En estos tiempos donde estamos permanentemente subiendo nuestros viajes a las redes sociales, es importante no quedarnos sin batería, ¿no crees? Por ello, lo mejor es contar con una batería externa para poder cargar el teléfono móvil en cualquier momento y lugar. 

Es cierto que las baterías de los smartphones cada vez son más duraderas, pero también es verdad que, si estamos de viaje y se nos apaga el móvil, puede ser un drama. Ya no solo por no poder subir tus fotos a las redes, sino también porque sin móvil te quedas sin acceso a aplicaciones importantes, como puede ser Google Maps para saber dónde te encuentras y cómo puedes volver a tu alojamiento. 

Batería externa

Te recomiendo hacerte con una batería externa como la de la foto, por los siguientes motivos: 

  • Es muy compacta y ligera (unos 200 gramos), por lo que no pesa prácticamente nada y cabe en cualquier rincón del bolso o mochila. 
  • Cuenta con carga rápida, lo cual es ideal si necesitas recuperar un porcentaje de batería aceptable en unos minutos. 
  • Tiene varias salidas, con puertos USB normales y puertos C y Micro-USB. De esta manera puedes cargar varios dispositivos a la vez, ya sea tu smartphone, tu portátil, la tablet…
  • Es compatible con los principales fabricantes de dispositivos del mundo. 

Aunque la batería de mi teléfono dura mucho y suelo salir incluso con el cargador, cuando estoy de viaje no me la juego. ¡Una batería externa (¡o dos!) es algo imprescindible!


No te vayas sin echar un vistazo a la página con más productos de tecnología para viajar.


Código ético: el producto reseñado en esta página es una recomendación personal basada en mi experiencia con él. Si compras alguno de los productos que te recomiendo en la web yo me llevo una pequeña comisión que me permite seguir manteniendo esta comunidad.