5 lugares que ver en Coblenza (o Koblenz)

Alemania es una gran desconocida para la mayoría de viajeros. Es un extenso país con mucha historia, bonitos paisajes y ciudades con encanto, así que hoy te propongo viajar hasta una bonita ciudad que suele pasar desapercibida al organizar un viaje a este país. Te cuento qué ver en Coblenza, una ciudad ligada a sus ríos y su historia que pude conocer cuando vivía en Alemania.

Vista panorámica de Coblenza
Te cuento qué hacer en Coblenza y alrededores
Aquí tienes un descuento por leerme. Si reservas este servicio, me ayudas a mantener este proyecto. ¡Gracias!

5% descuento Holafly

Qué ver en Coblenza (o Koblenz)

Coblenza (Koblenz en alemán) es una pequeña ciudad de la región de Renania-Palatinado, en el oeste de Alemania. Se sitúa, por así decirlo, a medio camino entre Bonn y Frankfurt y es el lugar donde las aguas del río Mosela se funden con las del Rin. Este hecho dio origen a la ciudad, cuyo nombre deriva de la palabra del latín para indicar la confluencia de los ríos.

Debido a que no es muy extensa y los principales lugares se encuentran bastante cerca unos de otros, es una ciudad que puede visitarse con calma en un día. Excepto uno de ellos, todos los sitios de interés están en torno al centro de la ciudad y es fácil conocerlos todos desplazándote a pie (¡y en teleférico!).

Además, su cercanía a ciudades como Bonn, Colonia y Frankfurt hacen que sea ideal para visitarla desde cualquiera a modo de escapada, aunque también puede ser interesante pasar unos días recorriendo sus alrededores, pues es la puerta de entrada para conocer dos famosas regiones vinícolas del país: el Valle del Mosela y el Valle Superior del Medio Rin.

Te invito a leer también mi post sobre qué ver en Colonia.

Deutsches Eck

Un lugar imperdible que visitar en Coblenza es su monumento más importante: el Deutsches Eck. Debe su nombre al asentamiento de los caballeros de la Orden Teutónica en 1216 en este lugar y es conocido desde entonces como la «Esquina Alemana» (que es lo que significa Deutsches Eck). Se sitúa justamente en la confluencia de los ríos Mosela y Rin, por lo que hace una especie de triángulo que se adentra en las aguas.

En 1987 se construyó en este lugar el monumento en honor al emperador Guillermo I de Alemania, fallecido unos años antes y quien consiguió la reunificación de Alemania, pero fue completamente destruido en 1945, durante la II Guerra Mundial. Más tarde, en mayo de 1953, el presidente Theodor Heuss declaró el lugar como un monumento a la unidad alemana y se colocó una bandera alemana en el lugar donde antes estuvo la estatua del emperador.

Finalmente, en 1993 se construyó la réplica del monumento original en honor al emperador Guillermo I de Alemania gracias a la colaboración de algunos ciudadanos y empresarios de la ciudad. Con 37 metros de altura, es el monumento que podemos admirar hoy en día.

Monumento del Deutsches Eck
El Deutsches Eck visto desde el teleférico a la fortaleza

Ehrenbreitstein

Un lugar desde el que contemplar unas bonitas vistas sobre el Deutsches Eck (y sobre toda la ciudad) es la fortaleza Ehrenbreitstein. Se trata de la segunda fortaleza más grande y mejor conservada en Europa. El aspecto que posee hoy día data del año 1828, pero sus orígenes se remontan al siglo I D.C. Entre otras cosas, formó parte del sistema defensivo de Coblenza y fue utilizado por el ejército prusiano hasta 1918 para proteger el Valle Superior del Medio Rin.

En la fortaleza podrás pasar horas y horas visitando sus exposiciones. Cuando yo la visité había muestras sobre fotografía, gastronomía de la región, arqueología, acerca de Peter Joseph Lenné (diseñador de numerosos jardines palaciegos alemanes) y unas cuantas otras. Para subir hasta ella, pues está en lo alto de una colina al otro lado del río Rin, lo mejor es tomar el teleférico. Sale al lado del Deutsches Eck y se puede comprar un ticket combinado de teleférico ida y vuelta + entrada a la fortaleza (16,90€).

Fortaleza Ehrenbreitstein
La fortaleza vista desde el centro de la ciudad

Altstadt de Koblenz

De vuelta al Deutsches Eck, te sugiero ahora comenzar a explorar las calles del centro de la ciudad, pues uno de los lugares que tienes que ver en Koblenz es el Altstadt. Así se llama al centro histórico de las ciudades en alemán y está lleno de callejuelas con arquitectura típica de la región (aunque muchos edificios fueron destruidos en la guerra). Un rincón muy bonito es el de las 4 torres, donde encontrarás unas bonitas ventanas decoradas en los 4 edificios de la confluencia de las calles Marktstrasse, Altengraben, Löhrstrasse y Am Plan.

También encontrarás varias iglesias, como la Liebfrauenkirche con sus bonitas torres, y algunos antiguos edificios que nos dan una idea de cómo fue este lugar en el pasado. Como el Atlstadt es el corazón de la ciudad, siempre encontrarás gente por sus calles, comprando en las numerosas tiendas o disfrutando de los bares y restaurantes.

Casa antigua en el Altstadt
Una de las 4 casas de las 4 torres

Koblenz a orillas del Rin

Después, no dudes en dar un paseo por la orilla de los ríos. Junto a la orilla del Mosela verás algunos edificios históricos y los puentes que cruzan al barrio de enfrente. Mientras, desde la orilla del Rin tendrás una vista inmejorable de la fortaleza Ehrenbreitstein en lo alto de la colina al otro lado del río.

Caminando por allí podrás admirar edificios como el Preußisches Regierungsgebäude, el edificio en el que se encontraba el antiguo gobierno de Prusia para la región de Coblenza, o el Pegelhaus, donde se encuentra el reloj de Pegel que mide el nivel del río Rin. Aquí se pueden ver los máximos históricos que ha alcanzado el río, siendo el más importante el de la inundación de 1993, cuando se registró una altura de 949 centímetros y las aguas de los ríos anegaron gran parte del Altstadt.

Fachada del Palacio prusiano
El bonito edificio del Preußisches Regierungsgebäude

Castillo de Stolzenfels

El último lugar que te recomiendo ver en Coblenza no está en la zona más céntrica de la ciudad como todos los sitios que te acabo de mencionar, sino en la parte sur de la ciudad, en una colina boscosa. Se trata del Castillo de Stolzenfels, inaugurado en 1842 y construido sobre las ruinas de un castillo medieval.

Los valles del Mosela y del Medio Rin están repletos de antiguos castillos, muchos de ellos en lo alto de colinas desde los que observar increíbles vistas del río y el entorno que los rodea. De hecho, el Valle Superior del Medio Rin es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO por sus paisajes y su historia, quedando su legado en los viñedos y castillos de sus colinas.

Para visitar este lugar debes tener en cuenta que no abre todos los días durante gran parte del año y que incluso en diciembre y enero cierra. Por tanto, antes de ir, pásate por la oficina de turismo y pregunta si está abierto. La entrada cuesta 5 euros y la manera más fácil de llegar es en coche, pues hay un estacionamiento junto a él. Si no tienes coche, tienes el autobús de la línea 670 que te lleva hasta allí. La parada es Stolzenfels-Schlossweg y desde allí tendrás que caminar unos 20 minutos hasta el castillo.

Barco turístico por el Rin
Desde Koblenz puedes navegar para visitar los valles del Rin y el Mosela

Qué ver cerca de Coblenza

Coblenza es una ciudad muy interesante para visitar en un día, pero si tienes varios días para explorar la zona, lo mejor es que hagas hueco para conocer algunos lugares de los valles cercanos. Como te digo, esta ciudad es la puerta de entrada al famoso Valle del Mosela, pero también al Valle Superior del Medio Rin, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Ambos valles tienen la peculiaridad de tener un bonito paisaje salpicado de antiguos castillos y viñedos que se extienden por las laderas de las colinas que encajonan al río.

Entre los lugares que visitar en el Valle del Mosela, tienes el famoso el Castillo Eltz y los bonitos pueblos de Cochem, Beilstein y Bernkastel-Kues. Al final de la ruta del valle llegarás a la ciudad de Trier (o Treveris). Mientras, en el Valle Superior del Medio Rin no te puedes perder los pueblos de Bacharach y Bingen, al final del valle. Si sigues un poco más el curso del río, podrás visitar Mainz (Maguncia, donde Gutenberg inventó la imprenta) y Frankfurt.

La mejor forma de hacer estos recorridos es en coche, pues hay muchos lugares que son complicados de alcanzar en transporte público (o que directamente no tienen conexión). Ahora bien, tienes una alternativa muy bonita al coche que es el barco, ya que la compañía KD realiza viajes por ambos ríos (hasta Cochem en el Mosela y hasta Frankfurt en el Rin), con los que puedes disfrutar de las vistas y, además, parar en los pueblos que más te apetezca. Por último, si te gusta caminar, también existen rutas de senderismo.

Cómo llegar a Coblenza

Al ser una ciudad pequeña, Koblenz no tiene aeropuerto, pero es posible llegar hasta ella fácilmente desde las ciudades cercanas, que están conectadas por varios medios. Si vas a viajar desde algún lugar lejano, podrás volar a Frankfurt o Colonia-Bonn y, desde allí, desplazarte hasta Coblenza.

Si vas coche podrás viajar por carretera sin problema, pues hay buenas autovías. Frankfurt se ubica a unos 100 kilómetros hacia el sur, Bonn a unos 60 kilómetros al norte y Colonia a unos 100 kilómetros también al norte.

Mientras, si te mueves en transporte público también lo tienes fácil, ya que en Alemania hay un buen sistema ferroviario y tienes trenes de alta velocidad (ICE) y regionales (RE) con los que viajar de una ciudad a otra con la Deutsche Bahn. Además, es muy conveniente moverse así, pues la estación central de trenes, Koblenz Hauptbanhof (o Hbf) en alemán, está muy cerca del centro de la ciudad.

Seguro de viaje

No olvides contratar el mejor seguro de viaje al salir al extranjero. Para que tengas la mejor experiencia y ahorres un poquito, por leerme tienes siempre al menos un 5% de descuento en los seguros de Heymondo, mi aseguradora de confianza.

Como ves hay muchas cosas que hacer en Koblenz y alrededores, así que te recomiendo mucho organizar un viaje a esta zona de Alemania. Estoy segura de que te sorprenderá y de que sus paisajes no te dejarán indiferente.

Este post forma parte de la guía para viajar sola a Alemania

Estela Gómez

Viajera y fundadora de #QuieroViajarSola. Desde que comencé a viajar sola en 2016 siempre tuve una inquietud: motivar a otras mujeres a viajar solas. Para ello, decidí crear este blog en 2018, en el que te cuento todos los viajes que he realizado en solitario en estos casi 8 años como viajera independiente y te doy consejos para que puedas organizar tu viaje por libre y disfrutar recorriendo el mundo en solitario.

Estela Gómez, blogger de viajes para mujeres

Por qué puedes confiar en #QuieroViajarSola

En estos 8 años viajando sola por todo el mundo he recorrido muchos países y destinos de los que puedo darte consejos en base a mi experiencia. Puedo recomendarte lugares para visitar, dormir, cómo moverte, etc., y eso es lo que encontrarás en cada artículo de este blog de viajes. Complemento la información con mis redes sociales, sobre todo Instagram, donde puedes ver casi en tiempo real los lugares por los que viajo sola cada vez que estoy en una nueva aventura.

Además, este blog ha sido galardonado en varias ocasiones (entre los premios recibidos están el Premio a la Mejor Marca Personal en Viajes y Turismo en los Premios Día de Internet en 2024 y el Premio 20Blogs al Mejor Blog de Viajes en 2021) y he aparecido en numerosos medios de comunicación, tanto en España como en Latinoamérica (El País, La Sexta Noticias, ELLE Argentina, El Sol de México, Radio Marca…).

Código ético

Verás que en los posts del blog recomiendo hoteles, actividades, transportes y otros servicios y productos relacionados con viajar. Si haces clic en ellos, la web te redirigirá al sitio de cada empresa indicando que vas de mi parte y, en caso de que hagas una reserva o compra, yo me llevaré una pequeña comisión. Esto no afecta para nada al precio (es más, en algunos casos tendrás un descuento por leer mi blog), pero es importante para mi porque es la forma en la que tengo de mantener este blog y toda la comunidad en torno a #QuieroViajarSola. Son productos y servicios que yo misma utilizo en todos mis viajes, así que te los recomiendo porque los he probado, son de confianza y creo que pueden serte de utilidad a la hora de planificar tus viajes en solitario.

4 comentarios en «5 lugares que ver en Coblenza (o Koblenz)»

  1. Muchas gracias por la información. Conozco esa linda ciudad y me hace sentido lo que cuentas. De hecho viajaré en junio a Coblenza para llegar a Schoenstatt.
    Saludos,
    Hugo

    Responder
  2. Hola, gracias por la información, quiero ir a Coblenza y de allí ir a Eltz en bicicleta. Me puedes decir si en Coblenza rentan bicis

    Responder
    • Hola Ana,
      Sí, seguramente haya varias empresas de alquiler de bici. Los alemanes se mueven bastante en bici, así que cuando llegues allí y te dés una vuelta por el centro seguro que encuentras varios sitios. También puedes preguntar al alojamiento donde te quedes, ya que quizá ellos mismos alquilen bicis a sus huéspedes.
      Saludos y disfruta del viaje 🙂

      Responder

Deja un comentario