Canadá es un país interesantísimo para visitar.  Es conocido sobre todo por tener una naturaleza espectacular, pero también merece la pena conocer sus pueblos y ciudades. En este post voy a animarte a viajar sola a Montreal, la que para mi, es la ciudad más alternativa del país.

Sobre Montreal

Aunque la ciudad de Quebec es la capital de la provincia, lo cierto es que Montreal es más grande como ciudad. De hecho, con su más de millón y medio de habitantes es la segunda ciudad más poblada del país, por detrás de Toronto.

No es de extrañar que tanta gente elija esta ciudad para vivir en ella, ya que está muy viva. Por una parte, tiene mucha historia al haber formado parte de la colonia francesa en América; por otra, es una ciudad muy joven, con muchas universidades, muchas oportunidades de empleo y una gran oferta cultural y de ocio.

Por ello, viajar sola a Montreal es una gran idea, ya que no te vas a aburrir. Cada barrio tiene su idiosincrasia (el Vieux Montreal es historia, el Plateau es arte urbano, Centre-Ville es comercio y oficinas), puedes disfrutar de lugares naturales en plena ciudad y, allá donde vayas, verás cientos de cafeterías, tiendas, museos y rincones fotografiables.

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Quiero Viajar Sola (@quiero_viajarsola) on

Cosas a tener en cuenta al viajar sola a Montreal

Con todo, puede que si no te manejas con los idiomas tengas algunas dificultades. Aquí el idioma oficial es el francés (idioma de la provincia de Quebec, debido a su pasado como colonia francesa), por lo que todo está escrito en este idioma. En máquinas (por ejemplo del metro), en museos y cualquier punto de la ciudad en general relacionado con el turismo podrás seleccionar inglés como idioma alternativo, pero el castellano (y cualquier otro idioma) brilla por su ausencia.

Lo mejor en este caso es que te descargues alguna app de traducción o utilizar Google Lens (función de Android al visualizar fotos), que lo que hace es traducir el texto en una foto. A veces encontrarás gente que habla español, ya sean guías turísticos o camareros, así como otros viajeros. En mi caso coincidí con un hijo de chilenos en la recepción del hostel (el Alexandrie Hostel, por si le quieres echar un vistazo) y el coordinador del shuttle que tomé a Mont Tremblant (te cuento sobre esta excursión en el post «Cómo visitar el Parque Nacional de Mont Tremblant sola«) también hablaba español, pero no es lo más frecuente.

También debes andar atenta a la seguridad. En general Canadá es un país muy seguro, no es probable que en los lugares turísticos vayan a robarte (como sí ocurre en los grandes destinos europeos o latinoamericanos), pero hay ciertos lugares de la ciudad en los que quizá no te encuentres tan cómoda.

En las ciudades canadienses es frecuente ver a muchísima gente sin hogar, y viven principalmente en las calles comerciales y alrededores de estaciones de trenes y autobuses. Por tanto, en estas zonas lo mejor es no llevar objetos valiosos a la vista, como la cámara colgada al cuello, por lo que pueda pasar. También hay algunas calles en barrios como Plateau-Mont Royal y Mile-End que no dan muy buena espina. Esto no quita que no visites estos lugares, al contrario, deberías, pero al ir sola conviene ir de día y transitar por las calles que veas más principales. Si quieres más información en cuanto a la seguridad en Canadá en general, te dejamos el post «¿Es seguro viajar sola a Canadá?«.

Cómo llegar a Montreal

Antes de leer este apartado, quizá te interese el post «Cómo moverte por Canadá viajando sola«, en el que te cuento diferentes opciones para recorrer el país. Dependiendo del transporte que utilices para viajar a Montreal llegarás a un lugar u otro de la ciudad. Te explico qué opciones de transporte tienes.

En Avión

Si llegas desde el extranjero casi seguro llegarás a Montreal en avión. El aeropuerto internacional se llama Pierre Elliott Trudeau, en honor a este admirado Primer Ministro de Canadá conocido como el refundador del país (y sí, fue el padre de Justin Trudeau, actual Primer Ministro de Canadá). Si te interesa mirar vuelos y precios, quizá este artículo sobre cómo encontrar vuelos baratos te interese.

El aeropuerto no está muy lejos de la ciudad y puedes llegar hasta ella de manera muy fácil. Existe un autobús, el 747, que sale desde el mismo terminal. Antes de hacer fila para tomarlo, deberás comprar el ticket en las máquinas en el interior de la estación. Debes seleccionar la opción sin tarjeta (ya que existe una tarjeta abono para los residentes que pueden recargar) y elegir si la quieres para uno o varios días.

El billete más barato son 10 dólares canadienses, pero lo bueno es que, desde el momento en que lo validas, tienes 24 horas para utilizar cualquier otro transporte público de la ciudad (metro y autobús). Creo recordar que la opción de dos días es de 19 dólares canadienses, así que esta opción también es interesante.

Viajar sola a Montreal, autobús aeropuerto
El autobús del aeropuerto pasa por el centro de la ciudad, así que es la mejor manera de moverte

En tren

Si llegas en tren a Montreal pararás en la Gare Centrale. Está en pleno centro de la ciudad, por lo que es muy conveniente. En caso de tener que desplazarte a otras zonas de la ciudad, cuentas con dos paradas de metro a pocos metros de la estación: Bonaventure y Victoria Square-ICAO, ambas de la línea 2.

En autobús

La estación de autobuses de Montreal está algo alejada del centro, pero te vendrá bien si te alojas por los barrios de Plateau-Mont Royal o Le Village. De todos modos, se encuentra junto a la parada de metro Berri-UQAM, donde convergen las líneas 1, 2 y 4 de metro, así como numerosos autobuses (entre ellos, el que va al aeropuerto), así que no tendrás problema para desplazarte a otros lugares.

Consejos al moverte en transporte público

Si vas a tomar autobuses urbanos y no has comprado el ticket que vale para 24 horas, deberás pagar en efectivo, además el importe debe ser exacto. El precio es de 3,60 dólares canadienses y no devuelven cambio, así que asegúrate de llevar siempre monedas en tu cartera. En el metro no hay problema, ya que son máquinas y puedes pagar con tarjeta también. Por si te interesa hacerte con una tarjeta que no te cobre al sacar dinero del cajero o pagar en otras divisas, te dejo información sobre la tarjeta sin comisiones de Bnext.

También al moverte en autobús puedes solicitar parar en el lugar que tú quieras si es de noche. Existe un servicio de protección, con la finalidad de que el transporte te deje lo más cerca posible de tu casa o el lugar al que quieras ir para evitar tener que caminar sola de noche por la ciudad.

Por último, la app de Google Maps funciona a la perfección para saber a qué hora pasan los autobuses y metros. Simplemente pones donde quieres ir, le das a «Cómo llegar», y te indica la ruta. Si te interesa saber cómo tener internet en Canadá para usar aplicaciones como ésta, te dejo el post sobre la SIM de Holafly.

Qué ver y hacer al viajar sola a Montreal

Como te decía más arriba, no te va a dar tiempo a aburrirte al viajar sola a Montreal. Lo ideal es quedarte dos o tres días para poder explorar bien la ciudad, aunque si tienes más tiempo, te aconsejo también hacer alguna excursión para visitar algún Parque Nacional en los alrededores.

Subir al Mont Royal

El Mont Royal es uno de los lugares más concurridos de la ciudad. Es una pequeña montaña en pleno corazón de la ciudad, así que allí verás tanto a gente local como visitantes paseando y disfrutando de las vistas. El punto principal es el mirador del chalet, desde donde se divisa todo el centro de la ciudad, aunque te recomiendo hacer un pequeño paseo para entrar en contacto con la naturaleza.

Para llegar te recomiendo tomar el autobús 11 desde el metro Mont Royal hasta el mirador Belvedere Camillien-Houde. Desde ahí puedes tomar un pequeño sendero hasta la cruz de Montreal, una gran cruz que se ilumina de noche y es visible desde otros puntos de la ciudad. Desde allí, toma el camino ancho (chemin Olmsted) y comienza a descender hasta llegar al chalet.

Una vez hayas disfrutado de las vistas, toma los 500 escalones hacia la calle Peel. Ésta es una de las maneras más habituales de subir al Mont Royal, pero te aseguro que es mucho mejor bajar esos 500 escalones que subirlos 😉 . Llegarás a la rue Peel, que es una de las calles principales del centro de la ciudad y te llevará directamente a la zona comercial.

Viajar sola a Montreal, Mont Royal
¡Las vistas desde el Mont Royal son impresionantes!

Pasear por el Vieux Port y el Vieux Montreal

Un plan totalmente diferente es conocer la parte más antigua de la ciudad, a orillas del río San Lorenzo. Tanto el Vieux Port como el Vieux Montreal son ideales para pasar una mañana en la que recorrer los antiguos muelles, hoy reconvertidos en zonas de paseo, y las calles más pintorescas.

En el puerto destacan el reloj y la Gran Noria, mientras en la ciudad antigua hay muchísimos edificios que te transportarán a otra época. Por ejemplo, el mercado de Bonsecours, que hoy aloja muchas tiendas de artesanía y productos regionales, o el ayuntamiento de Montreal. No puedes dejar de visitar la plaza Jacques-Cartie, así como pasear por la Saint Paul.

De noche (todos los días en verano, los fines de semana fuera de temporada), podrás conocer un poco mejor la historia de la ciudad a través del proyecto «Montreal en histoires». Se trata de proyecciones en distintos puntos del Vieux Montreal, de las que podrás leer de qué tratan (en español) a través de su app.

Viajar sola a Montreal, Noria Vieux Port
La noria del Vieux Port es uno de los puntos más reconocibles de esta zona

Visitar Notre Dame de Montreal

Si hay un lugar que destaca en la ciudad antigua, ese es la Basílica de Notre Dame de Montreal. De estilo neogótico, su interior es impresionante por sus colores y su decoración. Puedes visitarla con o sin tour guiado y la entrada son 8 dólares canadienses.

Te recomiendo tanto visitarla de día como de noche, y es que por las tardes hay un espectáculo en el interior de la basílica que merece mucho la pena: AURA. Se trata de un show de luz y sonido que te hace sumergirte en muchos otros espacios. Esta entrada cuesta 25 dólares canadienses.

VIajar sola a Montreal, Notre Dame
Tienes que visitar Notre Dame de Montreal sí o sí

Descubrir la zona comercial de Centre-Ville

El barrio de Centre-Ville es totalmente opuesto al Vieux Montreal. Aquí verás calles repletas de tiendas y altos rascacielos de oficinas. Es completamente el estereotipo de ciudad norteamericana, aunque hay algunos lugares que merece la pena visitar para desconectar del ritmo frenético.

Uno de ellos es la calle Crescent, de casitas bajas, llena de restaurantes y con un enorme mural de Leonard Cohen. Muy cerca está el Museo de Bellas Artes, así como la Catedral Marie Reine du Monde y la Plaza Dorchester, donde ver ardillas subir y bajar de los árboles.

Al otro extremo del barrio, la plaza de las Artes, llena de museos y teatros. Además de ser un buen lugar donde ver alguna función, desde aquí podrás comenzar a explorar el Montreal subterráneo. Como aquí hace tanto frío en invierno, existe toda una red de túneles que conecta teatros, centros comerciales, edificios de oficinas, hoteles, el metro… ¡Muy curioso! Por último, no dejes de explorar cualquier puerta o rincón, ya que puede esconder lugares muy fotogénicos. Por ejemplo, el World Trade Center o el Palacio de Congresos.

Viajar sola a Montreal, rue Crescent
La rue Crescent es una de las más populares en esta zona de la ciudad

Admirar el street-art de Plateau-Mont Royal

Si te gustan los planes más alternativos, entonces mi recomendación es que vayas al barrio Plateau-Mont Royal y comiences a callejear para descubrir sus grafitis y los edificios tan bonitos de esta zona.

La Plaza Saint Louis podría ser un buen punto de partida, y es que es una preciosa plaza rodeada de casas victorianas con distintos colores. Las calles aledañas también cuentan con casas monísimas. Para ver arte urbano, el boulverd Saint Laurent es una mina, ya que tanto esta calle como las aledañas están repletas de coloridos murales.

Viajar sola a Montreal, street art
Montreal es perfecta para explorar el street art

Ver un atardecer desde el Parque Jean Drapeau

Para terminar el día, mi consejo es que tomes el metro y vayas hasta la estación Jean Drapeau (línea 4). Allí hay un parque enorme con unas preciosas vistas a Montreal. El atardecer es muy bonito, así como ver las primeras luces encenderse en la ciudad.

Además, en este parque es frecuente, sobre todo en verano, que haya festivales y eventos al aire libre, por lo que quizá es buena idea investigar qué puede haber antes de ir. También aquí se encuentra el museo Biosphère, que reconocerás por ser una bola gigante que de noche se ilumina de rojo y azul, los colores de Canadá y Quebec.

Viajar sola a Montreal, atardecer
Para terminar el día, ¿qué mejor postal que ésta?

Entonces qué, ¿te animas a viajar sola a Montreal? A mi es una ciudad que me encantó. Es muy diversa, hay muchos lugares por explorar y miles de lugares por visitar. Si estás pensando en viajar sola a Canadá, ¡pon Montreal en tu itinerario! Y si necesitas terminar de convencerte, pásate por los stories de mi visita a la ciudad.

Estela Gómez

Viajera, fundadora de #QuieroViajarSola y travel blogger en Viajes e ideas. En 2016 agarré una mochila y me fui de viaje sola por primera vez a recorrer Sudamérica durante 6 meses y, desde entonces, quiero que todas las mujeres viajen solas porque es una de las mejores experiencias que se pueden tener en la vida.

Detrás de #QuieroViajarSola, Estela Gómez

Código ético: en este post hay algunos enlaces de afiliado de empresas en las que confiamos para realizar nuestros viajes (vuelos, alojamiento, actividades…). Cuando hagas una reserva a través de estos links, nos llevamos una pequeña comisión. En ningún caso tú vas a pagar de más y nosotras podemos seguir manteniendo esta comunidad.

Deja un comentario

Cerrar menú

Encuentra lo que necesitas

Toda la información por destinos