En Turquía existe un paisaje sacado de otro planeta al que le llaman el ‘castillo de algodón’. Esa montaña blanca con piscinas de agua termal es uno de los lugares más soñados del país, pero mucha gente no sabe que allí también están las ruinas de una antigua ciudad: Hierapolis. En este post te contamos cómo es viajar sola a Pamukkale y por qué debes ponerlo en tu lista de destinos que visitar ¡ya mismo!

Viajar sola a Pamukkale
Hemos preparado esta guía para viajar sola a Pamukkale para que disfrutes de uno de los lugares más peculiares de Turquía

Sobre Pamukkale

Pamukkale es un pequeño pueblo que se ha hecho mundialmente famoso por una extraña formación rocosa. Se sitúa en una zona de actividad sísmica (podrás notar algún terremoto), por lo que en algún momento de la historia el terreno se abrió tras un movimiento de tierra y comenzó a brotar agua termal de la montaña. Ese agua termal tiene un mineral llamado creta, que poco a poco se va solidificando y creando el travertino, la piedra blanca que vemos hoy día por toda la montaña.

Esa montaña blanca ha estado ahí «toda la vida» y ya los romanos se asentaron aquí creando una ciudad balneario llamada Hierapolis, de la que quedan unas ruinas bastante bien conservadas en lo alto de la montaña y que merece la pena visitar.

Por ello, Pamukkale se ha convertido en uno de los destinos más populares de Turquía y te recomendamos enormemente que vayas. Es un lugar que ofrece mucho más de lo que parece a primera vista y es bastante sencillo llegar hasta allí.

Qué ver y hacer en Pamukkale

Todo el mundo conoce de Pamukkale el ‘Castillo de algodón’, que es la montaña blanca y que da nombre al pueblo (significa precisamente eso), pero hay otros lugares interesantes que conocer y actividades que realizar.

Visitar las piscinas termales

Por supuesto, si vas a viajar sola a Pamukkale no te puedes perder las piscinas de aguas termales. ¡Subir y bajar por la montaña metiendo los pies en el agua es una experiencia única! Si hace buen tiempo puedes incluso llevarte el traje de baño porque el sol pega bastante y quizá te apetezca darte un remojón ;).

La entrada a las piscinas cuesta 50 liras (unos 8€) e incluye la visita a las ruinas de Hierapolis también. Existen 3 entradas: norte, sur e intermedia. Para llegar a la norte debes tomar un taxi que te acerque pues está lejos del pueblo y te dejaría en la zona de la necrópolis de la ciudad romana. La sur está a unos 3 kilómetros del pueblo también, en dirección opuesta a la norte y te dejaría detrás del museo de Hierapolis. La intermedia, por último, es la que está más cerca del pueblo y la que da justo al travertino. Ésta es la que te recomendamos, ya que podrás subir por las piscinas, al llegar arriba visitar la ciudad romana y volver a bajar por las piscinas cuando hayas acabado la visita (así las disfrutarás dos veces ;)).

Como recomendación, lo mejor es que lleves una mochila con toalla para secarte (te mojarás sí o sí, aunque solo sean los pies), gafas de sol (el sol pega mucho y refleja sobre la superficie blanca, así que puede ser peligroso para la vista, como al ir a esquiar), protector solar y gorro en días de sol y, por supuesto, la cámara de fotos ;). Asegúrate también de dejar espacio en la mochila para que te quepan tus zapatos y de llevar pantalones que te puedas subir hasta la rodilla para no mojártelos. Por último, en la parte de arriba, cuidado con las zonas del suelo en tonos rojizos porque resbalan (el resto no aunque lo parezca).

Pasear entre las ruinas de Hierapolis

Una de las mayores sorpresas que me llevé en Pamukkale fue la de descubrir las ruinas de la ciudad romana de Hierapolis. Básicamente, ¡porque no tenía ni idea de que existiese! Y lo mejor de todo, es que se puede visitar con la entrada a las piscinas termales. ¡Es perfecto!

La ciudad de Hierapolis tuvo su mayor esplendor en los siglos II y III, cuando los nobles romanos llegaban hasta allí para descansar. Fue destruida por un terremoto en 1354, pero las ruinas que han quedado están muy bien conservadas y te transportarán a aquella época.

Entre las ruinas que se pueden visitar hoy día están el teatro, desde donde se tienen unas vistas impresionantes de las montañas que hay junto a Denizli, la necrópolis, con cientos y cientos de tumbas, y la puerta de Domiciano con la calle principal flanqueada por columnas.

Junto a las ruinas se encuentra el museo, que puedes visitar si quieres saber más de la historia del lugar (7 liras, poco más de 1 euro) y las piscinas de Cleopatra, aguas termales y spa donde se dice que se bañó la mismísima reina egipcia (la entrada también se paga aparte, pero no estamos seguras de cuánto cuesta).

Viajar sola a Pamukkale, Hierapolis
Las ruinas de Hierapolis merecen mucho la pena. ¿No es ideal la ubicación de este teatro?

Volar en globo

Seguro que has soñado muchas veces con volar en globo por la Capadocia, pero ¿y si te decimos que en Pamukkale también puedes hacerlo?

Debido a sus paisajes se está convirtiendo en una actividad muy popular, y sus precios son más bajos que los de la Capadocia (entre 120 y 150 euros por persona). Por ello, si no tienes tanto presupuesto para volar en la Capadocia o tienes la mala suerte de no poder llegar a hacerlo porque se cancele, tienes la opción de volar en Pamukkale ;).

Hacer parapente

También popular es volar en parapente. En realidad el lugar más famoso para hacerlo en Turquía es en Fethiye y Ölüdeniz, pero, de igual modo que el globo, haciendo parapente aquí tendrás unas vistas increíbles del pueblo de Pamukkale, las piscinas termales, la ciudad romana y las montañas de Denizli. Si quieres probarlo, los precios están en torno a 95 dólares por persona.

Visitar otras ruinas

En los alrededores de Pamukkale existen más ruinas de ciudades de la antigüedad, como es el caso de Laodicea, una importante ciudad comercial ubicada 10 kilómetros al sur de Hierapolis (hoy en día, entre Pamukkale y Denizli). También cerca de allí están las ruinas de Aphrodisias, llamada así por el templo de Afrodita que se hallaba en la ciudad. Para visitarlas necesitarás coche o tomar un tour desde Pamukkale.

¿Cuánto tiempo dedicar a visitar esta zona?

Si solo quieres visitar las piscinas y los restos de Hierapolis, con medio día es suficiente. Ahora bien, si quieres también visitar Laodicea o volar en globo o parapente, entonces piensa en dedicar un día entero o incluso día y medio para que te dé tiempo a disfrutarlo.

Viajar sola a Pamukkale
Si el día está nublado o feo, ve igual. Puede que la gente no suba porque haga frío pero tendrás este increíble lugar para ti sola

Cómo llegar a Pamukkale

Para llegar desde Estambul puedes tomar un vuelo interno (puedes encontrarlos muy baratos incluso con Turkish Airlines), pero si estás en Izmir, la Capadocia u otro lugar del sur de Turquía, lo mejor es viajar en autobús.

Desde la Capadocia puedes tomar un bus nocturno que te lleva a Denizli en unas 8 horas, mientras que desde Izmir el trayecto son unas 3 horas, aunque tendrás que llegar primero hasta la propia estación de autobuses que está algo retirada. Para ello, puedes tomar un taxi para ir hasta allí (unas 30 o 40 liras) o comprar el billete en las oficinas que hay en la zona de la estación de tren de Basmane, donde te recogerán con un shuttle para llevarte hasta la estación. En cualquier caso, añade una hora más para esto a tu trayecto.

En cualquier caso, el transporte te llevará hasta Denizli y para llegar hasta Pamukkale hay que tomar un dolmus (minibús). Estos se toman en la planta baja de la estación de autobuses, así que si llegas al aeropuerto o la estación de tren, tendrás que ir hasta allí. El dolmus que va para Pamukkale está en el andén 76 y cuesta 4 liras.

Desde Izmir también puedes optar por viajar en tren. Tarda unas 4 horas, por lo que tarda más o menos lo que el bus y además es más barato. Si vas a Éfeso y te alojas en Selçuk, puedes incluso tomarlo allí. Otra alternativa es hacer un tour y visitarlo de forma exprés desde por ejemplo Kusadasi (cerca de Izmir y Éfeso) o incluso Estambul

Dónde alojarte en Pamukkale

Pamukkale es un pueblo relativamente pequeño, así que te alojes donde te alojes estarás cerca de las piscinas termales. Es bastante tranquilo, ya que el centro son un par de calles con restaurantes y el resto hoteles, así que podrás descansar bien.

En mi caso me alojé en el Sinter Terasse Hotel, que es un hotel pequeñito llevado por una familia. Tienen varias habitaciones bastante nuevas y cómodas y ellos mismos preparan el desayuno y te ayudan a planificar tu visita. Cuando estuve era la única huésped, así que me hicieron sentir como en casa y estuvimos conversando durante el desayuno sobre Pamukkale y la vida en Turquía. Gracias a ellos pude descubrir Laodicea por ejemplo (aunque no me dio tiempo a visitarlo), y además me estuvieron contando que en su hotel se alojan muchas mujeres que viajan solas. El precio era bastante bueno (16€ con desayuno), aunque imagino que en temporada alta estará más caro. Está un poquito retirado del centro (5 minutos), pero lo bueno es que en la esquina de la calle para el dolmus, ideal para llegar y volver a Denizli.

Viajar sola a Pamukkale
Mi habitación en Pamukkale

Si vas en temporada alta y el precio de los alojamientos en Pamukkale se sube mucho, puedes mirar como alternativa quedarte en Denizli. Los dolmus funcionan todo el día y el trayecto dura apenas 20 minutos entre un lugar y otro, así que puedes visitar Pamukkale perfectamente durante el día y después volver a Denizli a dormir.

Esperamos que este post te anime a viajar sola a Pamukkale, porque de verdad merece mucho la pena. Es un lugar tranquilo, seguro y muy bonito, así que no dudes en pasar un día o dos allí y descubrir todo lo que ofrece. No olvides echar un vistazo a nuestras stories sobre Pamukkale en Instagram para tener una mejor idea del destino. 

Estela Gómez

Viajera, fundadora de #QuieroViajarSola y travel blogger en Viajes e ideas. En 2016 agarré una mochila y me fui de viaje sola por primera vez a recorrer Sudamérica durante 6 meses y, desde entonces, quiero que todas las mujeres viajen solas porque es una de las mejores experiencias que se pueden tener en la vida.

Detrás de #QuieroViajarSola, Estela Gómez

Código ético: en este post existen enlaces de algunas empresas que son de afiliado, lo que significa que, si haces una reserva a través de ellos, nos llevamos una pequeña comisión. Tú no pagarás de más y nosotras podemos seguir manteniendo esta comunidad. Si te los recomendamos es porque los hemos probado y los utilizamos en nuestros viajes 😉 .

Deja un comentario

Cerrar menú

¿Viajas sola?

Te presentamos La comunidad de #QuieroViajarSola, donde compartir dudas y experiencias de viaje y contactar con otras viajeras de todo el mundo.

¡Únete!