España es uno de los países más afectados por el coronavirus. Se ha decretado el estado de alarma, que impone restricciones a la libertad de movimiento y obliga al cierre de locales de ocio, eventos y actividades. Se han cerrado las fronteras terrestres y se han prohibido los vuelos y ferries entre península y las Islas Baleares. Además, debes saber que muchos países están imponiendo cuarentenas o prohibiendo la entrada a viajeros procedentes de España o que hayan estado en el país en los últimos 14 días, sea cual sea su nacionalidad.

Si hay un lugar mágico en La Palma, ése es el Bosque de Los Tilos. Se sitúa en la parte norte de la isla y en muchas ocasiones se encuentra cubierto por un manto de nubes que le dan un aire místico, pero si tienes suerte de tener un día soleado, entonces entenderás por qué a La Palma se le llama, además de la isla bonita, la isla verde.

Paisajísticamente hablando, la parte norte y la sur de La Palma poco tienen en común. La mitad sur es mucho más ‘desértica’ y arenosa, y predominan los tonos marrones, debido a la reciente actividad volcánica de la zona. Si no me crees, puedes echar un vistazo a mi anterior post sobre la Ruta de los Volcanes.

La norte, por el contrario, está más expuesta a los vientos alisios que provienen del océano y que crean los famosos mares de nubes de Canarias. Esto hace que esta parte sea mucho más húmeda y crezca más vegetación, lo que le da un aspecto totalmente verde y frondoso a sus bosques.

Bosque de los Tilos
La ruta del Bosque de los Tilos está muy ligada al agua y al verde

¿Cómo es el Bosque de los Tilos?

La ruta por el Bosque de los Tilos que realiza la mayoría de visitantes comienza en la Casa del Monte. Desde aquí, el recorrido tiene una longitud de 14 kilómetros, con poca dificultad, por lo que se completa a paso tranquilo en unas 5 o 6 horas.

Bosque de los Tilos, ruta
Como ves, la subida hasta la Casa del Monte es acusada; por ello, casi todo el mundo comienza la ruta allí. Fuente: senderosdelapalma.es

Túneles: diversión asegurada

Este sendero es uno de los más divertidos de La Palma. ¿La razón? Durante el recorrido se atraviesan 13 túneles de diferente longitud. Los hay muy cortitos, pero también los hay largos, en medio de los cuales no se ve nada. Por eso, ¡no hay que olvidarse de llevar una linterna!

En algunas partes los túneles son estrechos, en otras son bajos, y en otras hay charquitos, pero nada de lo que preocuparse. Es más, ¡al contrario! ¡Esta ruta es para disfrutarla! Además, en uno de los túneles hay una sorpresa. Para no arruinártela, en caso de que decidas hacer la ruta algún día, solo te diré esto: puede que te mojes 🙂 .

Bosque de los Tilos, túnel
Los túneles están numerados y te indican cuánta longitud tienen. ¡No olvides tu linterna!

Agua: los nacientes de Marcos y Cordero

Estos túneles se encuentran en la primera parte del trek, que casi no tiene desnivel. Poco a poco, túnel a túnel y casi sin darte cuenta, vas subiendo algunos metros durante estos 4 primeros kilómetros. Una vez se acaban los túneles, viene la parte más ‘dura’, que es cuando se llega a los nacientes de Marcos y Cordero, donde el agua brota literalmente de la montaña.

Bosque de los Tilos, nacientes de Marcos y Cordero
Con el naciente de Marcos comprendemos por qué el agua está tan presente en esta ruta… ¡y es una maravilla!

De hecho, a esta ruta también se le llama ‘ruta del agua‘, porque el agua de estos nacientes está canalizado y recorre la misma ruta que los senderistas (incluso a través de los túneles), solo que en sentido inverso.

Al pasar el túnel 12 se encuentra el naciente de Marcos, que es el más espectacular de los dos. Para llegar hasta el naciente de Cordero, hay que subir unos metros algo duros y pasar el túnel número 13. Desde este punto, todo el camino es de bajada.

Laurisilva: la isla verde

Dos kilómetros antes de llegar al final del sendero, después de todo el esfuerzo realizado, la naturaleza te ofrece una bonita recompensa: el mirador del Espigón Atravesado.

Bosque de los Tilos, mirador del Espigón Atravesado
Desde el mirador del Espigón Atravesado serás consciente de lo verde que es esta parte de la isla

Y es que ésta es otra de las características de esta ruta: el bosque de laurisilva y su quietud. Durante toda la caminata se tienen unas vistas preciosas sobre la montaña y la caldera, cubierta en su totalidad de vegetación. La parte final del recorrido es de cuento, ya que el sendero se adentra en el bosque y lo único que se escucha es el canto de los pájaros y a las tímidas lagartijas que buscan refugio ante la presencia humana.



¿Cómo llegar al Bosque de los Tilos?

Como para casi todos los lugares naturales a visitar en La Palma, necesitarás coche para llegar hasta el Bosque de los Tilos. Se encuentra en el término municipal de San Andrés y Sauces, pero el sendero no sale del pueblo, sino que está algo retirado. 

Viniendo en coche desde el sur, desde la carretera LP1 hay un desvío poco antes de llegar al núcleo urbano de Los sauces hacia la LP31. Después de unos metros hay que tomar el desvío por la LP105 (o calle de los Tilos) y al final del camino está la oficina de interpretación. Puedes aparcar ahí y tomar algo de información, aunque lo mejor es dejar el coche en una antigua caseta de información que se sitúa a unos 500 metros antes de esa oficina (pasarás por allí con el coche y verás que hay algunos espacios para aparcar).

¿Y por qué hay que dejarlo ahí? Porque la ruta es lineal, y es ahí donde se termina el sendero. Como la mayoría de treks de La Palma, éste está pensado para que tengas tu vehículo a mano cuando termines la caminata.

Puedes comenzar el sendero desde aquí, pero te recomiendo tomar un taxi. Hay taxis te llevan al punto de inicio de los túneles, la Casa del Monte, y así te evitas unas dos horas de subida muy dura. Además, como vas sola, así conoces a gente en el trayecto y puedes hacer el trek acompañada si te da miedo ir sola. Cobran 15€ por persona (precio de 2017) y te puedo asegurar que merece la pena. ¡La subida en taxi lleva unos 30 minutos y es un camino de cabras! 

En definitiva, recomiendo al 100% la ruta del Bosque de los Tilos, ya que aunque sea larga es bastante fácil, el paisaje es precioso y es una de las más divertidas y curiosas que encontrarás. ¿A qué esperas para ir a La Palma y perderte en este imponente bosque de laurisilva?

Para más información sobre otras rutas en La Palma y destinos españoles, no te pierdas estos otros posts:


Estela Gómez

Viajera, fundadora de #QuieroViajarSola y travel blogger en Viajes e ideas. En 2016 agarré una mochila y me fui de viaje sola por primera vez a recorrer Sudamérica durante 6 meses y, desde entonces, quiero que todas las mujeres viajen solas porque es una de las mejores experiencias que se pueden tener en la vida.


Código ético: en este post existen algunos enlaces de afiliado, lo que significa que, si haces una reserva o contratas un producto o servicio a través de estos links, nos llevamos una pequeña comisión. En ningún caso pagarás de más y nosotras podemos seguir manteniendo esta comunidad. Si te lo recomendamos es porque lo hemos probado, lo utilizamos habitualmente y creemos que puede serte útil para planificar tu viaje en solitario.

  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Deja una respuesta