5 cosas que hacer en Aachen (o Aquisgrán)

Antes de vivir en Düsseldorf no había escuchado mucho sobre esta pequeña ciudad alemana, así que cuando la visité, quedé maravillada. Hoy te cuento qué hacer en Aachen, la ciudad donde está enterrado Carlomagno y cuya Catedral es una auténtica joya que no te puedes perder al viajar sola a Alemania.

Qué hacer en Aachen
Te cuento qué hacer en Aachen (o Aquisgrán), la ciudad que cautivó a Carlomagno

Dónde está Aachen

Aachen, llamada también Aquisgrán en español, es la ciudad más occidental de Alemania. Se sitúa dentro del estado de Renania del Norte-Westfalia, a unos 75 kilómetros de la ciudad de Colonia y junto a las fronteras del país con Bélgica y Países Bajos. Su cercanía a ciudades como Maastricht o Lieja hacen que sea perfecta para hacer una ruta en esta zona de confluencia de los tres países.

Qué hacer en Aachen

Aunque sea una ciudad mediana, su centro histórico es muy interesante y hay muchas cosas por hacer en Aachen para pasar un día de lo más entretenido. Además de haber sido la ciudad preferida de Carlomagno, ya antes los romanos dejaron también su huella, así que te sugiero ponerte un calzado cómodo y recorrer todas sus calles.

Hacer una visita guiada por Aachen

Para comenzar a recorrer Aachen, te recomiendo hacer primero una visita guiada. De este modo podrás enterarte bien de toda la historia de la ciudad y situarte para después continuar explorando por tu cuenta. Puedes elegir entre hacer un free tour por Aachen, en el que pagas en función de cómo crees que lo ha hecho el guía, o una visita guiada por la ciudad en la que se paga de antemano. En ambos casos pasarás por los principales lugares de interés y tendrás un guía en español.

Qué hacer en Aachen, Katschof
Con los tours podrás empaparte de la historia de Aachen. En la foto, la parte trasera del ayuntamiento, desde la plaza Katschof

Visitar la Catedral de Aachen

Si hay un lugar que tienes que visitar en Aachen, ese es su Catedral. En ella descansan los restos del emperador Carlomagno y debido a su importancia histórica fue nombrada Patrimonio de la Humanidad en 1978. Fue, de hecho, el primer Patrimonio de la Humanidad en Alemania.

La Catedral es bien merecedora de este título, ya que impresiona tanto por fuera como por dentro. Aachen era uno de los lugares favoritos de Carlomagno y allí es donde murió en enero del año 814. Los restos del emperador quedaron en la Catedral y hoy día se encuentran en un cofre de oro situado en el altar. Tras la muerte de Carlomagno se siguió utilizando como lugar de coronación de los reyes del Sacro Imperio Románico Germánico.

Su origen se encuentra en la Capilla Palatina que el propio Carlomagno ordenó construir como iglesia privada junto a su palacio. De planta octogonal y una belleza sin igual en el norte de Europa en su época (siglo IX), hoy en día esa capilla es el centro del templo, que fue creciendo a medida que pasaban los siglos. Es, sin duda, la parte que más impresiona de la Catedral de Aachen. Sus mármoles y mosaicos nada tienen que ver con el estilo del resto de catedrales que estamos acostumbrados a ver en Europa. ¡Es una auténtica joya!

Qué hacer en Aachen, Catedral
La Capilla Palatina, de forma octogonal y ricamente adornada, es la joya de la ciudad

Visitar el ayuntamiento de Aachen

Carlomagno tenía en Aachen su palacio de invierno que finalmente se convirtió en su lugar de residencia y centro de su poder (de ahí que construyera la Capilla Palatina en la ciudad). Debido a su deterioro, el palacio se fue transformando y sobre él se construyó el actual ayuntamiento. Prácticamente no quedó nada del antiguo edificio, salvo la torre Granus, la única que se conserva de la construcción original de aquel palacio.

Hoy en día el ayuntamiento es una de las construcciones más importantes y bonitas de la ciudad. Situado en paralelo a la Catedral y frente a la plaza del mercado, es escenario de bodas y otros acontecimientos, como los Premios Carlomagno, que se entregan desde 1950 a personalidades destacadas por su contribución a la Unión Europea, como políticos y jefes de estado.

Además de admirarlo por fuera, puedes visitar el ayuntamiento por dentro (excepto la torre Granus por razones de conservación). La visita con audioguía cuesta 6 euros y podrás conocer la sala de plenos, la sala donde se dan los premios y muchos otros bonitos rincones del edificio.

Qué hacer en Aachen, ayuntamiento
Fachada del ayuntamiento desde la Marktplatz

Pasear por el centro de Aachen

El ayuntamiento se sitúa en la Marktplatz, la plaza principal de la ciudad, que puede ser un buen lugar para iniciar un recorrido por el resto de la ciudad. En ella encontrarás aún algunos edificios antiguos y una fuente con la estatua de Carlomagno en el centro. Por cierto, si visitas Aachen en Navidad, allí encontrarás un bonito mercadillo navideño.

Para tener una vista preciosa tanto del ayuntamiento como de la Catedral, te recomiendo pasar por la plaza Katschof, donde además puedes visitar el Centro Carlomagno, museo de historia local. No dejes de pasear por la concurrida calle Krämerstrasse, donde podrás ver otro lugar icónico de Aachen. Se trata de la Fuente de los Muñecos, que representa las tradiciones de la ciudad (equitación, carnaval, ciencia…) con figuras de títeres.

No te puedes ir sin visitar otros vestigios de la historia de la ciudad. Por una parte, las antiguas termas romanas que tanta fama dieron a la ciudad en el pasado, que se situaban donde hoy se alza el pabellón neoclásico de Elisenbrunnen. Por otra, las torres y puertas de entrada a la ciudad medieval Marschiertor, que se sitúa cerca de la estación de tren central (Hbf), y Ponttor, junto a la estación de tren Aachen West, al otro lado de la ciudad.

Comer unas Aachener Printen

Una de las tradiciones de Aachen son sus dulces típicos. Las Aachener Printen son un tipo de galleta originaria de la ciudad y las encontrarás en muchas tiendas del centro. Normalmente llevan almendras o están cubiertas de chocolate. El sabor es un tanto peculiar debido a la mezcla de ingredientes, como jengibre o canela, pero hay que probarlas.

Qué hacer en Aachen, galletas Aachener Printen
Los escaparates de las confiterías donde venden las Aachener Printen suelen ser muy bonitos

Cómo llegar a Aachen

Aachen es una ciudad rodeada de varias ciudades importantes en diferentes países, por lo que está bien conectada con todas ellas, siendo posible llegar fácilmente por carretera o tren desde Alemania, Países Bajos y Bélgica.

Llegar a Aachen en tren

Si estás viajando por la zona y te mueves en transporte público, la forma más fácil de llegar a Aachen es el tren. Existen trenes regionales y de alta velocidad que conectan la ciudad con Colonia o Düsseldorf, en Alemania, Maastricht, en Países Bajos, o Lieja, en Bélgica, en aproximadamente una hora de trayecto, por lo que es la mejor opción si piensas visitarla desde cualquiera de estos destinos. Además, la estación principal de tren de Aachen (Aachen Hauptbanhof o Hbf) está próxima al centro de la ciudad, al que podrás llegar caminando.

Qué hacer en Aachen, llegar en tren
La estación principal de tren, Aachen Hauptbanhof

Llegar a Aachen en autobús

Otra opción para moverte en transporte público es el autobús. En este caso hay empresas como Flixbus que conectan muchos destinos europeos a un precio muy económico, así que puede ser también una opción para llegar a Aachen. En este caso, la terminal de autobuses también está bastante céntrica, a unos 10 minutos caminando de la Marktplatz o Elisenbrunnen.

Llegar a Aachen en coche

En caso de preferir moverte de forma privada, ya sea en tu propio vehículo o alquilando un coche para recorrer esta zona de Alemania y los países vecinos, encontrarás que Aachen está muy bien conectada con otras ciudades por carretera. Desde Colonia basta con seguir la autovía A4, desde Düsseldorf la A44, la A79 desde Maastricht y la E40 desde Lieja.

En cualquier caso, mi recomendación es que utilices Google Maps para ver cómo llegar por carretera, pues te indicará el camino más corto y rápido desde tu posición exacta, advirtiéndote también de atascos o posibles incidencias que dificulten la circulación.

Llegar a Aachen en avión

Aunque probablemente no sea lo más frecuente, también puedes llegar a Aachen en avión, ya que comparte aeropuerto con Maastricht (MST). Hasta él llegan vuelos sobre todo de la zona mediterránea (España, Grecia, Turquía), aunque debido a que es pequeño probablemente te interese más volar hasta los aeropuertos de Düsseldorf o de Colonia-Bonn, pues tienen más conexiones. Puedes comparar aquí los vuelos y precios a los diferentes aeropuertos.

En cualquier caso, para llegar desde los aeropuertos tendrás que viajar hasta Aachen en alguno de los transportes ya comentados (tren, autobús o coche). Para ver cuál es la opción más rápida, te recomiendo también utilizar Google Maps, pues funciona tanto para coches como para transporte público.

Si vas a volar, puede que te interese conocer cómo encontrar vuelos baratos.

Dónde dormir en Aachen

Debido a que visité Aachen cuando vivía en Düsseldorf, no me quedé a dormir en la ciudad, sino que volví a casa al final del día. Por ello no puedo darte una recomendación concreta sobre alojamientos, pero aquí te dejo el enlace a Booking para que puedas ver todos los tipos de alojamiento disponibles.

Si vas a viajar sola a Düsseldorf o Colonia (o cualquier otra ciudad cercana), una alternativa para visitar Aachen puede ser hacer una excursión durante el día y volver a dormir a la ciudad principal que vayas a visitar, ya que en ellas hay una mayor oferta hotelera.

Espero que este post te ayude a planear qué hacer en Aachen y visitar de una forma fácil la ciudad. Es muy bonita y perfecta para hacer una excursión desde otras ciudades cercanas, así que, si ese es tu plan, reserva un día para poder conocer la joya de su Catedral y, en general, ese lugar que cautivó a Carlomagno.

Estela Gómez

Viajera, fundadora de #QuieroViajarSola y travel blogger en Viajes e ideas. En 2016 agarré una mochila y me fui de viaje sola por primera vez a recorrer Sudamérica durante 6 meses y, desde entonces, quiero que todas las mujeres viajen solas porque es una de las mejores experiencias que se pueden tener en la vida.

Prepárate para viajar sola a Alemania

Transportes
Compara los precios de los vuelos a Alemania con Skyscanner
Alquila un coche para moverte por Alemania con Autoeurope
Viaja a Alemania en autobús con Flixbus

Alojamiento
Reserva tu alojamiento en Alemania a través de Booking

Actividades
Reserva tus tours en Alemania con Civitatis, Get your Guide o GuruWalk

Seguro de viajes
Contrata tu seguro de viaje a Alemania con Mondo y llévate un 5% de descuento

Equipamiento
Compra tu equipamiento viajero en Amazon

Código ético: en este post existen algunos enlaces de afiliado, lo que significa que, si haces una reserva o contratas un producto o servicio a través de estos links (Booking, Civitatis, Amazon, Skyscanner, Mondo…), me llevo una pequeña comisión. En ningún caso pagarás de más y yo podré seguir manteniendo esta comunidad. Si te lo recomiendo es porque lo he probado, lo utilizo habitualmente y creo que puede serte útil para planificar tu viaje en solitario.

Deja un comentario