¿Vas a viajar sola a Perú? Nazca es uno de esos lugares que ofrece una experiencia cultural única y asombrosa. Esta ciudad está situada al sur de Perú, a unos 400 kilómetros de Lima, la capital del país suramericano. La riqueza cultural y arqueológica que en ella alberga es de un valor incalculable, pues en dichas tierras se asentaron civilizaciones pre-incas tan importantes como los Nazca y los Paracas, por ejemplo.

Tal vez habrás oído hablar de las Líneas de Nazca, que atraen a miles de curiosos a visitarlas. Se trata de líneas dibujadas en el desierto representando grandes figuras de aspecto animal o humanoide. Sin embargo, no es la única riqueza que hay en la región. En este post quiero contarte todo lo que necesitas saber para viajar sola a Nazca. Como por ejemplo, lo que puedes ver en la ciudad y alrededores, dónde puedes alojarte y consejos para viajar sola por allí.

Viajar sola a Nazca, Aroa Quintana
Aroa Quintana te explica qué ver y qué tener en cuenta al viajar sola a Nazca. Foto: Aroa Quintana

Los Nazcas

La civilización Nazca se extendió por la región costera del desierto del sur de Perú, dominando la zona desde el año 100 antes de nuestra Era hasta el 800 de nuestra Era, aproximadamente. Los Nazca se ubicaron entonces entre los valles de Nazca e Ica, estableciendo la pirámide de Cahuachi como el principal centro religioso y urbano del grupo étnico. Su dominio abarcó hasta la comunidad norteña de Chincha, Ayacucho por el este y hasta el sur por la actual Arequipa.

El patrimonio histórico arqueológico que existe hasta la fecha lo componen paredones, cementerios de momias, pirámides, acueductos subterráneos, geoglifos y las famosas líneas, además de una gran tradición de textiles y cerámicas policromadas. Su arte consistió en el retrato de animales, plantas y humanos cargados de simbolismo y envueltos en una magia especial.

También cabe destacar que cerca del barrio de Orcona y las pampas desérticas donde están las líneas de Nazca, existen dos de los puntos con mayor electromagnetismo de nuestro planeta. Sin duda, una ciudad que fui descubriendo cada vez con más ímpetu gracias a un voluntariado que realicé en un hostal de la zona. ¿Te vienes a descubrirla conmigo?

Qué ver en Nazca

Gracias al voluntariado que realicé pude visitar varios yacimientos arqueológicos, pude sobrevolar las líneas de Nazca y, cómo no, tuve la suerte de acudir en dos ocasiones al punto magnético de Orcona. Toda una experiencia reveladora.

Pirámides

Hasta la fecha se han descubierto dos estructuras piramidales, que se encontraban enterradas entre la abundante arena que hay en la región. El hallazgo es relativamente actual, por lo que tanto los trabajos de investigación como el desentierro aún están en marcha. Les hablo de los Paredones y Cahuachi.

Esta última ubicada en el desierto, fue el centro urbano y ceremonial de la civilización. Se conoce que ambas construcciones son en adobe, con pasadizos internos y amplias estancias en forma de plazas donde se realizaban diversos rituales. Tras la restauración de algunas paredes, se puede apreciar como aún los muros conservan parte del color original, el amarillo.

La visita a ambos yacimientos es completamente gratuita. Sin embargo, no se aconseja ir sola a Cahuachi. ¿Por qué? El problema es que se encuentra desierto adentro, lo que dificulta su llegada puesto que no hay rutas marcadas y ya hay mucha gente que se ha perdido en el desierto. Seguir las marcas de los coches es un grave error pues hay muchos tours que hacen diversas rutas por la zona.

No existen indicaciones ni carretera delimitada, por eso para evitar que te pierdas te aconsejo que hagas la visita con un tour o con alguien que conozca bien el camino. Por ejemplo, hay tours que combinan varios yacimientos en un solo día, por lo que te puede salir más que rentable y la experiencia siempre será mejor. Puedes mirarlos en Nazca o echar un vistazo a éste de Civitatis.

Acueductos 

Hay una gran red de acueductos subterráneos que se encuentran alrededor de la actual ciudad. Muchos de ellos aún se usan por los lugareños, y no es para menos; su grado de conservación es alucinante. Los acueductos de Cantalloc son de pago (8 soles la entrada, unos 2 euros), mientras que los de Orcona son gratuitos. Aunque las similitudes entre ambos yacimientos son enormes, los acueductos de Cantalloc son más grandes e impresionantes. Éstos están alineados, según dicen, con las constelaciones.

Las canalizaciones son subterráneas y antiguamente fueron confeccionadas así en forma de espiral o en forma de cuadrado para que se generase de forma natural un sistema de ventilación, eliminando así los mosquitos y el empozamiento de las aguas. Además, dada su forma, el acceso a la recogida del agua es más fácil y cómoda. El agua que hoy podemos ver, proviene de las montañas, a muchos kilómetros de distancia de la ciudad.

Viajar sola a Nazca, Aroa Quintana
Los acueductos recogen el agua a través de espirales como ésta. Foto: Aroa Quintana

Cementerios 

Perú es uno de los países en el que mayor número de saqueadores hay. Esto ha propiciado que la conservación de muchos yacimientos se viera afectada, y es lo que ha sucedido con los cementerios de Nazca. Existen dos cementerios en el desierto que fueron profanados, dejando a la vista enterramientos milenarios que dicha civilización había hecho en las pampas.

Chauchilla es el cementerio de momias más conocido, y también el mejor conservado. En él los investigadores encontraron tumbas en perfecto estado, sobre todo enterramientos familiares. Asimismo, también se encontraron cerámicas, ornamentos y restos de comida que introducían en el interior de los enterramientos para que acompañara a los fallecidos en su viaje a la otra vida. A mí lo que más me llamó la atención fue la manera de enterrar los cuerpos. Éstos los envolvían en telas y los colocaban en posición fetal. Se pensaba así que la muerte era un renacimiento, evocando así cómo se llega a la vida.

Tambo de perro es el otro gran cementerio de Nazca, y el peor conservado. Se trata de una gran extensión desértica que cuenta con numerosos restos humanos desperdigados por toda la pampa. Esto sucedió debido a la excesiva profanación del lugar en busca de tesoros y reliquias que después se vendían en el mercado negro. Sin duda, impresiona bastante.

Viajar sola a Nazca, Aroa Quintana
Visitar los cementerios de Nazca impresiona mucho. Foto: Aroa Quintana

Orcona y el punto magnético

Como les adelanté anteriormente, Orcona, junto a la pampa donde se encuentran las líneas de Nazca son dos de los puntos con mayor magnetismo de la tierra. El de Orcona fue descubierto tras el hallazgo de las líneas, pero lo cierto es que desde la época en la que habitaron los Nazcas este lugar ha sido transitado por los lugareños para sanar sus dolencias y afecciones.

Tras numerosos estudios, y teniendo en consideración la tradición que se fue transmitiendo de generación en generación, se determinó que los Nazcas acudían a este peculiar lugar para curar sus enfermedades y renovar sus energías. Fue, y sigue siendo, un lugar sagrado para los habitantes del valle.

Tuve la suerte de ir dos veces, y fue realmente apasionante. La primera vez que lo hice fue de noche. Hacía mucho tiempo que no veía un cielo tan limpio y estrellado. Al fondo podía ver las luces de la ciudad de Nazca, pero la paz y la tranquilidad que allí se respiraba no la había sentido nunca durante todo el viaje.

En la visita nos invitaron a buscar y encontrar nuestro sitio dentro de un círculo de piedras cuyo origen se desconoce. Anduve descalza un rato. Me sentaba, me levantaba, me volvía a sentar. Hasta que me sentí realmente cómoda. Dejé caer mi cuerpo sobre la arena. Me centré en mirar las estrellas, cuando me di cuenta mis ojos se habían cerrado. La relajación fue extrema y la sensación de felicidad muy fuerte.

Las líneas de Nazca 

Se trata de formas geométricas que evocan a animales y humanos de gran tamaño y con una precisión asombrosa. Éstas tienen una dimensión que varía desde los 30 metros, hasta los 300 y con una pequeña profundidad de 5 centímetros. Todavía se desconoce el porqué de la realización de estos dibujos, aunque hay teorías para todos los gustos.

Conseguí realizar un vuelo de 30 minutos sobrevolando las líneas. Aunque se ven algo pequeñas desde tan altura, fue algo sumamente increíble. El vuelo en sí no aporta un valor añadido sobre teorías o explicaciones acerca de ellas, algo que yo sugerí que podían incorporar en las excursiones. Sin embargo, sigue siendo un vuelo apasionante, a la vez que revuelto. Por eso, si vas a hacerlo, no desayunes pues las avionetas son bastante inestables y puede darte mareo con los giros. De igual modo, hay varias opciones de vuelo de más tiempo que también incluyen las líneas de los Palpa, otra civilización que ocupó la región aledaña. Aquí te dejamos el tour de Civitatis.

Viajar sola a Nazca, Aroa Quintana
Sobrevolar las líneas de Nazca es una experiencia única. Foto: Aroa Quintana

Alrededores de Nazca 

Cerca de Nazca hay dos lugares dignos de ser visitados. Uno es la Reserva Natural de San Fernando, un paraje natural idílico en la costa en el que podrás ver muchos animales y pasar un día diferente y divertido, lejos del caos de las ciudades peruanas. Para llegar hasta él, es recomendable que lo hagas con un tour de un día, es mucho más cómodo y seguro.

Otro de los lugares que destacaría es el pequeño pueblo de Marcona, a tan solo una hora y media de Nazca. Yo fui desde Nazca en una combi, los transportes públicos que usan los lugareños, y pasé una noche allí. Su atractivo reside en la costa, pues resulta un poblado nada turístico y con los servicios básicos. Puedes encontrar algunos hostales que están bien, pero antes de reservar te recomiendo que solicites que te enseñen primero la habitación. Al no ser un lugar muy turístico los precios son elevados en comparación con otros sitios. Yo conseguí una habitación por 50 soles.

Lo imprescindible es que visites la costa, sobre todo  que llegues hasta la playa Trompa de elefante, que se puede hacer a pie. Si te gusta caminar en 30 minutos desde el centro estará allí. Se encuentra señalizado, pero si no siempre puedes preguntar. Caminar por el resto de la costa hacía la derecha también es un paseo muy bonito, sobre todo si llegas hasta el faro, donde desde el mirador puedes observar focas y pingüinos de la Reserva Natural de Marcona.

Viajar sola a Nazca, Aroa Quintana
No dejes de visitar las playas cuando viajes a Nazca. Foto: Aroa Quintana

Consejos para viajar sola a Nazca 

Si vas a viajar sola a Nazca, puedes estar tranquila. Es un lugar bastante turístico y sosegado, sobre todo si lo comparamos con otras ciudades peruanas que están llenas de mototaxis y gente gritando por las calles. Existen todos los servicios en esta ciudad como bancos, restaurantes, hostales, plazas, mercados y una infinidad de oficinas turísticas. El Banco de la Nación no tiene comisiones al retirar efectivo en sus cajeros automáticos, la única pega es que no podrás sacar más de 400 soles en una misma operación.

De igual modo, aunque existe un mercado bastante grande, a diferencia de otras regiones Nazca carece de supermercados tal y como los conocemos. Te puedes encontrar pequeñas tiendas alrededor del pueblo, pero el grande de tus compras puedes hacerlas en el mercado. Los precios son bastante buenos, aunque por ser un sitio bastante turístico a veces intentan sacarte más dinero.

Aunque yo no vi ni escuche ningún robo, si vas a viajar sola a Nazca te recomiendo que siempre tengas tus pertenencias contigo misma. Es un lugar bastante tranquilo pero más vale prevenir (aquí te dejamos un post sobre la seguridad en Perú). Yo me alojé e hice voluntariado en el hostal Nanasqa, tiene buenos precios y una gran oferta de ocio y tours que se realizan desde el mismo hostal. Además, al viajar sola a Nazca te integrarán en su pequeña familia y te sentirás como en casa.

Por último, para llegar a Nazca puedes hacerlo desde cualquier comunidad, pues es un sitio bastante transitado por los turistas. Hay conexión directa desde Lima, Cuzco, Arequipa, Ica, y Tacna (conoce cómo moverte por Perú). Asimismo, para moverte por la ciudad de Nazca lo puedes hacer a pie sin problema, todo está muy cerca. Para realizar las excursiones lo puedes hacer bien por tu cuenta alquilando un coche, o bien con algún tour. Yo recomiendo hacerlo con tour, siempre es más económico y divertido y te despreocupas de todo.

Ahora solo queda ponerte la mochila, disfrutar de este lugar y seguir descubriendo el mundo. Que nadie te diga que no puedes hacer algo. Desde que comencé a viajar sola, se ha convertido en una adicción muy buena y la mejor decisión que tomé en mi vida.

Aroa Quintana

Periodista de Gran Canaria y creadora de Buscando Hakuna Matata. En 2017 decidí emprender una aventura que me ayudaría a descubrir el mundo y a mí misma. Mi blog es un reflejo de mis vivencias y aventuras con consejo para otras mujeres y viajeros que quieren conocer lugares insólitos de este precioso planeta.

Aroa Quintana

Código ético: en este post existen algunos enlaces de afiliado, lo que significa que, si haces una reserva a través de estos links, nos llevamos una pequeña comisión. En ningún caso pagarás de más y nosotras podemos seguir manteniendo esta comunidad.  

Deja un comentario

Cerrar menú

¿Viajas sola?

Te presentamos La comunidad de #QuieroViajarSola, donde compartir dudas y experiencias de viaje y contactar con otras viajeras de todo el mundo.

¡Únete!