Estoy cansada de escuchar a amigas, compañeras y hermanas diciendo que no se animan a viajar solas o siempre buscan a alguien más para lanzarse a la aventura, así que quiero contarles en dos escritos mis vacaciones de invierno en el centro y norte de Argentina. ¡Quiero mostrarles que no solo se puede viajar sola, sino que es bellísimo!

3 días en Córdoba Capital

Viajé de Bariloche a Córdoba Capital en la empresa low cost Flybondi. Es un buen lugar para buscar vuelos baratos y ya está en casi todo el país. Los pasajes no incluyen ningún extra, solo equipaje de mano, así que si querés llevar más te conviene pagarlo por internet porque es más barato que si lo pagás en el momento. Tampoco incluye comida aunque te venden durante el vuelo, así que recomiendo llevar algo porque es muy caro (ese algo no comprado en el aeropuerto que también es caro, sino antes). 

Si llegás a Córdoba de día hay varios colectivos para ir al centro de la ciudad. Yo llegué a las tres de la mañana, entonces preferí no ir hasta la parada porque además donde me dejaba el colectivo iba a tener que caminar quince cuadras. Mi recomendación, como siempre viajeras, es no tener miedo pero sí cuidado. Si éste es tu caso también, recomiendo primero buscar bien la dirección a la que vas, calle, número, barrio, zona y luego buscar personas con las que hayas compartido el vuelo que te trasmitan confianza y ofrecerles compartir un remise (quizás otras viajeras como ustedes).

Conociendo Córdoba

La ciudad es hermosa. En el centro hay mucho que conocer y por suerte la gente es super amable dando indicaciones, así que si no tenés mapa o no tenés internet, podés ir preguntando sin problema. De igual manera, en la mayoría de los parques hay internet público y en el Paseo del Buen Pastor hay una galería libre que tiene enchufes por si te quedás sin batería a medio día, como yo que no seguí mi propio consejo de salir con todo cargado…

Este paseo es muy lindo. Tiene diferentes muestras artísticas de artistas cordobeses, muy recomendado, además de una excelente vista de la hermosa arquitectura de la Iglesia de los Capuchinos.

Atravesando la ciudad está La Cañada, a veces con más agua a veces con menos, pero le da un toque muy lindo con los árboles a ambos lados, es una calle pintoresca para cruzar la ciudad. Algo que también me llamó mucho la atención de Córdoba es que por todos lados hay grafitis o pinturas, en paredones, casas, parques, cualquier superficie.

Vacaciones de invierno en el centro de Argentina, graffiti en Córdoba
Uno de los graffitis que puedes encontrar en Córdoba. Foto: Victoria Gómez

Además también hay muchos parques, todos super cuidados, limpios y amplios como Parque Las Tejas, Parque Bicentenario o Parque Sarmiento. También los parques de Ciudad Universitaria, llenos de jóvenes y muchos vendedores ambulantes, pero el parque que más me gustó es el del Estadio Kempes. Está un poco lejos del centro, pero tiene muchas pistas para bici y skate, diversos juegos y lo atraviesa el único río de Córdoba Capital.

Hay muchos museos en la ciudad y mi recomendación son los museos Caraffa, Ferreyra y Dionisi. Cada uno sale $50 pero podés comprar una entrada ($100) que incluye a los tres; si no, los miércoles los museos son gratis. Si bien las muestras van cambiando, el Caraffa y el Dionisi suelen ser mayormente de arte contemporáneo y el Ferreyra más clásico (éste siempre tiene muestras fotográficas afuera). Los tres están muy cerca en forma de triángulo. 

Salir y moverte por Córdoba

Como en la mayoría de los lugares, comer afuera es costoso, pero comprar en el supermercado y cocinar es mucho más barato. Más que nada para nosotros, los del sur. Como recomendación que no puedo dejar de nombrar, si tenés la oportunidad, tenés que probar una pizza de la pizzería Di Solito. Hay una en especial que se llama “Caprichosa”, con aceitunas negras, hongos de pino y corazones de alcaucil, osea, una fiesta.

Córdoba es una de las pocas provincias que no comparte la tarjeta SUBE que se usa para el colectivo. Yo en particular no compré la tarjeta porque me muevo caminando en las ciudades, pero es algo a tener en cuenta y en el aeropuerto la venden. Estuve solo tres días en la Capital porque así se fueron dando mis planes con encuentros con amigos que andaban en la provincia, pero la verdad es que hay mucho para hacer acá. A veces en los parques hay ferias de comida y como en casi todo el país está muy presente la cerveza artesanal de muy buena calidad.

En estos tres días solo gasté plata en la entrada a los museos e intenté siempre comprar en mercado y cocinar bastante barato. Ahí depende de cada una, pero por ejemplo un happy hour de cerveza está a $70. 

Yo para juntar plata para el viaje y seguir ganando durante el mismo vendo pulseras de macramé. Los hilos son super baratos y en Youtube hay muchos tutoriales. Es super simple y a los turistas les llama mucho la atención, ya que en otros países no existe la costumbre. Otras veces hago budines, los corto en porciones y envuelvo y vendo en la calle, y a veces incluso hago diábolo en los semáforos. Acá en Córdoba Capital, los fines de semana en la calle Hipólito Yrygoyen se suelen vender artesanías sin problema.

En cuanto a la estadía, no soy mucho de ir a hostel, sino que me manejo con Couchsurfing. Es una aplicación de intercambio de hospedaje, participar es totalmente gratuito y te permite conocer mejor el lugar desde una mirada local. Además de la parte del hospedaje también existe una sección para simplemente encontrarte a compartir actividades con otros viajeros.

Vacaciones de invierno en el centro de Argentina, museo en Córdoba
Una de las obras que se pueden ver en sus interesantes museos. Foto: Victoria Gómez

4 días en el Valle de Calamuchita

Si todavía no te sentís muy segura de viajar sola, lo que podés hacer es ir armando por momentos el viaje sola y coordinar con amigos para encontrarte en partes del viaje, así vas teniendo pequeños “descansos” de ambos tipos de viaje. También para esto está bueno Couchsurfing, para encontrar con quién compartir. Mis días en el Valle de Calamuchita los pasé con amigas que no veía hace un buen tiempo y tuvimos suerte de poder coordinar un reencuentro todas juntas.

Santa Rosa de Calamuchita

En el Valle hay muchos pueblitos, cada uno más bello que el otro, y lo que hicimos nosotras fue tener de base Santa Rosa de Calamuchita (uno de los más grandes) y de ahí irnos moviendo. Desde Córdoba Capital tomé el colectivo a Santa Rosa y ya entre los pueblos del Valle es más fácil hacer dedo. Son distancias más cortas y la gente va y viene entre los pueblos todo el tiempo.

Nosotras destinamos dos días a Santa Rosa. Es una ciudad pequeña, tiene una calle principal que en temporada se vuelve peatonal y un anfiteatro frente a la playita Puchuqui. Éste de día se llena de gente tomando mate y de noche ponen música y se hace ahí la previa para salir a bailar al boliche que queda a dos cuadras. Un día recorrés el centro con las ferias de artesanos y después podés ir a la playa Mate de Luna. Hay varias playitas en el mismo río pero esa es más tranquila, el agua es cristalina, la playa está limpia y solo queda a quince minutos del centro. 

Vacaciones de invierno en el centro de Argentina, Santa Rosa de Calamuchita
Uno de los lugares donde disfrutar junto al río en Santa Rosa de Calamuchita. Foto: Victoria Gómez

El segundo día se puede ir a La Cascadita, que no está muy lejos tampoco y sale $50 el ingreso al parque. Se hace un recorrido tranquilo por el bosque bordeando el arroyo hasta llegar a la cascada. Es un buen lugar para pasar un rato y quizás volver al centro para la tardecita, cuando recomiendo mucho la cerveza artesanal de Cleto Bar. 

Villa General Belgrano y La Cumbrecita

Un día es para Villa General Belgrano, una ciudad más pequeña con tinte alemán. De hecho aquí se celebra la Oktobertest en octubre. Por otro lado, en el finde largo de julio se realiza la fiesta del chocolate alpino, con espectáculos, fondue de chocolate con frutas y muchos puestos de diferentes chocolates.

La ciudad no es muy barata, por lo que está bueno pasar la tarde y tratar de no comer allá. Está llena de ferias con muchas artesanías que mezclan la cultura local y extranjera.

El cuarto día es para La Cumbrecita, un pueblo peatonal (hay colectivos que te dejan en la entrada, si vas en auto se deja en el estacionamiento y hay combis que te llevan hasta la entrada) donde se cruzan las culturas alemana, suiza, holandesa y argentina. En la entrada hay una oficina de turismo donde te dan un mapa del pueblo y podés pedir la contraseña de wifi.

En el mapa hay varios recorridos posibles para realizar. Nosotras hicimos el principal que incluye La Capilla (no tiene cruz ni ningún otro símbolo porque fue hecha con la idea de que quien quiera vaya y profese su fe sin problema), La Cascada (se camina un poco más, piedras grandes quizás uses las manos para subir pero vale la pena el esfuerzo), el Mirador Cerro Calamuchita (desde donde se ve todo el pueblo) y La Olla (rejunte del río, muy lindo lugar para tomar mate). En este pueblo probé el mejor cheesecake de mi vida, y eso que he probado muchos (en un barcito que se llama Prosit, totalmente recomendado).

Vacaciones de invierno en el centro de Argentina, La Cumbrecita
Junto a mis amigas en La Cumbrecita. Foto: Victoria Gómez

Por cierto, los lugares que recomiendo de comida no es que me hayan dicho ni nada, es totalmente mi recomendación de esas comidas que me gustaron mucho. La mayoría de este tramo del viaje cocinamos con mis amigas en la casa en la que paramos. Las recetas que hicimos, y muchas muchas más, las podés encontrar en el instagram de una de ellas: @nutri.pazu, amiga que se dedica a divulgar recetas no solo sanas sino también riquísimas.

3 días en La Falda

Llegué a La Falda para visitar a una pareja que había hospedado en mi casa por Couchsurfing y que se volvieron mis amigos al instante. Por suerte fui porque me encantó. El recorrido acá fue similar al del Valle de Calamuchita, hay muchos pueblos uno al lado del otro con muchas atracciones.

El gran icono de la Falda se podría decir que es el Hotel Edén. La visita diurna te cuenta sobre los nazis ocultos aquí y la nocturna sobre los fantasmas que en él habitan. Es una experiencia que te causa una mezcla de emociones tremenda, algo así entre miedo y curiosidad. Podés buscar algunas fotos y experiencias en internet, incluso programas al estilo de Cazafantasmas han ido a visitarlo.

El primer día en La Falda fue destinado a las visitas al Hotel y pasar un rato en la Laguna de los Patos que queda prácticamente afuera del hotel.

Villa Giardino y Capilla del Monte

Al segundo día fuimos primero a conocer un poco de Villa Giardino, inmediatamente pegado a La Falda, deslumbrándonos con su gran reloj en la plaza, hermoso y lleno de flores, y visitar el Alto San Pedro desde donde se ve toda la ciudad y las montañas. Más tarde fuimos al Paseo de los Artesanos, que es una calle larga con muchos locales artesanales y llegando al final está el bar El Bosque con muchas tortas exquisitas para probar.

El tercer día lo destinamos a Capilla Del Monte para, por un lado conocer el pueblo, famoso por sus historias sobre extraterrestres, y, por otro, alejarnos un poco del centro para ir a Los Mogotes, un parque donde corre un río entre cuevas de piedra que atravesar para llegar a una vista fantástica. La entrada al parque sale $50 y podés usar los baños, las parrillas y los bancos. 

Vacaciones de invierno en el centro de Argentina, Los Mogotes
Adentrándome en el recorrido de rocas. Foto: Victoria Gómez

Éste fue mi recorrido por Córdoba en diez días. Quise contar un poco, pero tampoco tanto, porque hay que vivirlo. Luego de la Falda me fui a Córdoba Capital (este tramo es corto, ideal para hacer dedo) para tomarme el colectivo a mi próximo destino que te cuento en el siguiente relato: Jujuy y Salta

Victoria Gómez

Soy de la Patagonia argentina y soy fanática de viajar. Tengo muchos hobbies mezclados (escribir, cocinar, circo, trekking, basquet y más) y estoy escribiendo un libro de cuentos y poesías (a veces incluyo algunas que escribo durante los viajes). Comparto mis aventuras en mi cuenta de Instagram Viajes sin ruta.

Código ético: entre nuestros tips compartimos enlaces de afiliado de algunas empresas, lo que significa que, al hacer una reserva a través de estos links, nos llevamos una pequeña comisión. En ningún caso tú vas a pagar de más (incluso en algunos recibirás descuentos o dinero) y nosotras podemos seguir manteniendo esta comunidad. Si te los recomendamos es porque los hemos probado y los utilizamos en nuestros viajes 😉 .

Deja un comentario

Cerrar menú

¿Viajas sola?

Te presentamos La comunidad de #QuieroViajarSola, donde compartir dudas y experiencias de viaje y contactar con otras viajeras de todo el mundo.

¡Únete!