En la era de los selfies parece una pregunta un poco insólita pero, ¿a quién no le gusta tener una foto bonita en el lugar en el que está de visita? Muchas veces los selfies tradicionales nos limitan, nuestra cara en primer plano, los fondos muy cubiertos… Al final todas las fotos nos quedan casi iguales y es muy aburrido.

Vamos a descubrir juntas algunas técnicas para que puedas hacerte fotos viajando sola y tener imágenes más originales en los viajes con recursos básicos.

Hacerte fotos viajando sola, Iria Pardo
Te contamos cómo hacerte fotos viajando sola tan bonitas como ésta. Foto: Iria Pardo

Autodisparador más trípode

Mi opción favorita. No hace falta que sea un trípode enorme ni profesional, con algo compacto que se adapte a distintas superficies bastaría. Mi favorito es tipo gorilla pod, puedes ponerlo casi en cualquier lugar, engancharlo a ramas, barandillas, usarlo de soporte… tanto para tu móvil como para una cámara (con un objetivo no demasiado grande).

Con esto no tienes más que buscar un encuadre que te guste, poner el autodisparador y ¡correr!

El palo selfie

Pues sí. A mi al principio me daba una vergüenza de morirme, pero ahora debo reconocer su utilidad. El selfie stick te permite más distancia de la cámara que con tu propio brazo, por lo que podrás jugar un poco más con los planos. Intenta que no se vea el palo, gira un poco la cabeza y ¡voilá! foto intensa mirando al horizonte perfecta para el postureo instagramil 😉 .

Además ahora existe el invento definitivo: el palo selfie – trípode. Un dos en uno que te permitirá aún más creatividad. Incluso es útil también para fotos de grupo decentes, pues alcanzan bastante altura.

Recuerda que en muchos lugares los selfie stick están limitados y, en otros, incluso prohibido su uso.

Pide a alguien una foto

Lo sé, ya no es hacerse fotos sola, es un poco trampa, pero después de mi experiencia en Budapest os diré que puede ser una gran opción no solo a la hora de tener fotos chulas, también para conocer gente. Ten en cuenta a quien le pides la foto, eso sí. Seguridad ante todo.

En los sitios más turísticos seguro que encuentras a alguna viajera como tú que agradece un intercambio de fotos y un poco de charla. Si tienes una imagen en concreto en la cabeza, haz tú la foto primero, así puedes enseñarle como te gustaría que fuera. También puedes ofrecerte a hacerle una foto juntos a una pareja y que luego ellos te la hagan a ti. Normalmente la gente accede, a todos nos gusta tener fotos bonitas.

Esta es la opción “arriesgada” pues tú no controlas la foto y puede que acabes teniendo un montón de fotos movidas en el móvil o cámara, pero hay que arriesgarse.

Hacerte fotos viajando sola, Iria Pardo
Aprovecha los reflejos y crea una foto bien original. Foto: Iria Pardo.

Sé original, aprovecha los reflejos

Muchas veces todo falla, no encontramos a nadie que nos haga una foto, nos da vergüenza o incluso pereza sacar el trípode… Así que aprovecha tu entorno, ponte creativa. Cualquier superficie reflectante es un buen espejo y hay locales y monumentos en los que te puede quedar una foto muy chula para el recuerdo.

Espero que estos trucos te sirvan para hacerte fotos viajando sola. Si tú utilizas alguna otra técnica, no dudes en dejar un comentario para que podamos aplicarla :).

Iria Pardo

Diseñadora de profesión, viajera por vocación, voy recorriendo el mundo a trocitos. En mi blog Invierno en la playa cuento mis experiencias y recomendaciones viajeras, uniendo mis grandes pasiones, los viajes, la historia y la gastronomía.

Código ético: en este post existen algunos enlaces de afiliado de Amazon, lo que significa que, si haces una compra de un aparato, nos llevamos una pequeña comisión. En ningún caso pagarás de más y nosotras podemos seguir manteniendo esta comunidad.

No te pierdas nuestra ponencia en TEDxMálaga

Deja un comentario

Cerrar menú