Viajar sola a Coimbra es sinónimo de inmersión cultural e histórica en Portugal. Se trata de una de las ciudades con mayor pasado del país. Aquí se instaló el primer Palacio Real y, más tarde, la Universidad, que es una de las más antiguas del mundo.

Viajar sola a Coimbra
Te traemos un post con consejos para viajar sola a Coimbra

Cómo es viajar sola a Coimbra

Como te hemos dicho en más de una ocasión, recomendamos viajar sola a Portugal al 100%. Es un país muy seguro, tranquilo, bien conectado y con buena gastronomía, y es realmente fácil disfrutar de una aventura en solitario.

Coimbra no es una excepción. Se trata de una ciudad pequeña, de poco más de 100.000 habitantes, con mucha historia a sus espaldas. Esto hace que tenga muchos edificios y monumentos destacados y que cada rincón te transporte a otra época. Además, es una ciudad muy joven, pues su Universidad acoge a 25.000 estudiantes cada año, quienes se dejan ver por toda la ciudad (y cuyas tradiciones festivas se han convertido en un aliciente más para visitarla).

Se sitúa en el centro del país y eso la convierte en parada obligatoria para quienes hacen una ruta por Portugal, ya sea de norte a sur, o de sur a norte. Por eso, es muy fácil encontrar otros viajeros como tú que también recorren el país en solitario, así como muchos peregrinos que hacen el Camino de Santiago portugués.

No tendrás que preocuparte por sufrir un robo, acoso ni asaltos, tampoco por el idioma, ya que el portugués es muy parecido al español. Es una ciudad que puedes visitar sola con total tranquilidad y que además tiene algunos lugares de interés en los alrededores a los que puedes llegar en transporte público.


Cómo llegar a Coimbra

Como te decimos, Coimbra se sitúa en el centro de Portugal, algo así como entre Oporto y Lisboa (aunque algo más cerca de Oporto). Está conectada con ambas ciudades por carretera y ferrocarril, por lo que puedes llegar tanto en coche como en autobús o tren. No hay aeropuerto, así que si viajas desde otro país, tendrás que volar primero a una de estas ciudades y desplazarte hasta Coimbra después (o viajar en autobús desde España).

Si viajas en tren puedes consultar horarios en la web de Comboios de Portugal y comprar tu ticket tanto online como en las taquillas de las estaciones. Debes tener en cuenta que en Coimbra hay dos estaciones: Coimbra y Coimbra-B. La que se llama Coimbra es la que está más cerca del centro de la ciudad, pero en ella solo operan trenes regionales. Si vienes desde Oporto o Lisboa, entonces llegarás a Coimbra-B, que está más a las afueras. Desde allí puedes tomar un taxi a tu alojamiento o tomar un tren a la estación de Coimbra si vas a quedarte en las cercanías.

Si llegas en autobús, la estación se encuentra también algo a las afueras, entre las dos estaciones de tren. Aún así, son unos 20 minutos caminando hasta la calle principal de Coimbra, por lo que no es una gran distancia. La mayoría de compañías paran allí, como Rede Expressos o Flixbus, pero hay otras que no, como Rodonorte. Ésta para frente a la estación de tren Coimbra, la más cercana al centro. Por tanto, asegúrate de a dónde vas a llegar y, sobre todo, desde dónde vas a salir para no perderlo (las compañías suelen tener un apartado en su web con la información de las paradas).

Qué ver en Coimbra

Una vez en Coimbra, prepárate para caminar mucho y subir y bajar cuestas. Deja a un lado los tacones y ponte el calzado más cómodo que tengas, ya que las calles adoquinadas y empedradas te pueden hacer sufrir. Como te decíamos, es una ciudad histórica, así que las calles son estrechas, laberínticas en algunos casos y con edificios con muchos años a sus espaldas. Tómatelo con calma y disfruta de todo lo que evoca.

¿Quieres conocer los detalles de la ciudad acompañada? Puedes apuntarte a hacer un free tour por Coimbra.

Universidad de Coimbra

Sin duda, lo que no puedes perderte al viajar sola a Coimbra es su Universidad. Se sitúa en lo alto de la colina donde se asienta la ciudad y allí encontrarás las facultades donde se sigue dando clase. La visita se realiza en los edificios principales y con más historia, a los que se entra por la Porta Férrea, el arco de entrada al Pazo de las Escuelas.

El edificio más antiguo es el Palacio Real, llamado así porque allí se encontraba la primera corte de los Reyes de Portugal. Funcionó como tal hasta 1290, año en el que el Rey Dionisio lo transformó en Universidad. El Salón del Trono pasó a ser el Salón donde se celebran los actos más importantes de la Universidad y así continúa hasta hoy día.

Viajar sola a Coimbra, Universidad
Desde el balcón del Palacio Real se puede contemplar todo el Pazo de las Escuelas

Junto al Palacio Real, la Capilla de San Miguel, una preciosa iglesia magníficamente adornada con azulejos, algo muy típico en Portugal, y la Biblioteca Joanina. Ésta es la joya de la corona. Se trata de una antigua biblioteca que cuenta con unos 70.000 volúmenes de los siglos XVII y XVIII. Es posible visitarla, pero no hacer fotografías para preservar su arquitectura y los libros. Se compone de tres salas abiertas y comunicadas entre sí, una negra, otra roja y otra verde, con techos altos, escaleras de madera y miles de detalles, como adornos en forma de caligrafía oriental o relieves  adornados en pan de oro.

Para visitar todo esto, debes ir primero a la taquilla, en el Largo da Porta Férrea. Existen dos programas de visita. El primero incluye la entrada al Palacio Real, la Capilla de San Miguel, la Biblioteca Joanina y el Museo de la Ciencia y cuesta 12,50€. El segundo incluye solo el Palacio Real y el Museo de la Ciencia y cuesta 7€. Te recomendamos el primero porque la Biblioteca Joanina y la Capilla de San Miguel son los dos lugares más bonitos.

Por 1€ más con la entrada, puedes subir hasta la torre de la Universidad, aunque no se recomienda para quien sufra de claustrofobia, vértigo o problemas de corazón. La escalera es muy estrecha, sobre todo en parte superior, y puede llegar a agobiar. Eso sí, las vistas desde arriba son muy buenas porque estarás en el punto más alto de la ciudad antigua. Tampoco te olvides de acercarte hasta el Jardín Botánico, que está por allí cerca, y ver de paso el acueducto de San Sebastián.


Catedrales Nueva y Vieja

Coimbra cuenta no con una, sino con dos Catedrales. Al lado de la Universidad se encuentra la Catedral Nueva (Sé Nova), que anteriormente fue la Iglesia del Colegio Jesuita. Para verla por dentro hay que pagar 1€.

Callejeando por las calles antiguas llegarás, un poco más abajo, a la Catedral Vieja (Sé Velha). Me pareció bastante más interesante que la Nueva por lo antiguo de sus azulejos y decoraciones. Visitarla cuesta 2,5€ y se puede acceder también al claustro.

Iglesia de Santa Cruz

Si algo tienen estas ciudades tan antiguas, son iglesias, y en Coimbra hay muchas. Más allá de las Catedrales, quizá la más destacada sea la de Santa Cruz, al final de la calle principal de la ciudad. Sabrás cuál es por su impresionante fachada. Fue, en realidad, un Monasterio y aunque visitar la iglesia es gratuito, si quieres visitar el claustro y otras dependencias tendrás que pagar entrada.

Monasterios de Santa Clara la Vieja y la Nueva

Y hablando de Monasterios, cruzando el río se pueden encontrar los de Santa Clara la Vieja y la Nueva. El primer monasterio fue Santa Clara la Vieja, pero tras las continuas crecidas del río y sus inundaciones, se decidió trasladarlo a un lugar más alto. Es así que se construye Santa Clara la Nueva.

Ambos pueden visitarse, aunque el antiguo está en ruinas (hay un museo con su historia). El nuevo consta de una bonita iglesia donde están los restos de la Reina Santa Isabel, que fue esposa del Rey Dionisio, quien ordenó el establecimiento de la Universidad en Coimbra. Por 2€ puede visitarse la iglesia y el claustro, y por 5€ también los coros. Desde allí hay buenas vistas de la ciudad.

Río Mondego

Ya que has cruzado el río, te animamos a que disfrutes de él y camines por el parque de este márgen hasta el puente de Pedro e Inés. Es un puente peatonal desde donde se tiene una vista espectacular de Coimbra. Del otro lado, tienes el parque Verde, que está muy bien para pasear y ver un poco más de cerca el chorro de agua.

Viajar sola a Coimbra, río Mondego
La mejor vista de Coimbra es desde el puente de Pedro e Inés

Qué ver en los alrededores de Coimbra

No muy lejos de Coimbra existen dos lugares que puedes visitar fácilmente con transporte público. Se trata de Luso y Lousã, dos pueblos que se encuentran a los pies de dos espacios naturales muy importantes.

Luso

Luso debe su importancia al Bosque de Busaco. Los monjes carmelitas fundaron en su montaña un convento y vallaron toda un área alrededor con varias puertas. En el recinto plantaron todo tipo de árboles y plantas y eso ha dado lugar a una de las mejores colecciones dendrológicas (plantas arboladas) del mundo. Existen varios caminos para recorrerlo e ir descubriendo muchas de estas plantas, lagos y fuentes, como la Fuente Fría, una gran escalinata con una corriente de agua que baja por ella.

En el siglo XIX se construyó aquí un Palacio Real de estilo neomanuelino que tan solo fue utilizado como tal una vez. Después fue convertido a hotel de lujo y así permanece. Desde luego alojarse en él, tanto por lo bonito del edificio como del lugar donde se encuentra, debe ser una experiencia única. Si tienes más de 100€ de presupuesto para pagar lo que cuesta la noche, puedes hacerlo ;).

En la parte más alta del bosque existe un mirador con unas vistas preciosas de toda la zona (Cruz Alta). Desde el palacio se llega en poco más de media hora siguiendo el camino del via crucis.

Luso se encuentra hacia el norte de Coimbra, a una media hora en tren regional. Para llegar, puedes tomarlo en la estación de Coimbra sobre el medio día (solo hay 3 trenes al día, así que asegúrate de tomar ese) y el billete cuesta 2,65€. Desde la estación de tren puedes caminar unos 20 minutos hasta el bosque o tomar un taxi hasta una de sus puertas. Para volver, el último tren es sobre las 18:30 (da el tiempo justo para visitarlo todo haciendo pausa para comer).

Viajar sola a Coimbra, Luso
El Palacio de Busaco es un lugar muy instagrameable



Lousã

En el caso de Lousã, este pueblo es un buen punto de partida para hacer senderismo por la sierra de Lousã. Si te gusta caminar en la montaña, éste es tu lugar.

Desde el centro del pueblo, junto a la iglesia, sale un sendero de pequeño recorrido que lleva hasta el castillo, ya en la sierra. Antes de llegar al castillo, se llega a una serie de capillas y, desde allí, puedes tomar otro sendero para ir a conocer los pueblos de pizarra (Aldeias do Xisto).

Estos pueblos eran el hogar de pastores hasta hace algunas décadas y se han salvado del abandono total gracias al turismo, ya que muchas de estas antiguas casas construidas en pizarra se han restaurado y convertido en apartamentos turísticos. Destacan sobre todo Talasnal y Casal Novo, aunque hay algunos más. Puedes ir primero a Talasnal, después a Casal Novo y volver al pueblo por el mismo camino anterior desde las capillas, o tomar una variante desde Talasnal a Chiqueiro para ver las letras de Lousã y de ahí a Casal Novo. Hacerlo todo te llevará unas 5 horas.

Para llegar a Lousã puedes tomar el metro Mondego, que antes era un tren, pero ahora se hace en autobús. El billete se compra en la estación de tren de Coimbra y el autobús para justo frente a la estación (está indicado aunque el cartel está algo dañado). Cuesta 2,85€ hasta Lousã-a (te deja más cerca del centro) y el trayecto dura aproximadamente una hora.

Ten en cuenta que a la hora de hacer senderismo necesitas llevar ropa y calzado cómodos, mucha agua, comida, protector solar, móvil y baterías cargadas y tener algún plano a mano o en el móvil. Sigue siempre las marcas rojas y amarillas y no te salgas de los senderos para evitar perderte.

En caso de que no te atrevas a hacer senderismo sola o no te apetezca caminar, tienes la opción de hacer un tour que te lleva a estos pueblos de la Sierra de Lousã.

Viajar sola a Coimbra, Lousã
Casal Novo es uno de los pueblos de pizarra de la sierra de Lousã

Dónde alojarte en Coimbra

A la hora de alojarte, tanto si vas a visitar solamente la ciudad como si te apetece acercarte a Luso o Lousã, te recomendamos quedarte por el centro de Coimbra. Lo ideal sería la zona baja, cerca de la calle principal y de la estación de tren. Evita los alojamientos que estén cerca de la Universidad, porque eso significará que tendrás que andar subiendo cuestas constantemente.

Como es una ciudad a la que llegan muchos viajeros y hay mucha gente joven, hay muchos hostels. Ya sabes que te recomendamos alojarte en hostels porque es económico y una buena manera de conocer gente durante el viaje. Si quieres consejos sobre este tipo de alojamiento, te dejamos nuestro post «Cómo elegir un hostel (y hacerlo bien)«.

Por último, nos gustaría reseñar que existe una consigna en la calle principal de Coimbra, en una pequeña tienda de souvenirs que se llama In vintage (Rua Ferreira Borges 146-148). En caso de que lo necesites, puedes dejar allí tu equipaje por 4€ todo el día y es seguro, además de que las chicas son muy simpáticas.

Si quieres más información y echar un vistazo a la ciudad, te dejamos nuestros stories de Instagram sobre viajar sola a Coimbra. Allí te contamos todo sobre la ciudad, Luso y Lousã. En caso de tener alguna duda, déjanos tus comentarios para que podamos ayudarte :).

Estela Gómez

Viajera, fundadora de #QuieroViajarSola y travel blogger en Viajes e ideas. En 2016 agarré una mochila y me fui de viaje sola por primera vez a recorrer Sudamérica durante 6 meses y, desde entonces, quiero que todas las mujeres viajen solas porque es una de las mejores experiencias que se pueden tener en la vida.

Detrás de #QuieroViajarSola, Estela Gómez

Código ético: en este post hay algunos enlaces de afiliado de empresas en las que confiamos para realizar nuestros viajes (vuelos, alojamiento, actividades…). Cuando hagas una reserva a través de estos links, nos llevamos una pequeña comisión. En ningún caso tú vas a pagar de más y nosotras podemos seguir manteniendo esta comunidad.

Deja un comentario

Cerrar menú

Encuentra lo que necesitas

Toda la información por destinos