Hay paisajes que quitan el hipo. Otros, que emocionan. Los hay que te hacen frotarte los ojos para comprobar que no estás soñando… Y hay paisajes de recompensa, como los que vi haciendo la Ruta de los Volcanes de La Palma.

Éste es uno de los treks estrella de La Palma. 20 kilómetros de ruta sobre terreno volcánico que dejan imágenes grabadas en la retina difíciles de olvidar. Se camina por 7 volcanes incluidos en el Parque Natural de Cumbre Vieja, y forman algo así como la espina dorsal del sur de la isla.

De todos los treks que hice durante la semana que viajé sola a La Palma, he de reconocer que éste es el sendero que más respeto me daba. Son muchos kilómetros, un gran desnivel y ninguna sombra en pleno mes de junio. A todo esto se sumaba un problema logístico: la ruta es lineal, por lo que se deja el coche en un lugar, y hay que recorrer media isla de vuelta en otro medio de transporte para volver a por él.

Puede que te interese leer también mi post sobre realizar senderismo en solitario.

Viajar sola a La Palma, volcán Teneguía
Uno de los volcanes que se pueden ver en la Ruta de los Volcanes es el Teneguía, que entró en erupción en 1971

Cómo llegar a la Ruta de Los Volcanes

La Ruta de los Volcanes discurre por el sendero de Gran Recorrido GR-131 Etapa 3, que recorre el tramo entre el Refugio del Pilar y el Faro de Fuencaliente. En total son unos 24 kilómetros y puede hacerse en ambos sentidos, aunque lo más recomendable es comenzar en el Refugio del Pilar. De esta manera, aunque hay un tramo de subida al principio, la mayor parte de la ruta es de descenso. También hay una opción que es un pelín más corta, que es recorrer desde el refugio hasta Los Canarios (unos 17 kilómetros). 

Ruta de los Volcanes, mapa topográfico
Mapa de la Ruta de los Volcanes. Fuente: senderosdelapalma.es

Como te decía antes, la ruta es lineal, así que si te llevas tu coche, una vez termines la ruta en Fuencaliente o Los Canarios, tienes que volver de alguna manera al Refugio del Pilar a recogerlo. ¿Y qué pasa? Que no hay una ruta de transporte público para ir hasta allí. 

Afortunadamente, existe una opción desde Los Cancajos con la que no necesitas el coche. A la ida puedes tomar un transfer que sale todas las mañanas desde el centro de la localidad para llegar hasta el Refugio del Pilar y, una vez hayas terminado la ruta, ya sea desde Los Canarios o desde Fuencaliente puedes volver hasta Los Cancajos en autobús de línea.

Desde Los Canarios es fácil y además existen dos líneas: 200 y 201. Ahora bien, desde Fuencaliente es algo más enrevesado, ya que primero hay que tomar el autobús 23 hacia Los Canarios y desde allí tomar uno de los dos autobuses hacia Los Cancajos. 

En resumidas cuentas: 

  • Trayecto de ida: transfer desde Los Cancajos hasta el Refugio del Pilar
  • Senderismo por la Ruta de Los Volcanes
  • Trayecto de vuelta:
    • Desde Los Canarios, autobús 200 o 201 para volver a Los Cancajos
    • Desde Fuencaliente, primero autobús 23 a Los Canarios, y después autobús 200 o 201 hacia Los Cancajos

Recorrido de la Ruta de los Volcanes

Debido a que es una ruta dura y larga, y que desde Fuencaliente no hay transporte directo hasta Los Cancajos, mi recomendación es dividir la ruta en dos partes (es lo que yo hice). Un día puedes hacer la ruta entre el Refugio del Pilar y Los Canarios, y otro día entre Los Canarios y Fuencaliente. Más abajo te cuento cómo hacer esta última parte, pero ahora voy a contarte cómo es el recorrido del primer tramo de la Ruta de Los Volcanes.

El transfer me recogió en Los Cancajos sobre las 8 y media de la mañana y más o menos una media hora después llegamos al Refugio del Pilar. Es una zona de picnic y al fondo encontrarás el cartel informativo de la ruta y el sendero.

Al principio, el camino es siempre cuesta arriba. La primera parte no se hace demasiado difícil porque el camino va entre bosques y hay sombra, lo cual se agradece en días de calor. Cuando se comienza a sufrir un poco es una vez se acaba este tramo porque empieza a pegar el sol de lleno.

El camino sube y sube y las vistas van siendo cada vez más espectaculares. Pese a que el sol se note mucho, el regalo para la vista hace que te olvides del sufrimiento. ¡Hubo un momento en el que tenía un mar de nubes bajo mis pies!

Más allá de las nubes

El camino sigue subiendo, y en un momento empecé a darme cuenta de que estaba en uno de los puntos más altos de la isla. A mi izquierda, y sobre el mar de nubes del Atlántico, podía ver el Teide, indicándome que ahí estaba Tenerife.

Más tarde llegué al cráter del Hoyo Negro, el primero de los volcanes de la ruta. Este cráter se puede observar perfectamente desde el sendero, que lo bordea y sigue su camino hacia arriba. Porque sí, después de unas dos horas el sendero sigue subiendo aún, hasta llegar al punto que yo creo es el más crítico de todos: la cuesta de las Deseadas.

Ruta de los Volcanes, las Deseadas
Aunque no lo parezca, la cuesta de las Deseadas es muy exigente

Se trata de una subida que en realidad no es tan larga, pero sí con mucha pendiente y un terreno arenoso y resbaladizo. No hay sombra y cuando comencé a subir esta cuesta, que no aparentaba ser tan dura, empecé a acusar más y más el cansancio. Llevaba casi 2 horas caminando, cuesta arriba, bajo un sol abrasador (era junio) y casi a 2.000 metros de altitud. 

Esta ruta me daba respeto porque sabía que habría momentos en los que se me haría dura, y éste fue uno de ellos. Ahora bien, el esfuerzo mereció la pena y me olvidé del sufrimiento en cuanto llegué arriba y ví lo que ví.

Estaba en el punto más alto de la ruta y, desde allí arriba, toda la parte sur de la isla se extendía ante mí. A la izquierda seguía viendo el Teide sobre el mar de nubes del Atlántico y, además, ahora veía La Gomera y El Hierro también frente a mí. El paisaje era sobrecogedor y, a la vez, intrigante, desolador, mágico, precioso, desconcertante, de recompensa. 

Ruta de los Volcanes, vistas
Así se ve La Palma desde el punto más alto de la Ruta de los Volcanes

Descenso hasta Los Canarios

Ahora sí, comienza el descenso, aunque si la subida es complicada, la bajada tampoco te lo pone fácil. La pendiente es incluso mayor que en la parte anterior, por lo que hay que ir con mucho ojo para no caer rodando por toda la ladera del volcán.

Después de un rato se llega al siguiente punto de interés de la ruta: el Volcán de Martín. Para ver el cráter hay que caminar unos metros por un estrecho sendero, así que merece la pena desviarse un momento del sendero principal para ver esta maravilla. Al fondo, además se ven las siluetas de Tenerife y La Gomera.

El resto del sendero hasta Los Canarios transcurre de manera más sencilla. En un momento vuelve a entrar en una zona de bosque, por lo que se hace más llevadero al haber sombra. Después de llevar unas 5 horas caminando, la figura de un excursionista me dio la bienvenida al llegar a Los Canarios, así que decidí ir a por una cerveza mientras se hacía la hora del autobús para celebrar que había completado los 17 kilómetros de la Ruta de los Volcanes que tanto respeto me daba. 

Ruta de los Volcanes, volcán Martín
Uno de los paisajes más bonitos de la ruta, el volcán de Martín con las siluetas de Tenerife y La Gomera de fondo

De Los Canarios hasta el Faro de Fuencaliente

Como te decía antes, la Ruta de los Volcanes recorre el tramo del sendero GR-131 entre el Refugio del Pilar y el Faro de Fuencaliente. Si al llegar a Los Canarios te ves con fuerzas puedes seguir y completarla del tirón, son unos 7 kilómetros más y todo de bajada. Eso sí, recuerda que desde Fuencaliente no hay autobús directo a Los Cancajos y tendrías que volver primero hasta Los Canarios.

Otra opción es terminar en Los Canarios y dejar el último tramo para otro día. En este caso sí puedes llegar hasta Los Canarios en coche. Puedes aparcar en la entrada del centro de visitantes, en la calle, sin entrar al parking (porque ahí te cobran si no recuerdo mal) y después, cuando hayas terminado la ruta, tomar el autobús 23 que te lleva de vuelta a Los Canarios. Para muy cerca del centro de visitantes, así que la combinación es perfecta. 

La parte entre Los Canarios y el Faro de Fuencaliente es de descenso, y es una buena ruta porque se pasa por varios lugares de interés. En la primera parte verás unas bonitas vistas de los viñedos de uva malvasía, que hace tan famosos los vinos canarios. Después se pasa por el Volcán Teneguía, que erupcionó en los años 70, dejando un paisaje desolador a su alrededor. Ya más abajo, se divisa el Faro de Fuencaliente con las Salinas, aportando un toque de color entre los tonos oscuros de los volcanes y el azul del océano y el cielo.

Viajar sola a La Palma, salinas de Fuencaliente
Las salinas de Fuencaliente forman uno de los paisajes más curiosos de La Palma

Allí puedes hacer un pequeño recorrido en el que se explica el proceso de obtención de la sal y además hay un restaurante muy rico y no muy caro, el Jardín de la Sal, donde puedes celebrar que has completado la Ruta de los Volcanes. ¡Enhorabuena!

Si te gusta el senderismo y contemplar paisajes de otro mundo, estoy segura de que esta ruta te va a gustar. Eso sí, es una de las rutas más exigentes de La Palma, así que no olvides prepararte bien para el sol, llevar calzado y ropa adecuados, llevar mucho agua y el almuerzo (no hay donde comprar en el camino) y batería en el móvil para saber dónde estás y poder llamar en caso de emergencia.

En caso de necesitar más información sobre La Palma y España, echa un vistazo al resto de artículos:

Estela Gómez

Viajera, fundadora de #QuieroViajarSola y travel blogger en Viajes e ideas. En 2016 agarré una mochila y me fui de viaje sola por primera vez a recorrer Sudamérica durante 6 meses y, desde entonces, quiero que todas las mujeres viajen solas porque es una de las mejores experiencias que se pueden tener en la vida.


Prepárate para viajar a La Palma

Transportes
Compara los precios de los vuelos a La Palma con Skyscanner
Alquila un coche para moverte por La Palma con Autoeurope

Alojamiento
Reserva tu alojamiento en La Palma a través de Booking

Actividades
Reserva tus tours en La Palma con Civitatis

Seguro de viajes
Contrata tu seguro de viaje a España con Mondo y llévate un 5% de descuento


Código ético: en este post existen algunos enlaces de afiliado, lo que significa que, si haces una reserva o contratas un producto o servicio a través de estos links, me llevo una pequeña comisión. En ningún caso pagarás de más y yo podré seguir manteniendo esta comunidad. Si te lo recomiendo es porque lo he probado, lo utilizo habitualmente y creo que puede serte útil para planificar tu viaje en solitario.

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Luis

    Estela, gran descripción de la ruta y preciosas fotos. Yo voy a ir a La Palma en tres semanas y me apetecía hacer esa ruta pero mi forma física me da para, como mucho, llegar al Hoyo Negro. Voy cuatro días y tendré que optar, me temo, por picar un poco de cada ruta (Los Tilos, Roque de los Muchachos, Caldera de Taburiente…). Te seguiré leyendo. Saludos

    1. estelamgm

      ¡Gracias Luis! Espero que lo disfrutes mucho, La Palma tiene paisajes impresionantes 🙂

Deja una respuesta

Siguiente entradaLeer más artículos