Ibiza es sinónimo de fiesta, sol y playa, pero ¿y si te dijera que no siempre es así? Si la visitas fuera de los meses de verano es un oasis de tranquilidad y podrás conocer los lugares naturales y culturales de la isla sin agobios ni masificación. ¡Espero animarte a viajar sola a Ibiza fuera de temporada con este post! 

Viajar sola a Ibiza
¡Te animo a viajar sola a Ibiza fuera de temporada!

5 razones para viajar sola a Ibiza fuera de temporada

Viajé sola a Ibiza hace ya dos inviernos, aprovechando un vuelo barato de fin de semana. Aunque tuve un contratiempo con el alquiler del coche, en general fue un fin de semana muy tranquilo, en el que pude recorrer toda la isla con libertad y sin agobios de masas turísticas. 

Me encantó descubrir que es una isla muy verde y con unas playas preciosas. Hay muchos planes por hacer, incluso fuera de temporada, así que si te apetece desconectar, pasar tiempo contigo misma y estar, literalmente, a tu bola, te recomiendo viajar sola a Ibiza. Aquí te dejo 5 razones por las que creo que deberías hacerlo: 

  1. Tendrás la isla (casi) para ti. Al ir fuera de la temporada alta no encontrarás a los miles de turistas que visitan Ibiza en el verano abarrotando playas, carreteras, restaurantes, etc.
  2. Tendrás un mayor contacto con la gente local. La gente con la que te cruces será en su mayoría residente de la isla, por lo que te resultará más fácil observar su manera de vivir, conocer sus costumbres y hablar con ellos. 
  3. Suele hacer buen tiempo. El verano en Ibiza es sinónimo de sol y calor, pero si la visitas el resto del año tienes la ventaja de tener unas temperaturas más agradables para recorrer los diferentes lugares de interés de la isla. 
  4. Es más seguro. Durante los meses de verano se producen muchos robos debido a que el perfil de la gente que veranea en Ibiza es de un alto poder adquisitivo. Además, durante el verano se producen más agresiones sexuales, relacionadas principalmente con el ocio nocturno y el consumo de alcohol y drogas. El resto del año, sin embargo, la isla está muy tranquila, ya que no hay una gran afluencia de turistas que atraiga a los delincuentes. 
  5. Todo está muchísimo más barato que en verano. Ibiza en verano está abarrotada y ha llegado un punto en el que todo el mundo intenta sacar tajada. El pasado verano una de las noticias más comentadas fue el alquiler de un colchón para dormir en una furgoneta por 4.500 euros al mes. No solo el alojamiento se encarece, sino también los restaurantes o el alquiler de coche.

Cómo llegar a Ibiza

Precisamente el transporte tiene mucho que ver con el último punto, y es que viajar sola a Ibiza es infinitamente más caro en verano que el resto del año. Para empezar, durante la temporada baja podrás encontrar vuelos muy baratos a Ibiza desde otros destinos españoles y europeos (por ejemplo, hay vuelos desde Barcelona por unos 30 euros ida y vuelta en febrero o marzo).

Al tratarse de una isla, podrás llegar en avión o en ferry, aunque la manera más económica, rápida y sencilla es la primera. Como te digo, hay muchas ofertas de vuelos en temporada baja, así que solo es cuestión de conocer cómo encontrar vuelos baratos y comparar precios

La isla solo tiene un aeropuerto, hacia el sur de la ciudad de Ibiza. Si te quedas en Ibiza ciudad, para llegar puedes tomar la línea 10 de autobús, que cuesta 3,50 euros y pasa cada 20 o 30 minutos. Ahora bien, ¿qué pasa si te quedas en otro lugar o quieres irte moviendo por la isla?

Alquilar un coche en Ibiza

Como suele ocurrir en todas las islas, no existe una extensa red de transporte público porque no hay una gran demanda. Así pues, lo mejor, y sobre todo en temporada baja, que incluso hay menos servicios que en verano, es alquilar un coche. De esta manera tendrás libertad para llegar a todos los rincones.

Viajando en temporada baja no tendrás problemas para encontrar aparcamiento en ningún lugar. Además, no hay atascos ni muchos coches en las carreteras, lo que se agradece si no estás muy acostumbrada a conducir. Las carreteras están en buen estado, aunque la mayoría son de doble sentido, por lo que te aconsejo respetar siempre la velocidad y tener precaución a la hora de adelantar.

Al alquilar el coche te aconsejo reservar online y así solo tener que preocuparte de recoger el coche en el aeropuerto. Encontrarás las oficinas de todas las compañías en la zona de llegadas y no te llevará mucho tiempo completar el proceso porque en temporada baja no suele haber colas.

Necesitarás tu carnet de conducir en vigor, tu DNI y una tarjeta de crédito de la que te bloquearán una cantidad por si hubiera imprevistos que te devolverán al finalizar el alquiler. Allí te ofrecerán contratar algún que otro extra, como el GPS, pero te aconsejo no hacerlo porque suele ser caro y teniendo Google Maps realmente no lo necesitas. Con esta aplicación simplemente puedes buscar un lugar, dar a “cómo llegar” e iniciar la navegación. ¡Incluso sin conexión a internet te va guiando!

Haz clic aquí para alquilar un coche en Ibiza.

Viajar sola a Ibiza, Cala Comte
Alquilando coche tendrás la libertad de llegar a cualquier lugar a tu ritmo. En la foto, Cala Comte

Con quién reservar y con quién no

Como te decía más arriba, en mi viaje sola a Ibiza tuve un problema con el coche de alquiler. Había reservado un coche con Goldcar, una compañía que ofrece precios muy baratos en la web, pero que al ir a recoger el coche, te comienzan a añadir extras por todas partes sin previo aviso: que si seguro, que si carburante, que si te entregan el depósito lleno y por eso te cobran, etc.

En mi experiencia no fueron transparentes y me sentí obligada a tomar todos los extras al llegar allí por comentarios como “si no contratas el seguro más caro, al más mínimo roce ya te cargaríamos una cantidad mucho mayor…”, dando a entender que incluso si no hay roce, ellos te lo hacen en un momento para sacarte el dinero. 

Así pues, ¡ni se te ocurra reservar con ellos! Antes de alquilar un coche te recomiendo leer opiniones sobre las compañías y revisar bien todas las condiciones que te proponen. Con compañías serias (por ejemplo Sixt, Europcar, Avis) no suele haber problema, y aunque el alquiler sea más caro, es preferible pagar algo más y tener tranquilidad que andar con problemas nada más aterrices.

Existen muchas compañías de alquiler de coche, con muchos modelos y diferentes condiciones. Por tanto, lo que te recomiendo es utilizar una página que compare todas ellas y te muestre de forma clara qué estás contratando, como por ejemplo Autoeurope

Qué hacer al viajar sola a Ibiza

La isla de Ibiza tiene varios puntos de interés que podrás recorrer a tu aire y de una forma muy tranquila en temporada baja. Aquí te propongo un recorrido basado en un fin de semana, llegando un viernes por la noche y volviendo un domingo por la tarde-noche para aprovechar dos días casi completos.

Día 1: Las Dalias – Santa Eulária – Santa Gertrudis – Cala Comte – Es Vedrá

Mercadillo de Las Dalias

Te propongo comenzar el sábado visitando uno de los eventos más emblemáticos de la isla: el mercadillo hippie de Las Dalias. Es un mercadillo que se pone todos los sábados del año cerca del pueblo de San Carlos (hacia el norte de la isla) donde encontrar muchísimas cosas monísimas. Aquí puedes comprar ropa de estilo ibicenco, souvenirs, jabones, artesanías, etc. y a veces hay música en directo.

En temporada baja (noviembre a marzo) abre de 10 a 18 horas, horario que se extiende hasta las 20 horas el resto del año. Hay un aparcamiento al lado, por el cual en temporada baja no cobran ;). 

Viajar sola a Ibiza, Las Dalias
El mercadillo de Las Dalias es un imperdible en la isla

Santa Eulária

Después de pasear por el mercadillo, es hora de conocer un poco mejor la cultura ibicenca. Para ello te sugiero acercarte al pueblo de Santa Eulária, donde se halla el Puig de Missa. Se trata de una colina que guarda uno de los mejores ejemplos de arquitectura tradicional, con sus casas blancas y una iglesia fortificada del siglo XVI en lo alto. 

En esa colina se encuentra también el Museo Etnográfico, que se sitúa en una antigua casa de campesinos. De esta forma, muestra de una manera muy fiel cómo era la vida en la isla antiguamente, desde las costumbres en las casas a los utensilios utilizados en el campo o la vestimenta de la gente. ¡Merece la pena!

No recuerdo el precio, pero era barato. El horario es de martes a sábado de 10 a 14 horas, mientras que el domingo solo abre de 11 a 13:30. Tenlo en cuenta para planificar la ruta por la isla. 

Viajar sola a Ibiza, Museo  Etnográfico
En el Museo Etnográfico descubrirás cómo era la vida antes del turismo

Santa Gertrudis de Fruitera

Para almorzar, y como pilla de paso de camino al siguiente punto, te recomiendo parar en Santa Gertrudis de Fruitera. Está en el centro de la isla y es un pueblo conocido por sus restaurantes. Hay también algunas tiendas monas para echar un vistazo. 

Playas de Cala Comte

Como después de comer dan ganas de relajarse e incluso echar una siesta, ¿qué tal ir a una preciosa playa a descansar? En la zona suroeste de la isla se encuentran las Playas de Cala Comte y es uno de los lugares más bonitos que puedes ver en Ibiza. 

Al viajar en temporada baja probablemente el agua esté fría, pero tendrás las calas prácticamente para ti para pasear, contemplar el paisaje, leer, hacer yoga o lo que sea que te apetezca. 

Atardecer en Es Vedrá

Para acabar el día, el mejor plan es sin duda ir a ver el atardecer en otro de esos paisajes ibicencos que te dejan con la boca abierta. Es Vedrá es un peñón en el mar junto a la costa sur de la isla y es tan enigmático que no faltan las teorías que hablan de energías y fuerzas de la naturaleza relacionadas con él. 

Para ver el atardecer desde la costa, la mejor zona es la de la torre del Pirata. Si lo buscas en Google Maps lo encontrarás sin problemas. Ahora bien, para aparcar debes salir de la carretera en Cala d’Hort, tomar el camino hasta la curva y aparcar donde veas un hueco. Aquí puedes ver cómo llegar desde Cala Comte

Una vez aparques, solo tienes que seguir el camino recto hacia el mirador (no hace falta subir a la torre para ver las vistas). Aunque suene complicado, en realidad no tiene pérdida, ya que incluso en temporada baja hay mucha gente que viene a ver el espectáculo del sol escondiéndose tras el peñón.

Viajar sola a Ibiza, Es Vedrá
¿Qué mejor manera que acabar un día en Ibiza que viendo este impresionante atardecer?

Día 2: Dalt Vila – San Juan – Ses Salines – Sa Caleta

Dalt Vila – centro histórico de Ibiza

Para comenzar el domingo, te propongo dar una vuelta por Dalt Vila, que es el centro histórico de la ciudad de Ibiza. Está amurallado y muy bien conservado, lo que le ha valido el título de Patrimonio de la Humanidad

Para disfrutar del recorrido es imprescindible pasear por sus murallas, pasar por el Portal de Ses Taules e ir subiendo poco a poco por sus callejuelas hasta la zona alta, donde están la Catedral y el antiguo Castillo. Tampoco te pierdas las vistas desde el baluarte de Santa Lucía. ¡Son muy bonitas!

¿Quieres conocer todos los secretos que encierran las murallas de Dalt Vila? Quizá te interese realizar un tour guiado por la ciudad.

Viajar sola a Ibiza, Dalt Vila
El centro histórico de Ibiza se llama Dalt Vila y es muy agradable para pasear

Mercadillo de San Juan

Tras ver Ibiza, te propongo ahora ir hasta el norte de la isla para disfrutar de otro mercadillo: el de San Juan. Allí encontrarás muchos puestos que también están en Las Dalias, pero hay una diferencia, y es que éste, además de ser más pequeño y estar en mitad del pueblo, está frecuentado por la gente local. También suele haber música en vivo y cuando mejor se pone es a partir de las 12 del mediodía. 

El resto de planes del día están en el sur de la isla, por lo que hay que volver, pero en lugar de hacerlo por el camino rápido (30 minutos por el centro de la isla), te propongo ir por la costa parando en calas como San Vicente o Cala Llonga. 

Parque Natural Ses Salines

La siguiente parada de la ruta es el Parque Natural de Ses Salines, una zona protegida con salinas donde verás lagunas de diferentes colores producto del proceso de recolección de sal marina. Allí hay una también una punta natural con playas increíbles, como Ses Salines y des Cavallet. 

De igual forma que ocurre en Cala Comte, quizá el agua esté muy fría para un baño, pero puedes disfrutar las playas para pasear, realizar alguna actividad o simplemente dejarte impresionar por el color turquesa del agua. 

Viajar sola a Ibiza, des Cavallet
Una de las playas con las aguas más cristalinas de España es ésta, la de des Cavallet

Ruinas de Sa Caleta y cala Es Bol Nou

Para finalizar, antes de dirigirte al aeropuerto, te propongo hacer una última parada junto a éste. Se trata de la cala de Es Bol Nou, una pequeña playa junto a unos bonitos acantilados (no muy grandes), que esconde en sus cercanías un yacimiento arqueológico. 

Se trata de las ruinas de un poblado fenicio, que fue el primer asentamiento humano en la isla en el 650 a.C. Desde aquí tenían unas vistas privilegiadas de la costa, igual que las tendrás tú también al dar un paseo por los caminos de la zona. Junto a la zona arqueológica también encontrarás varios búnkers de la Guerra Civil. 

Como ves, el recorrido te lleva de una punta a la otra de la isla ambos días, lo cual no parece muy lógico, pero tiene una explicación: los horarios. Por ejemplo, el mercado de Las Dalias solo se pone los sábados, y si quieres ver el atardecer en Es Vedrá, tendrás que ir el sábado, ya que es el único atardecer al que te daría tiempo a llegar (a no ser que tu vuelo el domingo saliera en la noche del domingo).

De todos modos, es una referencia. ¡Te animo a que explores más allá de lo que te propongo y disfrutes la isla a tu manera!

Dónde dormir en Ibiza

Para terminar con esta guía para viajar sola a Ibiza me gustaría hablarte del alojamiento. Al ir en temporada baja encontrarás muchas cosas cerradas, como restaurantes y hoteles, sobre todo en las zonas más turísticas, como Santa Eulária y Sant Antoni. 

Por ello, y para no aburrirte por la noche, te recomiendo quedarte en Ibiza capital. De esta manera, además, tendrás un punto base bastante céntrico y bien comunicado para moverte de un lado para otro. Eso sí, en Ibiza no hay hostels (por extraño que parezca), así que el alojamiento, incluso en temporada baja, te saldrá algo caro, y es que una de las desventajas de viajar sola es no tener con quién compartir una habitación de hotel. 

Haz clic aquí para reservar tu alojamiento en Ibiza.

¡Espero que te hayan entrado ganas de viajar sola a Ibiza! Desde luego la isla no es la misma en verano que el resto del año, así que si buscas tranquilidad, pasar tiempo contigo misma y descubrir la parte más local y auténtica del destino, ir fuera de temporada es todo un acierto. 

¿Necesitas información para viajar por España? Entonces no te pierdas el resto de artículos: 

    •  

Estela Gómez

Viajera, fundadora de #QuieroViajarSola y travel blogger en Viajes e ideas. En 2016 agarré una mochila y me fui de viaje sola por primera vez a recorrer Sudamérica durante 6 meses y, desde entonces, quiero que todas las mujeres viajen solas porque es una de las mejores experiencias que se pueden tener en la vida.


Prepárate para viajar a Ibiza

Transportes
Compara los precios de los vuelos a Ibiza con Skyscanner
Alquila un coche para moverte por Ibiza con Autoeurope

Alojamiento
Reserva tu alojamiento en Ibiza a través de Booking

Actividades
Reserva tus tours en Ibiza con Civitatis o Get your guide

Seguro de viajes
Contrata tu seguro de viaje a España con Mondo y llévate un 5% de descuento


Código ético: en este post existen algunos enlaces de afiliado, lo que significa que, si haces una reserva o contratas un producto o servicio a través de estos links, me llevo una pequeña comisión. En ningún caso pagarás de más y yo podré seguir manteniendo esta comunidad. Si te lo recomiendo es porque lo he probado, lo utilizo habitualmente y creo que puede serte útil para planificar tu viaje en solitario.

Deja una respuesta

Siguiente entradaLeer más artículos