Viajar en ferry por las Islas Canarias

Las Islas Canarias son un auténtico paraíso y lo tenemos muy cerca de casa. A mi me encantan sus paisajes, su clima y su tranquilidad, así que hoy te propongo un gran viaje: viajar en ferry por el archipiélago canario sin prisas y disfrutando del océano y la brisa.

Viajar en ferry por las Islas Canarias
Te propongo viajar en ferry por las Islas Canarias

Por qué viajar en ferry

En un mundo que cada vez va más deprisa parece que nos hubiéramos olvidado del disfrute de las cosas calmadas. Para viajar a cualquier lado buscamos inmediatamente un avión o un tren de alta velocidad, pero a mi cada vez me gusta más que los viajes se alarguen en el tiempo y que sean más tranquilos, más pausados. Es por ello que el ferry se me antoja como una buena manera de hacer slow travel.

He viajado en ferry varias veces y la experiencia ha sido siempre buena. A los barcos hoy en día no les falta de nada (cafetería, butacas, incluso camarotes) y las imágenes de la llegada a un nuevo destino desde el mar siempre se quedan grabadas en la memoria. Es algo irrepetible, y más si el destino son las Islas Canarias. 

Hay empresas como Mr. Ferry que te permiten encontrar todos los trayectos en barco entre las Islas Canarias. Así, buscando la ruta entre las dos islas que quieras visitar e indicando tus fechas de viaje, podrás ver los horarios, la duración del viaje y los precios de los asientos en butaca o del camarote si el trayecto es largo y quieres descansar. Además, puedes viajar solamente como pasajera o llevarte tu coche (o uno alquilado) para poder después moverte por las islas a tus anchas. 

Viajar sola a Islas Canarias

Ya he viajado a Islas Canarias en algunas ocasiones y una de ellas lo hice sola (a La Palma) y te puedo asegurar que es un gran destino para pasar unos días en solitario. Los paisajes son preciosos, la vida es tranquila, tienes mar y montaña, muchas rutas de senderismo y rica gastronomía. ¡Les llaman las Islas Afortunadas y es por algo!

Tenerife

Probablemente la isla más conocida de las Canarias sea Tenerife. Es la más extensa y poblada del archipiélago y también una de las más visitadas. Su imagen más icónica es la del Teide, el pico más alto de España con 3.715 metros sobre el nivel del mar, pero también tiene preciosas playas para disfrutar del sol y el buen clima canario. Además, el Carnaval de Santa Cruz de Tenerife es uno de los más importantes en el mundo. Al viajar en ferry puedes llegar a Santa Cruz de Tenerife, en el norte, o a Los Cristianos, en el sur de la isla.

La Palma

La Palma es una isla muy rica en paisajes. Con el Parque Nacional de la Caldera de Taburiente como epicentro, los volcanes se suceden a lo largo de su geografía creando paisajes de otro planeta. Así, en el sur destacan los tonos ocres y un paisaje de aire desolado, mientras el norte es muy verde gracias a las nubes del Atlántico que chocan contra el Roque de los Muchachos, la mayor altitud de la isla a 2.426 metros de altitud. Si te gusta el senderismo, tienes más de 1.000 kilómetros a disposición de tus pies para recorrerla al completo. ¡A mi me encantó viajar sola a La Palma! Al viajar en ferry llegarás a Santa Cruz de La Palma, su capital.

Viajar sola a La Palma, volcán Teneguía
El volcán Teneguía, en el sur de La Palma

La Gomera

Aunque sea una de las islas más pequeñas, no le faltan atractivos. Es una isla muy verde y en ella destaca el Parque Nacional de Garajonay, donde hay una gran muestra del húmedo bosque de laurisilva, tan característico de las islas occidentales. Su Parque Nacional es Patrimonio de la Humanidad, así como el silbo gomero, una técnica de comunicación ancestral que pervive desde tiempos de los antiguos pobladores de la isla. Para viajar en ferry tendrás que dirigirte al puerto de San Sebastián de La Gomera, la principal ciudad de la isla.

El Hierro

Declarada Reserva de la Biosfera y Geoparque por la UNESCO, la isla de El Hierro es una de las más desconocidas de las Islas Canarias. Ahora bien, ya ves que con estos títulos invita a conocerla. Es, por así decirlo, la isla más alejada, pues es la que se encuentra más al sur y hacia el oeste, y es la más pequeña y la menos poblada de las islas mayores. Su habitante más singular es el lagarto gigante de El Hierro, una subespecie de lagarto que solo habita en esta isla. Las rutas de ferry llegan hasta La Restinga, en el sur de la isla.

Gran Canaria

Una de las islas más visitadas es Gran Canaria. Las Dunas de Maspalomas son uno de sus paisajes más conocidos, pero no solo hay playa en esta isla, sino que también tienen grandes elevaciones, como el Pico de las Nieves a casi 2.000 metros sobre el nivel del mar. Parte de la isla es Reserva de la Biosfera y cuenta con un Patrimonio de la Humanidad: el Paisaje Cultural del Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña de Gran Canaria. Su Carnaval también es muy conocido y festejado. Los puertos a donde llegan los ferrys son Las Palmas de Gran Canaria y Agaete.

Fuerteventura

Desde un punto de vista geológico, Fuerteventura es la isla más antigua de las Canarias. Es la más alargada y la segunda más grande, y es en su totalidad Reserva de la Biosfera. Por su proximidad a África es mucho menos verde (igual que Lanzarote) y en ella encontrarás varios parques naturales que te harán sentir en otro planeta. Conocida por sus infinitas playas, es una de las islas más tranquilas. Morro Jable, Corralejo y Puerto del Rosario son los tres destinos a los que puedes llegar en ferry desde las otras islas.

Lanzarote

Al norte de Fuerteventura surge la isla de Lanzarote, un lugar donde conocer bien de cerca cómo los volcanes moldearon los paisajes de estas islas hace miles de años. Su Parque Nacional de Timanfaya, al sur de la isla, es uno de los destinos más visitados y no puedes dejar de acercarte a conocerlo. Además, hay varios lugares creados por el artista César Manrique, como los Jameos del Agua, que tampoco pueden faltar al recorrer la isla. Desde allí puedes, además, visitar la isla de La Graciosa, reconocida en 2018 como octava isla del archipiélago, aunque aún dependiente de Lanzarote. Arrecife y Playa Blanca son los principales puertos para viajar en ferry.

Espero que este post te anime a viajar en ferry por las Islas Canarias. Es una manera de disfrutar del viaje, del mar y de las vistas de estas impresionantes islas volcánicas. A mi me encantan y estoy segura de que, en el momento en que las visites, querrás repetir.

Estela Gómez

Viajera, fundadora de #QuieroViajarSola y travel blogger en Viajes e ideas. En 2016 agarré una mochila y me fui de viaje sola por primera vez a recorrer Sudamérica durante 6 meses y, desde entonces, quiero que todas las mujeres viajen solas porque es una de las mejores experiencias que se pueden tener en la vida.

Código ético: post patrocinado por Mr. Ferry.

Deja un comentario