Viajar sola a Alicante: qué ver en una escapada

He estado en Alicante varias veces y la última ha sido este verano, como punto final a mi viaje en solitario por la Comunidad Valenciana. Es una ciudad de tamaño mediano, por lo que se puede ver en un día y es perfecta para hacer una escapada en cualquier época del año. Te cuento cómo es viajar sola a Alicante y qué ver en esta ciudad a orillas del mar Mediterráneo.

Viajar sola a Alicante
Te traigo una pequeña guía para viajar sola a Alicante

Cómo es viajar sola a Alicante

Normalmente asociamos la costa levantina con el turismo de sol y playa y, aunque se sitúe junto al mar, no es exactamente el caso de Alicante. Yo lo veo más como un destino cultural que playero, y es que más allá de la playa del Postiguet, cuenta con historia, monumentos y tradiciones de interés que hacen que sea un destino perfecto para visitar durante todo el año.

Como te decía, he viajado a Alicante en varias ocasiones, pero nunca lo había hecho sola hasta este verano. Dediqué un día de mi viaje por la Comunidad Valenciana a recorrer sus calles, visitando aquellos lugares que no había tenido ocasión de conocer y observando la ciudad de otra manera. Y es que cuando viajas sola prestas mucha más atención a todo lo que te rodea.

Alicante es en general una ciudad segura y tranquila, aunque el centro esté lleno de turistas por los cruceros que llegan al puerto cada día. Creo que eso le da un toque internacional, pero Alicante aún conserva zonas donde el tiempo parece haberse detenido años atrás, como el barrio de Santa Cruz.

Otra de las cosas positivas de viajar sola a Alicante es su tamaño. Es una ciudad mediana, con algo más de 300.000 habitantes, por lo que es muy manejable en el sentido de que todo queda relativamente cerca. Podrás visitar los principales puntos de interés caminando y en un día podrás haber visto los lugares más importantes de la ciudad.

Viajar sola a Alicante, vista ciudad
Vista de Alicante desde su castillo

Qué ver en Alicante

Alicante se sitúa junto al mar Mediterráneo y, aunque tiene playa, quizá no sea lo más característico de esta ciudad. Su parte antigua, su castillo o su paseo marítimo son algunos de los lugares que no te puedes perder al visitarla, como te cuento a continuación. Si no quieres perderte ninguna curiosidad ni los detalles de la historia de la capital alicantina, puedes unirte a un free tour para recorrer los lugares más emblemáticos del centro.

Castillo de Santa Bárbara

Uno de los iconos de Alicante es el Castillo de Santa Bárbara. Situado en lo alto del monte Benacatil, junto al mar y en mitad de la ciudad, posee unas vistas fantásticas de toda la bahía y las sierras del interior de la provincia.

Para subir hasta la fortaleza hay varias maneras de hacerlo. La más cómoda seguramente sea el ascensor situado frente a la playa del Postiguet, al que se accede después de adentrarse dentro de la montaña por un largo túnel, aunque por lo que vi en mi último viaje, se encuentra cerrado por el Covid-19.

Como alternativa, puedes subir en coche por la carretera de acceso al castillo que comienza en la avenida Vázquez de Mella, en la parte trasera del castillo, o caminando. Para ello puedes seguir la misma ruta que los coches o seguir el acceso desde el Parque de la Ereta.

Dentro del castillo de Santa Bárbara se pueden visitar varias zonas diferentes, donde se pueden apreciar las construcciones de las diferentes épocas de la fortaleza. La parte más antigua es la de la torre del Homenaje, del siglo XIV, y la más moderna, los espacios inferiores, del siglo XVIII. Para conocerlo mejor, puedes hacer un free tour por el castillo.

La entrada es completamente gratuita y, además de vistas, en la fortaleza suele haber exposiciones (también gratuitas). Pero ojo, porque con la pandemia es necesario reservar cita previa si piensas visitar la zona monumental.

Viajar sola a Alicante, castillo de Santa Bárbara
Zona monumental del castillo de Santa Bárbara

Barrio de Santa Cruz

En la ladera del monte Benacatil, bajo la mirada del castillo, se ubica uno de los lugares de moda que ver en Alicante. Se trata del barrio de Santa Cruz, un laberinto de callejuelas con casas bajas y repletas de flores. Es el barrio más antiguo de la ciudad y ahora también uno de los más fotografiados.

Desde la plaza del Carmen podrás seguir las indicaciones del recorrido que sube hasta la ermita de Santa Cruz, en la parte alta del barrio, pasando por las calles más bonitas. No dejes de leer los poemas que hay colgados en las fachadas ni de admirar las coloridas decoraciones de las casas, así como de asomarte a los miradores para tener unas bonitas vistas de todo Alicante.

Viajar sola a Alicante, barrio de Santa Cruz
Paseando por el barrio de Santa Cruz

Concatedral de San Nicolás de Bari

Bajando del barrio de Santa Cruz, en pleno centro de la ciudad te toparás con la Catedral, escondida entre edificios. Aunque para visitar muchas iglesias y templos en España haya que pagar, en el caso de la Catedral de Alicante la entrada es libre y gratuita.

No tiene grandes decoraciones, pero es muy luminosa, ya que la piedra blanca le da un aspecto limpio y de amplitud. Destacan el órgano y el pequeño claustro que hay en uno de sus costados. Por cierto, es Concatedral porque comparte la sede catedralicia con la Catedral de Orihuela.

Viajar sola a Alicante, catedral
Interior de la Concatedral de Alicante

Ayuntamiento de Alicante

Una de las sorpresas que me llevé en uno de mis viajes a Alicante fue que por las mañanas se puede visitar el ayuntamiento de Alicante gratis. Las puertas están abiertas y puedes subir tranquilamente a ver las instalaciones, como el Salón Azul, donde están los retratos de todos los alcaldes y alcaldesas de la ciudad, o el Salón de Plenos.

Entre las cosas más curiosas de este ayuntamiento está la cota cero, que es el punto que indica que Alicante está al nivel del mar y desde el que se mide la altitud a la que se sitúan el resto de ciudades y pueblos en España.

Por fuera el edificio es muy llamativo, ya que tiene dos torres con la particularidad de que solo en una de ellas hay un reloj. Justo al lado del ayuntamiento se encuentran las ruinas de la ciudad medieval que también pueden visitarse.

Calle San Francisco

Otro de los lugares que ver en Alicante también se sitúa en el centro de la ciudad y es un ejemplo de recuperación del espacio. Se trata de la calle San Francisco, que se conoce popularmente como la calle de las Setas. ¿Por qué? ¡Por su curiosa decoración!

Hace unos años esta calle estaba muy degradada y era uno de los puntos más inseguros de la ciudad. Para solucionar el problema, el ayuntamiento decidió tomar medidas y peatonalizar la calle para atraer nuevos comercios. Cuando se instalaron estas grandes setas que le dan un aspecto de cuento ocurrió el milagro: la calle atrajo la atención de los turistas y los instagrammers, convirtiéndose en una de las visitadas de la ciudad.

Viajar sola a Alicante, calle de las Setas
La curiosa calle de las Setas

Museo de las Hogueras de Alicante

Seguro que conoces las Fallas de Valencia, pero ¿sabías que en Alicante hay una fiesta similar? Se llaman Fogueres (Hogueras) y tienen lugar en las Fiestas de San Juan, con motivo de la noche más corta del año. Son las fiestas oficiales de la ciudad y además son Fiesta de Interés Turístico Internacional. ¡Dicen que incluso son más antiguas que las Fallas!

Estas creaciones de cartón piedra se exhiben en las calles durante las fiestas hasta la cremá, momento cumbre cuando se comienzan a quemar a las 0:00 del día 24 de junio. Igual que en las Fallas, hay ninots indultados (las maquetas que se salvan de la quema) y estos se muestran en este Museo de Fogueres, donde se repasa también la historia de estas fiestas. Está en el centro de la ciudad y la entrada es gratuita.

Viajar sola a Alicante, museo de las Hogueras
La tradición de San Juan es conocida como la fiesta de las Hogueras

Playa del Postiguet

Si vas a viajar sola a Alicante en verano seguramente te apetezca darte un chapuzón para olvidarte del calor. Si es así, puedes acudir a la playa del Postiguet, la principal playa de la ciudad. Se ubica junto al casco histórico, a los pies del castillo de Santa Bárbara, y tiene casi un kilómetro de longitud. Es una playa de arena fina y cuenta con todos los servicios (socorrismo, alquiler de hamacas y sombrillas, baños, chiringuitos…).

Puerto y paseo marítimo de Alicante

Junto a la playa del Postiguet comienza el puerto de Alicante. No dejes de pasear por allí para disfrutar de las vistas al mar y contemplar la cantidad de barcos recreativos aparcados en su marina. Además, en su largo muelle encontrarás hoteles, restaurantes, zona de paseo e incluso museos, como el de la Ocean Race, una famosa carrera de vela que da la vuelta al mundo y cuyo puerto de salida es Alicante.

Desde allí y en dirección sur podrás pasear por el paseo marítimo de la ciudad. Está muy cuidado y repleto de terrazas para tomar algo. Además, en la zona del parque de Canalejas podrás ver varios ficus monumentales, unos árboles enormes y preciosos que, aunque parezcan muy antiguos, en realidad tienen entre 50 y 100 años de edad.

Viajar sola a Alicante, ficus monumental
Uno de los impresionantes ficus monumentales que hay en el paseo marítimo de Alicante

El Palmeral del Alicante

En la provincia de Alicante se dan bastantes palmerales, que son, en definitiva, parques de palmeras. Respecto al Palmeral de Alicante, éste se sitúa a las afueras de la ciudad, frente al mar, y aunque ahora es un bonito parque, estuvo a punto de desaparecer por el crecimiento de la industria y el abandono.

En 1997 se recuperó y se abrió al público, conservando unas 2.000 palmeras y construyendo lagos artificiales que lo convierten en un lugar agradable para pasear o hacer deporte. Está algo retirado del centro, pero podrás llegar en los autobuses urbanos C6, 1 y 27.

Cómo llegar a Alicante

Seguro que con tantas cosas que ver en Alicante ya te he convencido para que prepares tu escapada y quizá te preguntes cuál es la mejor manera para viajar hasta la ciudad levantina. Pues bien, siendo capital de provincia y destino costero, lo cierto es que Alicante está muy bien conectada, tanto con los destinos cercanos como con otras grandes ciudades españolas e internacionales.

Cómo llegar a Alicante en avión

Una de las maneras más rápidas para llegar a Alicante es tomar el avión. Su aeropuerto es uno de los que reciben un mayor volumen de tráfico en España, sobre todo en la temporada de verano. Es una opción muy conveniente para quienes viajan desde destinos alejados, como Madrid, Barcelona, Bilbao o Santiago de Compostela. También recibe muchos vuelos internacionales, sobre todo desde destinos europeos como Londres, Milán, Berlín, Marsella o Ámsterdam. Puedes comparar aquí los horarios y precios de los vuelos.

El aeropuerto de Alicante se sitúa a unos 10 kilómetros al sur de la ciudad, así que no tardarás demasiado en llegar a tu destino una vez aterrices. Para ir directamente a tu alojamiento puedes pedir un taxi o contratar un traslado, alquilar un coche, o si prefieres una alternativa más económica, puedes viajar en autobús. La línea C6 o Aerobus conecta el aeropuerto con el centro de la ciudad todos los días del año cada 20 minutos. Cada trayecto cuesta 3,85€ y tarda una media hora.

Quizá te interese leer mi post con consejos para encontrar vuelos baratos.

Cómo llegar a Alicante en tren

Otra opción rápida para viajar sola a Alicante es tomar el tren. Alicante cuenta con estación de tren junto al centro de la ciudad y recibe trenes de alta velocidad y media distancia desde otras ciudades españolas, como Madrid, Albacete o Valencia.

Si ya estás por la zona, entonces puedes moverte con el Tram Alicante. Se trata de una línea ferroviaria que conecta la ciudad con Denia (en el norte de la provincia) pasando por los principales pueblos y destinos turísticos, como Benidorm, Altea o Calpe. En este caso, la principal parada de la ciudad es Luceros, también muy céntrica. Aquí puedes ver los horarios.

Qué ver en Altea, Tram Alicante
El Tram Alicante conecta la ciudad con la costa norte de la provincia

Cómo llegar a Alicante por carretera

En caso de que te muevas en transporte público, también tienes la opción de llegar a Alicante en autobús desde otras ciudades españolas y los destinos turísticos cercanos. ALSA conecta la ciudad con los pueblos de la zona, así como con ciudades de otras regiones, igual que Avanza o Bilman. Aquí puedes reservar tu billete. Además, puedes incluso llegar en autobús desde destinos europeos a través de Flixbus.

Ahora bien, si prefieres viajar con tu coche o planeas alquilar uno para moverte libremente por la zona, no tienes más que seguir la autopista AP7 si viajas desde cualquier punto de la zona mediterránea o la A31 si lo haces desde el interior de la península.

Cómo llegar a Alicante por mar

Por último, tratándose de una ciudad costera también existe la posibilidad de viajar sola a Alicante a bordo de un barco, y no de un barco cualquiera. Cada vez son más los barcos de gran calado que hacen escala en el puerto de la ciudad, así que si te planteas hacer un crucero por el Mediterráneo, mira que tengan Alicante incluido en su ruta.

Dónde dormir en Alicante

Alicante es una ciudad con bastante turismo gracias a situarse en la Costa Blanca y ser un destino que combina la playa con la cultura y la historia. Por ello no te resultará difícil encontrar alojamientos en la ciudad, aunque te recomiendo que busques en el centro, pues es más conveniente para visitar todos los lugares que te mencionaba más arriba y estar cerca de los transportes.

En mi último viaje sola a Alicante no me quedé a dormir, pues lo visité durante el día, pero aquí te dejo algunas opciones que he encontrado en Booking bien valoradas por otros turistas que también han viajado en solitario a la ciudad:

Para echar un ojo a otros alojamientos, haz clic aquí. Te dejo también una pequeña guía con consejos para elegir un hostel si nunca te has hospedado en este tipo de alojamientos.

Como ves no faltan las opciones para viajar sola a Alicante y pasar unos días muy completos, así que yo no dudaría en elegirlo como escapada para un fin de semana. Muchos de los lugares que ver en la ciudad son gratuitos y hay actividades para disfrutarla en cualquier época del año. ¿Te animas?

Estela Gómez

Viajera, fundadora de #QuieroViajarSola y travel blogger en Viajes e ideas. En 2016 agarré una mochila y me fui de viaje sola por primera vez a recorrer Sudamérica durante 6 meses y, desde entonces, quiero que todas las mujeres viajen solas porque es una de las mejores experiencias que se pueden tener en la vida.

Prepárate para viajar sola a España

Transportes
Compara los precios de los vuelos a España con Skyscanner
Reserva vuelos baratos en España con Vueling
Alquila un coche para moverte por España con Autoeurope
Viaja por España en autobús con Flixbus
Busca y compra tus billetes de autobús en España con Movelia

Alojamiento
Reserva tu alojamiento en España a través de Booking

Actividades
Reserva tus tours en España con Civitatis, Get your Guide o GuruWalk

Seguro de viajes
Contrata tu seguro de viaje a España con Mondo y llévate un 5% de descuento

Equipamiento
Compra tu equipamiento viajero en Amazon

Código ético: en este post existen algunos enlaces de afiliado, lo que significa que, si haces una reserva o contratas un producto o servicio a través de estos links (Booking, Civitatis, Amazon, Skyscanner, Mondo…), me llevo una pequeña comisión. En ningún caso pagarás de más y yo podré seguir manteniendo esta comunidad. Si te lo recomiendo es porque lo he probado, lo utilizo habitualmente y creo que puede serte útil para planificar tu viaje en solitario.

Deja un comentario