Qué ver en Burgos en un día o fin de semana

Burgos es una ciudad muy agradable para realizar una escapada. Buena comida, mucho tapeo e innumerables monumentos históricos se dan cita en una ciudad pequeña, pero muy viva, en la que los burgaleses conviven con los turistas y los peregrinos del Camino del Santiago. Hoy te cuento qué hay que ver en Burgos para que la disfrutes al máximo.

Ya he visitado Burgos en varias ocasiones, tanto por trabajo como por placer, y siempre tiene algo que me sorprende o que no recordaba de la anterior visita. He hecho escapadas de fin de semana con amigos, participado en una charla de Mujeres Viajeras en el MEH y llegado a la ciudad como peregrina del Camino de Santiago Francés, así que he mezclado todos esos viajes para contarte cuáles son los lugares que no te puedes perder si vas a visitar Burgos en un día, una escapada o fin de semana. ¡Disfruta de la ciudad!


Por qué viajar a Burgos:

  • Escapada cultural y gastronómica.
  • Ciudad Patrimonio de la Humanidad.
  • Hacer el Camino de Santiago.
Qué ver en Burgos
Te hablo de los lugares imprescindibles que ver en Burgos

Dónde está y cómo llegar a Burgos

La ciudad de Burgos se ubica en el corazón de la provincia homónima, de la que es capital, y está ubicada en el norte de España, dentro de la comunidad de Castilla y León. Es un destino con mucha historia y siempre fue un cruce de caminos, por lo que está bien conectada con ciudades y provincias vecinas fruto de la herencia de esas comunicaciones históricas.

Si vas a pasar unos días de turismo en Burgos, la forma más rápida de llegar es en tu coche, aunque también puedes llegar en tren y autobús desde muchas ciudades (incluso desde algunas en avión). Por otra parte, la ciudad es una parada obligatoria del Camino de Santiago, así que mucha gente también se anima a visitarla en su recorrido a pie.

Cómo llegar a Burgos en coche

Si optas por viajar en tu propio vehículo, puedes llegar a Burgos rápidamente desde otras ciudades del entorno a través de la red de autovías y autopistas. Por allí pasa la A1, que conecta Madrid con el País Vasco, por lo que puedes utilizarla para llegar desde ambas comunidades. También puedes llegar desde otras provincias de Castilla y León siguiendo la A62 desde Valladolid y Salamanca o la A231 desde León. Además, desde Cantabria puedes utilizar la carretera N623 y desde La Rioja la N120.

Algunas de estas carreteras son de pago (si no me equivoco, la A1 se convierte en AP1 entre Burgos y el País Vasco). Por tanto si quieres ir a Burgos sin peaje tendrás que utilizar otras carreteras menos rápidas. Un consejo es utilizar Google Maps. En las opciones de su funcionalidad «Cómo llegar» puedes indicar que te muestre rutas sin peajes y así conocer cuál es el camino más corto y económico.

Autobús a Burgos

Si no tienes coche o no te apetece conducir no pasa nada. En caso de que te muevas en transporte público, tienes varias opciones, como el autobús. La empresa ALSA comunica muchas ciudades de los alrededores con Burgos (León, Valladolid, Palencia, Bilbao, Logroño, Madrid…). Puedes consultar aquí horarios y comprar tu billete.

La estación de autobuses de Burgos se ubica en el centro de la ciudad, a apenas 5 minutos caminando del Arco de Santa María o la Catedral, por lo que es una opción muy conveniente.

Cómo llegar a Burgos en tren

También puedes viajar a Burgos en tren, pues de igual modo la ciudad está bien conectada con otras ciudades (Madrid, Barcelona, Pamplona, Valladolid, Salamanca…). Puedes revisar los horarios aquí. Eso sí, en este caso el billete suele ser más caro que el del autobús y la estación no está tan bien ubicada. Con la llegada de la alta velocidad se construyó una estación nueva, Rosa de Lima, en las afueras de la ciudad. Por tanto, para llegar al centro hay que tomar un autobús de línea o un taxi.

Cómo llegar a Burgos en avión

Además de poder hacer un viaje a Burgos por tierra, también puedes hacerlo en avión… a veces. La ciudad cuenta con un pequeño aeropuerto que recibe vuelos principalmente de Barcelona. Ahora bien, desde diciembre de 2021 se han suspendido los vuelos por la falta de acuerdo entre Air Nostrum (la aerolínea que operaba los vuelos) y las autoridades. Como la situación puede cambiar, si quieres ver si hay vuelos de nuevo y sus horarios, puedes consultar y reservar aquí.

El Camino de Santiago por Burgos

Por otra parte, si quieres tener una experiencia de viaje completamente diferente, puedes llegar a Burgos haciendo el Camino de Santiago. Así lo hice yo y es una manera muy bonita de conocer la ciudad, que ha sido siempre una parada imprescindible en la Ruta Jacobea.

En Burgos termina la etapa del Camino Francés que sale desde San Juan de Ortega, también en la provincia de Burgos, y que pasa por Atapuerca. Puedes, por tanto, aprovechar el Camino para visitar muchos lugares de interés, los yacimientos de Atapuerca o como las propias ciudades y pueblos por los que pasa.

Lo peor de esa etapa es la entrada en Burgos, y es que no es de las más bonitas del Camino precisamente. El recorrido oficial discurre por el polígono industrial, por lo que hay una variante algo más agradable que cada vez toman más peregrinos bordeando el aeropuerto hacia Castañares y, desde ahí, siguiendo la ribera del río Arlanzón.

Por su situación en un punto intermedio del recorrido, mucha gente opta por dividir su Camino en dos y finalizar en Burgos, retomando en otro momento la peregrinación desde la ciudad (por ejemplo, al año siguiente). Otros deciden simplemente comenzarlo en Burgos, por razones de tiempo (no hay obligatoriedad de hacer el Camino al completo).

Qué ver en Burgos, Camino de Santiago
Un monumento del Camino de Santiago en la salida de Burgos

Qué ver en Burgos capital

Burgos es una ciudad perfecta para visitar en un día o en un fin de semana. Los principales atractivos turísticos están en el centro de la ciudad o muy cerca del casco histórico, por lo que puedes hacer un recorrido a pie tranquilamente para conocer todos ellos.

Si no vas a estar un día completo quizá no te dé tiempo a visitar todos los lugares que te recomiendo a continuación, pero si quieres llevarte una buena idea de su historia y sus monumentos más destacados, siempre puedes hacer una visita guiada. Yo la hice en uno de mis viajes y es muy completa e interesante, además de que viene muy bien para tener una base informativa antes de seguir explorando la ciudad después por tu cuenta.

Catedral de Burgos

Si hay un lugar imprescindible que ver en Burgos, es su Catedral. Dedicada a la Virgen María, acaba de cumplir 800 años y es una de las Catedrales más bonitas del mundo. Es un maravilloso ejemplo de arquitectura gótica y ostenta el título de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Merece mucho la pena verla por fuera y dedicar un rato a admirar sus detalles, como la preciosa fachada principal, pero también visitarla por dentro. Destacan elementos como la Escalera Dorada de Diego de Siloé, que salva el desnivel entre el interior de la Catedral con la calle, el retablo mayor del siglo XVI, la sillería del coro o el Papamoscas, que quizá sea su personaje más famoso. Se trata de una figura que toca una campana a las horas en punto abriendo la boca al tiempo que mueve su brazo derecho.

Además, en la Catedral e Burgos hay algunos enterramientos notables. Uno de ellos es la tumba de Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador, y su esposa Doña Jimena, justo bajo el cimborrio. Otro, la Capilla de los Condestables, mandada construir por el condestable Pedro Fernández de Velasco y su esposa Mencía de Mendoza y Figueroa para ser su panteón. Además, el arquitecto Juan de Colonia también está enterrado en una de las capillas de la Catedral. Nacido en la ciudad alemana de Colonia, fue el encargado de dotar al templo con muchos de sus elementos más icónicos, como las agujas de la fachada o el cimborrio.

Camino Francés, Catedral de Burgos
La Catedral de Burgos iluminada al anochecer

Cómo visitar la Catedral de Burgos

Siendo su monumento más representativo, está claro que no te puedes ir de Burgos sin visitar la Catedral. Los horarios de visita varían dependiendo del día, aunque suele estar abierta con horario continuo los fines de semana entre las 10:00 y las 19:00 y con horario partido a diario, cerrando a mediodía.

La entrada regular de adulto cuesta 7 euros, aunque hay descuentos. Por ejemplo, para peregrinos, estudiantes o personas desempleadas cuesta 4,50 euros. Puedes hacer la visita por libre, aunque si quieres enterarte bien de toda su historia y sus obras más destacadas, también puedes hacer una visita guiada (no incluye la entrada).

Castillo de Burgos

No muy lejos de la Catedral está el origen de la ciudad de Burgos. En el cerro cercano el conde Diego Porcelos construyó las primeras torres defensivas durante la Reconquista en el año 884. A medida que la plaza defensiva fue aumentando en importancia estratégica, aquellas torres se transformaron en el Castillo de Burgos. Lamentablemente hoy en día solamente se conservan las ruinas, ya que durante la invasión napoleónica las tropas francesas lo utilizaron como asentamiento y al marcharse decidieron volarlo por los aires.

La visita es libre y se puede realizar durante el día, y para subir puedes hacerlo caminando por el parque que lo rodea. Junto al castillo hay un bonito mirador desde el que tendrás una preciosa vista panorámica de la ciudad, y te recomiendo mucho subir al atardecer.

Qué ver en Burgos, mirador del Castillo
Así se ve Burgos al anochecer desde el mirador del Castillo

Arco de Santa María

A pocos pasos de la Catedral podrás ver otro de los monumentos más destacados que ver en Burgos capital. Se trata del Arco de Santa María, una de las antiguas doce puertas de entrada que tenía la ciudad en la época medieval. Aunque se construyó en el siglo XIV, su diseño actual dataría del XVI.

La puerta comunica la plaza donde se ubica la Catedral con la ribera del Arlanzón, y es en esta parte donde se puede ver la parte más monumental. En ella están tallados en piedra diferentes personajes relevantes de la ciudad, como el conde Diego Rodríguez Porcelos, fundador de la ciudad, o el Cid.

Qué ver en Burgos, Arco de Santa María
El Arco de Santa María es la mejor entrada posible al casco histórico de Burgos

Plaza Mayor de Burgos

Desde el Arco de Santa María puedes dar una vuelta por el Paseo del Espolón. Es un lugar ajardinado y con terrazas muy agradable y te permitirá llegar a otro punto de interés en la ciudad: su plaza Mayor. Allí está el Ayuntamiento de Burgos y los arcos que hay bajo el mismo son los que comunican la plaza con el paseo.

Antiguamente esos arcos eran otra de las puertas de la muralla, la Puerta de las Carretas. Tomaba su nombre de los comerciantes que llegaban a la ciudad y que ingresaban por ella, pues la que hoy es la Plaza Mayor antes era la plaza del mercado. Desde ella parten varias calles comerciales y de ocio y seguramente te llame la atención el colorido de las fachadas.

Qué ver en Burgos, Plaza Mayor
Un rincón de la Plaza Mayor de Burgos

Zona de tapeo

En esas calles aledañas a la Plaza Mayor puedes unirte a la tradición castellana de tomar un vino con su tapa o pincho al mediodía o al caer el sol. En general, todo el centro de Burgos está lleno de bares para tapear, pero algunas de las calles repletas de locales son la calle de San Lorenzo, la calle Sombrerería o la plaza Huerto del Rey.

¿Y qué puedes pedir a la hora de ir de tapeo? El producto más famoso de la ciudad es la morcilla de Burgos, pero también encontrarás muchos otros platos típicos del tapeo en España como las croquetas, las patatas bravas, las gildas y, por supuesto, pinchos más elaborados. Para acompañar, un Ribera del Duero o un Arlanzón, las dos Denominaciones de Origen vitivinícolas de la provincia, un vermú o alguna cerveza artesana regional, como la Dolina.

Casa del Cordón

Cerca de la Plaza Mayor y la zona de tapeo y comercial está la Plaza de la Libertad, donde se encuentra la Casa del Cordón. Es un bonito palacio gótico del siglo XV que perteneció a los Condestables de Castilla y que fue obra de Juan de Colonia.

Se conoce al palacio como El Cordón por el detalle labrado en piedra en la fachada. Los escudos de las familias se unen con un cordón, elemento que señalaba que allí había dormido un rey, y es que este palacio fue frecuentado por los Reyes Católicos y sus descendientes.

Entre otros acontecimientos, en el Palacio de los Condestables de Castilla se reunieron los Reyes Católicos con Cristóbal Colón a la vuelta de su segundo viaje a las Indias, se casó el príncipe Juan con Margarita de Habsburgo y se hospedó Juana la Loca junto a Felipe El Hermoso, que moriría en este mismo palacio unos días después de su llegada. También se hospedarían allí Carlos I y Felipe II.

Qué ver en Burgos, Casa del Cordón
Fachada de la Casa del Cordón en la plaza de la Libertad

Monumento del Cid

Otro de los monumentos imprescindibles que ver en Burgos ciudad es el dedicado al Cid. Rodrigo Díaz de Vivar fue un militar castellano que nació en el pueblo burgalés de Vivar a mediados del siglo XI. Estuvo al servicio de diferentes reyes hasta que Alfonso VI lo desterró. Se dirigió entonces al Levante, donde actuaría por su propia cuenta conquistando diversas ciudades, entre ellas Valencia, donde murió. Sus hazañas fueron recopiladas en el Cantar de Mio Cid, el primer cantar de gesta de la literatura española y el más importante.

El Monumento está ubicado en la plaza Mío Cid, y representa al personaje subido en su caballo y señalando con su espada Tizona hacia Levante. Frente a la estatua está el puente de San Pablo, en el que hay también una serie de esculturas que representan a personajes cercanos al Cid, como Doña Jimena.

Qué ver en Burgos, Monumento al Cid
El Monumento al Cid, en el centro de Burgos

Museo de la Evolución Humana MEH

Cruzando el río Arlanzón por el Puente de San Pablo llegarás al Museo de la Evolución Humana. Se trata de un espacio de nueva construcción que alberga los principales hallazgos encontrados en las excavaciones de los yacimientos de la Sierra de Atapuerca. Allí se han encontrado restos de varias especies de homínidos, siendo un importante enclave a nivel mundial para conocer la historia de la evolución del hombre. Por ello, es Patrimonio de la Humanidad.

En el MEH podrás conocer un poco mejor a cada una de esas especies y cómo han ido evolucionando hasta el homo sapiens. Además, entre otros hallazgos, podrás visitar a Miguelón, un cráneo de unos 300.000 años de edad encontrado en perfecto estado. La entrada al museo cuesta 6 euros.

Qué ver en Burgos, Museo de la Evolución Humana
Restos encontrados en los yacimientos de Atapuerca expuestos en el Museo de la Evolución Humana de Burgos

Monasterio de las Huelgas

Ya algo más retirado del centro de la ciudad se encuentra el Monasterio de las Huelgas, uno de los edificios religiosos más destacados de Burgos por el poder que llegaron a tener sus abadesas. Se trata de un monasterio cisterciense femenino que fue fundado en 1187 por el rey Alfonso VIII y su esposa Leonor de Plantagenet, quien puso especial empeño en el empoderamiento de la mujer dentro de la vida monástica.

Desde su fundación y hasta el siglo XIX las abadesas de Las Huelgas tenían su propio señorío y fuero, sus leyes y podían nombrar alcaldes y sacerdotes. Además, allí fueron armados muchos caballeros, se coronaron varios reyes y en sus capillas están enterrados muchos descendientes de diferentes reyes y reinas, dando cuenta de la influencia que tenía la institución en la época medieval.

Cartuja de Miraflores

Por último, y más alejado aún del centro de Burgos, está la Cartuja de Miraflores, un monasterio de monjes cartujos fundado por Juan II de Castilla en el siglo XV (padre de Isabel La Católica). De hecho, el monarca está enterrado en este lugar junto a su esposa Isabel de Portugal, y también están allí los restos de su hijo el Infante Don Alfonso.

La obra del monasterio fue obra de nuevo de Juan de Colonia. En el interior destacan, además de los sepulcros reales, el retablo mayor, el tríptico flamenco del Calvario o la exposición permanente e arte religioso con obras de artistas como Gil de Siloé o Pedro Berruguete.

Hoteles en Burgos

Burgos es una ciudad bastante turística, ya sea por quienes la eligen para disfrutar de una escapada o fin de semana o por los miles de peregrinos que cada año recorren el Camino de Santiago. Así pues, no es difícil encontrar albergues, hostales, apartamentos u hoteles en Burgos. Aquí puedes comprobar qué alojamientos tienen disponibilidad y reservar.

Como te decía más arriba, yo la he visitado en varias ocasiones y he podido dormir en varios hoteles de la ciudad. Uno de ellos es el Hotel Ciudad de Burgos, que se ubica en las afueras, junto a la A1, por lo que es perfecto si planeas hacer una ruta en coche por la provincia y así tener más fácil los desplazamientos. Es un hotel grande, cuenta con restaurante y sus habitaciones están decoradas con estilo actual.

En las demás ocasiones me quedé más cerca del centro. En una de ellas, en el Hotel Fórum Evolución. Es un alojamiento de 3 estrellas también con aire actual y situado a pocos pasos del Museo de la Evolución. Por último, en la última ocasión estuve en Burgos haciendo el Camino de Santiago y me alojé junto con otras peregrinas que conocí en la ruta en el Hostal Lar, a 5 minutos caminando de la Plaza Mayor. También cuenta con instalaciones nuevas.

Qué ver en Burgos, Hotel Ciudad de Burgos
Mi habitación en el Hotel Ciudad de Burgos

Albergues en Burgos

Si vas a realizar el Camino de Santiago, tienes a tu disposición varios albergues en el centro de la ciudad. Por ejemplo, el Albergue Municipal de peregrinos está a pie de Camino, en la calle de Fernán González. En condiciones normales tiene 150 plazas, aunque con la pandemia puede que tenga aforo reducido. Por tanto, si no hubiera sitio, tienes otras opciones como el Hostel Catedral de Burgos, en la plaza Huerto del Rey.

En caso de que no haya sitio en los albergues, si has conocido a otros peregrinos durante el Camino, también puedes hacer lo que hice yo. Reservé una habitación triple en un hostal y, así, al repartir gastos entre varias personas, el precio sale como el de un albergue privado.

Espero que este post te ayude a planear tu viaje. Como ves, hay muchos sitios que ver en Burgos en un día o en una escapada de fin de semana. Es una ciudad con mucho ambiente, buena gastronomía y mucha cultura e historia, así que, si aún no la conoces, ¡ya estás tardando!

Estela Gómez

Viajera, fundadora de #QuieroViajarSola y travel blogger en Viajes e ideas. En 2016 agarré una mochila y me fui de viaje sola por primera vez a recorrer Sudamérica durante 6 meses y, desde entonces, quiero que todas las mujeres viajen solas porque es una de las mejores experiencias que se pueden tener en la vida.

Prepárate para viajar sola a España

Transportes
Compara los precios de los vuelos con Skyscanner
Reserva vuelos baratos con Vueling
Alquila un coche con Autoeurope o Rentalcars
Consigue tus billetes de tren y autobús con Omio
Viaja a España en autobús con Flixbus

Alojamiento
Reserva tu alojamiento a través de Booking o Hostelworld

Actividades
Agenda tus tours con Civitatis, GuruWalk o Get your Guide

Seguro de viajes
Contrata tu seguro de viaje a España con Mondo (15% dto.)

Equipamiento
Compra tu equipamiento viajero en Amazon

Código ético: en este post existen algunos enlaces de afiliado, lo que significa que, si haces una reserva o contratas un producto o servicio a través de estos links (Booking, Civitatis, Amazon, Skyscanner, Mondo…), me llevo una pequeña comisión. En ningún caso pagarás de más y yo podré seguir manteniendo esta comunidad. Si te lo recomiendo es porque lo he probado, lo utilizo habitualmente y creo que puede serte útil para planificar tu viaje en solitario.

2 comentarios en «Qué ver en Burgos en un día o fin de semana»

  1. Me encanta leer sobre mi ciudad sobretodo con ese entusiasmo, me alegro hayas disfrutado de Burgos, por si aún no lo conoces, en las huelgas hay un museo que llaman de las telas, que es de ropajes antiguos de reyes, reinas, niños obispos….está muy chulo. Y cerquita de la Cartuja está también San Pedro Cardeña, se puede ir en ruta desde la ciudad para los más andarines o bien en coche.

    Responder

Deja un comentario