Por qué no me gustó la Ruta de los Dragos de Buracas

Viajando no siempre todo es espectacular. Hay lugares de los que has escuchado hablar maravillas, y a la hora de la verdad, no están a la altura de tus expectativas. Eso es, más o menos, lo que me pasó con la Ruta de los Dragos.

Este sendero fue uno de los varios que realicé durante mi viaje de una semana por la isla de La Palma. Era uno de los que más había oído hablar y no quise perdérmelo, pero fue el que menos me gustó de todos. Esto no quita que tenga su interés y, por supuesto, si te apetece recorrerlo, ¡adelante! No todos tenemos tenemos las mismas percepciones, gustos ni experiencias 🙂 .

Qué es la Ruta de los Dragos

Los dragos son el «árbol» de las Islas Canarias. Lo digo entre comillas porque lo parecen, pero en realidad no lo son. Son plantas, pero por sus dimensiones se confunden habitualmente con árboles. Si no has visto nunca uno, son así:

Ruta de los Dragos
Algunos dragos en el sendero

La Ruta de los Dragos es, pues, un sendero que transcurre entre estas plantas tan icónicas. Se encuentra entre Las Tricias y Buracas, en el municipio de Garafía, al noroeste de La Palma, y tiene una longitud de unos 2,5 kilómetros (lineal).

¿Buscas consejos para caminar? No te pierdas el post sobre hacer senderismo en solitairo.

Cómo llegar a la Ruta de los Dragos de Buracas

La Ruta de los Dragos es un tramo del sendero de Gran Recorrido GR-130, y comienza en Las Tricias. La mejor forma de llegar es en coche, ya que te permite total libertad para moverte por la isla, aunque en este caso también puedes llegar en autobús o con una excursión.

Si vas en coche, puedes poner en Google Maps o el GPS del coche «Las Tricias» y te llevará hasta allí. Verás la oficina de información turística, donde comienza el sendero, junto a la iglesia y un bar, y allí hay también algunas plazas de aparcamiento (creo recordar que era gratuito -estuve en 2017).

Si no tienes carnet de conducir o te miedo hacerlo sola, puedes llegar hasta Las Tricias combinando dos autobuses. Primero tienes que tomar el 110, que sale de Los Llanos de Aridane y pasa por Tazacorte hasta Puntagorda, y allí cambiar al 120 hasta Las Tricias. Mira bien los horarios, ya que las frecuencias son bastante espaciadas.

Por qué no me gustó la Ruta de los Dragos de La Palma

Decidí hacer este sendero porque mucha gente me lo había recomendado. Entre otras cosas, porque esta parte entre Las Tricias y Buracas es donde se da la mayor concentración de dragos de las Islas Canarias.

La gente normalmente hace solamente la parte entre Las Tricias y Buracas, volviendo después a Las Tricias, pero yo seguí el GR-130 hasta Santo Domingo. Me encanta andar y pensé que como la ruta a Buracas es corta, combinarla con el último tramo del sendero podría ser interesante, pero lo cierto es que me llevé unas cuantas decepciones.

Perfil de la ruta de los Dragos
La Ruta de los Dragos es un tramo del GR-130. Fuente: senderosdelapalma.es

No hay tantos dragos como me imaginaba

Cuando comencé el sendero pensé que me adentraría en un bosque lleno de dragos milenarios, pero ese bosque que me había imaginado no existe. Es más, en la mayor parte del sendero, escasea la sombra. Pero ese es otro tema.

Imagino que al ser una planta de lento crecimiento y en peligro de extinción, es todo un logro que se conserven estos dragos y de ahí su popularidad. Sea como fuere, la verdad es que no había investigado mucho acerca del sendero, ni había mirado fotos, así que mi imaginación voló demasiado alto… y acabó por estrellarse.

Lo dicho: me llevé una decepción. Y además, no fue la única. No sólo el sendero no transcurre por un bosque, sino que además…

Parte de la Ruta de los Dragos es entre casas

Vale que me hiciera demasiadas expectativas con eso del bosque, ¿pero casas? Y no era una casa por aquí, otra más allá perdida en el campo… ¡Es que hay un momento en el que parece que estés en un pueblo!

Parte del sendero
El tramo de casas en una parte de la Ruta de los Dragos

¿Petroglifos?

En toda la zona de Buracas hay gente que vive en cuevas. Hoy en día son gente que quiere llevar una vida tranquila, alejada de la civilización, pero en tiempos pasados estas cuevas fueron ocupadas por las tribus benahoaritas.

Ellos eran los aborígenes de La Palma, quienes vivían en la isla antes de la conquista. Y es que antes de que los españoles llegaran a estas islas del Atlántico hubo pueblos que las ocuparon y dejaron constancia de ello a través de grabados en las rocas.

Buracas es uno de esos lugares en los que se pueden ver petroglifos, que son grabados antiguos en la roca, pero yo no vi ni rastro de ellos. Otra decepción. Así que después de estar un rato buscándolos, decidí seguir el GR-130 un trecho más, hasta Santo Domingo, a ver si me encontraba algo más prometedor, pero no fue así. Creo que, de hecho, solo fue a peor.

Señales del GR130
Los senderos de La Palma están muy bien señalizados. Aquí puedes ver las distancias de esta zona

¿Hay alguien ahí?

Como el tramo Buracas – Santo Domingo va cerca del mar, pensé que tendría vistas espectaculares a lo largo del sendero… Así que aquí vino una nueva decepción: no hubo supervistas. Además, la sombra brillaba por su ausencia, ya que tampoco hay bosque por aquí. Solo en las bajadas de los barrancos se aliviaba algo el calor sofocante, pero tras la bajada, llegaba siempre una subida. ¡Y qué duras se hacían al sol!

Creo que era la única realizando esta parte del sendero, ya que, aparte de no cruzarme a nadie desde Buracas, había tramos en los que se notaba que hacía tiempo no pasaba nadie (telarañas, hierbas altas…). Y para echarle más leña al fuego, algunos tramos se hacen por carretera. Aparte del peligro que conlleva eso, obviamente se pierde todo el encanto y la paz de la naturaleza en cuanto se acerca un coche. Los últimos 3 kilómetros son íntegramente por carretera y se hacen pesadísimos.

Lo que sí me gustó de la Ruta de los Dragos

No todo es blanco o negro y, como todo en la vida, esta ruta tiene matices y algunas cosas bonitas o que sorprenden de forma positiva. Por ejemplo, hubo un drago que me impresionó, a mitad del sendero, que es éste y debe tener cientos de años por su tamaño:

Un ejemplar de drago
En la foto no se aprecia su tamaño real. ¡Se puede pasar perfectamente bajo sus ramas!

En esa parte del sendero que digo que hay casas, te llegas a encontrar puestos de bisutería y libros en los que puedes comprar algo si se te antoja por un módico precio de, por ejemplo, 1€ el libro. Lo mejor es que se fían de los transeúntes y no hay tenderos en estos puestos, sino que están ahí, en mitad del camino.

Y como todo sufrimiento tiene su recompensa, el final de la ruta fue el pueblito de Santo Domingo. No lo encontrarás en ninguna lista de los pueblos más bonitos de España, pero tiene su encanto entre su Iglesia de La Luz y la colorida calle Anselmo Pérez de Brito.

Entonces, Ruta de los Dragos: ¿sí o no?

Si no tienes muchos días para visitar La Palma, te diría que no hagas la Ruta de los Dragos. Bajo mi punto de vista está sobrevalorada, así que no la recomiendo. Aún así, me parece razonable que si tienes algo de tiempo, y no es algo que puedas ver habitualmente, vayas a contemplar los dragos.

Eso sí, en este caso, no continúes el GR-130 en dirección a Santo Domingo, sino quédate solo en el tramo Las Tricias-Buracas. Si te da miedo ir sola, haz la excursión que te mencionaba más arriba, en la que harás el trek acompañada. Además, al ir con guía quizá puedas apreciar mejor los puntos de interés (y ver los petroglifos que yo no vi).

Los viajes, y sobre todo, las expectativas que nos creamos en torno a ellos, son así. Hay lugares que nos enamoran y otros que nos dejan frías. ¿Alguna vez te has llevado una buena decepción con un lugar?

Este post forma parte de la guía para viajar sola por España

Estela Gómez

Viajera y fundadora de #QuieroViajarSola. Desde que comencé a viajar sola en 2016 siempre tuve una inquietud: motivar a otras mujeres a viajar solas. Para ello, decidí crear este blog en 2018, en el que te cuento todos los viajes que he realizado en solitario en estos casi 8 años como viajera independiente y te doy consejos para que puedas organizar tu viaje por libre y disfrutar recorriendo el mundo en solitario.

Estela Gómez, blogger de viajes para mujeres

Por qué puedes confiar en #QuieroViajarSola

En estos 8 años viajando sola por todo el mundo he recorrido muchos países y destinos de los que puedo darte consejos en base a mi experiencia. Puedo recomendarte lugares para visitar, dormir, cómo moverte, etc., y eso es lo que encontrarás en cada artículo de este blog de viajes. Complemento la información con mis redes sociales, sobre todo Instagram, donde puedes ver casi en tiempo real los lugares por los que viajo sola cada vez que estoy en una nueva aventura.

Además, este blog ha sido galardonado en varias ocasiones (entre los premios recibidos está el Premio 20Blogs al Mejor Blog de Viajes en 2021) y he aparecido en numerosos medios de comunicación, tanto en España como en Latinoamérica (El País, La Sexta Noticias, ELLE Argentina, El Sol de México, Radio Marca…).

Código ético

Verás que en los posts del blog recomiendo hoteles, actividades, transportes y otros servicios y productos relacionados con viajar. Si haces clic en ellos, la web te redirigirá al sitio de cada empresa indicando que vas de mi parte y, en caso de que hagas una reserva o compra, yo me llevaré una pequeña comisión. Esto no afecta para nada al precio (es más, en algunos casos tendrás un descuento por leer mi blog), pero es importante para mi porque es la forma en la que tengo de mantener este blog y toda la comunidad en torno a #QuieroViajarSola. Son productos y servicios que yo misma utilizo en todos mis viajes, así que te los recomiendo porque los he probado, son de confianza y creo que pueden serte de utilidad a la hora de planificar tus viajes en solitario.

10 comentarios en «Por qué no me gustó la Ruta de los Dragos de Buracas»

  1. Jeje, visto lo visto, creo que lo que haré será ir directamente a Santo Domingo. Me encanta esa calle!!!!

    Un besote, Estela!!

    Responder
  2. Te quedaste en las puertas. Después de Santo Domingo, yendo por el camino real de la costa se accede a Drago Salvatierra, también es una circular , en El Palmar. Es aquí donde está el bosque de Dragos salvajes más importante de Canarias, sin embargo por lo que se ve apenas pasa gente, la vegetacion invade el camino. Lo cual me alegra. Te puedo asegurar que merece la pena el sendero que acaba subiendo por laurisilva. Primero sientes los dragos que si son centenarios y luego los ves desde la otra parte del barranco entre jaras y brezos. Unico y maravilloso paisaje

    Responder
  3. Hola, yo acabo de hacer la ruta y me ha resultado muy bonita, precisamente porque están intercalados los dragos con las casitas. Los petroglifos están en el lateral izquierdo de la cueva de Buracas; siento que no hayas podido encontrar esta zona.

    Responder
  4. Hola Estela,

    mi experiencia ha sido totalmente distinta.
    Tras acercarnos a la oficina de información turística de Las Tricias, aunque hubiéramos revisado la ruta y google maps nosotras, preguntamos.
    Cierto es, que mi amiga y yo tuvimos algún que otro momento de dudar entre qué sendero tomar, pero tras seguir las indicaciones revisando las piedras para ver las marcas de la GR, pensar y tener en cuenta nuestra ubicación en todo momento, en la ruta hemos visto: 1 gran Drago, algunos más pequeños repartidos por la ruta, hasta llegar a esa zona que dices que parece un pueblo, que aparecieron más.
    Si hubieras seguido el cartel que indica Buracas ( en esa parte ya hay 2, en madera, pintados en colores), hubieras llegado a las casas de Buracas y hubieras descubierto esos petroglifos que dices que no había ni rastro.
    La subida posterior no era complicada pero si algo empinada, hasta regresar a Las Tricias, que es desde donde partimos.

    Qué pena que no se cumplieran tus expectativas, porque además el mar lo fuimos viendo todo el rato.

    Un saludo!
    Mumu.

    Responder
    • Hola Mumu,
      Me alegro de que a vosotras os haya gustado. El gran drago sí lo vi (está en las fotos), pero como indico en el texto, esperaba que estuviera todo lleno de dragos y no había tantos.
      Quizá ahora lo hayan señalizado mejor, ya han pasado varios años desde que estuve.
      Seguid disfrutando de la isla, que es una maravilla.

      Responder
  5. Opino lo mismo que tú, me sentí un poco igual, si en el drago que pones enla foto o en el molino te das la vuelta has visto todo.

    Responder
    • Hola,
      Los lugares no siempre cumplen nuestras expectativas. Forma parte de la aventura de viajar.
      Gracias por compartir tu opinión y saludos.

      Responder

Deja un comentario