido. Eso sí, si ha llovido deberás tener cuidado porque al discurrir sobre todo por la cara norte, todo estará embarrado. Este sendero te llevará hasta el cruce con el sendero de La Corniche en alrededor de una hora.

Sendero de La Corniche

Una vez llegas al cruce, el sendero hasta el mirador de La Corniche no te llevará demasiado. La vista es parecida al mirador de La Roche, aunque algo más bajo, y hay un panel en el que explica la historia del valle. Hace miles de años, aquí había un glaciar de 2 kilómetros de altura. Cuando los glaciares se fueron retirando, fueron creando el valle en U que dió forma al lago Monroe.

Desde allí puedes volver hasta el cruce y seguir las indicaciones hasta el aparcamiento del sendero de La Corniche.

Visitar el Parque Nacional de Mont Tremblant
Las vistas desde los miradores de La Roche y La Corniche son espectaculares

Lago Lauzon

Una vez llegas al aparcamiento, antes de volver al centro de descubrimiento, te sugiero hacer un pequeño desvío hacia el Lago Lauzon, un pequeño lago muy tranquilo donde poder descansar y hacer un pequeño picnic. Aquí no hay tantos turistas como en el resto de rutas, así que podrás relajarte y sentir una mayor conexión con la naturaleza. En los alrededores de este lago es donde vi el ciervo, así que ¡abre bien los ojos!

Consejos para visitar el Parque Nacional de Mont Tremblant sola

¿Es seguro ir sola a un Parque Nacional y caminar por la naturaleza? Hacer senderismo sola te puede generar muchas dudas, pero lugares como el Parque Nacional de Mont Tremblant son perfectos para caminar por tu cuenta. Por una parte, la zona del lago Monroe no tiene senderos de dificultad elevada, por lo que son adecuados para casi cualquier persona. Por otra, es un lugar muy visitado por la gente de Montreal, especialmente los fines de semana, por lo que si lo visitas un sábado o domingo habrá mucha gente por los senderos. Eso te hará sentirte más segura y hará que sea prácticamente imposible que te pierdas.

Para que todo vaya perfectamente, aquí te dejo algunos consejos:

  • Ve ligera. Si vas a caminar durante varias horas, lo mejor es no llevar demasiado peso a la espalda. Mete en la mochila solo lo necesario; lo agradecerás.
  • Lleva agua suficiente para todo el día. Si llevas tu propia botella, debes tener en cuenta que no hay fuentes o lugares donde rellenarla durante la travesía.
  • Prepara comida. Puedes pasar por el supermercado el día anterior y comprar algo ligero para hacerte sandwiches por ejemplo. También conviene llevar fruta o snacks para picar.
  • Llévate tu basura. Para mantener el monte limpio de basuraleza, llévate de vuelta a la ciudad cualquier desperdicio de comida o plástico. Para ello puedes utilizar la misma bolsa en la que has llevado la comida, por ejemplo.
  • No alimentes a los animales. Algunas ardillas son muy curiosas y se te pueden acercar para robarte tu comida, pero bajo ningún concepto debes darles nada. Alimentar a los animales salvajes hacen que se interrumpa la cadena alimenticia, que se acostumbren a tener comida fácil en lugar de buscarla y que se vuelvan agresivos si no la consiguen.
  • Respeta los senderos, la fauna y la flora. 
  • Mira la previsión del tiempo el día anterior y viste acorde. Si hay previsión de lluvia, lleva chubasquero y ropa calentita; si hay previsión de sol y calor, gafas de sol, crema protectora, varias capas que te puedas ir quitando en función de la sensación térmica.
  • Nunca estrenes una botas de senderismo nuevas en un Parque Nacional. Lo más probable es que vayan a hacerte daño, así que lo mejor es ir domándolas antes del viaje caminando con ellas durante cortos periodos de tiempo.
  • Lleva un mapa. En el bus deberían darte uno, pero si no lo hacen, en el centro de descubrimiento podrás informarte.
  • No cuentes con tu teléfono móvil para buscar algo en internet, ya que no hay cobertura. Si tienes un incidente, la llamada de emergencia sí debería funcionar.

¿Te atreves entonces a visitar el Parque Nacional de Mont Tremblant sola? Es un lugar precioso y con el bus de Navette Natour es muy fácil llegar hasta él para pasar un día muy diferente. Si necesitas más inspiración, puedes ver las stories del parque en la serie de stories de Montreal, aunque si vas a viajar sola a Canadá, ¡en tu ruta no deberían faltar los lugares naturales como éste!

Estela Gómez

Viajera, fundadora de #QuieroViajarSola y travel blogger en Viajes e ideas. En 2016 agarré una mochila y me fui de viaje sola por primera vez a recorrer Sudamérica durante 6 meses y, desde entonces, quiero que todas las mujeres viajen solas porque es una de las mejores experiencias que se pueden tener en la vida.

Detrás de #QuieroViajarSola, Estela Gómez

Código ético: La visita al Parque Nacional de Mont Tremblant fue posible gracias a la colaboración de Navette Natour. Las opiniones expresadas son totalmente verídicas basadas en la experiencia vivida. 

Deja un comentario

Cerrar menú

Encuentra lo que necesitas

Toda la información por destinos