Valladolid es una de las provincias españolas con más castillos y bodegas, por lo que si te gustan la historia y los vinos, tienes que visitarla. Hoy te propongo hacer una excursión a Peñafiel por tu cuenta, donde encontrarás uno de los castillos más famosos del país y algunas de las mejores bodegas de la D.O. Ribera del Duero. Apetece, ¿verdad?

Excursión a Peñafiel
Te cuento cómo hacerte una excursión a Peñafiel por tu cuenta desde Valladolid

Dónde está Peñafiel

Peñafiel es un pueblo de la provincia de Valladolid en España (no confundir con la Valladolid de México 😉 ). Se sitúa a unos 40 kilómetros hacia el este de la capital y están comunicadas por carretera a través de la N-122, por lo que es muy sencillo llegar ya sea en autobús o coche. 

Si vas a viajar sola a Valladolid te recomiendo quedarte varios días, así podrás ver tanto la ciudad como algunos de los lugares más interesantes de la provincia, como es el caso de Peñafiel. Es una localidad muy conocida por su castillo, con una curiosa forma de barco, y se encuentra en plena D.O. Ribera del Duero. A medida que te vayas acercando al pueblo irás viendo más y más viñedos y bodegas, lo que le confiere un toque diferente a la meseta castellana, conocida por sus campos de cereal. 

Qué ver y hacer en Peñafiel

¿Qué puedes ver y hacer si realizas una excursión a Peñafiel? Por supuesto, no puedes dejar de visitar su castillo y alguna de las bodegas del pueblo, pero además te recomiendo pasear por las calles del centro porque descubrirás algunas cosas muy interesantes.

Visitar el castillo de Peñafiel

Al hacer una excursión a Peñafiel la visita obligada sí o sí es la del castillo. Se sitúa en lo alto de una loma por lo que es visible desde todo el pueblo e incluso mucho antes de llegar a él. Fue construido en 1456 y tuvo una función militar, aunque como en esa época la zona ya había sido reconquistada, no existía un peligro real de frontera como en los primeros años de la Edad Media. Aún sin un uso continuado, se ha conservado muy bien.

Desde abajo se puede observar su forma de barco y, una vez arriba, comprobar que, efectivamente, está diseñado como si fuera uno. En realidad la construcción del castillo se realizó aprovechando todo el espacio posible sobre la loma para evitar los ataques de los enemigos, pero casualidad o no, desde la Torre del Homenaje se pueden ver perfectamente su proa y su popa. 

Para conocer la historia del castillo, todas sus técnicas de defensa y para qué se usaba hay una visita guiada de una hora aproximadamente. En ella podrás subir a la Torre del Homenaje, desde donde hay unas vistas increíbles del entorno. Además, en el castillo se sitúa el Museo del Vino, que hace un repaso de la historia de esta bebida tan importante en la región, así como de su proceso de elaboración.

Excursión a Peñafiel, castillo
Una de las vistas desde la Torre del Homenaje

Cómo reservar la visita al castillo de Peñafiel

Puedes contratar la visita guiada y comprar la entrada al Museo del Vino una vez llegas al castillo, pero yo te recomiendo reservarla antes de ir. Ahora con las medidas de distanciamiento los grupos se han reducido, por lo que es mejor asegurarte desde un principio la visita.

Existe una entrada combinada de visita guiada + Museo del Vino que cuesta 6,6€, así que para tener la experiencia completa viene fenomenal. Las visitas salen más o menos cada hora, así que puedes subir un rato antes y ver mientras el Museo del Vino. Puedes comprar la entrada aquí con cancelación gratuita.

Cómo llegar al castillo de Peñafiel

Como te digo, el castillo está en lo alto de una loma, así que hay que subir desde el pueblo. La mayoría de gente sube con su coche porque es así cómo visitan Peñafiel, pero ¿qué pasa si no tienes coche? Siento decirte que no hay un camino dedicado a los peatones ni tampoco un autobús de línea que llegue hasta allí. Por tanto tienes dos opciones: caminar por la carretera o llamar a un taxi.

Si te decides a subir andando no te costará demasiado, ya que son apenas 10 minutos de subida. Eso sí, debes tener cuidado con los coches porque no hay arcén. Si prefieres llamar a un taxi, cuando llegues a Peñafiel mira en la parada de autobús, ya que allí están los números de los taxistas del pueblo. Recuerda llamar un rato antes para concertar la subida y asegurarte de que tengan disponibilidad.

Visitar una bodega

Si te gusta el vino, entonces tienes que incluir una bodega en tu excursión a Peñafiel. Hay varias bodegas en el mismo pueblo y otras en los alrededores, por lo que de ti depende (y de tus posibilidades de transporte) escoger una u otra. 

Yo visité la bodega Protos, que está en el pueblo, a los pies del castillo. Es una de las más famosas de toda la Denominación de Origen y con la que comenzó todo. En 1927 se reunieron un grupo de viticultores de Peñafiel y crearon una cooperativa, que sería la primera bodega de la Ribera del Duero. 

La bodega es muy chula, ya que tiene un diseño muy moderno de Richard Rogers (quien también diseñó la T4 del aeropuerto de Madrid, por lo que tiene un cierto parecido). Además, desde sus viñedos de experimentación se tiene una vista muy bonita de la bodega y el castillo. 

Excursión a Peñafiel, bodegas Protos
La vista de las bodegas y el castillo detrás es preciosa

Cómo reservar una visita a una bodega

En el caso de Protos, normalmente tienen varias opciones de visita, pero ahora con las nuevas medidas de seguridad hacen un solo recorrido. En él se visitan todas las zonas de la bodega para conocer el proceso de producción. Al acabar la visita se realiza una cata de dos de sus vinos (un blanco y un tinto). Cuesta 15€ y puedes reservarla por teléfono o email antes de ir.

Si no quieres visitar ésta, sino alguna otra de las que hay en el pueblo y alrededores, te recomiendo mirar directamente en la página web de la bodega. Allí podrás ver los horarios y cómo realizar la reserva. Prácticamente todas lo hacen a través de email o teléfono, así que te sugiero investigar antes de llegar a Peñafiel. 

Observar las curiosidades de la Plaza del Coso

Más allá del castillo y las bodegas, Peñafiel es un pueblo con historia. La Plaza del Coso es una muestra de ello, ya que se sabe de su existencia desde la Edad Media. Se trata de una plaza muy peculiar, y es que lo primero que llama la atención es que no está pavimentada. ¿La razón? Aquí se celebran los festejos taurinos durante las fiestas. 

Debido a esta función, la configuración de la plaza tiene las características que tiene. Llaman mucho la atención los balcones de madera decorados con diferentes motivos. Pues bien, se trata de balcones para ver los festejos, por lo que no tienen por qué pertenecer al propietario de la casa, sino que cualquiera puede poseer el derecho a ese balcón durante las fiestas. 

Otra curiosidad son las puertas, y es que en unos casos son minúsculas y en otros tienen una barra en medio. ¿Por qué son así? También está relacionado con los toros, ya que, cuando se realizan encierros, de esta manera se evita que el toro pueda acceder, siendo el refugio perfecto para los corredores. 

Ya ves que es una plaza muy particular, así que te invito a que la recorras con calma y te fijes en estos detalles. Además, desde aquí verás una de las fotos más típicas del pueblo: la plaza con el castillo de fondo. 

Excursión a Peñafiel, Plaza del Coso
La Plaza del Coso de Peñafiel es, cuanto menos, curiosa

Descubrir otros puntos de interés en sus calles

La Plaza del Coso no es la única curiosidad que podrás ver por las calles de Peñafiel. En la ladera de la loma del castillo hay una especie de chimeneas de piedra que seguro te llamarán también la atención. Se llaman luceras y se trata de respiraderos para las bodegas subterráneas, y es que bajo tierra existen muchas galerías donde tradicionalmente se almacenaba (y se sigue haciendo) el vino a una temperatura fresca. 

En la zona de las chimeneas podrás descubrir también la Torre del Reloj, el edificio más antiguo del pueblo. Hablando de cosas antiguas, aún quedan algunos restos de la muralla medieval y una buena muestra de las iglesias y conventos que había en esa época en Peñafiel. 

La más destacada seguramente sea la iglesia del convento de San Pablo, que conserva parte de su arquitectura mudéjar en el exterior. Aquí se situó el alcázar de Alfonso X El Sabio, pero tras dejárselo al infante Don Juan Manuel, éste lo transformó en convento. Se mandó enterrar en la iglesia y allí descansan sus restos, en la capilla de los Manuel, con una ornamentación que destaca sobre el resto del templo. Se puede visitar libremente si la iglesia está abierta.  

Cómo llegar a Peñafiel desde Valladolid

Como te decía más arriba es posible llegar a Peñafiel por carretera, ya sea en autobús o coche. En caso de que vayas a alquilar un coche o tengas tu propio vehículo, simplemente debes seguir la N-122. Son unos 40 minutos aproximadamente, así que no se tarda demasiado. 

Si prefieres moverte en transporte público, entonces tienes la opción de tomar los autobuses de La Regional. Salen desde la estación de autobuses de Valladolid, pero ojo, porque no salen de los andenes de esta empresa, sino de los de De las Heras. Puedes mirar los horarios en la web y no hace falta reservar, sino que directamente se le paga al conductor en efectivo. Cada trayecto son 4,80€. 

Peñafiel
Así se ve Peñafiel desde lo alto del castillo

Cómo preparar una excursión a Peñafiel

Ahora que ya sabes qué puedes ver y hacer y cómo llegar, es hora de preparar esa excursión a Peñafiel por tu cuenta. Dependiendo de si quieres hacer la visita al castillo y a alguna bodega o no, así como de lo que te entretengas por las calles, el viaje se alargará más o menos. Puedes hacer perfectamente una visita de medio día, aunque si te mueves en transporte público debes andar pendiente de los horarios. 

Para organizar tu excursión, te recomiendo mirar primero cómo vas a ir. Si tienes coche puedes ir a cualquier hora, pero si dependes del transporte público, revisa bien las horas de ida y vuelta. En principio no tendrás problema porque hay varias frecuencias repartidas a lo largo del día. 

En segundo lugar, mira los horarios de los lugares que quieres visitar. Si te decides a visitar una bodega, contacta con ellos para confirmar a qué horas tienen programado el recorrido y cuánto dura (suele ser una hora y media aproximadamente). En función de lo que te digan, haz tu reserva teniendo en cuenta también la visita al castillo (que también te llevará una hora y media o dos horas entre la visita guiada y el Museo del Vino). 

Si ves que se solapan los horarios de las visitas, lo que puedes hacer es visitar el castillo por la mañana y la bodega por la tarde (o al revés), y pasar la hora de la comida probando el lechazo asado en alguno de los restaurantes del pueblo. Este plato de cordero al horno es muy típico en los pueblos de Castilla y está para chuparse los dedos.

Por último, antes, entre medias o después de realizar las visitas guiadas (bodega y castillo) puedes aprovechar para recorrer las calles del pueblo y ver esos otros lugares de interés que te mencionaba más arriba. 

Como ves, puedes hacer una excursión a Peñafiel de una forma muy fácil por tu cuenta. Basta con revisar bien los horarios del transporte y los lugares a visitar para organizarte el día y no perderte nada. Para ver más imágenes, no te pierdas los stories sobre Peñafiel.

¿Necesitas más información sobre cómo es viajar por España? Quizá estos posts te ayuden:

Estela Gómez

Viajera, fundadora de #QuieroViajarSola y travel blogger en Viajes e ideas. En 2016 agarré una mochila y me fui de viaje sola por primera vez a recorrer Sudamérica durante 6 meses y, desde entonces, quiero que todas las mujeres viajen solas porque es una de las mejores experiencias que se pueden tener en la vida.


Prepárate para viajar a Peñafiel

Transportes
Compara los precios de los vuelos a Valladolid con Skyscanner
Alquila un coche para moverte por España con Autoeurope

Alojamiento
Reserva tu alojamiento en Peñafiel a través de Booking

Actividades
Reserva tus tours en Peñafiel con Civitatis

Seguro de viajes
Contrata tu seguro de viaje a España con Mondo y llévate un 5% de descuento


Código ético: en este post existen algunos enlaces de afiliado, lo que significa que, si haces una reserva o contratas un producto o servicio a través de estos links, me llevo una pequeña comisión. En ningún caso pagarás de más y yo podré seguir manteniendo esta comunidad. Si te lo recomiendo es porque lo he probado, lo utilizo habitualmente y creo que puede serte útil para planificar tu viaje en solitario.

Deja una respuesta